Tormenta - Aliento del destino

» Prólogo
- Lilina (Valentín): Tío Eliwood, el enemigo se aproxima. Ya casi está aquí.
- Eliwod (Valentín): Ya lo veo... Es una lástima que esto tuviera que suceder en pleno festival. Y, para empeorar las cosas, el cataclismo ha dividido nuestras fuerzas. Si sigue así...
- Lilina (Valentín): Tío...
- Eliwod (Valentín): Lilina, debes esconderte. Pronto este lugar será un campo de batalla.
- Lilina (Valentín): ¡Yo también quiero luchar!
- Eliwod (Valentín): Ni hablar. Si te ocurriera algo, no podría volver a mirar a Hector a la cara.
- Lilina (Valentín): ¿Te preocupa mi padre? Pero...
- Eliwod (Valentín): Roy debería estar cerca. Estaremos bien una vez que nos reunamos con él.
- Roy (Valentín): ¡Padre! ¡Lilina! Me alegra ver que estáis a salvo.
- Lilina (Valentín): ¡Roy!
- Roy (Valentín): Padre, lord Hector está luchando en el frente. Tenemos un aliado que dice que el enemigo viene de otro mundo... También nos ha hablado de este fenómeno tan extraño. Lo ha llamado «la Tormenta». Voy a volver al campo de batalla. Quedaos aquí y...
- Eliwod (Valentín): No. Te acompañaré.
- Roy (Valentín): Pero padre... Debes pensar en tu salud.
- Eliwod (Valentín): Me encuentro perfectamente. Sé que en tu mundo me puse enfermo... Pero ahora estoy bien. Vamos a prestarle nuestra ayuda a Hector.
- Roy (Valentín): Gracias, padre. Todavía no me creo que podamos luchar juntos... Parece un sueño.
- Eliwod (Valentín): Je, je. Haré lo que pueda por causar una buena impresión. ¡Vamos allá!

» Epílogo
- Roy (Valentín): El vórtice está desapareciendo.
- Eliwod (Valentín): Es verdad. Hemos conseguido aplacarlo de algún modo.
- Roy (Valentín): Me alegro. Muchas gracias, padre.
- Eliwod (Valentín): Yo soy quien debería darte las gracias. Siento no haber sido de tanta ayuda como tú.
- Roy (Valentín): Eso no es cierto. No sabíamos cómo atravesar el vórtice... Y tú encontraste una senda que nos llevó a la base enemiga. Fuiste valiente y mantuviste la calma. Supiste actuar enseguida y lograste encontrar la solución óptima. Fue un honor luchar a tu lado... y poder aprender de ti.
- Eliwod (Valentín): Anda ya... Solo parece que tenga más experiencia porque he vivido un poquito más que tú. Los mundos fracturados se están recomponiendo. Deberíamos despedirnos mientras podamos.
- Roy (Valentín): Padre...
- Eliwod (Valentín): Roy... Tu forma de combatir demuestra que eres capaz de liderar las tropas de Pherae. Estoy seguro de que te convertirás en un hijo del fuego... y salvarás el mundo de una estrella maligna. Me enorgullece ser tu padre. Espero volver a verte, hijo.
- Roy (Valentín): Gracias, padre...

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes