Creando Lazos (Apertura) - Duelo pasional

- Aversa: ¡Empieza un nuevo día! Y una nueva oportunidad de conocer mejor a Avatar... Mucho mejor.
- Loki: ¿Dónde andas, Avatar? No te encuentro por ninguna parte. Ya deberías saber que esconderte de mí no te va a servir de nada, cielo. ¡Qué mal te portas!
- Kliff: ¿Sois... hermanas? ¿O primas?
- Aversa: Creo que necesitas gafas, jovencito. No nos parecemos en nada.
- Kliff: No es por el aspecto... No sabría explicarlo, pero es inquietante...
- Loki: Ya, pues mira, hay una diferencia muy importante entre nosotras: solo una le gusta a Avatar.
- Aversa: Claro, y supongo que piensas que eres tú. Vaya creída.
- Loki: Para que te enteres, Avatar y yo nos compenetramos a la perfección. Yo tengo mucho más encanto que tú, querida, y también soy más fuerte. Hacemos la pareja perfecta.
- Aversa: ¿Que eres más fuerte que yo? ¡Eso está por ver!
- Loki: ¿Quieres luchar contra mí? Qué mona. Entonces tendré que matarte. Lo siento, pero haré lo que haga falta por Avatar.
- Owain: ¡Calma, señoritas! Somos todos aliados, héroes atados por el caprichoso hilo del destino. No podéis pelearos ¡y mucho menos mataros!
- Loki: Claro, lo que tú digas...
- Aversa: Así que a ti también te han invocado, Owain... Y ya estás lloriqueando, como siempre.
- Owain: ¿Cómo dices? ¡El elegido no llora jamás! Nos une una bandera, somos aliados ¡y no podemos luchar entre nosotros! Tengo una idea... Si queréis luchar, hacedlo contra el enemigo. Demostrad de lo que sois capaces en el campo de batalla y seguro que os ganaréis a Avatar.
- Loki: No es mala idea, querido. Demostrar de lo que soy capaz... ¡Suena divertido!
- Aversa: ¡Acepto el reto!
- Owain: ¡Que así sea! Yo, Owain el Destructor, junto con Kliff, Aldeano ilustre, juzgaré vuestros empeños.
- Kliff: ¡A mí no metas en esto! ¿Y de dónde has sacado eso de «Aldeano ilustre»?
- Owain: Tan solo un aldeano de suma importancia, atrapado en las redes del destino, podría ser digno de tal título. Tus prodigiosas palabras han provocado este duelo de voluntades. Por eso debes presenciarlo hasta el final.
- Kliff: ¿Qué me estás contando?...

Creando Lazos (Apoyos) - Duelo pasional

» Espíritu inquieto Kliff
[Apoyo C]
- Kliff: Ah, Avatar… ¿Qué te trae por aquí?
¿Estás patrullando? Te tomas tus responsabilidades muy en serio, ¿eh?
¿Que qué estoy haciendo? Observar a la gente. Cuando estoy ocioso, a eso es lo que me dedico.
Hagamos un repaso a todos estos héroes. Vienen de mundos y culturas distintos. Es algo llamativo, ¿verdad?
Algunos son personajes de leyenda, otros pertenecen a la realeza… ¿Y yo, cómo encajo aquí?
En ningún otro lugar verás reunido a un grupo como este. Si lo contara en mi mundo, no me creerían.
Y pensar que todos ellos están aquí gracias a ti… Es asombroso.
Ya sé que no te gusta presumir de ello, pero todos son conscientes de lo que eres capaz.
Lo que no entiendo es por qué me has invocado a mí aquí, con todos esos héroes que ya te acompañan…
En fin, no te tomes mis palabras muy en serio, solo estoy pensando en voz alta. No tienes por qué preocuparte.

[Apoyo B]
- Kliff: Me crié en Villamardán, un lugar perdido de la mano de los dioses. Soy un chaval de pueblo, vamos.
Básicamente, me uní a los Libertadores para salir de allí.
Y fue gracias a esa decisión que acabé codeándome con la realeza.
El destino no me ha deparado nada. No blando un arma legendaria ni he de cumplir una hazaña determinada.
Sin duda, la sangre de los héroes de antaño no corre por mis venas.
No soy más que un chico normal y corriente, así que no alcanzo a entender qué hago aquí.
Ya sé que me has dicho que no me caliente la cabeza con esto, pero… es más fácil decirlo que hacerlo.
Sobre todo para ti, que eres una estrella por estos lares.
Pero los que somos gente normal jamás imaginamos que nos veríamos en una como esta-
No tengo nada contra ti, pero la situación es un tanto… desalentadora, ¿no te das cuenta?

[Apoyo A]
- Kliff: Creo que ya he descubierto lo que me afligía.
Aquí, los héroes me tratan como a su igual. En el campo de batalla da lo mismo si somos nobles o plebeyos.
Claramente, hay excepciones pero…
En general, nadie me trata distinto.
Si aquí la clase social no supone un problema, entonces… la diferencia de habilidades, sí.
Quizás creas que soy tonto por dejar que algo así me aflija, pero salvar otro mundo es una tarea titánica.
¿Cómo es posible que semejante responsabilidad caiga en manos de alguien como yo?
Tú no tienes capacidad de elección respecto a los héroes que invocas.
Lo que para ti es una oportunidad, para mí es una casualidad.
Pero, si realmente tengo ante mí una oportunidad, desaprovecharla sí que sería de tontos, ¿no te parece?
Así que más me vale sacar en claro lo que debo hacer.
Ya va siendo hora de que asuma lo que implica que me hayas invocado aquí, Avatar.

[Apoyo S]
- Kliff: Ah, hola.
Estoy bien, creo. Gracias por preguntar.
¿Crees que estoy más que bien? Bueno, ahora que lo mencionas, quizás tengas razón.
Supongo que sigues dándole vueltas a lo que te dije sobre que debía sacar en claro cuál es mi papel aquí.
Como sería una pena desaprovechar esta experiencia, he estado pensando en cómo sacarle partido.
Ya te dije que no tengo nada de especial, pero soy observador…
Lo aprovecharé para estudiar a los héroes y aprender de ellos cada día.
Con todo lo que saben hacer, ¡seguro que me llevo unas cuantas lecciones!
Se me da bien estudiar y me veo capaz de lograr entender el mundo.
Puede que sea un chico corriente, pero tengo un futuro ante mí y potencial para desarrollarme.
¡Hasta yo puedo llegar a merecerme el apelativo de héroe!
Por eso habré llamado tu atención…
¡Vaya! Te estaba tomando el pelo, pero veo que no has tardado ni un segundo en darme la razón.
Ver que estás de acuerdo conmigo... , bueno, me da un poco de esperanza. Pero un poquito solo, no te creas.
Puede que no sea un noble ni tampoco una leyenda, pero, ¡el futuro tiene preparadas grandes cosas para mí!
¡Este chaval de pueblo tiene la posibilidad de convertirse en el chico más fuerte del mundo!

» El Elegido Owain
[Apoyo C]
- Owain: ¡Esto es una emergencia! ¡Debemos dar la voz de alarma! ¡Hagamos señales de humo!
¡A mí, Avatar!
Estaba paseando cuando reparé en un héroe… ¡idéntico a mí! ¿Qué pérfido ser está detrás de esto?
¿Cómo? ¿Que se llama Odín?... Pero si somos como dos gotas de agua, ¿cómo es posible?
¿Y no será que…? ¡¿Acaso habré hallado una versión oscura de mí mismo?!
¡No me pidas que me calme! Debo… Eh…, yo… ¿Qué? Oh, ¿de veras?
Conque tu arma divina nos ha invocado a ambos, ¿eh? Entiendo.
Y dime, ¿acaso un arma tan poderosa como Breidablik cuenta con un segundo nombre?
Es justo que a un arma de tamaña fama se le otorguen dos nombres que reflejen su poder, ¿no crees?
¡Deja esta tarea calificadora en manos del gran Owain el Destructor! Y controla tu entusiasmo, por favor.
Insisto en honrar tu arma divina de este modo. Al fin y al cabo, hallar nombres es mi especialidad.
Encontraré para Breidablik el mejor nombre real que ningún arma haya recibido jamás.
Prepárate para ser testigo de mi técnica especial para poner nombres.
¡Nomenclátor del léxico ígneo!

[Apoyo B]
- Owain: ¡Escucha, Avatar!
Te traigo un segundo nombre para tu legendaria Breidablik.
La sola mención de un apelativo de tal grandeza casi me provoca un desmayo ¡y eso que soy su creador!
Tomemos precauciones para evitar que te suceda lo mismo. ¡Toma asiento, te lo ruego!
Y ahora…, te presento el arma suprema por excelencia, Breidablik, ¡la Dominadora Celestial!
Eh, ¿qué ocurre? ¿Y esa cara? Ejem, solo estaba abonando el terreno para presentar el nombre de verdad: Aniquiladora de Males, Heraldo Divino, Quebranto de Paz, Ama y Señora de la Oscuridad.
… Sí, ese es su nombre completo.
¿Verdad que cala en lo más profundo de tu ser? ¡Misión cumplida entonces! No hace falta que me des las gracias.
Si me lo permites, te sugeriría que dieras nombre también a sus técnicas especiales.
Puede que halles inspiración en los nombres de algunas de las mías. ¡Allá voy!
¡Alba… Resplandeciente!
¡Vamos! Y ahora, el filo vengador… ¡Piedras Sagradas!
¡Uf! Mi alma brilla con luz propia tras apelar a estos poderosos ataques. ¡Eh, Avatar!
Pero ¿adónde vas? Aún no había terminado...

[Apoyo A]
- Owain: ¿Por qué esta fascinación mí con la nomenclatura, preguntas? Deja que te hable de este arte sagrado.
La espada que blando… Su filo no es mejor que el de cualquier otra espada que te puedas encontrar por ahí.
Sin embargo, al darle un nombre, la convierto en un arma única, sin igual. ¡Hago de ella una espada elegida!
En definitiva, luchar con un arma con nombre propio acrecenta el valor y el arrojo.
Breidablik te fue conferida para que invocaras a héroes dotados de habilidades excepcionales.
Por ello, ¿no crees que tu arma merece recibir tantos nombres únicos como seas capaz de darle?
Quiero que entiendas las ventajas que comporta un arma con diferentes apelativos.
Sin embargo, supongo que cada cual es diferente… y que no hay dos destinos iguales.
Transformar el sino de una persona en algo distinto está fuera de mi alcance, me temo.
Si crees que tu arma no necesita más nombres… debo respetar tu decisión.

[Apoyo S]
- Owain: ¡¿Qué?! ¿Es posible que semejante leyenda exista?... Debo pedirte humildemente que me perdones.
Si hubiera sabido que Breidablik ya tenía un segundo nombre oculto, no habría sido tan presuntuoso…
¡¿Cómo?! ¿Dices que mencionar ese apelativo prohibido distorsionaría la dimensión espacio-temporal?
Por eso no podías aceptar mis extraordinarias sugerencias nomencladoras, ¿verdad?
Saber esto me ha quitado un gran peso de encima.
¡Debería haberme esperado algo así de mi maestro, el gran invocador!
¡Doy gracias a los cielos por haber permitido este afortunado encuentro nuestro!
¡Oye, Avatar! ¡Saca tu lado más aguerrido y posa conmigo!
Yo, Owain el Destructor, juro poner mi fuerza a tu servicio y permanecer a tu lado mientras forjas tu leyenda.
- Anna: ¿Pero qué…?
- Alfonse: Eh… Yo solo… Desconocía que Breidablik contara con una leyenda de… tal seriedad…
- Anna: Esto, yo… Sí, seguro que no es más que...

» Fémina oscura Aversa
[Apoyo C]
- Aversa: Hay algo en ti que me desconcierta, Avatar.
Tienes un rostro amable, tanto, que si no te hubiera visto luchar, dudo que hubiera podido concebirlo.
Pero te he visto dar órdenes con esa mirada de acero tuya clavada en el campo de batalla…
Tu cara refleja a veces una sabiduría fruto de la ardua experiencia, pero otras, una inocencia infantil.
De todos modos, lo que más me importa es que has depositado tu fe en mí.
En este mundo, lucho codo con codo con héroes que no hace mucho eran mis acérrimos enemigos…
Y, aun así, confías en mí. ¿A que sí?
Desde que llegué, noto que mi fascinación por ti crece sin cesar.
¿De dónde salen esos sentimientos?
¿Son verdaderos? ¿Nacen de lo más profundo de mí? Quisiera saberlo...

[Apoyo B]
- Aversa: Te has dado cuenta de que estoy preocupada. Eres más perspicaz de lo que imaginaba.
Pero estoy bien, invocador. Centro todos mis esfuerzos en ayudarte, que es lo que debo hacer.
Y a ti no se te escapa ni el más mínimo cambio en mí…
¿Tanto temes mi inevitable traición que estudias cada centímetro de mi rostro constantemente?
Tranquilo, era solo una broma. Veo en tu mirada que eres una persona calmada y confiada.
Te agradezco que estés pendiente de mí. Si alguna preocupación me afligiera, la compartiría contigo.
En este mundo, tú eres en quien más confío.

[Apoyo A]
- Aversa: Me gustaría hablar contigo… si tienes tiempo.
Verás… Antes de llegar a este mundo, mis recuerdos estaban tergiversados.
Estaba sometida e hice cosas terribles. Pensaba que aquellos recuerdos eran ciertos.
Jamás esperé recordar quién era antes de que esto me sucediera…
Incluso ahora, me incomoda pensar que alguien implantó en mí aquellos recuerdos.
He caído rendida a tus encantos desde el momento en que me invocaste a tu lado.
Pero dudo de si esos sentimientos son reales o falsos, como mis recuerdos.
Lo que sin duda es real es tu bondad. ¡Si hasta parece que compartes mi sufrimiento!
Y, aun así…
Aun sabiendo que eres buena persona y que no me has dado motivos para dudar de tu sinceridad…
Soy incapaz de olvidar lo que me sucedió y siento que solo puedo fiarme de mi ansiedad.

[Apoyo S]
- Aversa: Si hice que te preocuparas por mí antes, estate tranquilo, porque ya estoy bien, Avatar.
He caído en la cuenta de algo importante: aunque me has invocado, jamás has tratado de controlarme.
Tu respeto es inquebrantable sea cual sea el lío en que nos metamos.
Y, cuando tengo un problema, siempre encuentras tiempo para levantarme el ánimo.
Tomo mis propias decisiones y soy la única dueña de mi corazón.
He resuelto poner mi fuerza a tu servicio porque eres quien eres.
Y esa decisión es mía y solo mía. Nadie me fuerza a tomarla.
Ahora tengo claro que deseo caminar junto a ti y prestarte mi ayuda.
Allá donde vayas, siempre estaré a tu lado porque así lo elijo.

» La embaucadora Loki
[Apoyo C]
- Loki: Si lo pienso de nuevo ahora, no puedo evitar reírme…
La cara que puso Alfonse cuando me invocaste… ¡me hizo una gracia!
De hecho, todos pusieron un gesto…, no sé, como compungido.
Sin embargo, tú y tu grupo de héroes me habéis aceptado entre vuestras filas.
Habéis dejado que luche a vuestro lado.
Has reunido un grupo de lo más fascinante, Avatar.
Estoy acostumbrada a que se me juzgue por mi aspecto, pero soy más responsable de lo que parezco.
Ahora estoy en deuda contigo; debo hacerme merecedora de la confianza que has depositado en mí.
Pero bueno, como me lo estoy pasando genial, tampoco me supone un esfuerzo.
¡Este mundo vuestro es maravilloso! Gracias por haberme invocado, je, je.

[Apoyo B]
- Loki: Cuéntame, ¿a qué viene esa cara?
Ah. Te estás preguntando por qué estoy así de desasosegada…
La situación en Askr— bueno, más bien en todos los reinos—, me tiene verdaderamente en ascuas.
Los héroes más fuertes están congregados aquí y, aun así, la lucha se expande.
¡Es la guerra! ¡Es caos impera!
Si perdieras la concentración por un solo instante, se desataría una ola de destrucción sobre nosotros.
El futuro es completamente impredecible; ¿no te parece algo maravilloso? ¡Je, je!
¡Anda, cielo, no te preocupes!
Tú y yo buscamos lo mismo.
Tú deseas que la lucha termine y yo quiero ayudarte a conseguirlo.
Estoy plenamente entregada a tu causa, en cuerpo y alma… ¡No lo olvides, ji, ji!

[Apoyo A]
- Loki: Si te pudiera pedir una cosa, cielo…
Me encantaría encontrar a la Loki de este mundo… y enfrentarme a ella.
Siempre he querido saber cómo sería luchar contra mí misma, ¡je, je!
Al entrenar sola, una siempre lucha contra sí, claro está.
Pero digamos que una batalla así dista mucho de ser a vida o muerte.
Sin embargo, aquí podría disfrutar de una auténtica lucha contra mí misma.
Combatir en igualdad de condiciones hasta que muera una de mis dos yos. ¿No te parece emocionante?
Ganaría yo, por supuesto, porque tú estás de mi parte, Avatar.
Deseas que este reino logre la paz, pero eso no sucederá hasta que no acabemos con la otra Loki.
¿Y quién mejor que yo para hacerlo? Te ayudaré a cumplir tu deseo.

[Apoyo S]
- Loki: Esto…, esto es lo que he estado buscando.
La lucha no cesa y es imposible determinar quién ganará y quién perderá.
¡Y yo tengo la suerte de recibir órdenes de Avatar!
Te estoy tan agradecida por haberme invocado, cielo…
Mi periplo ha sido muy largo y creo que estaba predestinada a conocerte a su término.
Mi cuerpo y mi corazón son tuyos, y tus deseos son órdenes para mí.
¿Cómo será el próximo mundo que me muestres?
¡Qué impaciencia, je, je!

Creando Lazos (Historia) - Duelo pasional

[Apoyo C]
- Aversa: ¡Pero mirad en qué caos están sumidos! Si parece que están pidiendo que los aniquile…
- Loki: No es posible que solo sean esos… ¿Y el resto? Quiero saborear cada instante al destruirlos uno a uno.
- Anna: ¡Vaya par! Tal parece que estuvieran compitiendo.
- Alfonse: Lo están. De hecho, compiten por ver cuál de las dos lo hace mejor en el campo de batalla.
- Sharena: ¡Están luchando por ganarse el favor de Avatar!
- Anna: ¡¿Que qué?! ¿Y desde cuándo? No, mejor no me lo digas. Piensa que se trata de dos poderosas heroínas entregadas a darlo todo en combate. Eso no es malo. Es verdad. Veamos cómo se desarrollan los acontecimientos. Pero a Avatar, ni palabra.
- Alfonse: No me gusta cómo se mueve el enemigo. Debemos ser precavidos por si usa alguna artimaña.
- Anna: ¡Hay que avanzar con cuidado y no bajar la guardia en ningún momento!
*Fundido a negro*

- Kliff: Owain, ¿en qué nos has metido? Ya que no se llevan bien, dejemos que luchen.
- Owain: El poder de ambas es como el de un volcán en erupción que escupe lava sobre nuestros enemigos. Este tira y afloja que se traen les ha despertado una sed insaciable de triunfo. Que se prepare el enemigo… Esta retorcida táctica solo podría haber nacido de la mente oscura de… ¡Owain el Destructor!
- Kliff: Pero con esto de usar a Avatar de cebo… Podría salirnos el tiro por la culata.
- Owain: ¡Toda lucha implica sacrificios! Como buen guerrero, estoy seguro de que Avatar lo asume.
- Kliff: Puede que tú lo tengas claro, pero yo tengo serias dudas.

