Capítulo 02 - ¿Dónde estás?

Parte 1 - Perdidos en un sueño

>> Apertura
- Alfonse: ¿La tierra de los sueños? ¡Pero si eso no existe! ¿Y qué es eso de los elfos radiantes? Mmm...
- Peony: Ajá, ¡o sea que no me crees! A los mortales os encanta discutir cuando os hacéis adultos... ¡No escucháis ni a la de tres! Es toda una pena. Con lo puros e inocentes que sois de pequeños... Pero llega un punto en que olvidáis cómo soñar. La realidad no os deja más remedio, a fin de cuentas. Y, por desgracia, si soñaseis a todas horas no sobreviviríais durante mucho tiempo, ¿no crees?
- Alfonse: A ver... Así que lo que intentas decirme es que... Mmm... ¡Estoy empezando a recordarlo todo! Sí... Todo el mundo empezó a dormirse de repente... Cuando recuperé el sentido, estaba aquí. Pero ¿dónde estarán Anna y Sharena?
- Sharena: ¡Alfonse!
- Anna: Ah, ¡al fin os encuentro! Qué lugar tan raro... Por casualidad, ¿sabéis dónde nos encontramos?
- Alfonse: No estoy seguro, pero me alegro mucho de veros. ¿Habéis encontrado alguna pista sobre Kiran?
- Sharena: ¿Dónde podría...?
- Peony: Puede que se haya quedado [atrapado,atrapada] en el sueño... ¿Cómo decíais que se llamaba? ¿Kiran? Tenemos que ir en su ayuda antes de que la pesadilla cause estragos... ¡Rápido! ¡Es por allí!

>> Inicio de la batalla
- Peony: Ljósálfheimr es un mundo tejido a partir de los más plácidos sueños de los mortales. Es un lugar que te reconforta y te da calor como una manta mullida en un día gélido. Se trata del paraíso de cualquier niño, en resumidas cuentas...
- Alfonse: Pues yo sigo sin entender de qué va todo esto y cómo hemos llegado hasta aquí... ¡Pero menudas vistas! ¿De dónde salen todos estos soldados, por cierto?
- Peony: Son los soldados de las pesadillas. Surgen de la desesperación y los miedos de los mortales. Para poder continuar, tendremos que hacer frente a las pesadillas. Si no, caeremos en sus garras...

>> Cierre
- Alfonse: Ufff... Hemos vencido de nuevo, pero todavía no hay ni rastro de Kiran…
- Peony: Espero que se encuentre bien. Mmm... ¡Se me ha ocurrido una idea! ¿Por qué no intentas pedir un deseo? Algo así como: «¡Ojalá estuviera aquí Kiran!».
- Alfonse: ¿De verdad crees que debería pedir un deseo? ¿Cómo se supone que va a ayudarnos eso?
- Peony: Bueno, estamos en un sueño, ¡así que los deseos se hacen realidad! Pidas lo que pidas, seguro que se cumple. Todo es posible en los sueños, ¿sabéis? ¡Podéis lograr todo lo que queráis! Este mundo puede ser todo cuanto deseáis o ansiáis, al fin y al cabo. ¡Vosotros decidís!
- Alfonse: Ya veo. Así que solo tengo que pedir un deseo... Pero ¿cómo debería hacerlo? ¿Tengo que recitar unas palabras mágicas? O quizá debería cerrar los ojos...
- Anna: Alfonse, no lo sabrás hasta que lo pruebes. ¡Venga, inténtalo! No hay nada que perder.
- Alfonse: Tienes razón. De acuerdo, ¡allá voy! Ojalá... Ojalá... ¡Ojalá Kiran pudiera estar con nosotros!
- Peony: ¡Anda! ¡Qué deseo más bien pedido! Estoy impresionada.
- Sharena: ¡Seguro que Kiran vendrá en un santiamén! ¿Por dónde creéis que llegará? ¿Por allí, quizá?
- Anna: (...) Creo que no ha funcionado...
- Peony: Vaya, ¡qué mal! Parece que no te queda ni un ápice de inocencia infantil. ¡Estás muy crecido! Se nota que lo intentas, pero en el fondo no crees que los deseos puedan dar forma a esta realidad... Ya no puedes soñar con total libertad.
- Alfonse: L-lo siento, chicas...
- Sharena: No pasa nada, Alfonse. Madurar no tiene nada de malo. ¡Seguro que encontraremos otra manera!
- Peony: ¡Dejadlo en mis manos! Este es mi hogar, así que sé adónde debemos ir a continuación. Vayamos a hacerle una visita a Freyr, el rey de los sueños. ¡Seguro que nos ayudará! Seguidme, es por aquí.

Parte 2 - El desdén del general

>> Inicio de la batalla
- Kempf: ¿A qué vienen tantas alabanzas a Reinhardt? ¡Bah! Dime una sola cosa que él sepa hacer mejor que yo.

Parte 3 - La espadachina ingenua

>> Inicio de la batalla
- Mareeta: Caí en las garras de una espada maldita... ¡Qué ingenua!

>> Cierre
- Sharena: Mmm... E-esto... ¿Cómo lo digo?
- Peony: ¿Te preocupa algo, Sharena?
- Sharena: ¿Nos conocemos de antes, Peony? Hay algo en ti que me resulta muy familiar...
- Peony: ¡Anda! ¿De verdad? ¿Y dónde podríamos habernos conocido?
- Sharena: Mmm... No tengo ni la menor idea. ¡Pero siento que te conozco de algo! ¿A qué se deberá?
- Peony: Puede que hayas soñado conmigo... Los niños inocentes suelen divertirse y jugar con nosotros en sus sueños. Quizá esa sea la razón...
- Sharena: Pues ahora que lo dices... Sí, tiene que tratarse de eso. Es curioso. ¡Tengo recuerdos de sueños que experimenté hace años! Y me gustaría recordar más aún…
- Peony: Lo recuerdes todo o no, estamos destinadas a llevarnos de fábula. ¡Al menos eso creo yo!
- Sharena: ¡Estoy de acuerdo! Si permanecemos juntas, podremos asegurarnos de que los demás ven siempre las cosas con positividad. Y ya que estamos, como no recuerdo haberte conocido antes..., ¡es un placer conocerte, Peony! ¡Vamos a ser grandes amigas! ¿Qué te parece?
- Peony: ¡M-me encantaría ser tu amiga, Sharena! Te lo agradezco, de verdad.

Parte 4 - Recuerdos perdidos

>> Inicio de la batalla
- Eyvel: Me pregunto si llegará el día en que pueda llenar los recuerdos vacíos de mi pasado...

Parte 5 - Sueño dentro de un sueño

>> Inicio de la batalla
- Triandra: Así que has sido tú quien se ha deshecho de la pesadilla...
- Peony: ¿Mmm? ¡P-pero si no eres una elfa radiante! Ni siquiera eres de Ljósálfheimr...
- Triandra: Soy una elfa oscura del reino de las pesadillas, los sueños que todos quieren olvidar nada más despertar. Puedes llamarme Triandra, la Pesadilla temible.
- Peony: ¡Así que tú eres quien ha estado desatando el caos con sueños espeluznantes en Ljósálfheimr!
- Triandra: Así es. Soy la Pesadilla temible. Está en mi naturaleza, y debo cumplir mi deber cueste lo que cueste.
- Peony: ¡Pues deberías parar! ¿Es que no te sientes culpable por hacer sufrir a tantas víctimas?
- Triandra: Eres Peony, el Sueño plácido, ¿no? Lady Freyja me ha hablado de ti. Bendices a los mortales con sueños felices... Eres mi némesis, así que no me dejas otra opción. ¡Hora de apagar las luces!

>> Fin de la batalla
- Triandra: Las órdenes de lady Freyja son inflexibles. No daré mi brazo a torcer.

>> Cierre
- Peony: ¡Hemos llegado! ¿A que este lugar es fantástico? ¡Ya os lo había dicho!
- Sharena: ¡Mirad cuántas camas! ¿Son todas tuyas, Peony?
- Peony: E-esto, sí... Estas camas sirven para dormir cuando ya se está sumido en un sueño. Es decir, en ellas es posible soñar mientras se está dentro de un sueño. ¿Me explico?
- Alfonse: No lo entiendo... Si ya estoy dentro de un sueño, ¿no se supone que ya estoy durmiendo? ¡Qué lío!
- Peony: No es necesario que le des tantas vueltas. Vosotros estiraos y poneos cómodos. Cuando lo hagáis, iremos a ver al rey Freyr... en un sueño dentro de este sueño. ¡Mirad qué tarde se ha hecho! Es hora de dormir. ¡Que descanséis! ¡Nos vemos al otro lado!
- Alfonse: Decir que es hora de dormir no va a hacer que me entre el sue...
- Sharena: Bue... nas no... ches... Zzz...
- Alfonse: ¡¿S-Sharena?!
- Anna: Nos iría bien aprender de Sharena y su actitud despreocupada, ¡aunque solo sea por esta vez! ¡Uf! Pues no me queda más remedio que... ¡descansar! Me acurrucaré aquí. ¡A dormir! Hace bastante que no... duermo como... es debido... No creo que... me cueste mucho... Se me cierran... los ojos... Zzz...
- Peony: ¡Otra tarea que sale a pedir de boca!
- Alfonse: (...)
- Peony: ¿Qué pasa? ¿Es que no... confías en mí? ¿Crees que soy malvada y voy a haceros daño o algo así?
- Alfonse: No, no es eso... ¡Confío en ti! Aunque, si fueras nuestra enemiga, esta sería una buena trampa.
- Peony: Entonces, ¿qué pasa? ¿Te preocupa Kiran? Si es eso, lord Freyr te puede ayudar. ¡Te lo aseguro!
- Alfonse: De acuerdo... Sigue habiendo algo que me preocupa, pero no sé bien de qué se trata... Veo algo... en algún rincón de mis recuerdos... Algo que... me recuerda... a mi infancia... Algo de gran impor... (...)
- Peony: Bueno. Por ahora, procura tener dulces sueños. ¡Y ya están todos dormidos! Parece que empiezan a confiar en mí... ¡Qué bien! Estoy tan contenta... Tengo que hacer todo lo posible para ganarme su confianza. ¡Les ofreceré la mía a cambio! Yo, Peony, el Sueño plácido, os ayudaré a partir de ahora... ¡Me encargaré de concederos los sueños más felices que jamás hayáis tenido!

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes