Capítulo 17B: La primera lluvia de Mayo

Introducción en el Mapa
Tras salir del Bosque Oscuro, Lenster al fin se alza frente al Ejército de Liberación de Lenster.
Sin embargo, incluso la débilmente protegida puerta del sur cuenta con altos precipicios y numerosas ballestas. Romper la muralla no será tarea fácil.


[Comienzo]

- August: Príncipe, el castillo está frente a nosotros. Ésta es la puerta de atrás, así que el enemigo no estará esperándonos.
- Leaf: Pero August, los acantilados del oeste son demasiado altos para escalarlos, y seremos un blanco perfecto para las ballestas si vamos por el este. ¿Qué debemos hacer?
- August: Sí... no esperaba que hubiese tantas ballestas. Pero si esperamos demasiado, llegarán refuerzos. Humm...
- Leaf: Dorias, ¿qué piensas?
- Dorias: Tenemos que hacer algo con las ballestas para poder actuar. Podemos atacarlas con magia, o emboscarlas desde el cielo... Pero de cualquier forma, sufriremos algunas bajas.
- Leaf: De acuerdo... Intentaré pensar en algo.


[La escena cambia a Palman]

- Palman: General Amalda, ¿qué hace alguien de tu rango custodiando esta puerta trasera?
- Amalda: Parece que mis opiniones no han gustado al Conde Gustav.
- Palman: Ah, la caza de niños. ¿Has vuelto a discutir con él?
- Amalda: El Conde Gustav ha estado raptando niños de la zona para sacrificárselos a Lopto, incluso sin las órdenes del rey. ¿Piensas que es algo que se le puede perdonar?
- Palman: Lady Amalda... entiendo como te sientes, pero el mismísimo Emperador Alvis ha autorizado la caza de niños. Antes o después, todos los niños del área serán enviados a la capital del Imperio. Que protestes tú sola no hará la diferencia.
- Amalda: ¡Por qué está ocurriendo esto! Tenía fe en Lord Alvis... Me convertí en general para servirle. ¿Qué le habrá ocurrido...?



[Casa (Inferior izquierda)]

(Si tienes más de 20000G)
- Hombre: Eh, ¿estáis intentando tomar el castillo, no? Tengo buenas noticias para vosotros. Hemos hecho ciertos... arreglos en la puerta del este, y podemos abrirla. ¿Qué, queréis ayuda? Pero claro, no será barato... ¿Qué tal... 20000G? ¿Qué? ¿Demasiado? Eh, ahora nosotros también estamos arriesgando nuestras vidas. Creo que nos lo merecemos. Bueno, ¿qué me dices?

      Opciones:
          Pagar 20000G
          Atacar frontalmente.

(Si tienes menos de 20000G)
- Hombre: ¿Qué? No tienes dinero, ¿verdad? Entonces vete.

[Puerta del Este]
(Si pagaste los 20000G y pones a alguien frente a dicha puerta)
- Guarda: Te esperaba. Conozco la historia. Buena suerte ahí adentro.



[Casa (cualquiera excepto la anterior)]

(Si entras con alguien que no sea Leaf)
- Anciano: ¿Eres parte del ejército de Lenster? ¿Entonces dónde está el Príncipe Leaf? Necesito hablarle...

(Si entras con Leaf)
- Anciano: Oh... Príncipe Leaf... ha vuelto. La gente de Lenster ha esperado mucho por este día.
- Leaf: Anciano del pueblo... Pido perdón por la larga espera y los tiempos difíciles. Desde ahora, los caballeros de Lenster dedicarán todas sus energías a recapturar el castillo. Por favor, reza por nuestra victoria.
- Anciano: Príncipe, tengo un favor que pedirle... Nosotros también queremos asistir en la avanzadilla hacia el castillo.
- Leaf: Asistirnos... ¿Te refieres a que los civiles lucharán?
- Anciano: Así es... Hemos resistido el violento trato del Imperio hasta ahora. Aunque también hemos juntado fuerzas en secreto para el día en que Lenster fuera liberada.
- Dorias: Anciano, hay muchas ballestas entre las paredes del castillo. Incluso con equipamiento decente, la milicia será diezmada por sus ataques.
- Anciano: Obviamente. No esperamos volver vivos. Seremos el escudo del Príncipe lo mejor que nos permitan nuestras habilidades. Atraeremos las ballestas, y en ese momento, el Príncipe podrá capturar el castillo...
- Leaf: ¡No seas idiota! ¿¡Cual es el punto de la victoria si los perdemos!? ¡No lo apruebo!
- Anciano: Príncipe Leaf... en todos estos años, hemos pasado por tiempos difíciles. Todos los niños fueron tomados por el Imperio, y todas las ya adoloridas mujeres fueron tomadas en custodia por Gustav. Debido a que nos opusimos a ese brutal trato, nuestras familias también fueron asesinadas. Aunque, Príncipe... la primera cosa con la que no podemos vivir es nuestro país siendo acabado. Si recupera la tierra, aun a costas de nuestras vidas, siempre le seguiremos. Sea lo que sea que pase, no nos arrepentiremos.
- Leaf: Anciano...
- August: Príncipe Leaf, ¿Entiendes ahora? El país a sido destruido, y la gente aun vive en constante pena. Ellos hablan exactamente como caballeros con una silenciosa pero absoluta fidelidad a la muerte. Incluso sus sentimientos por sus niños no romperán esa confianza.
- Leaf: ... ¿¡Dices que debería aceptar su ayuda!?
- August: Es una forma de decirlo.
- Leaf: Dorias, ¿Qué piensas?
- Dorias: Comprendo los sentimientos de los pueblerinos, aunque estoy en contra de ello. Pero al final la decisión es suya, Príncipe. ¿Cual es su decisión, Príncipe Leaf?

      Opciones:
         Aceptar la oferta.
         Depender de nuestras fuerzas.



[Al acercarse a la entrada del castillo]
- Amalda: El castillo está en peligro... ¡Que todas las tropas vuelvan al castillo! ¡No dejéis entrar a los rebeldes!


[Lucha contra Palman]
- Palman: ¡No conquistaréis este castillo!

[Al vencer a Palman]
- Palman: Freege está... tan lejos...

[Al liberar a Palman]
- Palman: No puedo seguir viviendo como un soldado. Supongo que volveré a casa...


[Lucha contra Amalda]

- Amalda: Qué... Qué hago aquí...

[Al vencer a Amalda]
- Amalda: Todo está como debería... Así es como una asesina cubierta de sangre como yo debe morir...

[Al liberar a Amalda]
- Amalda: Así que tengo que seguir viviendo esta pesadilla...



Al finalizar el capítulo
- Leaf: Hemos conseguido hacer una brecha en la puerta del castillo, ¿pero qué pasa con el interior? Déjame oír tu informe, August.
- August: Sí... Un consejero del Rey Blume llamado Gustav está al mando. Ha sido un hombre problemático en muchos aspectos.
- Leaf: El Conde Gustav... Ha estado al mando de Lenster la última década, y ha hecho sufrir a la gente como ningún otro...
- August: Sí. No vale mucho como comandante, pero utiliza su riqueza para armar a sus tropas con el mejor equipamiento. Puede ser más complicado de lo que creíamos.
- Leaf: ¿Algo más?
- August: Sí. Otra cuestión es el general Xavier. Es un gran guerrero, y su ejército de infantería pesada puede resultar un gran problema.
- Dorias: ¡Xavier! ¡Maldición! Ese traidor...
- Leaf: ¿Dorias? ¿Le conoces?
- Dorias: Xavier fue una vez un general de Lenster. Era un hombre leal respetado por muchos, pero cuando Lenster cayó, nos traicionó y cambió de bando. ¡Nunca le perdonaré! ¡Mataré yo mismo a ese sinvergüenza!
- Anciano: ¡Conde Dorias! ¡Eso no es así!
- Dorias: ¿Anciano? ¿De qué hablas? ¡¿Defiendes a un traidor?!
- Anciano: No. El general Xavier se unió con el Imperio contra su voluntad para protegernos. Cuando Lenster cayó, los plebeyos fuimos abandonados en las manos del enemigo. El general Xavier se sentía mal y sacrificó su honor para rescatarnos. Si no hubiese sido por él, no estaríamos vivos.
- Dorias: ¿De verdad? ¿Entonces por qué sigue en su puesto aunque el Príncipe haya vuelto? Si liderase una rebelión con su ejército, podría tomar el castillo con facilidad...
- Anciano: Bueno... El general Xavier tiene ocho tenientes que comparten su sufrimiento, pero sus esposas e hijos han sido tomados como rehenes en el castillo. Xavier no puede hacer nada sin su ayuda... Es el tipo de persona que se preocupa por sus hombres...
- Leaf: Entonces, ¡si rescatamos a los rehenes, podremos liberar a Xavier!
- Anciano: Pero no será tan fácil...
- Leaf: Tengo que disculparme ante él. ¡Tengo que disculparme como el único heredero de Lenster!

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776