Capítulo 01 - El sueño

Parte 1 - Epidemia del sueño

>> Apertura
- Sharena: ¡¿Qué?! ¿Una epidemia del sueño?
- Henriette: Así es. Hemos recibido información de los pueblos colindantes a Askr, en la región agrícola. Habitualmente, se respira un gran bullicio allí, pero nuestras patrullas nos informan de un silencio sepulcral. No es que sus habitantes hayan desaparecido, sino que... se hallan sumidos en un profundo letargo. No hay manera de sacarlos de su sueño. Por más que los zarandees, siguen dormidos como troncos. Duermen día y noche.
- Alfonse: Pero... ¿siguen vivos?
- Henriette: Sí, pero su sueño no es plácido. Están sumidos en una pesadilla continua que los atormenta sin fin. Nuestros soldados y sanadores han tratado de despertarlos con ahínco, pero sin resultado alguno.
Anna: Vaya... Por favor, majestad, dejad que los Guardianes se encarguen de este asunto. Podríamos arreglarlo en menos de lo que canta un gallo. Venga, ¡no hay tiempo que perder!
- Alfonse: ¡De acuerdo! No te preocupes, madre, pronto recibirás buenas noticias. Te lo prometo.
- Henriette: Espera, Alfonse. Toma. Te será útil.
- Alfonse: ¿Qué es? ¿Un... incensario?
- Henriette: Sí. Se trata del pebetero aromático, un tesoro legendario guardado en Askr durante generaciones. Si la epidemia del sueño está causada por algún tipo de veneno volátil, este incienso os protegerá. Usadlo como salvaguarda y, por lo que más queráis, intentad no perderlo.
- Alfonse: Gracias, madre. Volveremos pronto, sanos y salvos.

>> Inicio de la batalla
- Loki: Hola, querida. Hace un día espléndido, ¿no crees? ¿Qué tal te trata la vida? Bien, espero.
- Anna: Loki... Debería habérmelo imaginado. ¿Qué tramas esta vez?
- Loki: ¿Yo? Nada de nada. Si buscas culpables, habla con... Bueno, prefiero que lo descubras por ti misma.

>> Cierre
- Sharena: Ha desaparecido... ¡Otra vez! Nunca nos podremos acercar lo suficiente para poder atraparla.
- Alfonse: ¿Qué ha dicho Loki? Parecía saber algo sobre esta misteriosa epidemia del sueño.
- Anna: Es probable que Loki tenga algo que ver en este asunto. La mentira es su arma más afilada. ¡Estad alerta!

Parte 2 - Destellos de realidad

>> Sin diálogos

Parte 3 - Cambios inadvertidos

>> Sin diálogos

Parte 4 - Letargo colectivo

>> Cierre
- Anna: Estamos a punto de llegar al pueblo. Alfonse, prepara el incensario.
- Alfonse: Voy. Parece que el humo del incienso se ha vuelto más denso dentro del pebetero...
- Sharena: Uf, no puedo parar de toser. No solo el humo se ha vuelto más denso, sino que el aire también...
- Alfonse: Sinceramente, esperaba un humo más... aromático... Nuestra única opción es seguir adelante. Tenemos que confiar en que el pebetero nos protegerá.
- Sharena: Menos mal que mi madre tuvo la idea del incienso. Mientras lo tengamos, estaremos a salvo. Uy, ¿y esta modorra? Estoy tan a gusto... Creo que... me... está... entrando sueño...
- Anna: ¡Sharena, estamos en medio de una misión! No es momento de ponerse a bostezar... así... ¿Qué... me está... pasando...?
- Alfonse: ¿Comandante... Anna...? ¿Qué está...? ¿Por qué estoy...?
- Sharena: Tengo... tanto sueño... Deja que cierre los ojos... solo un ratito...
- Anna: No, Sharena... estamos... en una... misión...
- Alfonse: Es... la epidemia... del sueño... El pebetero... hay que usarlo... Si no lo usamos... vamos a... (...)

Parte 5 - El mundo de los sueños

>> Apertura
- Henriette: ¡Alfonse! Bienvenido a casa, hijo. Me alegra tenerte de vuelta. Hacía mucho que no me sentía así de bien. Por desgracia, Gustav ha caído presa de la epidemia del sueño... Deberíamos ayudarle.
- Alfonse: Claro, madre... Pero no entiendo nada. ¿Padre también ha contraído el letargo?
- (?): Date prisa, Alfonse. No temas, Veronica y yo estamos contigo.
- Alfonse: Gracias, Zacharias. Me alegra mucho ver que os habéis unido a nosotros. Mmm... Aunque ¿vosotros en qué momento habéis decidido ayudarnos?
- (?): ¿Ayudaros? Te equivocas.
- Alfonse: ¿C-cómo?
- (?): No hemos venido a ayudar. Hemos venido a... ¿A qué era? Ah, sí. Hemos venido a matar a la realeza de Askr.
- Henriette: ¡¡¡Ah!!!
*La escena se tiñe de rojo*
- Alfonse: ¡Madre! ¡Zacharias! ¡¿Qué estáis...?!

>> Inicio de la batalla
- (?): Estas manos son las que acabarán con Askr. Es el destino de quienes portan sangre embliana.
- Veronica: Así es. Askr debe ser destruido. Destruido... Destruido... ¡¡Destruido!!

>> Cierre
- Alfonse: ¡No! ¡Parad! ¡Por favor!
- (?): No te resistas, Alfonse... Es el fin de Askr.
- Veronica: Tenemos que borrar Askr del mapa.
- Alfonse: No... No puedo detenerlos...
- Peony: En los sueños residen tanto el descanso como las esperanzas de los mortales...
- Alfonse: ¡¿Q-quién anda ahí?!
- Peony: ¡Fuera, pesadillas! ¡Fuera de aquí! Ljósálfheimr es la tierra de los sueños plácidos, y no hay cabida para las pesadillas.
*La escena brilla*
- Alfonse: Pero si... Zacharias... Princesa Veronica... Estáis desapareciendo... ¿Y tú quién eres?
- Peony: ¡Hola! ¡Buenos días, dormilón!
- Alfonse: ¿Dormilón?...
- Peony: ¡Me llamo Peony! Provengo de la tierra de los sueños, Ljósálfheimr. ¡Soy una elfa radiante!

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes