Preludio de Thracia 776


Esta sección cubre todos los acontecimientos que sirven de contexto para el juego en orden cronológico. Consiste de una compilación de información dada por 3 fuentes principales: la primera es el contexto que nos presenta el juego como tal, entre la introducción del juego y los varios diálogos entre personajes. La segunda está ligada con lo anterior y es contexto que viene directamente de FE4, por lo que hay grandes spoilers de dicha entrega en esta sección.
La tercera es “Leonster’s Fall”, una novela incluida en libro “Fire Emblem: Thracia 776 Illustrated Works”, que sirve como un prólogo al juego. Fue escrita por miembros del equipo que desarrolló el juego, y explica varios eventos a los que el juego alude, pero más a detalle.


La historia toma lugar en la Península de Thracia, territorio que nació como un reino unificado por los hermanos cruzados: Dáinn y Njörun, varios siglos atrás. Todo esto duró hasta su separación un siglo antes del juego, debido a la mala sangre entre sus descendientes, lo que llevó a la formación de la Provincia de Munster al norte y el Reino de Thracia al sur.
La Provincia de Munster consta de 4 reinos aliados: Ulster, Munster, Leonster y Connaught. Este goza de campos verdes y fértiles, lo que les provee estabilidad y prominencia en el comercio. Sin embargo, todo trato con el Reino de Thracia está estrictamente prohibido, especialmente el comercio de comida. Debido a esto, el Reino de Thracia ha tenido que valerse de la labor de mercenarios para poder apenas sustentarse, siendo una nación compuesta mayormente de tierras secas y áridas rodeadas de montañas.

En el año 760 de calendario grannvaliano, el Príncipe Quan, heredero al trono de Leonster, regresa a su reino tras una larga campaña en la que asiste a su gran amigo Sigurd. Un año después, Quan recibe la bendición de su padre, el Rey Kalf de Leonster, de ir de nuevo a su ayuda, llevando con él la mitad de los Lanzenritter, el ejército de Leonster. Su esposa Ethlyn, hermana de Sigurd, no solo insiste en ir, sino también en llevar a su hija Altena con ellos. Quan se niega rotundamente, pero cede cuando Ethlyn le promete solo acompañarlo hasta llegar al Desierto del Aed y luego volver a casa, ya que Leif, su benjamín, se encuentra Leonster sólo bajo el cuidado de Finn.

Mientras Quan y sus tropas marchan por el desierto, son sorprendidos por los caballeros dragón de Thracia, liderados por el mismísimo Travant, Rey de Thracia, que los han seguido con intenciones de emboscarlos. Los caballeros Leonstinos fueron totalmente masacrados, con Quan siendo el único capaz de dar pelea gracias a la lanza Gáe Bolg. Sin embargo, cuando Travant recogió a su hija Altena de entre los brazos del cadáver de Ethlyn, este amenazó que su hija compartiría su mismo destino a no ser que le entregara la Gáe Bolg. Fue ahí cuando Quan tiró su arma y afrontó su destino. 

Poco después de las muertes de Quan y Ethlyn, el ejército de Sigurd cae en manos del Duque Arvis de Velthomer, en lo que se irá a conocer como la Batalla de Belhalla. Lady Lachesis, heredera de la casa Nordion de Agustria y sobreviviente de dicha batalla, implora por asilo político en Leonster, que el Rey Kalf le concede sin problemas.

Es aquí donde Lachesis se reencuentra con Finn, quien había servido junto a Quan y Sigurd por un tiempo, y que ahora era uno de los custodios del Principe Leif, el último heredero vivo de Leonster (Altena fue asumida como muerta tras la Masacre del Aed). Los dos entablan una profunda amistad (y puede que una relación), con Lachesis dando a luz no mucho después a su hija Nanna.

Sin embargo, esta paz tampoco es duradera, ya que solo un año después, toda la Provincia de Munster estaría bajo el ataque de las fuerzas Thracianas. Debido a que Ulster está totalmente indispuesto a participar, defender la soberanía de la provincia queda en manos del Rey Kalf con una Leonster aún sumamente debilitada, del Reino de Munster, y del Rey Carl de Connaught. A pesar de que la situación empezó bien para la Provincia, todo se empezó a derrumbar cuando Raydrik, un general de Connaught, planeó y llevó a cabo el asesinato del Rey Carl, a quien alguna vez había ayudado a tomar el poder. Tras esta astuta traición a manos de Raydrik, este tomó el control de Connaught y siguió apoyando la causa de Munster y Leonster por un tiempo. Todo esto terminó abruptamente en la decisiva batalla del Río Thracia, en la que Raydrik reveló su lealtad hacia las fuerzas Thracianas y traicionó al norte en conjunto, llevando a una masacre en donde perecieron gran parte de las tropas del norte, con el Rey Kalf incluyéndose entre las bajas. 

Con su rey caído en batalla y con Ulster aún rehusándose a actuar, no mucho después el Castillo de Leonster sufrió de un enorme y violento asedio que terminó con el castillo en llamas y en el exterminio parcial de las tropas de Leonster. En medio del caos, Finn y Lachesis junto con los pequeños Leif y Nanna milagrosamente consiguen escapar, con Finn viéndose obligado a dejar atrás viejos amigos como Glade y Selphina, así como el Duque Dryas y el General Xavier, mientras estos distraen a los Thracianos. Sin embargo, antes de irse Finn hizo una promesa con Glade, su último amigo con vida: procurar que el Principe Leif viviera, mientras que Glade se haría cargo de que el nombre de los caballeros de Leonster se mantuviera con vida.

Tras la exitosa conquista del Reino de Thracia sobre el norte, la victoria de Travant se ve truncada por la inesperada llegada del Imperio Grannvaliano, que tiene sus propios planes de hacerse con la Provincia de Munster. Tras un número de victorias arrolladoras para el Imperio, todo culmina en una batalla decisiva en Melgen, donde Raydrik cambia de bando una vez más y ve a sus fuerzas aliándose con el Imperio para arrasar con los Thracianos. Estas grandes derrotas hacen que Thracia se vea forzada a firmar un tratado de paz, cediendo el control de todo Thracia del Norte al Imperio, dejando a Travant impotente y con casi los mismos territorios con los que empezó en la anterior guerra. El Imperio entonces declara al Ducado de Friege como los encargados de gobernar la Provincia de Munster, con Duque Blume premiando a Raydrik con la administración de la ciudad de Munster por su servicio e invaluable ayuda en la caída de la Provincia.

Mientras tanto, tras dejar atrás las ruinas de Leonster; Finn, Leif, Nanna y Lachesis llegan a Ulster buscando asilo político, pero tras 2 años son descubiertos y son forzados, una vez más, a escapar. Posteriormente, ante los crímenes de refugiar a un enemigo del Imperio, el Rey de Ulster es ejecutado, la Princesa Miranda puesta bajo arresto domiciliario, y los caballeros de Ulster, liderados por el general Conomor, son puestos a disposición del Imperio. Se desconoce el destino de la Reina Ethniu, quien también los ayudó en su asilo y posterior escape.

Tras escapar de Ulster, los 4 se esconden en la remota aldea de Hrest, pero tras otros 2 años son nuevamente descubiertos, aunque esta vez debido a la colaboración del pueblo con el Imperio.
Los 4 consiguen escapar a salvo, y esta vez llegan a la ciudad independiente de Tahra, donde Leif conoce al Duque, su hija Linoan, y forma una amistad con un niño llamado Asbel. Es durante este periodo que Lachesis parte hacia Isaach para reencontrarse con su hijo mayor Diarmuid, viaje del cual nunca regresa y su paradero desde entonces es totalmente desconocido. 2 años después de llegar a Tahra, son descubiertos una vez más y Finn se ve forzado a huir, ahora con Leif y Nanna bajo su cargo. El Duque de Tahra es ejecutado, y Linoan puesta bajo arresto domiciliario.

Tras ir de pueblo en pueblo como simples peregrinos, Finn es herido de gravedad tras ahuyentar a un grupo de sus perseguidores, y el grupo milagrosamente llega a la aldea de Fiana, liderada por una espadachina llamada Eyvel que gustosamente los recibe en su aldea. Es aquí donde Leif y Nanna pueden desenvolverse por 3 pacíficos años, conviviendo con otros jóvenes de ralea común como Osian, Halvan, y Mareeta, la hija adoptiva de Eyvel. Asimismo, Finn se une a los Valientes de Fiana, una milicia local formada por Eyvel para defender a las aldeas cercanas de ataques de piratas y bandidos. 


Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776