Tormenta - El nombre del Caos

» Prólogo
- Ryoma (Festival): Princesa Elincia, lamento importunarte durante la celebración, pero... está ocurriendo algo extraño...
- Elincia (Festival): ¿Qué quieres decir con "algo extraño"?
- Ryoma (Festival): Es lady Micaiah. Se ha vuelto... salvaje. Varios asistentes a la celebración nos han dicho que ha ido de puesto en puesto devorando comida... Ahora está bailando sobre la tarima como si estuviese poseída.
- Elincia (Festival): Debe de tratarse de un error...
- Xander (Verano): Me cuesta creerlo... Hace poco que la conozco, pero no la imagino haciendo eso...
- Micaiah (Festival): ¿Me he perdido algo?
- Ryoma (Festival): ¡Lady Micaiah! Si estás aquí... ¿quién es esa que está sembrando el caos en la celebración?
- Micaiah (Festival): No sé de qué hablas... ¿Qué pasa?
- Ryoma (Festival): Vaya...
- Micaiah (Festival): Vemos realidades distintas. Claro que no sabes de qué habla, Micaiah.
- Elincia (Festival): ¿Quién eres?
- Micaiah (Festival): Soy un pajarillo que surca los cielos libre y canta lo que le place. Este vórtice es el caos materializado. Noto cómo trata de absorberme. ¡Cantad conmigo! He aprendido una nueva canción. "Oni, ven a mí... Sigue el ritmo de mis palmas..."
- Xander (Verano): ¡Un momento!
- Ryoma (Festival): Otra lady Micaiah... ¿Por casualidad la conoces?
- Micaiah (Festival): No, pero me resulta muy familiar...
- Caballero Negro: No os preocupéis, dama.
- Micaiah (Festival): Caballero Negro, ¿cuándo habéis...?
- Caballero Negro: No soy el caballero que vos conocéis. Vivo en la Tormenta, en el caos... Venid conmigo, dama. Venid al corazón de la Tormenta. Vuestro lugar está junto a la Diosa del Caos.

» Epílogo
- Ryoma (Festival): La Tormenta se ha evaporado... No me lo esperaba.
- Elincia (Festival): Ha desaparecido casi por completo...
- Micaiah (Festival): Al luchar contra ella me he dado cuenta de algo... No es mala. Es la Tormenta la que dicta sus acciones. En el fondo se sentía sola y quería ir al festival y socializar. Por eso se ha comportado así. Te pido disculpas en su nombre, príncipe Ryoma. Su conducta...
- Ryoma (Festival): No tienes por qué disculparte, Lady Micaiah. No lo ha hecho con mala intención. Solo quería divertirse.
- Micaiah (Festival): Sí, es un espíritu libre, como Yune. Ay, Yune, calla un rato, anda. Estoy agotada. Hemos tenido un día muy intenso.
- Caballero Negro: ¿Dama...?
- Micaiah (Festival): Caballero Negro, vuestra intervención se debe sin duda a la voluntad de la diosa. Os agradezco vuestra ayuda.
- Caballero Negro: ¿La voluntad de la diosa? Eh... No tenéis nada que temer. Estoy convencido de que superaréis cualquier obstáculo que se os presente. Os convertiréis en la esperanza de Daein. No os rindáis jamás, Sacerdotisa del Alba.

Ir a la sección de Fire Emblem Heroes