Capítulo 3: Guerra de Liberación (Ruta de Celica)

• Castillo de Sofía
(Tras un terremoto, un mensajero llega desde la derecha)
- Mensajero: Un deslizamiento en la montañas del norte ha cerrado el camino al Templo de Mila. Las sacerdotisas escaparon y están a salvo, pero...
(El grupo de Alm y Celica no pueden juntarse).

• Costa de Sofía
(Comienzo)
- Palla: ¡Ten cuidado, Catria! Estos tíos son bandidos. ¡No te separes de mí!


• Dentro del puerto de Sofía

(Al reclutar a Palla)
- Palla: Oh, ¡fantástico! Te estaba buscando. Pienso que aquí no hacemos nada, así que me gustaría ir contigo. Tu viaje será difícil, así que supongo que podríamos ayudarte. ¿Qué me dices, Celica? ¿Iremos juntas?
(Palla se une al grupo)

(Al reclutar a Catria)
- Catria: Ahh, sería genial que encontrásemos a Est pronto... Es un secreto, pero si las tres nos colocamos así, podemos usar un técnica verdaderamente guay. ¿Eh? ¿Que ya lo sabías?
(Catria se une al grupo)


• En el Pueblo de la Montaña

- Hombre: El rey de los bandidos, Geeth, manda en el desierto del este. Tanto los bandidos de la montaña como los piratas de Sofia están a sus órdenes. También han atacado muchas veces este pueblo, dejándonos en la pobreza. Se han llevado a todos los jóvenes como esclavos. Ah, ¿qué deberíamos hacer?...

[Izquierda]
- Hombre: Hay un rumor que dice que se puede resucitar a los muertos en un pequeño santuario del norte. Pero los dragones se han establecido allí. Cualquiera que se acerque será devorado.

(Al reclutar a Atlas)
- Atlas: Eh, ¿vosotros queréis acabar con Geeth? Si es así, dejad que os ayude. Todos mis hermanos pequeños fueron capturados por él, pero no sé dónde... ¡Mierda! ¡Mataré a ese cabrón de Geeth yo mismo!
(Atlas se une al grupo)


• Dentro de la Fortaleza del Desierto

(Al reclutar a Jesse)
- Jesse: Oye, gracias tía. Me has salvado. Me llamo Jesse. Un mercenario barato. Me cogieron mientras intentaba rescatar a una chica atrapada en la fortaleza de Geeth. Una chica guapa de algún país extranjero. Seguramente Geeth la querría como esclava.
- Celica: Sería Est... ¿No tenemos ninguna posibilidad de salvarla?
- Jesse: Nop. Geeth tiene a un montón de tíos increíbles bajo su mando. Nosotros solos no tenemos ninguna posibilidad.
- Celica: Pero tiene que haber un modo...
- Jesse: Bueno, supongo... Geeth tiene dos subordinados que se llaman Sonia y Dean. Sus tropas protegen las regiones norte y sur del desierto. Al parecer, los dos odian a Geeth. Pero no le traicionarán, si el otro se vuelve en su contra. Así que si derrotas a uno de ellos, el otro decidirá ser tu aliado. Y, por supuesto, yo también te echo una mano.
(Jesse se une el grupo)

• Desierto (Tras la siguiente batalla, el que no hayas matado se retirará a la fortaleza de Geeth)
[Norte del desierto]
(Al luchar contra Dean)
- Dean: No tengo nada contra ti, pero somos enemigos. ¡Vas a probar nuestras espadas!

[Sur del desierto]
(Al luchar contra Sonia)
- Sonia: Jejeje, una niña y sus amigos... Muy mal, ¡pero vais a morir!

 

• Fortaleza de Geeth
(Comienzo)
- Geeth: Jaja, vaya panda de imbéciles. ¿Habéis venido hasta aquí sólo para morir? Parece que voy a tener que demostrarte el poder que yo, Lord Geeth, poseo. ¡Acabad con ellos, chicos! ¡¡No dejéis uno con vida!!

(Lucha contra Geeth)
- Geeth: Agh, ¿es el fin de mi reinado? ¡¡Entonces os arrastraré a todos al infierno conmigo!!

(Al derrotar a Geeth)
- Geeth: Cabrones, espero que estéis contentos... Cómo he... yo todavía... Ugh...


• Dentro de la fortaleza de Geeth
(Al reclutar a Dean, si Sonia está muerta)
- Dean: ¿Qué, habéis matado a Geeth? Bueno, pienso que cuando un hombre comete esas atrocidades, acaba recibiendo su castigo. Hum... os debo una, chicos, ¿eh? Bien, me uniré a vosotros.
(Dean se une al grupo)

(Al reclutar a Sonia, si Dean está muerto)
- Sonia: ¿Qué? ¿Os habéis enfrentado a Geeth? Cuando un hombre es malo, siempre recibe su merecido. ¿Os debo una, no? Lo pillo. Os ayudaré.
(Sonia se une al grupo)

(Al reclutar a Est)
- Est: Eh... Vosotros sois... ¿Eh? ¡Mis hermanas mayores han venido! ¡Es genial! Entonces, yo también voy con vosotros.
(Est se une al grupo)

(Al hablar con la mujer del centro la primera vez)
- Mujer: Gracias. Estoy al servicio del Templo de Mila. Gracias a ti, por fin podré volver. ¡...! Espera... Podría ser... ¡¿tú eres...?!
- Celica: ¿¿?? ¿Qué ocurre? ¿Hay algo que pueda...?
- Mujer: Mis disculpas. Es sólo que te pareces mucho a Lady Liprica.
- Celica: ¡¿Liprica?! ¡Ése era el nombre de mi madre!
- Mujer: Entonces... ¡de verdad eres Lady Anteze! ¡¡Genial!! Así que estás a salvo...
- Celica: ¿Conocías a mi madre? Entonces, háblame de ella, por favor...
- Mujer: Vale... Lady Liprica era al principio, como nosotras, una sacerdotisa del Templo de Mila. Pero el rey, encandilado por su belleza, la convirtió en su reina a la fuerza. Para ella debió de resultar muy difícil la vida en la corte. Cuando estaba muy enferma, tú naciste, y murió poco después. Pero hasta el final, estuvo preocupándose por ti. Oh, Lady Anteze, no llores... Tengo algo para ti.
(La mujer se gira y coge algo)
- Mujer: Lady Liprica dejó esta tiara para ti. Es una diadema que demuestra tu identidad como princesa de la familia real de Sofía. La he guardado hasta ahora con la intención de dártela cuando te hicieses mayor. Por favor, Lady Anteze. Colócate en la cabeza este recuerdo de tu madre. Eres todo lo que queda de la realeza de Sofía. Usa tu poder para salvar a tu gente...
- Celica: (Celica se pone la tiara)
(Celica promociona a Princesa)

(Al volver a hablar con la mujer)
- Mujer: Voy a volver al Templo de Mila. Cuídate, Alteza.
(Si sales y entras de la fortaleza, la mujer habrá desaparecido)


• Templo de Mila

- Celica: Lo veis todos, ¿no? ¡Es el Templo de Mila! Pero no bajéis la guardia. Mikhail, uno de los chamanes de Doma, protege el lugar. Dicen que es capaz de invocar gárgolas. Id todos juntos, protegiendo a los más débiles.


[Dentro del Templo de Mila][Entrada]
- Sacerdotisa: De repente, el ejército de Rigel atacó. La Diosa Mila fue sellada por el emperador Rudolf. Por eso la tierra se muere y los cultivos no crecen. Ahh... Si todo sigue así, la gente de Sofía está condenada a morir de hambre...

[Centro, derecha]
- Sacerdotisa: Al norte del templo manda el Gran Chamán Dolk. Si te acercas, invocará dragones zombi de las tinieblas para que te devoren.

[Centro, izquierda]
- Sacerdotisa: El malvado dios Doma le dio a Rudolf la espada con la que selló a Mila. Si entráis en la Torre de Doma, deberíais poder rescatar a nuestra diosa. Pero nosotros somos incapaces de atravesar esos horribles bosques y las tierras pantanosas. Los pantanos venenosos son especialmente peligrosos. Si dais un paso en falso, moriréis.

[Izquierda]
- Sacerdotisa: Mientras haya agua en la Garganta de Valencia, dirigirse al norte del Templo no es posible. Si no abres la compuerta del oeste, el agua no desaparecerá. Hay una compuerta de reserva en el sótano de este templo, pero...

[Derecha]
(Si Celica es Sacerdotisa)
- Sacerdotisa: Tras la derrota de Mila, este lugar ha sido un frecuente objetivo de los ataques de los bandidos de Geeth. Ahora mismo, hay una de nuestras compañeras atrapada en la fortaleza de Geeth. Por favor, salva a todos los que han sido capturados.

(Si Celica es Princesa)
- Sacerdotisa: Gracias a vosotros, pude volver sin problemas. Si os dirigís al norte, por favor visitad la aldea que dicen que existe en los Bosques Perdidos. El Gran Sabio Hark debería poder ayudaros de alguna manera.

[En el sótano, junto a la compuerta]
- Hombre: Sí, yo soy el guardia de la compuerta, pero... ¿Qué? ¿Queréis que la abra? No puedo. Solo los miembros de la familia real de Sofía pueden ordenar eso. ¡No voy a hacerte caso!
(Si Celica es Princesa)
- Hombre: ¿Eh? Espera un momento... ese adorno de tu pelo... Espera, qué está pasando... Oh, no hay duda. Es el símbolo de la familia real, de acuerdo. Entonces, ¡¡tú debes de ser la desaparecida Princesa Anteze! P-perdona mi descortesía. Voy a abrir la compuerta ahora mismo.
(El hombre da dos pasos a la derecha y abre la compuerta)

(Hablándole de nuevo)
- Hombre: De cualquier forma, Alteza. No es suficiente con abrir esta compuerta. Para que todo el agua desaparezca, la compuerta del oeste también debe abrirse.

 

Capítulo 3: Guerra de Liberación (Ruta de Alm)

• Norte de Sofía
- Alm: No bajéis la guardia. Un gran escuadrón de Rigel viene hacia aquí. Los caballeros delante, los magos atrás. Reforzad nuestras defensas. ¡Separad a los enemigos y acabad con ellos uno a uno!


• En el Pueblo del Bosque

(Al reclutar a Ryuto)
- Ryuto: Te lo suplico. Por favor, salva a mi hermanita. Está siendo controlada por el nigromante Tatara para proteger la compuerta de Rigel. Si Tatara muere, el hechizo se debería romper, pero no sé cómo hacerlo. ¡Te lo suplico, déjame ir contigo para salvarla!
(Ryuto se une al grupo)

[Arriba]
- Hombre: Hay un soldado de las fuerzas de liberación atrapado en la fortaleza de Tozeh. Pero hay rumores que dicen que la matarán dentro de no mucho. Estará en problemas si no la rescatas pronto.

[Abajo a la izquierda]
- Hombre: Valencia está dividida en Norte y Sur por una profunda garganta. La compuerta existe con la intención de almacenar agua en la garganta, pero... si la compuerta no se abre, el agua sube. Es muy peligroso. Ahora el ejército de Rigel controla la puerta, y siempre está cerrada. Si las cosas siguen así, habrá una inundación, y el Reino de Sofía quedará sumergido bajo el mar. Por favor, Lord Alm. Por favor, abre la compuerta.

[Frente al almacén]
(Si no has salvado a su hija del santuario del oeste)
- Hombre: Mi hija fue secuestrada por las Gárgolas del santuario del oeste. Si la salvas, te daré mi tesoro.

(Si has salvado a su hija)
- Hombre: Muchas gracias.
- Niña: Jeje. Gracias por salvarme.
(El hombre te entrega la Holy Lance)


• Fortaleza de Tozeh

- Tozeh: ¿Qué, esos hijos de puta de las fuerzas rebeldes han venido a atacar la fortaleza? ¡¡Mierda!! Ejecutad a los prisioneros. ¡Arqueros! ¡¡¡Ejecutad a nuestra invitada en su celda!!!

[Lucha contra Tozeh]
- Tozeh: ¿Es esto todo lo que tienes? Yo, Tozeh, ¡no seré derrotado tan fácilmente!

[Al derrotar a Tozeh]
- Tozeh: Grr... Mycen, ¡cabrón! ¿Planea vender Sofía a Rudolf... ese mocoso? ¡¡Jodido traidor!!


• Dentro de la fortaleza de Tozeh

(Al reclutar a Matilda)
- Matilda: Gracias. Estaba segura de que vendríais a rescatarme.
(Matilda se une al grupo)

 

• Dentro del Santuario del Bosque
- Chica: Wahhh... Estaba muy asustada...
(Se va. Ahora el hombre del pueblo te entregará la Holy Lance)

 

• Compuerta
- Tatara: Jojojo. ¿Sois tan imbéciles como para creer que podéis derrotarme a mí, Lord Tatara? ¡Dyute! Acaba con estos idiotas con tu Aura. ¡¡Muestra a estos cabrones la ira divina!!

[Primer ataque de Dyute]
- Dyute: POR DESAFIAR A LORD TATARA...... MUERE

[Al derrotar a Dyute]
- Dyute: Eso duele... Her-hermano...

[Al derrotar a Tatara]
- Tatara: Que la bendición de Doma...
- Dyute: ¡Ah! Duele... ¿Qué estoy haciendo aquí? ¡Ayuda! ¡Ryuuuuu!
(Dyute se teletransporta)


• Dentro de la compuerta

(Al reclutar a Dyute)
- Dyute: No entiendo qué ha ocurrido. Cuando recuperé el conocimiento, estaba en medio de una batalla. Estaba asustada, así que me escapé. ¿Qué? ¿Estaba controlada por Tatara? Así que era eso... Os he molestado, ¿no? Lo siento.
(Dyute se une al grupo)

[Junto a la presa]
(Si aún no has abierto la compuerta del Templo de Mila)
- Hombre: ¡¿Que quieres que abra la compuerta?! ¡No puedo hacer eso! Si la abro, el agua saldrá sin control y habrá una inundación. Es demasiado peligroso si no se abre la compuerta de reserva del Templo de Mila antes. Lo siento, pero no la abriré.

(Si ya has abierto la otra compuerta)
- Hombre: Eh, espera un momento. La compuerta de Mila ya está abierta. Mira, la abriré ahora, ¿Vale?
(El hombre se mueve dos pasos a la derecha y abre la compuerta)

(Al hablarle de nuevo)
- Hombre: Es genial, ¿no? Con esto, el Reino de Sofía está a salvo. Al norte de aquí se encuentra el Reino de Rigel. Tened cuidado.

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Gaiden