Capítulo 10 - La muerte del rey

Parte 1 - Al castillo

>> Apertura
- Ylgr: Uno de los soldados dijo que el castillo está en las entrañas de ese volcán gigantesco. Ahí es donde me querían llevar antes de que me escapase.
- Anna: Perfecto. Eso quiere decir que este camino va directo a la puerta principal. Las fuerzas enemigas nos estarán esperando espada en mano...
- Ylgr: ¡Tengo una idea! Me encerraron en una torre muy alta, y desde allí veía un bosque junto a las montañas... Si nos escabullimos por el bosque, los soldados no nos verán, ¿no?
- Fjorm: ¡Qué lista eres, Ylgr! No sabes lo mucho que nos estás ayudando.
- Anna: ¡Pues venga! No perdamos más tiempo. Surtr nos está esperando. ¡Vamos a demostrarle nuestro valor!

>> Inicio de la batalla
- Anna: ¡A las armas! Tenemos que avanzar lo más rápido posible y llegar al castillo cuanto antes.

>> Fin de la batalla
- Alfonse: Nos hemos deshecho de este grupo de enemigos. Ahora debemos seguir avanzando ¡y encontrar a Surtr!

>> Cierre
- Surtr: Excelente. Ya falta poco... Venid a mí, estúpidos niños. Pronto veré la desesperación en sus caras, cuando se den cuenta de lo débiles que son en realidad. ¡Ja, ja, ja!

Parte 2 - Ilustrado fuera de lugar

>> Inicio de la batalla
- Canas: Ah, hola. Me llamo Canas. Espero que me perdones por esto...

Parte 3 - Familia de Colmillos

>> Inicio de la batalla
- Nino: ¡Lloyd, Linus! Prestad atención. ¡Estoy haciendo todo lo que puedo!

Parte 4 - Espadachina leal

>> Inicio de la batalla
- Karla: Me llamo Karla. No he venido aquí buscando pelea, pero tengo un contrato y no puedo negarme a luchar contra vosotros. Vamos allá.

Parte 5 -La muerte del rey

>> Inicio de la batalla
- Surtr: ¡Ja, ja, ja!
- Alfonse: ¡Venimos a por ti, Surtr!
- Surtr: ¡Bienvenidos a mi cubil, cachorros! Que os hayáis esforzado tanto en llegar aquí demuestra que tenéis ganas de convertiros en cenizas.
- Alfonse: ¡Vas a pagar por lo que has hecho, Surtr!
- Fjorm: ¡Ríe mientras puedas! Recibirás el justo castigo por tus pecados y te arrepentirás de ellos hasta el fin de tus días.
- Surtr: Vaya, hija del hielo... Qué palabras tan fuertes para alguien tan débil. Soy demasiado poderoso; no tienes ninguna esperanza.
- Fjorm: Sí, ¡mis amigos y yo compartimos la misma esperanza! Cuento con todo el poder de Nifl. Mi madre y mi hermana, a quienes asesinaste, me legaron su poder. Y también cuento con todo el poder de Askr, gracias a quienes me acompañan y han jurado ayudarme. ¡Ha llegado la hora! ¡Kiran, usa tu arma sagrada!
- Surtr: Pero ¿qué...? El poder de Nifl...
- Alfonse: Las llamas de Surtr...
- Sharena: ¡Se desvanecen!
- Fjorm: ¡Esto es lo que necesitábamos! La llama de Múspell, eterna e inextinguible, ya no lo protege. La batalla que llevamos tanto tiempo esperando... ¡empieza ahora! Surtr... Te ha llegado la hora.

>> Fin de la batalla
- Surtr: ¡Aaah! Grrr... Ah...
- Alfonse: ¡Las llamas lo están consumiendo!
- Anna: ¡Lo conseguimos! ¡Hemos destruido a Surtr!
- Sharena: ¡La victoria es nuestra! Estoy eufórica...
- Fjorm: Madre, hermana... ¿Lo estáis viendo? Por fin…
- Surtr: Grrr... Je, je, je...
- Alfonse: ¿Qué?
- Surtr: ¡Ja, ja, ja! ¡Ja, ja, ja, ja, ja!
- Surtr: He resurgido de mis cenizas, como un fénix. Nunca me había levantado con tanta energía...
- Fjorm: Pero... ¿cómo?
- Surtr: Estoy como nuevo. ¿Volvemos a empezar? Intentadlo las veces que queráis... ¡siempre volveré!
- Anna: No... no lo entiendo... ¿Cómo puede seguir con vida?
- Fjorm: ¡No puede ser! El rito del hielo es la forma de derrotarle... Es nuestra única opción... ¡Lo hemos arriesgado todo! Y hemos perdido mucho...
- Surtr: Te compadezco por tu debilidad, hija del hielo... Te has esforzado tanto... No eras consciente de lo débil que eres. Ese truco de magia ha sido en vano, como el sacrificio de tu hermana. Tanto luchar... para nada. Eres la sombra de tu hermana, tan penosa y débil... ¿Crees que llora de arrepentimiento? ¿Oyes sus lamentos?
- Fjorm: No, no, no... Snif. Me niego a aceptarlo...
- Surtr: ¡Lo sabía! Cuando se acerca tu fin, solo sientes desesperación. ¡Qué ganas tenía de verlo! Morirás con esa expresión en la cara. ¡Os reduciré a cenizas a todos! ¿Por quién empiezo?
- Anna: ¡Retiraos! ¡Vamos, corred!
- Surtr: ¡Ja, ja, ja! ¡Soy la encarnación del fuego! ¡Ni los dioses pueden destruirme! ¡Ja, ja, ja, ja, ja!

>> Cierre
- Laegjarn: Mmm...
- Laevatein: ¿Qué pasa?
- Laegjarn: Loki acaba de informarme de que el ejército de Askr no ha logrado derrotar a nuestro padre. Se ha retirado.
- Laevatein: Askr y Nifl están perdiendo el tiempo. Nadie puede derrotar a nuestro padre.
- Laegjarn: No subestimes a los Guardianes. De no ser por el rito del fuego, lo habrían destruido. Muchos lo han intentando, pero nadie había estado tan cerca de conseguirlo.
- Laevatein: Cierto...
- Laegjarn: Me pregunto si la princesa Fjorm sobrevivió a la batalla...
- Laevatein: ¿Laegjarn?
- Laegjarn: Ya, no importa. Tenemos que centrarnos en nuestra misión. ¿Qué sabemos del príncipe Hríd?
- Laevatein: Se escapó de nuevo. Los soldados no consiguieron atraparlo, a pesar de que está herido.
- Laegjarn: Estoy segura de que el hijo mayor de la familia real de Nifl sería un rival extraordinario. Tras la caída de Nifl se infiltró en Múspell y trató de asesinar a nuestro padre ¡él solo! Es peligroso.
- Laevatein: No tanto como nuestro padre.
- Laegjarn: No, pero si aúna fuerzas con Askr, quién sabe lo que podrían llegar a conseguir juntos... Prepárate. Nos iremos pronto.

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes