Capítulo 09 - Invasión de héroes

Parte 1 - Lealtad y ambición

>>Apertura
- Anna: Escuchadme todos. Me acaban de llegar malas noticias. El Imperio de Embla está preparando otro ataque contra nuestro reino. Cuentan con la ayuda de más héroes. Algunos proceden del mundo del Misterio. Otros vienen del mundo Ardiente y del mundo del Sello.
- Alfonse: ¿Es eso cierto? ¿Misterio, Sello y Ardiente? Pero ¡si ya los habíamos liberado!...
- Sharena: ¡Esos condenados emblianos deben de haber vuelto para someter otra vez a sus héroes!
- Anna: Se dirigen a la capital. ¡Tenemos que pararles los pies antes de que tomen Askr!

>>Inicio de la batalla
- Michalis: Así que vosotros sois las sabandijas... Veronica ya me advirtió de que intentaríais detenerme. Bah, ¡qué decepción! Pensé que me mediría con enemigos dignos, no con una caterva de enclenques. Sabed que estáis frente a Michalis, rey de Medonia. Intentaré no bostezar mientras os machaco.

>>Fin de la batalla
- Michalis: ¿Me habéis derrotado? ¡Imposible! He de admitir que los héroes de vuestra mesnada han mostrado su valía en el campo de batalla. Adelante, podéis continuar vuestro camino. Pero la próxima vez que nos encontremos me desquitaré.

Parte 2 - Nobleza y vanidad

>>Sin diálogos

Parte 3 - El Cuervo Azul

>>Sin diálogos

Parte 4 - El enmascarado

>>Inicio de la batalla
- (?): Otra vez vosotros. ¡Volved sobre vuestros pasos ahora mismo!
- Alfonse: ¡Así que estás del lado del imperio! Dinos, ¿por qué te ocultas tras esa máscara?
- (?): No soy partidario de Embla ni de Askr. Os lo digo por última vez. Volved por donde habéis venido. ¡Obedeced!
- Alfonse: Jamás. O te apartas o no tendremos más remedio que atacar.

>>Fin de la batalla
- (?): Arg... No... no puedo seguir luchando. Pobres ilusos... ¿No os dais cuenta de que os han engañado? Veronica no pretende invadir vuestra capital con su ejército imperial... Se dirige a las ruinas donde hacéis las invocaciones para destruirlas.
- Alfonse: ¿Qué? ¿Por qué?
- (?): Quiere acabar con el poder de [vuestro invocador,vuestra invocadora]. ¿No veis lo que eso supondría? Creo que deberíais ir allí urgentemente.
- Alfonse: Un momento, ¿por qué nos revelas los planes de Embla?
- (?): Prefiero mantener mis motivos en secreto.
- Anna: ¡Espera! ¡No te vayas! Maldición, se ha esfumado. ¿Alfonse, qué piensas de todo esto?
- Alfonse: No sé... Lo que sí es seguro es que tenemos que ir a las ruinas.
- Sharena: ¿Y si es una trampa?
- Alfonse: Es raro, pero por algún motivo estoy seguro de que no nos ha mentido... Al menos en la parte en la que nos dijo que Veronica planea destruir las ruinas. ¡Tenemos que impedir que lo logre, Kiran!

Parte 5 - La princesa de la muerte

>>Inicio de la batalla
- Veronica: ¿Eh? ¿Cómo habéis sabido que estaríamos aquí? ¡Qué molestos! En fin, si habéis venido en busca de problemas, que así sea. ¡Cambio de planes! No tiene sentido arrasar estas ruinas cuando lo más sencillo es destruirte a ti, Kiran.

>>Fin de la batalla
- Veronica: ¡Arg! ¿Por qué pierdo siempre? ¡No es justo! Vuestro reino lo tiene todo. Todos esos héroes, [un invocador,una invocadora]... un país bello y próspero que vive en armonía... ¿Por qué me restregáis vuestra dicha por la cara? ¡¿Qué tengo yo?!

>>Cierre
- Anna: ¡Se baten en retirada! Aunque dudo que este sea nuestro último choque con Embla.
- Sharena: De verdad, no entiendo a Veronica. Su padre, el emperador, fue quien empezó a buscar héroes para enfrentarse a Askr. Tras su muerte, Embla declaró el fin de la guerra. Por fin tuvimos paz... ¡Hasta que ella lo fastidió todo!
- Alfonse: Su padre fue muy querido por su pueblo. Quiso hacer de Embla un imperio rico y poderoso a toda costa. Ese sueño era compartido por sus súbditos... Incluso algunos de ellos se quitaron la vida tras su muerte. Así de potente podía ser la locura que impulsaba los designios imperiales de Embla.
- Anna: La esperanza volvió cuando su esposa, la emperatriz, ascendió al trono. Ella no compartía las ansias de conquista de su difunto marido. Aunque Veronica no es realmente su hija, sino fruto de un matrimonio anterior del emperador. Un día comenzó a penetrar en otros mundos por su cuenta, igual que solía hacer su padre. Y también puso sus ojos en Askr...
- Alfonse: El pueblo de Embla y sus consejeros la veneran por ello y le prestan su apoyo incondicional. Ven en Veronica una heredera legítima que comparte la sangre del emperador y sus anhelos.
- Sharena: Sin embargo, a pesar de tener al pueblo de su lado, siempre parece tan... sola.
- Alfonse: Un momento. ¿Quieres decir que se dedica a reclutar héroes para invadir Askr porque se siente sola? Si eso es cierto, nos espera un futuro muy oscuro. Por favor, no nos abandones, Kiran. Me temo que la guerra con Embla no hará más que recrudecerse. Los Guardianes de Askr te necesitan.
- Anna: Es hora de volver al castillo. Esperad. Por ahí viene alguien.
- (?): Saludos.
- Alfonse: ¡Otra vez tú! Creo que te debemos estar agradecidos. Si no nos hubieses avisado, las ruinas habrían...
- (?): No he venido a escuchar alabanzas. Los héroes del mundo del Despertar dicen que buscáis a alguien.
- Alfonse: Cierto. Un amigo muy cercano llamado Zacharias.
- (?): No os molestéis en buscarlo. Nunca más lo volveréis a ver.
- Alfonse: ¿Qué? ¿Qué sabes de él? ¿Dónde lo has visto?
- (?): No tengo nada más que decir.
- Alfonse: ¡Espera! ¡No te vayas aún!
- Anna: ¡Detente, Alfonse! No lo sigas. No conocemos sus intenciones. ¡Esta vez sí podría ser una trampa!
- Alfonse: Pero... ¡comandante!
- Anna: Es una orden. Aún no sabemos si es un aliado o un enemigo. Estoy segura de que tarde o temprano volveremos a verlo.
- Alfonse: Pero parece que tiene información sobre Zacharias... De acuerdo. Acataré la orden. Solo espero que mi amigo esté bien dondequiera que se encuentre.

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes