Capítulo 4: El Calabozo

Introducción en el Mapa
Cayendo en manos de Leidrick, Leaf es llevado por tropas imperiales hacia Manster. Manster estuvo bajo el dominio de la familia de Freege, una casa de nobles al cargo del territorio norte de Thracia por orden del emperador de Grandbell. Leidrick, quien entonces era un general del reino de Conote, fue asignado a vigilar Manster por Lord Blume de la Familia Freege. Por otro lado, Leaf no tenía idea de lo que estaría a punto de presenciar...


[Comienzo]

- Leidrick: Jajaja... Con esto obtendré un ascenso. ¡Dalshien! ¡No permitas que ese chico escape hasta que la gente de Conote venga por él!
- Dalshien: Sí...
- Leidrick: Iré a la arena de batalla. Mujer, tú vendrás conmigo también.
- Eyvel: ¿Yo? porqué...
- Leidrick: ¿No quieres ver a esas niñas?
- Eyvel: ¿Niñas? ... ¿Mareeta y Nanna?
- Leidrick: Correcto. Lo han hecho bastante bien. Pero no te preocupes, no he puesto ningún dedo en ellas.
- Eyvel: ¿Realmente me llevarás para poder verlas?
- Leidrick: Tienes mi palabra.
- Eyvel: .. Bien. Lléveme con ellas por favor...
- Leidrick: Por supuesto señorita. Jejejeje...
- Eyvel: ...


[Escena con Sety]

- Sety: Brighton, quiero que rescates a la gente que se encuentra en este lugar del calabozo. Yo iré a buscar a los niños con Asvel.
- Brighton: Sí. Iremos a ayudarte una vez liberemos a la gente atrapada aquí.
- Sety: Muy bien. Entonces nos encontraremos de nuevo. ¡Y buena suerte!

[Escena con Brighton]
- Machyua: Lara, eres nuestra única esperanza. ¿Te encuentras bien?
- Lara: Sí, lo de robar y abrir celdas déjenmelo a mí. Pero me protegerán, ¿cierto?
- Brighton: Si alguien te ataca, puedes tomar sus armas.
- Lara: Bien, aunque lo que dices no es tan fácil de hacer. No puedo llevar armas tan pesadas como las de ustedes.
- Machyua: No te preocupes Lara. Brighton y yo te protegeremos. ¡Vamos!


[Primer turno]

- Rifis: Maldición... este no es mi día.
- Bandido1: Emm discúlpame... ¿Tú eres Rifis el jefe de los piratas?
- Rifis: ¿Huh? Sí, ese soy yo.
- Bandido1: ¡Lo sabía! Es idéntico al chico que aparece en el anuncio.
- Rifis: Jejeje... Me he vuelto muy famoso... Espera un minuto... Puedo usar a estos sujetos.
- Bandido1: ¿Qué ocurre jefe? ¿hay algo en su mente?
- Rifis: ...Bien, estaba pensando en una fórmula para escapar de esta celda.
- Bandido1: ¿Qué? ¿Podremos salir de aquí?
- Rifis: Eso dije Idiota. Una vez los chicos se enteren que he sido capturado, vendrán a rescatarme, ¿cierto? O sea que saldré de aquí pronto, pero seamos amigos ¿eh?
- Bandido1: ¡Momento! ¿En ese caso, me dejarás ir contigo?
- Rifis: Bien... Lo reconsideraré si trabajas para esto.
- Bandido1: ¿¡De veras!? ¡Llévame contigo! ¿Quieres ver estos músculos? ¡Puedo derribar a un guardia o dos en cualquier momento!
- Bandido2: ¡R-Rifis! ¡Déjame ir contigo también!
- Bandido3: ¡Oye! ¡Yo también!
- Rifis: Jajaja... Es muy fácil manipular a estos idiotas. Ahora solo debo esperar una oportunidad...


[Segundo turno]

- Felgus: Veo que todos se están entusiasmando ahora. ¿Que es lo que te trae por aquí?
- Leaf: ¿...Quién eres tú?
- Felgus: Me llamo Felgus y soy un mercenario. De regreso en la ciudad, vi que unos soldados estaban acosando con una chica y decidí frenarlos. Lo que sigue ya lo debes saber, así fue como llegué aquí. Grandioso, ¿no?
- Karin: ¿A eso llamas "frenarlos"? Estuvieron apunto de matarte. Pobre...
- Felgus: Bien... Odio que me lo recuerdes, pero fuiste tú quién comenzó todo esto.
- Karin: Sí... y luego me tiraron aquí porque pensaron que estaba contigo. ¡Todo es por tu culpa! Qué haré ahora...
- Felgus: Vamos, no tiene caso llorar sobre la leche derramada. *bostezo* Creo que estoy muy cansado, me iré a tomar una siesta. Despiértenme para la cena.
- Karin: No puedo creerlo... Ah, disculpa. Lo siento, soy Karin. Gusto en conocerte.
- Leaf: Karin... Ese nombre es poco usual para una Thraciana.
- Karin: Oh, yo vengo de Silesia. Acabo de estar en Manster... y acabé aquí por culpa de él.
- Leaf: Silesia... Eso está hacia el norte cierto? ¿Por qué motivo viniste a este lugar?
- Karin: Bien, nuestro príncipe escapó del país. La reina ha muerto, y la princesa es muy joven también, así que... no sabíamos que hacer, así que decidimos buscar al príncipe.
- Leaf: Yo escuché que Silesia fue destruida por el imperio. ¿La familia real está a salvo?
- Karin: Sí, la gente que se opuso al Imperio se fue hacia una ciudad en el norte llamada Thove, en donde defendieron a la familia real. Yo quiero ser una fuerte Jinete Pegaso para poder ayudarlos también.
- Leaf: Wow... ¿Eso significa que puedes volar?
- Karin: Sí... no soy muy buena aún, aunque volar es lo mejor que puedo hacer. Yo y mi pegaso nos entendemos el uno al otro. ¡Su nombre es Hermes y es inteligente y tierno! Debe estar volando por aquí, esperándome.
- Leaf: ¿Pero por qué el príncipe escapó de su país?
- Karin: El dijo que iría en busca del rey... Pero ya ves, el rey es muy misterioso. El se marchó hace años, abandonando su país y su familia. Naturalmente, todos están locos. Así que necesitamos que el príncipe Sety regrese para tomar el trono. Pero fui enviada aquí, por culpa de este tipo...
- Felgus: ¿Por culpa de quién? Ya sabes, no puedes hacer nada. Esta es una prisión. Y alguno de nosotros trata de dormir.
- Karin: Eres el único que podría dormir en un lugar como este. ¡Eres un insensible!
- Guardia: ¡Eh! ¡Cállense ahí!
- Felgus: Ya te lo dijeron. Jajajaja...
- Karin: Arg...
- Leaf: ...
- Felgus: ¿...tienes algo en mente? Puedes hablarme de ello. Quizás pueda ayudar en algo.
- Leaf:... Sí... Quizás me puedas ayudar...


[Al abrir la celda de Rifis]

- Bandido1: ¡Oiga jefe! La puerta de la celda se abrió. Vaya, ¡sucedió justo como lo había dicho!
- Rifis: ...
- Bandido1: ¿Huh? ¿Qué pasa? No está contento de que sus amigos hayan venido a ayudarlo?
- Rifis: ¿Qué? Sí-sí... Por supuesto que lo estoy... Bien, alguien realmente vino... Creo que decir disparates puede ayudar a veces...


[Al abrir la celda de Leaf, si Felgus y Karin están vivos]

- Felgus: Bien príncipe Leaf, al parecer alguien vino a rescatarnos. Salgamos de aquí mientras podamos.
- Leaf: ¿Quienes fueron... ?
- Felgus: Pudo ser cualquiera. Ahora tenemos que escapar. Las escaleras del norte nos guiarán hacia afuera. Trataré de ganar tiempo, así que usted vaya primero.
- Leaf: ¿Pero que pasará contigo?
- Felgus: Probablemente seamos capturados de nuevo. Pero yo no tengo ningún inconveniente en que usted pueda escapar.
- Leaf: ¡No puedo hacer eso! ¡Si yo escapo, todos lo harán!
- Felgus: Jaja... bien, pequeño. Realmente no puedo zanjar lo que oí de ese cuento.
- Karin: Bueno... pienso que todos tienen sus puntos finos.
- Felgus: ¿Qué? ¿Te sientes atraída por mí ahora?
- Karin: ¿Eh? ¡No-no Por supuesto que no!
- Felgus: Estaba bromeando. Bueno, ¿donde iremos ahora? El líder del grupo Magi es un chico de nombre Sety. ¿No es ese el príncipe al que buscas?
- Karin: Sí, probablemente. Pero lo correcto ahora es ayudar a Lord Leaf. No puedo perdonar a ese Leidrick por tomar a chicas como rehenes. Yo también ayudaré a escapar a Lord Leaf.
- Felgus: ¿Tú? ¿Puedes luchar?
- Karin: ¡Daré lo mejor!
- Felgus: Bien... bien, me veo bien para obtener un puñado ahora...


[Al conversar con Leaf/Rifis - Dalshien] (Si anteriormente salvaste su hermano)
- Dalshien: ¿Qué? ¿Mi hermano fue capturado en la cacería de niños!? Ya veo... Esto es, tendré que dejar a Leidrick y el imperio. ¡Me les uniré!

[Si luchas con Dalshien]
- Dalshien: ¡Todos ustedes regresen a sus celdas!

[Si matas a Dalshien]
- Dalshien: Diana... ya no podré regresar a casa... cuida mucho... de Yubel...

[Si capturas y liberas a Dalshien]
- Dalshien: Son blandos… Pero ahora estoy en deuda.


Al finalizar el capítulo

- Manfloy: ¿Veld, cómo se está llevando la cacería de niños?
- Veld: Ah, obispo Manfloy, los ciudadanos han protestado en algunas áreas, pero hemos logrado acorralar a todos los niños.
- Manfloy: Bien. Ahora solo nos queda Tahra. Si insisten en protestar, los quemaremos junto con su ciudad. Esto dará un ejemplo para otras ciudades. No hay que tener piedad.
- Veld: Por supuesto. Sin embargo, los generales de Freege no parecen muy convencidos. Tienen rodeada la ciudad, pero parecen vacilantes a pisar en ellas.
- Manfloy: Reina Ishtar, su padre no parece estar muy dispuesto a luchar. ¿Puede darme una explicación?
- Ishtar: Mi padre no está muy convencido ya que muchos nobles le han expresado su parecer sobre la cacería de niños. Mi hermano también se opone fuertemente a este acto. Por favor detenga esto Obispo Manfloy. Esto es intolerable, separar a niños jóvenes de sus parientes. Y luego sacrificarlos para el Dios Lopto, ¡esto es algo que ninguna persona humana haría!
- Yurius: Ishtar, creo que esto es un malentendido. Yo nunca dije que mataría a los niños. Yo solo quiero criarlos para que sean dignos ciudadanos de mi Imperio. Aquellos que resistan el entrenamiento gobernarán a otros ciudadanos que son inferiores. En otras palabras, ellos pasarán a ser nuevos nobles, Ishtar. Solo quiero darles una oportunidad para que puedan tener felicidad.
- Ishtar: Ellos solo podrán ser nobles si logran soportar el odio que existe entre el uno y el otro... Eso no es felicidad.
- Yurius: ...Pronto lo entenderás. Ishtar ¿sabías que hay un hermoso jardín de flores en el patio? Ven, Vamos a echarle un vistazo.
- Ishtar: Yurius...

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776