Capítulo 20: El Príncipe de la luz

Introducción en el Mapa
Han pasado seis largos meses...
Sufriendo los feroces ataques del ejército Freege liderado por Barat, el Ejército de Liberación ha sido conducido gradualmente a una esquina del castillo.
Parece que es sólo cuestión de tiempo que Leonster caiga de nuevo...


[Comienzo]

- Rinehard: Lord Barat, ¿qué tal estamos aguantando?
- Barat: Ah, te esperaba, Rinehard. ¿Has traído los refuerzos que pedí?
- Rinehard: Las fuerzas de reserva de Alster vienen a ayudarnos. Deberían llegar pronto.
- Barat: Bien, ahora tendremos suficientes hombres. Ya hemos tomado la mayor parte del castillo. Esta pequeña sección es todo lo que queda. Ahora no durará mucho.
- Rinehard: Eso espero...
- Barat: ¿Qué quieres decir? ¿Hay algún problema?
- Rinehard: ... Ya hace medio año desde que empezamos a atacar Leonster. El Rey Blume no está contento de ver que todavía no hemos conquistado el castillo. Sé que no soy quién para decirlo, pero te sugeriría que te dieses prisa.
- Barat: ...Lo sé.
- Rinehard: El humor del rey empeora cada día. Perder al Príncipe Ishtor en el castillo Melgen ha debido de ser doloroso...
- Barat: ¿Hasta dónde ha llegado el Ejército de Isaac?
- Rinehard: Ya han alcanzado la península de Thracia. La Duodécima Legión de Coen se está defendiendo de ellos junto al ejército de magos de las hermanas Vampa y lady Tinny. Incluso Lady Liza ha caído contra el Ejército de Isaac... Será una batalla dura.
- Barat: ¿Y qué está haciendo el rey?
- Rinehard: Está al mando de las tropas restantes en Alster. Si el Ejército de Isaac alcanza Alster, seguramente enviará a alguien a buscarte. Y si Leonster no ha caído para entonces...
- Barat: Arg... ¡Lo sé!
- Rinehard: Debo regresar a Conote. Te deseo suerte, Lord Barat.
(Rinehard se va)
- Barat: ¡Que venga alguien!
- Soldado: Sí, señor.
- Barat: ¡Ordena a las tropas atacar! ¡Todos a la ofensiva! La retirada no es una opción. ¡Aniquilad al enemigo con todas vuestras fuerzas!
- Soldado: ¡Sí, señor!


[La escena cambia a Leif]

- August: El ataque a gran escala ha comenzado, Lord Leif...
- Leif: ¿Podremos aguantar, August?
- August: Todos los que pueden moverse están defendiendo el castillo. No tendremos ningún sitio al que ir si este área cae.
- Leif: Me sorprende que hayamos aguantado tanto contra las legiones imperiales. Ya hace medio año... esto se acabó.
- August: No debes hablar así, Lord Leif. Estarías traicionando a todos los que dieron su vida por defender el castillo si te rindes. El ejército de Lord Seliph avanza con facilidad porque estamos manteniendo las fuerzas principales del Imperio ocupadas. No deberíamos rendirnos hasta encontrarnos y unir fuerzas con Lord Seliph.
- Leif: Lo siento, August. Lo sé. Yo también quiero conocer a Lord Seliph. Pero simplemente no puedo quedarme mirando como nuestros soldados caen uno tras otro...
- August: Si de verdad piensas eso, ¡debemos luchar hasta que no queda nadie en pie, para asegurarnos de que sus muertes no han sido en vano!


[Lucha contra Barat]

- Barat: ¡Aparta de mi camino!

[Al vencer a Barat, aunque no puede morir en los primeros turnos]
- Barat: Ugh... ¿Es éste... el fin?...


[Si el enemigo captura el trono]

- August: ¡Príncipe Leif, el trono ha caído en las manos de los Freeges! ¡Nuestras tropas están huyendo! Se acabó...


Al finalizar el capítulo
- August: ¡Lord Leif, el enemigo se retira!
- Leif: ¡¿Qué?! ¿Qué ha pasado?
- August: ¡El ejército de Lord Seliph ha llegado! Han rodeado Alster y están atacando mientras hablamos. ¡Nos hemos salvado!
- Leif: Ya veo... Lord Seliph... ¿Pero cómo lo sabes, August?
- August: Ah, perdóname. Un mensajero de Lord Seliph ha llegado. Está esperando en la habitación de invitados.
- Leif: ¿De Lord Seliph? Necesito verle. ¡Dejadle pasar!
- Diarmuid: Saludos, Príncipe Leif. Soy Diarmuid, un soldado de Lord Seliph.
- Leif: ¡¿Diarmuid?! ¿Así que eres el hermano de Nanna?
- Diarmuid: Sí.


(Si Nanna está muerta o capturada)

- Diarmuid: Esperaba ver a Nanna, pero...
- Leif: Lo siento. Si hubiese sido más fuerte...
- Diarmuid: No, no es culpa tuya. Creo... creo que Nanna fue feliz estando a tu lado.
- Leif: Diarmuid...
- Diarmuid: Lord Leif, aquí tengo una carta de Lord Seliph. Por favor, léela...
- Leif: Humm... Dice que no le debería costar mucho tiempo conquistar Alster...
- Diarmuid: Sí. No más que unos pocos días...
- Leif: Entonces dirijámonos a Alster. ¡Quiero ver a Lord Seliph!
- Diarmuid: Por supuesto, Lord Leif. Te escoltaré.


(Si Nanna está viva)

- Leif: Diarmuid, ya has dado tu mensaje, ¿no?
- Diarmuid: Sí.
- Leif: Entonces vete a ver a Nanna...
- Nanna: Diarmuid... Mi hermano...
- Diarmuid: ¡¿Nanna?! ¡Nanna!
- Nanna: Sí...
- Diarmuid: Nanna... lo siento. Si lo hubiera sabido antes, hubiese venido a por ti sin pensármelo. Pero no lo supe hasta que oí hablar de ti a Lord Levin...
- Nanna: ¿Lord Levin?...
- Diarmuid: Correcto. Es el estratega de Lord Seliph, y lo sabe todo. Me habló de nuestra madre, Lachesis... de cómo vino a por mí en Isaac pero desapareció en el desierto de Yied...
- Nanna: ¡! Entonces... Ella...
- Diarmuid: Lo siento, Nanna... estaba protegiéndome...
- Nanna: No... Estaba enfadada contigo cuando era más joven, pero ahora lo entiendo. Como mujer, entiendo como se sentía nuestra madre...
- Diarmuid: No me he rendido, Nanna. Lord Levin dijo que nuestra madre sigue viva. Podremos ir a buscarla cuando la guerra acabe. Así que no llores... Príncipe Leif, tengo algo que preguntarte. ¿Me podría unir a tus filas? Tengo el permiso de Lord Seliph.
- Leif: Sí, te habría pedido que te unieses por Nanna. También tengo que hablar con Lord Seliph.

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776