[Apoyo B]
- Loki: Bueno, bueno… Ya no queda ni uno, ¿a que no?
- Aversa: Y ahora, el veredicto: ¿quién de las dos ha sido la mejor?
- Owain: Las estrellas están desalineadas. Una miasma cósmica me atenaza la mente… ¡No puedo elegir ganadora! Aldeano ilustre, determinar quién se alza con la victoria está en tus manos!
- Kliff: ¿Que decida yo, dices?
- Aversa: Venga, habla. El resultado debería estar claro.
- Loki: Dínoslo, cielo. Deja que tus labios dibujen el nombre de la ganadora. No te costará nada.
- Kliff: ¡Atrás, las dos!
- Sharena: ¡Necesito que me prestéis atención! ¡Ha ocurrido algo terrible!
- Loki: Pues algo terrible está a punto de ocurrir aquí también… O no, quién sabe, je, je!
- Sharena: ¡Tienen a Avatar!
- Aversa: ¡¿Qué has dicho?!
- Sharena: Habíamos notado que el enemigo se movía de forma inusual… ¡Era una treta para capturar al invocador! La comandante Anna y mi hermano le siguen la pista en estos momentos.
- Loki: ¡Cielos, eso es terrible! Debemos ir tras ellos de inmediato.
- Aversa: Evaluemos primero la situación. Actuar de forma irreflexiva podría traer pésimas consecuencias. ¿Tenemos un mapa de la zona?
- Sharena: ¡S-sí! ¡Aquí está!
- Aversa: Miradlo bien. En un terreno así, un grupo pequeño podría ir tras ellos sin problema.
- Loki: Parece que tienes un plan, cielo, ¿quieres que te acompañe?
- Aversa: Sí. Owain y Kliff, vosotros también venís.
- Owain: ¡Sí! Owain el Destructor siempre está listo para poner su poder a tu disposición.
- Kliff: Nunca he querido verme en un brete como este, pero ¿qué le voy a hacer?

[Apoyo A]
- Loki: ¡Allí! En ese convoy. ¡Los tenemos! Todo marcha según lo planeado…
- Aversa: Movamos ficha. Tendrás tiempo para hacer gala de tu poder cuando los capturemos.
- Loki: ¡Espera y verás! Solo necesito un momento para concentrarme e imaginar a Avatar…
*Flash de transformación*

- Aversa: Está claro que es útil tenerte cerca. No veo ningún fallo. Aprovecharé la oportunidad… ¡ahora!
*Fundido a negro*

- Kliff: ¡Hala! Conque esa es la habilidad de Loki… ¡Es igualita a Avatar!
- Owain: Con Loki haciéndose pasar por el invocador, el enemigo ha caído presa de la confusión.
- Kliff: Quizás crean que han capturado a un impostor. Me pregunto si…
- Owain: ¡El enemigo se ha detenido! ¡Bien! Las cosas marchan como queríamos. ¡Aprovechemos para atacar ahora!
*Fundido a negro*

- Anna: Por un momento me preocupé, la verdad, pero parece que está todo bajo control.
- Owain: ¡El rescate ha sido un éxito, hemos aniquilado el enemigo y la paz impera de nuevo!
- Kliff: Ver a las dos heroínas unir fuerzas por un bien común ha sido alucinante. ¿Por qué no se esfuerzan por cooperar más? Es la mejor forma de ayudar a Avatar.
- Owain: ¡Así no hay quien elija ganadora! Al unir vuestros talentos, hermanas oscuras, habéis respondido a la llamada del invocador.
- Loki: No sé si me entero bien de lo que dices, pero vale. Aversa, debo decir que… me has impresionado. ¡Eres una mujer de gran poder!
- Aversa: Gracias. Lo mismo digo de ti. No llegas al nivel de Grima, pero eres poderosa, no me queda más remedio que admitirlo.
- Loki: Y dicho esto, ¿no crees que deberíamos centrarnos en ser las favoritas de Avatar?
- Alfonse: De una u otra forma, todo gira en torno a Avatar.
- Sharena: ¡Un momento! Si ellas son sus dos favoritas, ¿en qué lugar quedo yo? ¿En tercer puesto?
- Anna: Sharena, ¿acaso no te das cuenta de que estamos ante una situación delicada? ¡Nuestra misión continúa! Si quieres llamar la atención de Avatar, ¡hazlo en el campo de batalla!

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes