Desvío 4: El héroe errante

[Comienzo]
- Asbel: Lord Ced, ¿cree que los niños estén a salvo?
- Ced: No creo que los lleven a la capital hasta que el Imperio haya capturado más. No te preocupes Asbel. Todavía tenemos tiempo.
- Asbel: Bien. Entonces permita que los rescatemos y luego los llevemos a sus hogares.
- Ced: Sí. Pero ten cuidado, hay un buen número de guardias vigilando.
- Asbel: Sí.
- Ced: Después de rescatar a los niños, quiero que busques al príncipe Leif con Brighton.
- Asbel: ¿Qué? ¿...Príncipe Leif?
- Ced: Sí. El fue capturado por Raydrik y encerrado en este castillo. ¿Qué pasa Asbel? Te noto sorprendido.
- Asbel: El príncipe Leif es una persona muy importante para mí. Lo he estado buscando desde que nos separamos en Tahra. Esto fue hace 3 años hasta ahora...
- Ced: Ya veo... De todas formas, encuentra al príncipe y escapa de Manster con él. Yo planeo juntar a los miembros de Magi para escondernos fuera del castillo también. Solo seremos diezmados si nada hacemos.
- Asbel: ¿Qué irá a hacer Lord Ced?
- Ced: Estaré por aquí por un corto tiempo más. Los ciudadanos faltantes también deben ser ayudados.
- Asbel: Lo siento... Usted me ha enseñado mucho, pero yo no he sido capaz de ayudarlo...
- Ced: No te preocupes por eso. La única cosa que te enseñé fue este Physic / Sanar de hechizo "Grafcaibur". Puedes usarlo para proteger al príncipe Leif de ahora en adelante.
- Asbel: ...Lord Ced, ¿nos volveremos a encontrar?
- Ced: Si el príncipe Leif es nuestro verdadero héroe, entonces Thracia será liberada finalmente... Nos veremos otra vez aquí, en Manster.
- Asbel: En Manster... ¡Sí Lord Ced! ¡En Manster!


[Comentarios de los niños]

- Niña: Sniff... sniff...
- Niño: Oye, deja de llorar...
- Niña: Pero... sniff...
- Niño: Los soldados se enfadarán y nos harán callar de nuevo...
- Niña: ¡No me importa! Si yo me mantengo haciéndome la loca, quizá me lleven de vuelta a casa... Quiero ir a casa...


[Conversación de Leif y Asbel]

- Asbel: ¡Finalmente Lord Leif! ¡Soy yo, Asbel!
- Leif: ¿Asbel? ¿Qué estás haciendo aquí? Pensé que estabas en Tahra.
- Asbel: Lo perseguí desde que partió de Tahra. Pero perdí el rastro, y he estado en Manster durante medio año...
- Leif: ¿Desde que yo me fui...? ¿Me estuviste buscando por tres años...?
- Asbel: Sí. ¿No recuerda nuestra promesa? Prometimos reclamar Thracia juntos. Pero usted me dejó y se fue por su propia cuenta Lord Leif.
- Leif: Lo siento... no tenía otra opción. Tahra fue arrasada por las tropas imperiales, y estaba seguro que moriría. Yo nunca pensé que saldría de ahí vivo... Yo no quería ponerlos en peligro.
- Asbel: Nosotros nos juramos el uno al otro que viviríamos y moriríamos juntos Lord Leif. ¿Fue una promesa vacía? Todavía lo recuerdo. He escogido ayudarte tanto como pueda.
- Leif: Asbel...
- Asbel: Reclamaremos Thracia Lord Leif. ¡Estoy dispuesto a todo por esa causa!


[Conversación de Karin y Ced]

- Karin: ¡Lord Ced, es usted!
- Ced: ¿Hmm? ¿Karin? ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Escapaste de Silesia?
- Karin: ¡Sí! ¡He venido a buscarlo!
- Ced: ¿A buscarme? ¿Fee fue quién te envió? O fue mi madre...
- Karin: Lord Ced... Tengo algo muy importante que decirle.
- Ced: ¿Qué es?
- Karin: Bien... oh...
- Ced: ¿Karin, que es? ¡El llorar no ayuda!
- Karin: Sí, la reina, ella...
- Ced: ¿Madre? ¿ella...?
- Karin: Sí... esto fue hace dos meses...
- Ced: Ya veo... así que mi madre murió...
- Karin: Lord Ced...
- Ced: También me tardé... Yo quería que ella pudiera ver otra vez a mi padre...
- Karin: Regrese conmigo a Silesia por favor Lord Ced. Lady Fee lo está esperando.
- Ced: ¿Fee? ¿Como está ella? ¿Está bien?
- Karin: Ella se esfuerza mucho al ocultar sus lágrimas ante los demás, pero llora y llora cuando está sola conmigo... Ha sido muy cruel Lord Ced. Usted deja todo con Lady Fee y corre a un lugar como este... Es natural que lo llamen un héroe por poder usar Forseti. Pero usted permitió que eso se le suba a la cabeza abandonando a su madre y su hermana. ¡Y se llama a sí mismo "Príncipe de Silesia"!
- Ced: Karin... estas bien. Pero mi padre era el único que podía curar la enfermedad de mi madre. Si yo siempre hubiese estado a su lado, no habría nada que pudiera hacer para que no se desvaneciera... Esto fue porqué quería encontrar a mi padre.
- Karin: ¿Entonces que está haciendo en Manster?
- Ced: Escuché que mi padre estuvo aquí por medio año, pero cuando llegué, él ya se había ido. Después me fijé en el terrible estado en que se encontraba la gente de aquí... No me podía ir así...
- Karin: Ya veo... perdóneme Lord Ced, fui muy dura...
- Ced: ¿Puedes darme un poco de tiempo más? Regresaré a Silesia una vez haya sacado a Raydrik fuera de esta ciudad. No tomará mucho tiempo. Solo necesito un medio año más...
- Karin: Entonces me quedaré aquí junto a usted.
- Ced: Aprecio tu consentimiento, pero... no podré pelear contigo por aquí. Quiero que regreses a Silesia.
- Karin: Sí... Bien... regresaré a casa. Por favor prométame que usted también regresará Lord Ced.
- Ced: Sí, juro que volveré. Te daré este símbolo de nuestra promesa.
- Karin: ¿Qué es esto? ¿Un trapo?
- Ced: Este es un tesoro nacional de Silesia. Un viejo pergamino que fue del santo guerrero Ced, y posee poderes mágicos. Realmente suponía dárselo a mi novia, pero te lo daré a ti por ahora.
- Karin: ¡No-no puedo aceptar este objeto tan valioso!
- Ced: Karin... Lo siento por lo de mi madre. También estoy muy agradecido de lo que haces por mi hermana. Esto es un símbolo de mi gratitud. Por favor acéptalo.
- Karin: ...Muy bien. Pero solo por el momento. ¡Me aseguraré de devolverlo una vez vuelva a Silesia!
- Ced: Karin, nos veremos de nuevo en Silesia. Cuídate mucho hasta entonces.
- Karin: ¡Sí! ¡Tú también Lord Ced!

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Thracia 776