Capítulo 16A: La Frontera Norden

Introducción en el Mapa
Leaf sigue el consejo de Dorias y lleva a sus tropas por la línea de la costa hacia Lenster.
Sin embargo, una base imperial llamada "Fuerte Norden" está en su camino.
Las fuerzas de élite Freeges están estacionadas en el lugar, preparadas para defenderse del Ejército de Liberación.


[Comienzo]

- Nicaraf: Espero que estés preparado para atacar, Kempf.
- Kempf: Por supuesto, General Nicaraf. Se hacen llamar Ejército de Liberación, pero no tienen más fuerza que unos simples bandidos. Les derrotaré con mi legión sin ninguna dificultad.
- Nicaraf: ¿Con facilidad, dices? ¡No digas esas tonterías, muchacho! ¿Quién escapó vergonzosamente y abandonó a sus tropas en el fuerte Dandrum? ¡Fuiste tú, Kempf! Ahora escúchame. Estamos luchando contra las fuerzas del Lansritter de Lenster. Con el Príncipe Leaf al mando y su patria en frente, su moral está tan alta como el sol del mediodía. ¡Morirás si te tomas esto a la ligera!
- Kempf: Sí... Lo siento.
- Nicaraf: Permanece aquí y protege el puente. Las ballestas te cubrirán desde las líneas posteriores. No luches fuera de su rango. ¡Es una orden!
- Kempf: Sí...
- Nicaraf: Comenzaremos nuestra ofensiva cuando lleguen los refuerzos de Alster. Atacaremos a nuestro enemigo desde la vanguardia y la retaguardia simultáneamente, y acabaremos con ellos de un golpe.
- Kempf: ¿Refuerzos de Alster?
- Nicaraf: Sí. El Conde Conomore traerá unos cien caballeros. El enemigo sufrirá un ataque sorpresa desde atrás del mayor ejército de Thracia del Norte.
- Kempf: Ya veo... ...Pero el mérito no será mío... Tengo que derrotarles yo mismo...


[La escena cambia a Leaf]

- August: Lord Leaf, nuestro explorador ha llegado. Parece que la formación enemiga es así.
- Leaf: Las ballestas se agrupan alrededor de la fortaleza... Tenemos que hacer algo con ellas para poder realizar un ataque efectivo.
- August: Este puente es el único camino para cruzar el río. Pero un ejército de infantería pesada lo guarda, y también estaremos en el rango de las ballestas.
- Leaf: Entonces tendremos que atraer a la infantería fuera del rango de las ballestas.
- August: Será complicado sacarles de su punto de defensa.
- Leaf: Pero merece la pena intentarlo. Tiene que haber alguna manera...

(Si Olwen está en tu grupo)
- Olwen: Lord Leaf, yo puedo hacerlo. Conozco a su comandante. Puedo atraerle fuera del puente.
- Leaf: ¿Olwen? No. ¡Es demasiado peligroso!
- Olwen: Por favor, Lord Leaf. ¡Quiero serte de alguna utilidad!


[Segundo turno]

- Mujer: Padre Sleuf, una batalla ha comenzado ahí fuera. Es demasiado peligroso irse ahora. Debería quedarse aquí...
- Sleuf: Sí, gracias...

[Segundo turno (enemigo)]
- Eyrios: Maldición... ¿Por qué tengo que estar en las primeras líneas defendiendo a ese idiota? Supongo que un plebeyo como yo está condenado a ser carne de cañón para la nobleza...


[Vigésimo turno]

- Conomore: ¡Cargad! ¡Enseñadles el poder de los guerreros de Alster!
- Soldado: General Conomore, ¿está seguro? Ganemos o perdamos, aún podemos perder nuestro país para siempre. Si desperdiciamos esta oportunidad, no volveremos a tener otra...
- Conomore: Lo sé. Pero si traicionamos al Imperio ahora, la Princesa Miranda morirá. Todavía tiene quince años... No crees que es demasiado joven para morir en ese oscuro monasterio...


