Tormenta - Hojas resonantes

» Prólogo
- Faye: ¡Alm! Menos mal, parece que estás bien. No estás herido, ¿verdad?
- Alm: No, estoy bien. ¿Qué ha sido eso? Parecía un terremoto.
- Clair: No tengo ni idea. Desde el cielo, parecía que el continente se estuviera partiendo en dos. Parecía el fin del mundo.
- Alm: Vamos a buscar a los demás. Estarán preocupados.
- (?): Te preocupas por tus amigos hasta en una situación desesperada... Eres la esperanza que busco.
- Alm: ¿Eh?
- (?): Eres Alm, otro rey heroico que blande la Falchion, ¿me equivoco?
- Alm: ¿Y tú quién eres?
- Marth (enmascarado): Marth... Me llamo Marth. Escuchadme bien, héroes del mundo de Sombra. La calamidad que ha dividido vuestro mundo... es fruto de la Tormenta. Si aunamos fuerzas, podremos restaurar vuestra tierra.

» Epílogo
- Alm: Parece que la Tormenta se está debilitando.
- Marth (enmascarado): Tu Falchion ha hecho mella en el caos. Sin embargo, aún nos queda trabajo por hacer. Los dioses de tu mundo han dividido Valentia en dos. Debo buscarla... A la otra heroína. La otra cara de tu moneda.
- Alm: ¿Te refieres... a ella?
- Marth (enmascarado): La Celica a la que acabamos de enfrentarnos vino de otro mundo. Es solo una posible versión de ella. Ahora la Tormenta ya no la controla, así que debería haber vuelto a la idad y a su propio mundo. Pero la Celica de las leyendas, la que tú conoces..., ahora mismo se está enfrentando a la Tormenta. Debo acudir en su ayuda.
- Alm: ¡Un momento! Celica es mi amiga. Desde que éramos pequeños... Protegerla es responsabilidad mía. Te acompañaré.
- Marth (enmascarado): Mmm... Dicen que la hoja de la Falchion se forjó con el colmillo de un dragón divino. Entre los dos, llevamos dos colmillos. Serán suficientes para atravesar el caos de la Tormenta. Vamos allá.

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes