Desvío 10 - Mundo sagrado

Parte 1 - Una lección de realeza

>>Inicio de la batalla
- Veronica: Quiero que des lo mejor de ti, Amelia. Ocúpate de ellos y te libraré de tu contrato.
- Amelia: Muy bien, ¡demostraré de qué soy capaz!
- Veronica: Tú también, Seth. Debes hacer lo que te ordeno, así que adelante.
- Seth: Princesa Veronica, solo tengo una pregunta: ¿por qué te empeñas en comportarte como una niña?
- Veronica: Porque una voz me lo dice. Y me dice que me lo voy a pasar muy bien. ¿Por qué preguntas? Supongo que ahora me dirás que pelearse está mal, ¿verdad?
- Seth: No. A veces es necesario luchar por el bien de un reino y de su gente. Pero dudo mucho que tú lo hagas pensando en tus súbditos.
- Veronica: Los súbditos...
- Seth: Sí, todo es por su bien. Los buenos gobernantes no pueden dejarse llevar por sus deseos egoístas. La carga de proteger a la gente es abrumadora, por eso se necesita a alguien de carácter extraordinario. Yo sirvo al príncipe Ephraim y a la princesa Eirika. Ellos sí están hechos para gobernar. Pero tú...
- Veronica: Ah, me aburres. Vete. Ahora.

>>Fin de la batalla
- Xander: Nuestro trabajo ha terminado, general. La princesa Veronica ha ordenado que nos retiremos.
- Seth: Entendido. No tengo forma de oponerme a este contrato, así que debo obedecer a quienquiera que lo concibiese.
- Xander: ¿«Quienquiera que lo concibiese»? Me da la impresión de que admites la autoridad de la princesa Veronica, ¿no es así, general?
- Seth: Ah, ¿sí?
- Xander: Has criticado sus acciones con dureza. ¿Qué motivación tendrías? Yo te lo diré: solo un súbdito fiel que desea ver a su soberano actuar de forma justa haría algo así. Dar lecciones a un tonto es tan absurdo como hablar con una piedra. Es una pérdida de tiempo. Si no aceptases el derecho de la princesa Veronica a gobernar, no te molestarías en reprenderla.
- Seth: ... Repito: nos han ordenado que nos retiremos.

Parte 2 - Los herederos de Frelia

>>Inicio de la batalla
- Tana: ¡James, espera!
- Innes: Tana... ¿Qué te he dicho?
- Tana: Solo quiero ayudar. ¡Sé que puedo hacerlo!
- Innes: ¿Ayudar? Solo me estorbarías.
- Tana: No tienes por qué ser así de grosero. ¡Siempre me tratas como a una cría!
- Innes: No puedo perder tiempo discutiendo contigo. Mantente en la retaguardia durante el ataque... Y no me molestes.
- Tana: James, espera... Ephraim y Eirika se llevan bien... ¿Por qué nosotros no podemos?

>>Fin de la batalla
- Innes: Todo ha acabado, Tana. Tenemos que retirarnos.
- Tana: Todavía puedo luchar, James. ¡Quiero ayudar!
- Innes: Tana..., escúchame, porque solo lo diré una vez: admito que tienes mucho talento. Pero eres mi hermana, alguien muy importante para mí. No quiero arriesgarme a perderte. No puedo.
- Tana: James...
- Innes: Así que, por favor, deja de pedirme lo imposible. Venga, tenemos que marcharnos.
- Tana: Sí, James.

Parte 3 - El Caballero Argénteo

>>Inicio de la batalla
- Veronica: Pues aquí estamos, Seth. Nuestra última batalla juntos. Gana y te libraré de tu contrato. Claro que su poder se desvanecerá aunque no lo hagas, así que serás libre de todas formas. Y cuando eso suceda, podrás volver a los brazos de los adorables Ephraim y Eirika. ¡Qué maravilla!
- Seth: Eso es lo que deseo, sí. Sin embargo, princesa Veronica... Si me permites una última cosa... Es cierto que no soy caballero de tu reino. Pero espero de corazón que algún día llegues a ser una buena líder. Por tus súbditos..., pero también por tu propio bien.

>>Fin de la batalla
- Innes: Una auténtica demostración de fuerza. Ahora entiendo lo que eso significa. No era así como esperaba que acabase todo, con forasteros devolviéndonos la libertad... Pero os doy las gracias. La próxima vez que nos encontremos, pondré mis habilidades a vuestro servicio.

>>Cierre
- Loki (Disfrazada de Anna): Bienvenida a casa, querida. Espero que todo haya salido bien.
- Veronica: ¿Es esto lo que querías?
- Loki (Disfrazada de Anna): Oh, claro que sí. Sí, querida, gracias. Es justo lo que quería: Naglfar. Con este grimorio, la nave de mi rey se moverá, y solo quedará construir un puente sobre el Mar del Sur. Querida..., ¡nuestra amistad es cada vez más fuerte!
- Veronica: ... Tu rey... ¿es un buen gobernante?
- Loki (Disfrazada de Anna): Ay, no... ¿Te han afectado las palabras del general?
- Veronica: No... Olvídalo, no tiene importancia. Lo realmente importante es...
- Loki (Disfrazada de Anna): Sí, querida, claro. Mantendré mi parte del trato. Mi rey te prestará su poder. Realmente quieres ver Askr y a [ese invocador,esa invocadora] reducidos a cenizas, ¿eh?

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes