Desvío 1 - Lazos familiares

Parte 1 - Mercenario vengativo

>>Apertura
- Anna: Acaban de informarme de que se ha avistado al enemigo invadiendo otro mundo. Debemos dirigirnos allí. Pero ya os anticipo que quizá nos encontremos con... cierta situación un tanto particular. No tengo tiempo para explicaciones, así que por ahora lo dejaremos ahí. ¡Adelante!

>>Inicio de la batalla
- Ephraim: Os saludo, príncipe Alfonse y princesa Sharena. Supongo que habréis venido a desafiarnos a mi hermana, Eirika, y a mí, ¿o me equivoco? He de advertiros de que los lazos que nos unen están forjados con el más sólido acero.
- Eirika: No es necesario adornarlo tanto, Ephraim. Os ruego que perdonéis a mi hermano. Soy Eirika, princesa de Renais. No deseamos luchar con vosotros, pero aquí estáis, de modo que...

>>Fin de la batalla
- Ephraim: Caray, reconozco que no esperaba batirme con un rival tan magnífico. Eirika y yo aceptamos la derrota. Pero la guerra aún no está perdida: nuestros lazos son tan fuertes que perder una batalla no significa nada. La próxima vez que os encontremos en el campo de batalla, nos alzaremos con la victoria.

Parte 2 - Diablo del acero

>>Inicio de la batalla
- Seliph: ¡Julia! ¿Te encuentras bien? No deberías esforzarte tanto.
- Julia: No te preocupes, mi señor... Quiero decir... hermano. Estoy perfectamente. Un tanto desorientada, eso sí. ¿Sabes qué lugar es este?
- Seliph: Lo desconozco, pero parece tratarse de un reino muy distinto a Grannvale. Por desgracia, nuestro contrato nos obliga a combatir si queremos volver a nuestro hogar. No te preocupes, Julia: nos libraremos de este contrato de alguna manera, te lo prometo. Será solo una batalla, así que... ¡procuremos estar a la altura de las circunstancias!
- Julia: De acuerdo, hermano... Lo haré lo mejor que pueda.

>>Fin de la batalla
- Julia: ¡Ah, qué luz tan cálida!... y sin embargo siento que seguimos atrapados en este mundo. Confío en que la próxima vez la fuerza prevalezca... y podamos regresar a casa por fin. Estoy convencida de que es lo que nos depara el futuro.

Parte 3 - La muerte y la niña

>>Inicio de la batalla
- Ephraim: Volvemos a encontrarnos... Veo que vuestro vínculo fraternal es tan poderoso como imaginaba. Pero, para vuestra desgracia, no tanto como el que nos une a Eirika y a mí. Tal es nuestra simbiosis que muchos envidiosos se dedican a escupir sucias mentiras a nuestras espaldas.
- Eirika: ¡Basta, Ephraim! Guarda tus fuerzas para la batalla. Una vez más, os pido disculpas. Me pregunto si seréis capaces de anular el contrato que nos subyuga... ¡Es hora de averiguarlo!

>>Fin de la batalla
- Ephraim: No... No puedo creerlo, Eirika. ¿De veras nos han derrotado? Es obvio que el orgullo me ha jugado una mala pasada. Confío tanto en mi manejo de la lanza que...
- Eirika: No, hermano: quizá en ocasiones peques de soberbia, pero esta vez la culpa es solo mía. Si tuviera un ápice de tu fuerza, no te verías obligado a suplir mis carencias en batalla. Lo siento.
- Ephraim: Que vele por tu seguridad es natural, Eirika. Al fin y al cabo, ¡soy tu hermano mayor! Llevo haciéndolo desde antes de que naciéramos...
- Seliph: Esto... Si me permitís interrumpir, querría agradeceros, viajeros, que nos hayáis liberado del contrato.
- Julia: Sí, por fin podremos regresar a nuestro mundo. Ojalá podamos devolveros el favor algún día.
- Ephraim: Cierto. Aunque a mí me gustaría volver a poner a prueba mi lanza contra vuestros héroes, eso sí. Tanto Eirika como yo redoblaremos nuestro entrenamiento nada más lleguemos de nuevo a casa.
- Eirika: Prefiero pensar que se convertirán en nuestros aliados, más que en alguien con quien medirnos, Ephraim. Os deseo mucha suerte y que, si volvemos a encontrarnos, sea en circunstancias más amables. ¡Adiós!

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes