Desvío 36 - Vigor veraniego

Parte 1 - Atuendos tradicionales

>>Apertura
- Anna: ¿Lo tenéis todo a punto? ¡El verano no ha hecho más que comenzar!
- Sharena: ¡Comandante Anna! Me alegro de verte tan animada como siempre. ¡Me tenías preocupada!
- Anna: Bueno, es verano al fin y al cabo. ¡No podía quedarme descansando mientras todo el mundo se divierte! Además, tengo mucho que hacer. ¡Estoy decidida a vender todos estos bañadores de edición limitada!
- Sharena: V-vaya... ¡Qué buena idea! Esa es la comandante a la que echábamos tanto de menos.
- Alfonse: Mmm... Supongo que es mejor que vuelva a ser la de siempre a que se desmaye por un puñado de oro...

>>Inicio de la batalla
- Lyn Veraniega: ¿Cómo demonios se las ha apañado esa mercader para convencernos de comprar estos atuendos? ¡Nos ha embaucado de mala manera! Menudas ingenuas...
- Fiora Veraniega: No me quiero ni imaginar qué dirían mis subordinadas si me viesen ahora mismo. ¡Iría de boca en boca!
- Lyn Veraniega: Mencionó la existencia de unas tales "leyes del trópico". ¡Supongo que serán similares a las leyes de Sacae! Quizá vestir así sea lo apropiado en estos lares, al fin y al cabo... ¡Puede que al llevar estos atuendos estemos mostrando nuestros respetos a las tradiciones locales! Porque mencionó unas leyes, ¿verdad? ¿O me he inventado yo esa parte?...
- Ursula Veraniega: Puede que las haya mencionado, sí. A fin de cuentas, tan solo tenéis que mirar al resto de bañistas. Todos llevan atuendos similares...
- Lyn Veraniega: Cierto... Pero ¡¿habrán pagado tanto como nosotras?! Sigo creyendo que nos ha timado. ¡Mirad qué poca tela!
- Ursula Veraniega: Ahora no hay tiempo para lamentarse. Pronto dará comienzo una batalla y tenemos un contrato que cumplir.
- Lyn Veraniega: U-un segundo... ¡¿Que qué?! ¿Pretendes que luchemos con estas pintas? ¿Es que has perdido el juicio?
- Ursula Veraniega: Me limito a cumplir las órdenes que hemos recibido. Ni más ni menos. Si debo llevar este atavío para completar esta misión, pues que así sea.

>>Fin de la batalla
- Lyn Veraniega: Ufff... ¡No nos queda más remedio que retirarnos! ¡Tenemos que buscar refugio!
- Ursula Veraniega: Estoy de acuerdo. Nos superan en número, así que, por ahora, es nuestra mejor opción.

Parte 2 - Un amigo en común

>>Inicio de la batalla
- Wolt Veraniego: El mar está sereno y en calma. Al observarlo, hay algo que me transporta de vuelta a casa... ¡Ups! No puedo permitirme estas distracciones. ¡Debo prepararlo todo para la llegada de mi señor Roy!
- Lilina Veraniega: ¡Anda! Así que aquí estás, Wolt. Pensaba que te encontraría nadando y jugando con las olas. ¿Es que no te apetece darte un chapuzón?
- Wolt Veraniego: No, la verdad es que no... Pero, si te apetece bañarte, puedo hacer las veces de custodio. ¡Estaré ojo avizor! Será un placer mantenerte a salvo. A fin de cuentas, ¡mi señor Roy te tiene en muy alta estima!
- Lilina Veraniega: ¡Lo mismo podría decir yo de ti! Habéis sido como hermanos desde que solo erais unos niños... Es por eso que también daré lo mejor de mí para protegerte, tal y como haría por cualquiera de sus amigos.

>>Fin de la batalla
- Lilina Veraniega: No podremos aguantar así durante mucho más tiempo. Retirémonos ahora que todavía podemos.
- Wolt Veraniego: Por supuesto, señora Lilina. Deberíamos escapar por la ruta que hemos visto antes. ¡Vamos!

Parte 3 - Contienda de bañadores

>>Inicio de la batalla
- Ursula Veraniega: Vaya, parece que todo el mundo ha llegado ya... En ese caso, ¿nos ponemos manos a la obra?
- Lyn Veraniega: Pero ¿qué...? Estos atuendos no son los más apropiados para lo que nos traemos entre manos...
- Fiora Veraniega: Yo haré todo cuanto sea necesario en nombre de mi hogar. ¡Por Ilia!
- Wolt Veraniego: Yo también estoy dispuesto a todo, ¡y pienso demostrarlo!
- Lilina Veraniega: ¡Estupendo! En ese caso..., ¡allá vamos!

>>Fin de la batalla
- Alfonse: ¡Misión cumplida!
- Sharena: Así es. ¡Lo hemos conseguido! Aunque, si os soy sincera, hay algo que no acabo de entender del todo... Nos hemos esforzado al máximo para tener todos estos bañadores a punto. Aun así, ¡todos los héroes con quienes nos hemos encontrado ya llevaban uno!
- Alfonse: Tienes razón... Y, por si fuera poco, se parecían mucho a los que diseñó la comandante Anna... ¡Qué extraño!
- Anna: Grrrr... ¡Maldita seas, otra Anna! Por tu culpa, he mordido el polvo una vez más...
- Sharena: E-espera..., ¿todo ha sido obra de la Anna de otro mundo? ¿Se tratará de la misma de antes?
- Anna: Mmm... ¡Quién sabe! Al fin y al cabo, tengo muchísimas hermanas... Siempre puedo contar con ellas si necesito ayuda, ¡pero también son mis mayores competidoras! Y, esta vez, otra Anna ha tenido la misma idea que yo y se las ha apañado para llevarse todo el dinero. ¿Habrá sido la Anna mercader de otro mundo? ¿O quizá la ladrona? ¡Argh! Podría tratarse de cualquiera...
- Sharena: Supongo que el de los negocios puede ser un mundo despiadado, ¿verdad? De todos modos, me alegra que hayas vuelto a ser la de siempre, comandante Anna.
- Alfonse: ¡Yo también! Y eso no es moco de pavo, ni mucho menos. ¡Deberíamos celebrarlo!
- Anna: Más os vale ir con cuidado, hermanas. ¡El verano que viene os demostraré mis habilidades comerciales! Ya veréis, ya...

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes