Capítulo 13: El Plan de Rescate

Introducción en el Mapa
El golpe de estado en Aquleia rápidamente se esparció por el resto de Etruria. Cecilia escapó con Guinevere de Aquleia.  Además organizó un grupo Anti-golpe de estado y viajó por Etruria peleando contra las fuerzas rebeldes. 

Sin embargo, las fuerzas rebeldes tienen a Biran de su lado.  Además, el "Gran General" Douglas y el "General Caballero" Percival han sido forzados a plegarse al bando rebelde por que el Rey Mordred ha sido tomado rehén. Con estas poderosas fuerzas de su lado, los rebeldes gradualmente empiezan a empujar al grupo Anti-golpe de estado fuera de Etruria. El grupo Anti-golpe de estado ha sido dirigido hacia un viejo castillo en Missur, al Oeste de Etruria. 

Después de localizar a Cecilia, Roy se dirige a Missur.  Mientras tanto, el grupo Anti-golpe de estado está bajo el ataque combinado de las fuerzas del golpe de estado y el ejército de Biran. Será sólo cuestión de tiempo antes que las fuerzas Anti-golpe de estado sean vencidas... 


= Escena de Apertura =
*Flaer vuela hacia Narshen*
- Narshen: ¿¡Todavía no ha caído el castillo!?
- Flaer: Mi Lord, los Anti-Rebeldes liderados por la General Cecilia están peleando más duro de lo que esperábamos...
- Narshen: ¡Cecilia...!  ¡Ella otra vez!  ¡Siempre interviniendo en mis planes...!
*Zephiel e Idoun aparecen*
- Zephiel: Veo que tienes problemas, Narshen.
- Idoun: ......
- Narshen: ¿¡S-su Majestad!?  ¿Cuándo... ha llegado?
- Zephiel: Justo ahora.  La general de Etruria pelea bien, según parece.
- Narshen: Sí...  Pero tendremos todo bajo control muy pronto.
- Zephiel: No, déjame.  Lucharé por mí mismo.
- Idoun: Su Alteza, no hay razón para que usted pelee...
- Zephiel: No importa.  Seguramente será un buen ejercicio.  Narshen, llévame a ella. 


*La escena cambia a Roy*
- Roy: ¿Cuál es la historia?
- Merlinus: El castillo aún no ha caído, Lord Roy.
- Roy: ¡Bien!  Entonces debemos darnos prisa. 


[1er Turno]
- Zephiel: Así que tú eres Cecilia, la General Hechicera.
- Cecilia: ¡¡!!  ...Rey Zephiel...
- Zephiel: Por tu valor en la batalla, tendrás el honor de pelear una a uno contra mí.
- Cecilia: ...  ¡¡!! 

*Zephiel y Cecilia pelean en una batalla.  Zephiel realiza un crítico y derrota a Cecilia con un sólo golpe.* 

- Cecilia: Demasiado... poderoso...
- Zephiel: Perdió la conciencia...  Había esperado más.
- Narshen: ¡Su Majestad!  Invencible, como siempre.
- Zephiel: Supongo que esto es todo lo que se puede esperar de un general de Etruria.
- Narshen: Su Majestad.  Si me lo permite, ¿me la puede dejar?
- Zephiel: ¿Hm?
- Narshen: Tengo ciertos... malos recuerdos con ella.  Quiero castigarla por ellos.
- Zephiel: Bien, está bien.  Haz con ella lo que desees.
- Narshen: Muchas gracias, Su Majestad.  Tú, prepara una de las celdas de la prisión del castillo.
- Soldado: Sí, General Narshen.
*Zephiel se aposta en el castillo* 


[2do Turno]
- Percival: ¿Biran está atacando el castillo?
- Soldado: Sí.
- Percival: ...Esto no es lo que ellos dijeron.  Ellos habían decidido dejar los asuntos de Etruria a nosotros los Etrurianos.
- Soldado: ¿Qué debemos hacer?
- Percival: ¿Fue el General Narshen quien dio la orden de atacar el castillo?
- Soldado: No, señor.  Fue el Rey Zephiel por él mismo.
- Percival: ¡!  El rey en persona...  Así que parece que Biran no tenía la intención de dejarnos nada en primer lugar. No nos movilizaremos por ahora. Díselo a los demás.
- Soldado: Sí.
- Percival: ...... 


*La escena cambia a Roy*
- Roy: ¿El castillo ha caído?
- Merlinus: Sí...  Llegamos tarde.
- Roy: ¿Cómo está la General Cecilia?
- Merlinus: No ha habido algún reporte que diga que ha sido asesinada, pero probablemente...
- Roy: Bueno, si todavía hay alguna posibilidad que esté con vida, no me rendiré. ¡Debemos apresurarnos! 


