Capítulo 13: La ciudad fortaleza

Introducción en el Mapa
Después de que Leaf llevara al Ejército de Liberación fuera del bosque, la ciudad-fortaleza de Tahra se alzaba ante ellos...


[Comienzo]

- Paulus: General Rist, ¿cual es la situación?
- Rist: Tenemos Tahra completamente rodeada, Comandante Paulus, señor. Estamos preparados para un ataque a gran escala.
- Paulus: Ya veo... Baldac debería llegar pronto con la Octava Legión. No te pases. No podemos desperdiciar a nuestra mano de obra.
- Rist: Por supuesto, señor.
(Paulus se va)
- Rist: Hmpf, no voy a dejar que ese tal Baldac se lleve todo mi mérito. ¡A todas las tropas! ¡Preparaos para atacar! ¡La retirada no es una opción! ¡Diezmad la ciudad de Tahra!


[Escena con Glade, Dean y Eda]

- Dean: El ataque a gran escala ha comenzado... Bueno, ¿qué deberíamos hacer, Glade?
- Glade: Somos superados en número ampliamente. Nuestra derrota es sólo cuestión de tiempo.
- Eda: ¿Me dirijo a atacar las líneas enemigas? Podría ganar algo de tiempo.
- Dean: No, no lo hagas. Nuestros enemigos tienen ballestas. Serás un blanco perfecto si sales sola. Uno de los principios básicos de lucha sobre un wyvern consiste en atacar rápidamente y retirarse. No debes precipitarte nunca, Eda.
- Eda: De acuerdo, hermano.
- Glade: Voy a enviar a mis caballeros.
- Dean: ¿Será suficiente? Todos los mercenarios han huido.
- Glade: Hum... ¿y qué pasa con el Príncipe Shanan? Si es un descendiente directo de la Espada Santa Odo, tendrá mucho más poder que cualquiera de nosotros. ¿Por qué se niega a ayudarnos?
- Dean: Ah... él. Al parecer no está interesado en luchar en lugares poco importantes.
- Glade: Pff, y prefiere perder el tiempo jugando con mujeres, ¿eh? ...No tenemos elección. Tendremos que luchar por nosotros mismos.
- Dean: Ten cuidado. Esto es sólo el principio... Lo peor está por llegar.
- Glade: Lo sé.


[La escena cambia a Leaf]

- Dorias: Lord Leaf, Tahra está cerca, tras esa montaña. ...Esto no es bueno. Parece que el ataque del Imperio comenzará en cualquier momento.
- Leaf: No podemos dejar que la gente de Tahra muera. Tenemos que entrar en Tahra ya mismo.
- Dorias: Sólo una pequeña parte de nuestras fuerzas ha llegado, Lord Leaf. Además, veo ballestas tras las líneas enemigas. Esto no pinta nada bien.
- Leaf: Sé que es peligroso, pero no tenemos elección. La desaparición de Tahra supondría también nuestra desaparición. ¿No es así, August?
- August: En efecto. Si dejamos que Tahra caiga, perderemos todo el apoyo de la gente. Y si perdemos también su apoyo militar, estaremos abocados a la destrucción.


[Conversación Leaf - Glade]

- Leaf: ...¿Glade? ¡¿Eres Glade?!
- Glade: ¿?...¡¿Príncipe Leaf?! No puede ser...
- Dorias: Pareces sorprendido, Glade. Efectivamente, es el Príncipe Leaf, líder del ejército de Lenster y del Frente de Liberación de Thracia del Norte.
- Glade: El ejército de Lenster... ¡Conde Dorias, entonces nuestro deseo comienza a hacerce realidad!
- Dorias: Cierto. Vamos a volver a Lenster. Libraremos a nuestra gente de la opresión del Imperio, ¡y la bandera de la Gaebolg ondeará sobre el Castillo de Nova de nuevo!
- Glade: Ese día... al fin ha llegado. ¡Lord Leaf! Ahora que los Reyes Calf y Cuan han fallecido, eres nuestra última esperanza. Por favor, ¡cumple los deseos de tu padre!
- Leaf: ¡Por supuesto! ¡Reclamemos Lenster juntos, Glade!
- Glade: ¡Sí! ¡Te serviremos hasta el final!


[Conversación Fin - Glade]

- Fin: ¡Glade! ¡Estás bien!
- Glade: ¡Fin! Ha pasado mucho tiempo.
- Fin: Desde la batalla en Alster... Hace ya 10 años.
- Glade: Sí, sin duda mucho tiempo... Has protegido muy bien a Lord Leaf todo este tiempo, debo darte las gracias.
- Fin: No son necesarias. Rescataste al Conde Dorias y construiste la Lansritter. Si no fuera por ellos, Lord Leaf no habría llegado nunca hasta aquí.
- Glade: Hicimos una promesa ese día, que yo protegería la bandera de Lenster, y tú protegerías a Lord Leaf... con nuestras vidas.
- Fin: Sí... Y ahora esa promesa se ha cumplido. Pero Glade, esto sólo es el principio. Todavía tenemos un camino muy largo ante nosotros.
- Glade: Cierto, debemos volver a Lenster y restaurar la bandera de la Gaebolg. Entonces podremos tomar una bebida juntos. Pero ahora, lleva a Leaf dentro del castillo. Una legión enemiga se acerca. Es peligroso estar fuera ahora.


[Conversación Selphina - Glade]

(Si Leaf no ha hablado con Glade)
- Selphina: Glade, estás bien. Gracias a los dioses...
- Glade: Selphina... ¿tú también has venido?
- Selphina: Sí, oí hablar acerca de Tahra y vine con Lord Leaf. Estoy muy feliz de haberte encontrado...
- Glade: Mis disculpas por haberte preocupado. Pero, Selphina... He liderado a muchos hombres jovenes hasta su muerte de nuevo. Lo Único que soy capaz de hacer es arrepentirme y desear ser más poderoso...
- Selphina: ¡No! ¡Eres el mejor caballero de Lenster! Estoy orgullosa de ser tu esposa. Así que no te culpes...
- Glade: Gracias, Selphina... Me siento mejor después de haberte visto. Oh... toma, echa un vistazo a esto.
- Selphina: ¿Qué es esto? ...Éste es... ¡¿El legendario Arco del Héroe?!
- Glade: Eso parece. Lo encontré por casualidad. Lo compré para ti, ¿lo usarás?
- Selphina: ¡Por supuesto! Gracias, Glade.

(Si Leaf ha hablado con Glade)
- Selphina: Glade, estás bien. Gracias a los dioses...
- Glade: Selphina... ¿tú también has venido?
- Selphina: Sí, oí hablar acerca de Tahra y vine con Lord Leaf. Estoy muy feliz de haberte encontrado...
- Glade: Ya veo. Me he encontrado con el Príncipe antes, pero me he sorprendido al ver cuánto ha cambiado. Hace ya 10 años desde que le vi en Alster... Ahora ya tiene 15 años.
- Selphina: Sí, yo también me sorprendí cuando le vi. Ha crecido mucho.
- Glade: Sin duda, se ha convertido en un apuesto joven. Empieza a parecerse a Lord Cuan en su juventud.
- Selphina: Pienso que se parece más a Lady Ethlin. Tiene sus ojos.
- Glade: ¿Eso crees? Yo pienso que sus ojos son como los de Lord Cuan.
- Selphina: ¡No, vienen de Lady Ethlin! Me cuidaba como a una hermana pequeña, ¡así que lo recuerdo muy bien!
- Glade: Buf, no es necesario enfadarse. Es su hijo, se parece a los dos.
- Selphina: Oh... tienes razón. Lo siento. Me he puesto a recordar a Lady Ethlin, y...
- Glade: ...... Debió de arrepentirse de dejar a su hijo pequeño atrás.
- Selphina: Sí... Lady Altenna solía ponerse celosa del pequeño Lord Leaf y Lady Ethlin. Parecían tan felices juntos... Quería convertirme en una buena madre como Lady Ethlin cuando creciera. Pero entonces... ese espantoso incidente en el desierto Yied...
- Glade: ¿Selphina...?
- Selphina: Lo siento... Me prometí que no volvería a llorar.
- Glade: Tranquila... Oh... Toma, echa un vistazo a esto.
- Selphina: ¿Qué es esto? ...Éste es... ¡¿El legendario Arco del Héroe?!
- Glade: Eso parece. Lo encontré por casualidad. Lo compré para ti, ¿lo usarás?
- Selphina: ¡Por supuesto! Gracias, Glade.


[Si el enemigo conquista Tahra]

- August: ¡Tahra ha caído! Ahora que hemos dejado la ciudad en manos de Imperio, perderemos el apoyo popular. Ya no hay esperanza para nosotros...


[Lucha contra Rist]

- Rist: ¡Argh! ¡Esto no puede estar pasando!

[Al vencer a Rist]
- Rist: Mi as... censo... Agh...


Al finalizar el capítulo
- Linoan: ...¿Leaf?
- Leaf: ¡Linoan! ¡Al fin te he encontrado!
- Linoan: ¡Leaf! de verdad has venido... Oh, Dios... ¡Te doy gracias por tu bondad!
- Leaf: ...Lo siento. Debería haber venido antes. Nunca pensé que se produciría tanta agitación en la ciudad en la que crecí. Y todo por mi culpa... Tu padre...
- Linoan: ¡No, no es culpa tuya! Mi padre tomó una decisión cuando te acogió en Tahra. No tenía miedo de entregar su vida a cambio de conseguir un mundo mejor. Estoy orgullosa de él. Su muerte me entristeció... y la opresión imperial fue dura... pero viví con la esperanza de poder volver a verte. Pero ahora... he puesto a miles de habitantes de Tahra en peligro. Ya... ya no sé qué hacer...
- Leaf: No te preocupes, Linoan. ¡Te juro que os protegeré a ti y a esta ciudad!

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776