Episodio 3 - Llamada tentativa

» Escena de apertura
*En una zona desértica*
- Veronica: Aún no llega. Aunque le dije que no me mintiera. ......
- ¿?: ¿Perdón? ¡Oyeee!
- Veronica: ¿Mmm?
- Mujer: ¿No sabes que es peligroso por aquí? ¡Hay soldados imperiales en los alrededores!
- Veronica: El dijo que vendría.
- Mujer: Oh, querida. ¿Te separaron de tu familia?
- Veronica: No es mi familia, no es de mi familia.
- Mujer: Bueno, quien sea, parece importante para ti, que es lo que importa. También estoy esperando por alguien desde hace tiempo, así que tal vez debieras venir conmigo. Hay un pueblo no muy lejos de aquí. Si quieres esperar, puedes estar un tanto más segura. Hay un poderoso espadachín que de seguro te mantendrá a salvo.
- Veronica: Pero yo...
- Mujer: No quiero escuchar otra palabra, ¡ven conmigo!

*En un pueblo*
- Marth: ¡¿Princesa Veronica?!
- Veronica: ¿Me conoces? No es justo. No te recuerdo.
- Marth: Me lamento que no entiendo.
- Veronica: Tengo amnesia.
- Marth: Pues, eso ES un problema.
- Veronica: ¿Quién eres tú?
- Marth: Soy Marth, príncipe de Altea, aunque eso dice poco para ti ahora mismo.
- Mujer: ¿Es esta chica una conocida tuya, señor caballero?
- Marth: Sin dudas, llegamos aquí juntos.
- Mujer: Que suertuda eres, señorita; este amable espadachín juró proteger nuestro pueblo de ese temible Imperio, ¡Y hará lo mismo por ti!
- Veronica: ¿Eres así de bueno? Como él...
- Marth: No estaré quieto mientras no se castigue la injusticia. Pero debo preguntar, ¿A quién te refieres con "él"?
- Veronica: Alfonse era así.
- Marth: ¿Alfonse? ¿El Príncipe Alfonse?
- Veronica: Dijo que vendría después de mi.
- Marth: Entonces estoy seguro que lo hará; el Príncipe Alfonse no es un hombre que tome sus promesas a la ligera. También me gustaría verlo, y creo que esperar aquí será más efectivo que andar en campo abierto, buscando. Espero que estés conmigo.
- Veronica: Muy bien.

- Residente: ¡EL EJÉRCITO IMPERIAL! ¡EL EJÉRCITO IMPERIAL ESTÁ AQUÍ!
- Marth: Si ellos quieren gobernar a la fuerza, debo interponerme ante ellos.
- ¿?: ...Oh, vaya. No estoy para hacer eso.
- Loki: NO me atrevería a desafiar al gran Rey héroe. Estoy aquí solo para tomar a mi distinguida invitada.
- Marth: ¡Loki!
- Loki: ¡Jijiji! A pasado un rato, Marth. Me encantaría mucho invitarte a la fiesta, pero me temo que debo escoltar a alguien más.
- Marth: ¿Hablas de la Princesa Veronica, entonces?
- Loki: Oooh, ¡eres un chico listo! ...ven conmigo, Veronica.
- Veronica: No. No me agradas.
- Loki: ¡Me lastimas! Y después de TODAS las aventuras que hemos vivido juntas. Y eso que conozco los sentimientos en tu corazón más que tu misma. Estás preocupada ¿no? Tus recuerdos perdidos, perdida en una tierra extraña, y separada de la persona en quien confiabas...
- Veronica: ......
- Loki: Puedo quitarte esa preocupación. Puedo restaurar tus recuerdos.
- Marth: ¡No debes creer en sus palabras empalagosas!
- Loki: Vaya, vaya, Rey héroe. Solo digo la verdad, PUEDO restaurar los recuerdos de la princesa. Y si recuperaras tu fuerza junto a tus recuerdos, ¡salvar al Príncipe Alfonse será fácil!
- Veronica: ¿Salvarlo de qué?
- Loki: Oooh, me temo que se sacrificó para salvarte y el pobrecito terminó encerrado en una fría y húmeda prisión.
- Veronica: Bien. Entiendo.
- Marth: ¡No, Princesa! ¡No debes!
- Loki: ¡No interfieras, Rey héroe! Si la dejas venir, retiraré a mis soldados de este pueblo. ...Pero si no lo haces, haré que lo dejen en ruinas.
- Marth: ¡Nunca dejaría que hicieras algo así!
- Loki: Uhhh.... ¡estas complicándome las cosas! Bien, bien, supongo que debo empezar matando a... Mmm... ¡ella!
- Mujer: ¡Aaay!
- Veronica: ¿Ves? Debo ir.
- Marth: Pero Princesa Veronica-
- Veronica: Gracias por protegerme. Pero quiero mis recuerdos. Así que aléjate. Nos vamos.
- Loki: ¿Ves? No debe ser tan complicado. ¡Me alegro que alguien me entendiera!
- Veronica: Hablas mucho.
- Mujer: ¿Está seguro, señor caballero?
- Marth: Princesa...

- Euden: ¿Hola? ¿Hay alguien aquí? Escuchamos que el ejército imperial invadió este pueblo.
- Cleo: No parece que lo atacaran.
- Fjorm: ¡Miren! ¡Es el príncipe Marth!
- Marth: ¡¿Princesa Fjorm?! ¡¿Príncipe Alfonse?!
- Alfonse: Me alegro que lo encontráramos, Príncipe Marth.
- Marth: Y yo a ustedes. Pero ahora me siento peor que haya dejado ir a la Princesa Veronica.
- Alfonse: ¿Eh? ¿Ella? No me digas que...
- Marth: Déjenme contarles...

- Alfonse: ¡Aagh! ¡No puedo creer que Loki nos superara!
- Marth: Lo siento. Debí haberme esforzado más en detenerles.
- Euden: Tu juicio salvó a la gente de este pueblo. Tienes mis agradecimientos.
- Marth: De cualquier modo, no debemos dejar a Loki y Veronica así como están.
- Marth: Tengo la responsabilidad de lo que ha sucedido. Si quieres buscar a Veronica, permíteme ayudarles.
- Euden: Estaremos felices de ayudar.

Ver los otros diálogos en Dragalia Lost

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes