Capítulo 15: Los dos caminos

Introducción en el Mapa
Cumpliendo la promesa de Linoan a Arion, el Ejército de Liberación se ha retirado de Tahra.
Las opiniones están divididas en cuanto a cuál debería ser el próximo destino del ejército. La Milicia de Fiana y el Grupo Magi quieren liberar Manster en primer lugar, mientras que los nobles de Lenster y Tahra quieren recuperar Lenster.
Al final, se llega a la conclusión de que será más útil dirigirse a Lenster.
Sin embargo, Leaf tendrá que enfrentarse a otra decisión...


[Comienzo]

- Dorias: Lord Leaf, debemos ir hacia el oeste en esta montaña para salir a la carretera del norte.
- August: Conde Dorias, ¿estás seguro de querer ir por la ruta costera? Creo que deberíamos ir al este y atacar Lenster por el sur.
- Dorias: Los grandes bosques de Melfiye están al sur de Lenster. Esos bosques son famosos por la cantidad de gente que se pierde en ellos.
- August: Estoy al tanto de eso. Pero también significará que las defensas imperiales serán menores. Con nuestro reducido número de soldados, tenemos que aprovechar al máximo el terreno.
- Dorias: No estoy de acuerdo. Thracia... no, el continente entero nos observa pelear. No sólo debemos ganar, sino que debemos obtener una victoria que infunda valor a la gente que sufre la opresión del Imperio. Debemos avanzar sin miedo, alzando la bandera de Lenster.
- August: La carretera del norte es la puerta principal de Lenster. Habrá legiones y legiones de soldados enemigos defendiéndola. Perderemos un montón de soldados.
- Dorias: Lo entiendo, pero morirán con gloria y honor.
- August: ¿Gloria?... Conde Dorias, tus caballeros no son los únicos que luchan en esta batalla. Algunos de nosotros no estamos de acuerdo con tus principios unilaterales.
- Dorias: ¿No crees que estás siendo algo grosero? ... De cualquier manera, la decisión es del Príncipe. No debemos discutir sobre ello.
- August: Sí... tenemos que seguir su juicio.


[La escena cambia a Zale]

- Bandido: Jefe, hemos encontrado nuestro próximo objetivo. ¿Ves aquel pueblo?
- Zale: Ja, eso solo es un destartalado basurero. Podemos quemar todo lo que queramos, pero no obtendremos nada.
- Bandido: Pero hay muchas chicas ahí, jefe. ¿Qué tal si las capturamos y las vendemos al mercado de esclavos?
- Zale: Humm... no es una mala idea. De acuerdo, coged a las mujeres y matad a los demás.


[Primer turno]

- Amalda: Gracias por cuidar de los niños.
- Obispo: Claro. El Imperio no se molestaría en enviar tropas a un pequeño pueblo como éste, perdido en las montañas. Protegeré a los niños con mi vida. ¿Pero qué pasa contigo, Lady Amalda? Si el Imperio se entera de todo esto, tendrás problemas...
- Amalda: Estoy avergonzada... Avergonzada de no poder ayudar debidamente a los niños, a pesar de ser un caballero Freege. Cientos de niños son capturados y enviados a la capital diariamente, pero lo único que puedo hacer es rescatar a un puñado de ellos. Sigo intentando convencer a Su Majestad de que lo reconsidere, pero es en vano... Y aquí estoy, liderando a mis tropas en una misión en la que no estoy de acuerdo. Simplemente no sé qué debería hacer...
- Sleuf: Lady Amalda, entiendo tus dificultades, pero no debes martirizarte.
- Amalda: Pero, Padre Sleuf, yo...
- Sleuf: Si te perdemos, significará también la pérdida de los niños que podrías salvar.
- Amalda: Sí, lo sé... Gracias... ahora debo irme.
(Amalda se va)
- Sleuf: Está en una situación difícil... muy similar a la nuestra.
- Obispo: Sí... el mundo se encamina a la destrucción si no hacemos nada para evitarlo. Pero aun sabiéndolo, todo lo que podemos hacer es sentarnos y rezar...
- Sleuf: Pero oí esa voz en la Torre Blaggi. Dijo, "Cuando los Tres Pilares de la Luz sean uno, la oscuridad de este mundo desaparecerá"
- Obispo: La voz del fallecido Obispo Claude...
- Sleuf: Sí. También dijo: "Hombre virtuoso, sirviente de Blaggi... sé mis ojos, y sé testigo del destino de este mundo..."
- Obispo: Lo sé. Debes irte. Los niños estarán bien.
- Sleuf: Lo siento... perdona mi insolencia.
(Ralf aparece)
- Ralf: Eh, Obispo. Hay un grupo de bandidos al norte.
- Obispo: ¿Qué? ¿estás seguro?
- Ralf: Soy optimista al respecto. Esa caballero dice que ayudará, pero no se cuánto podremos aguantar los dos solos. Así que llévate a las mujeres y los niños mientras puedas.
- Obispo: Ya veo... Lo siento, Ralf. Y gracias por proteger un pueblo insignificante como éste. Tienes mi más profundo agradecimiento.
- Ralf: Bueno, ¡esto debe ser el destino!


[Conversación Leaf - Ralf]

- Leaf: ¿Eres un mercenario del pueblo?
- Ralf: No, no me han contratado. No se me ocurriría pedirle dinero a una aldea pobre como ésta.
- Leaf: ¿Entonces por qué peleas?
- Ralf: Me dieron un lugar para dormir, así que les ayudo a cambio. Eres un chaval muy entrometido, ¿no? ¿Quién eres?
- Leaf: Oh, lo siento. Soy Leaf de Lenster.
- Ralf: ¿Leaf...? ¿Así que eres el Príncipe Leaf, no? Genial. Me llamo Ralf, soy un mercenario. ¿Estás de acuerdo en que me una a tu ejército?
- Leaf: Claro, nos encantará tener a alguien como tú. Pero, ¿por qué quieres unirte a nosotros?
- Ralf: No soporto la tiranía del Imperio. ¿Suficiente?
- Leaf: Completamente. Ralf, mi deseo es luchar para liberar a la gente de la opresión del Imperio. ¿Jurarás luchar por esa causa?
- Ralf: Por supuesto.

(Siguiente turno)

- Amalda: Parece que este ejército se ocupará de la aldea. Bien... Va siendo hora de volver a mi propio ejército.


[Conversación Mareeta - Shanam]

- Mareeta: ¡Quién va! ¡¿Eres del Imperio?!
- Shanam: Para nada. Apunta con tu arma en otra dirección si no quieres morir. Mi Golpe de las Estrellas no es para acabar con niñitas como tú.
- Mareeta: ¿Golpe de las Estrellas? ...Esa es la legendaria técnica conocida por la realeza de Isaac... Entonces... ¿tú eres...?
- Shanam: En efecto, soy el Príncipe Shanan de Isaac. Pero ahora mismo estoy de incógnito, así que olvida que me has visto.
- Mareeta: ¡Lord Shanan!
- Shanam: ¡Ah! ¿Qué haces? Me has asustado.
- Mareeta: Por favor, ¡instrúyeme en el camino de la espada! No pido mucho... si tan solo pudieras enseñarme los principios del Golpe de las Estrellas...
- Shanam: ......
- Mareeta: ¡Por favor! Quiero hacerme más fuerte. ¡Debo hacerme más fuerte!
- Shanam: ...Bueno, sólo las bases, supongo...
- Mareeta: ¿D-de verdad? ¡Gracias!

- Shanam: Bueno, no esperaba esto. Sólo le daré algunos consejos sin sentido...

- Shanam: El Golpe de las Estrellas no depende sólo de tu habilidad. Es tu corazón lo que importa. Cuando tu habilidad y tu corazón se fusionen... sólo entonces podrás realizar el Golpe de las Estrellas.
- Mareeta: ¿Mi habilidad y mi corazón?
- Shanam: Correcto. Primero, intenta balancear tu espada.
- Mareeta: ¿Cómo debería hacerlo...? ¿puedes enseñarme?
- Shanam: Ehh... n-no, el Golpe de las Estrellas sólo puede ser aprendido tras mucha dura práctica. Si ves a alguien hacerlo, tenderás a copiar en vez de desarrollarlo tú misma... sí...
- Mareeta: Oh, ya veo... De acuerdo, lo intentaré. ¡Ha!
- Shanam: No. Inténtalo de nuevo.
- Mareeta: ¡Jaa!
- Shanam: No, no. Tu corazón se queda atrás. Tu espada y tu corazón deben estar unidos.

- Shanam: ...No tengo ni idea de lo que estoy diciendo...

- Mareeta: Mi espada y mi corazón... unidos... ¡Haaaaaaaa!

(Escena de batalla, Shanam ataca y falla, luego evade 5 golpes de Mareeta)

- Mareeta: ¿Uh? Acabo de...
- Shanam: ........ ........¿Qué?
- Mareeta: ...No, no podía ser. No puede ser tan fácil. ¿No, Lord Shanan?
- Shanam: ¿Eh? ¡A -ah! Eeeeehh... claro que no. No puedes llamar a eso un Golpe de las Estrellas.
- Mareeta: Bueno, eso pensaba...
- Shanam: De cualquier modo, te he enseñado las bases, como prometí. Tengo que irme.
- Mareeta: Sí, ¡muchas gracias, Lord Shanan! Mi espada y mi corazón unidos...

- Shanam: ¡¿Quién demonios es esa chica?!


[Lucha contra Zale]
- Zale: Jejejejeje... ¿Quieres pelear contra mí?

[Al vencer a Zale]
- Zale: Agh... Maldición...


[Iglesia]
(Si no entras con Leaf)
- Obispo: Gracias por salvar la aldea. Me gustaría darle las gracias también a tu líder, ¿dónde está?


Al finalizar el capítulo
[Iglesia] (Si entras con Leaf)

- Obispo: Gracias por salvar la aldea. Por favor, acepta ésto como signo de nuestra gratitud.
- Leaf: Gracias. Ahora debo irme...
- Obispo: ¿Adónde os dirigís?
- Leaf: Al Este... a Lenster.
- Obispo: Entonces tengo que pedirte algo. Un alumno mío llamado Sleuf ha partido en un viaje recientemente. Si llegas a encontrarte con él, ¿podrías echarle una mano? Ahora, puedo llevarte parte del camino a Lenster con este Bastón Transportar. Hay dos caminos. Uno atraviesa los bosques de Melfiye y llega al sur de Lenster. El otro va al Este por la costa, pasando por el Fuerte Norden. ¿Qué camino deseas tomar?

      Elección:
          Fuerte Norden
          Bosque Melfiye


[Si tomas alguna de las flechas para terminar el capítulo]
(Si vas por el camino izquierdo)

- Dorias: Si nos dirigimos al Norte desde aquí, saldremos a la carretera. Las defensas imperiales serán fuertes ahí. ¿Estás seguro de querer tomar este camino?

      Elección:
          Si
          No

(Si vas por el camino derecho)
- August: Si nos dirigimos al Norte desde aquí, llegaremos a los densos bosques de Melfiye. Los enemigos serán escasos, pero puede que haya muchos otros peligros contra los que no estamos preparados para luchar. ¿Estás seguro de querer tomar este camino?

      Elección:
          Si
          No

Anterior (14x)
(16A) Siguiente
(16B) Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776