[Conversación Karin - Eyrios, solo si Olwen no fue reclutada o esta muerta]

- Karin: Disculpe.
- Eyrios: ¿Qué? ¿Quién eres? ¡Deja de molestarme!
- Karin: Eh, ¿podrías pasarte a nuestro bando? ¿Por favor?
- Eyrios: ¿Uh? ¿De qué hablas? Niña rara...
- Karin: ¿No? Oh, bien, lo que pensaba. Perfecto, entonces. Adiós...
- Eyrios: ¡Eh! ¡Espera un segundo!
- Karin: ¿Sí?
- Eyrios: De acuerdo. Me pasaré a tu bando si me haces un favor a cambio.
- Karin: ¡De verdad! ¿Y qué quieres?
- Eyrios: Veamos... ¿Qué tal volverme como un noble de Lenster cuando esté reconquistado?
- Karin: No debería ser demasiado difícil. ¿Quieres ser un noble? ¿Así que eres un plebeyo? Vaya, has debido de trabajar realmente duro. Que un plebeyo alcance un rango alto en el ejército de Freege es toda una rareza.
- Eyrios: ¡Deja de llamarme plebeyo! Vale, no soy un noble, ¡pero no estoy avergonzado por ello! ¡Estoy orgulloso de ser un plebeyo!
- Karin: ¿Entonces por qué quieres convertirte en noble?
- Eyrios: Hum... Bueno... ¡No te incumbe!
- Karin: Soy Karin. ¿Cómo te llamas?
- Eyrios: Eyrios...
- Karin: Tu nombre suena verdaderamente noble. ¿Es tu verdadero nombre?
- Eyrios: ¡Claro que lo es! ¡Mi viejo me lo puso con la esperanza de que llegásemos a ser de la nobleza algún día!
- Karin: Así que tu complejo con la nobleza viene de tu nombre. Quizá deberías cambiártelo. ¿Qué tal Olson? Te queda mejor, ¿no crees?
- Eyrios: ¿O-Olson?... Eh, deja de jugar con los nombres de la gente...
- Karin: Vale, Olson, así que ahora estás de nuestro lado. ¡Nos vemos!
- Eyrios: O-oye...


[Conversación Olwen - Kempf]

- Olwen: Encantada de verte de nuevo, General Kempf.
- Kempf: Tú... ¡Tú eres Olwen! ¡Sucia traidora!
- Olwen: Si yo soy una traidora, tú eres un perdedor. Un perdedor y un cobarde.
- Kempf: ¡Qué! ¿Por qué soy un cobarde?
- Olwen: Estás demasiado asustado para pelear. Todo lo que hiciste fue huir en Dandrum, e incluso ahora te escondes cobardemente tras tus tropas. ¡Nunca podrás superar a mi hermano así!
- Kempf: Arrrrrrrrghhh... Tú... ¡Zorra! ¡Capturadla! Os mataré a todos... ¡Te mataré!
- Olwen: Lord Leaf, he hecho mi parte... Te deseo suerte...

[Turno siguiente]
- Kempf: ¡Tú! ¡Ordena a las tropas atacar! ¡Diles que habrá una recompensa por cada enemigo abatido! ¡Destrozadlos! ¡¡No dejéis a nadie con vida!!
- Soldado: ¡P-pero, General Kempf! ¡Eso iría contra las órdenes del General Nicaraf!
- Kempf: ¡Cállate! ¡Todo irá bien mientras ganemos! ¿Has olvidado que estoy emparentado con la familia real? ¡Cargad! ¡Matadlos! ¡Matadlos a todos!


[Al derrotar a un soldado de Alster, los de Conomore]

- Conomore: ...Así que éste es el poder del Lansritter de Lenster... Quizás deberíamos retirarnos. ¡A todas las tropas, retiraos!


[Casa de Sleuf]

(Con Leaf)
- Sleuf: Oh, ¡tú debes de ser Lord Leaf!
- Leaf: Sí, un obispo de Solwood me pidió que me reuniera contigo. ¿Pero cómo me has conocido?
- Sleuf: Es como la imagen que vi en la Torre Blaggi... Un joven con la luz de Zwei... un gran poder... Obispo Claude... Es como usted dijo...
- Leaf: ¿Torre Blaggi? ¿Luz de Zwei? ¿De qué estás hablando?
- Sleuf: Lo entenderás cuando llegue el momento. Por ahora, me uniré a ti, Príncipe Leaf.

(Con cualquier otro personaje)
- Mujer: El Padre Sleuf está ocupado. No desea ver a nadie ahora mismo.


[Lucha contra Eyrios]

- Eyrios: ¿Vais a luchar contra mí? Ja, ¡no podéis vencer al gran Eyrios!

[Al vencer a Eyrios]
- Eyrios: ...No quiero morir... como un plebeyo...

[Al liberar a Eyrios]
- Eyrios: Maldición... ¿Me has perdonado porque soy un plebeyo, no? Ya no puedo aguantar esto...


[Lucha contra Kempf]
- Kempf: ¡Maldición! ¡Maldición! Si no hubiese sido por ti... ¡Si no hubiese sido por ti...!

[Al vencer a Kempf]
- Kempf: ¡No!... Cómo he perdido... perder contra ti... ¡Aghhhhhh!

[Al liberar a Kempf]
- Kempf: ¡No olvidaré esto! ¡Volveré!


[Lucha contra Conomore]
- Conomore: Esto no es personal. Es el destino. ¡Perdóname!

[Al vencer a Conomore]
- Conomore: Gloria a Alster...

[Al liberar a Conomore]
- Conomore: Así... que tendré que vivir avergonzado...


[Lucha contra Brook]
- Brook: ¡Sucios rebeldes! ¡Temed mi espada!

[Al vencer a Brook]
- Brook: Ugh... Esto... aún no ha acabado...

[Al liberar a Brook]
- Brook: Qué vergüenza...


Al finalizar el capítulo
- Dorias: ¡Buen trabajo, Príncipe! Has luchado bien bajo estas difíciles circunstancias. Lenster está justo delante de nosotros. Nuestra gente estará esperando ansiosa tu regreso.
- Leaf: Lenster... mi tierra.
- Dorias: Sí. Quizás eras demasiado joven como para recordar...
- Leaf: No, lo recuerdo. Especialmente aquella noche. Nunca la olvidaré.
- Dorias: ¿Aquella noche?
- Leaf: La noche que Lenster cayó... el cielo era de un color rojo infernal proveniente de las llamas que engullían el castillo. Yo miraba el cielo desde los brazos de Finn. Al principio no lo entendía... pero cuando miré a Finn, la tristeza me invadió. Nunca había estado tan triste en mi vida..
- Dorias: Nos vimos obligados a darle una difícil tarea a Finn. Pero fue al único al que podíamos confiarte. Mientras el príncipe esté a salvo, Lenster se alzará una vez más... le dije eso y le ordené escapar.
- Leaf: Ésa fue la última vez que vi las lágrimas de Finn. Desde entonces, parece haber olvidado cómo llorar... o incluso reír...
- Dorias: Su corazón sigue en Lenster. Pero no sólo el suyo... todos nosotros dejamos atrás nuestro corazón cuando nos fuimos de nuestra patria...

(Si no mataste a Conomore)
- Leaf: Estaba seguro de que estábamos condenados cuando el ejército de Alster nos atacó por detrás.
- Dorias: La confusión del enemigo nos salvó. Pero el Conde Conomore es sin duda un hombre admirable. Su velocidad al controlar a sus tropas fue algo sorprendente.
- Leaf: ¿El Conde Conomore?
- Dorias: Sí, es el mayor comandante de Alster. Es un gran caballero con un gran amor hacia la justicia y su país.
- Leaf: ¿Cómo podría un hombre como ése querer luchar junto al Imperio? ¿No quiere hacer algo contra sus medidas de opresión?
- Dorias: Debe tener sus razones... De cualquier manera, no es algo a lo que quiera volver a enfrentarme.

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776