[2do Turno Enemigo]
*Narshen vuela hacia el castillo*
- Narshen: ¡Su Majestad!  Hemos encontrado a la princesa Guinevere.
- Zephiel: Tráiganmela.
*Guinevere aparece*
- Guinevere: Mi hermano...
- Zephiel: Guinevere.  Es bueno verte.
- Guinevere: Zephiel, ¿por qué?  ¿Por qué causas una guerra, asesinando a gente inocente...?
- Zephiel: ¿Inocentes, dices?  Hmph, celos, vanidad, avaricia...  La gente pelea por estas tontas cosas en cualquier nación.  ¿Y dices que ellos son inocentes?
- Guinevere: Bueno...
- Zephiel: El mundo debe ser purificado de tales cosas intrascendentes por las cuales el hombre lucha.  Ese es el propósito de esta guerra.
- Guinevere: Pero... la gente está siendo asesinada brutalmente en el proceso...
- Zephiel: El sacrificio siempre es necesario en los cambios radicales.  No es nada nuevo.
- Guinevere: ¡Zephiel...!
- Zephiel:Guinevere, eres mi única hermana.  Por ello, te perdonaré esta vez. Pero no la próxima.  ¿Has entendido?
- Guinevere: ......
- Zephiel: ¡Narshen!  El líder de los protectores de Guinevere estaba aquí ¿no?
- Narshen: Sí.  Su nombre es Miledy.
- Zephiel: Muy bien.  Dile que lleve de regreso a Biran a Guinevere.  Además dile que se asegure que el Emblema de Fuego sea regresado al Templo de los Sellos.
- Narshen: Sí.
- Guinevere: Zephiel...
*Guinevere, Zephiel, y Narshen desaparecen en el castillo* 


[3er Turno]
- Guinevere: Miledy...
- Miledy: Princesa Guinevere, es bueno ver que está segura.  Ahora, regresemos a Biran en mi montura.  ...¿Princesa?
- Guinevere: ¡Miledy!
- Miledy: ¿¡Qu-que hace!?  ¡Por favor baje esa espada antes de que se dañe!
- Guinevere: ¡Miledy, por favor!  Déjame ir.
- Miledy: ¡¡!!  ...Si me veo obligada, ¿qué hará después?
- Guinevere: ...Entiendo que Roy del Ejército de la Alianza Lyciana está cerca de aquí...
- Miledy: ¿¡!?  ¿¡Se uniría al enemigo!?
- Guinevere: Si no hacemos nada, el mundo será devastado por las tropas de Biran...  No importa qué tipo de razones él me dé, lo que hace es lo mismo. Está forzando a otros a la sumisión a través del poder. Y no creo que eso pueda llevar a nada bueno...
- Miledy: ......
- Guinevere: Miledy, te pido que me dejes ir.
- Miledy: ...Hay una cosa...
- Guinevere: ¿?
- Miledy: Hay una cosa por la que no le puedo perdonar, Su Alteza.  Cuando dejó Biran por primera vez, ¿por que no vino conmigo a pedir mi opinión...?
- Guinevere: Bueno...  pensé que tu reputación se vería dañada, así...
- Miledy: ¡!  ¿Acaso cree que priorizaría mi reputación por encima de usted?  Soy su leal caballero antes que un caballero de Biran. Eso no ha cambiado desde que fui armada caballero.
- Guinevere: Miledy...
- Miledy: Entonces si me pide que le deje ir, entonces le seguiré con placer.
- Guinevere: Miledy... gracias. 

*Miledy y Guinevere vuelan hacia Roy*

- Miledy: ¡Por favor paren el ataque!  ¡No soy una enemiga!
- Roy: ¿Qué?  ¡Todos, bajen sus armas!
- Merlinus: Lord Roy, ella podría estar mintiendo...
- Roy: Ella podría ser una mensajera.  Matar a un mensajero va en contra del código del caballero.
- Merlinus: ......
- Miledy: ¿Es usted el General Roy?
- Roy: ...Sí.  ¿Y usted es...?
- Guinevere: ¡Roy!
- Roy: ¡¿Princesa Guinevere!?  Está a salvo.
- Guinevere: Sí...  escapé con su ayuda.
- Miledy: Mi nombre es Miledy.
- Guinevere: Roy, la General Cecilia está viva.
- Roy: ¿E-en verdad?
- Guinevere: Sí.  A pesar que está severamente herida, está con vida. Justo ahora está en la celda de una prisión
- Roy: ¡Gracias!  ¡Tenemos que rescatarle!
*Miledy se une* 


[3er Turno Enemigo]
- Zephiel: ¿Están listos?
- Idoun: Sí.  Los Dragones están preparados para pelear bajo su comando.
- Zephiel: Narshen, te daré algunos Dragones para fortificar tu ejército.  Quiero que envíes a algunas de tus fuerzas a Nabata.
- Narshen: ¿El Desierto de Nabata?  ¿Las tierras desérticas localizadas en el centro de la península?
- Zephiel: Así es.  He escuchado que hay una antigua aldea donde Dragones han permanecido desde la Batida.
- Narshen: Ya veo... entonces hay gran posibilidad que ahí esté localizada un Arma Divina.
- Zephiel: Exactamente.  No debe caer en manos del enemigo.  Ya he enviado a algunas tropas para empezar a atacar, pero son superados numéricamente.
- Narshen: Entendido Su Majestad.  Enviaré a algunos mercenarios y Dragones de inmediato.
- Zephiel: Bien.  Puedes llevar también a la niña que capturamos en Nabata.  Ella es una Chamán de la aldea oculta. Puedes obtener alguna información de ella si lo necesitas.
- Narshen: Sí, Su Majestad.  Tendré tomada la aldea inmediatamente.
- Zephiel: ...Recordaré esas palabras.
- Narshen: ¡Por supuesto!
*Zephiel abandona el mapa.  Narshen se mueve al castillo* 


[4to Turno]
*Dentro del calabozo del castillo*
- Cecilia: ...Oh...  ¿Dónde estoy?...  ...¡!
- Sophia: Todavía no estás bien... No deberías moverte...
- Cecilia: ¿Tú trataste mis heridas?
- Sophia: ...Sí...  No estoy acostumbrada a ello, entonces...  Tal vez no hice un buen trabajo...
- Cecilia: Sí, lo hiciste.  Gracias.  Debemos encontrar un camino para salir de aquí...  ...¡Ow...!
- Sophia: No te muevas...  La herida se abrirá de nuevo.
- Cecilia: Pero debo hacer algo...
- Sophia: Estaremos bien.  Puedo ver una luz... que pronto vendrá para ayudar...
- Cecilia: ¿Luz?
- Sophia: Sí.  Esa luz nos ayudará a ambas.  Debemos esperarle...
- Cecilia: ¿Quién eres...?
- Sophia: Soy Sophia...  Una sacerdotisa de Arcadia...
- Cecilia: ¿Qué es “Arcadia”?
- Sophia: Te diré más sobre ello después...  Por ahora, por favor confía en mí... 


[9no Turno]
- Soldado: Sí, ¿qué ocurre, General Percival?
- Percival: Nos vamos.
- Soldado: ¿Qué?  ¿está seguro?
- Percival: Las acciones de Biran son un claro insulto para Etruria.  Ya no puedo ayudar más a Biran.  Debemos regresar a Aquleia e informar a Lord Douglas de esto y debemos planear nuestras futuras acciones.  ¡Retírense ahora!
- Soldado: ¡Sí señor!
*Percival y sus tropas abandonan el mapa.  Si no se habla con Percival antes de que este diálogo ocurra, no se podrá reclutar a Percival sino hasta el C 15.* 


*Cuando alguna unidad del Ejército de la Alianza Lyciana cruza la línea central del mapa*
- Flaer: ¡General Narshen!  ¡Son ellos!  ¡El ejército de la Alianza Lyciana!
- Narshen: ¿¡Qué!?  ¡Flaer!  ¡Pensé que te habías encargado de ellos en Djuto!
- Flaer: ¡Lo hice!  Bueno... Dejé a un Dragón para que se encargara de ellos, así que...  ¡Nunca hubiera pensado que podrían sobrevivir!
- Narshen: ¡Qué!  ¡En ese caso, mi reputación como tu oficial también está en juego!  Si no puedo derrotar al Ejército de la Alianza Lyciana la gente empezará a sospechar de mi habilidad...  Debo hacer algo...   Pero ellos derrotaron a un Dragón...  Ellos parecen ser mejores de lo que esperaba.
- Flaer: General Narshen...  ¿Qué debemos hacer...?
- Narshen: No tengo otra opción...  Flaer, regresaré a Aquleia para planear un ataque al Ejército de la Alianza.  Tú permanece aquí.
- Flaer: ¡!  Y-yo...  ¿Permanecer aquí?
- Narshen: No tienes que derrotarlos.  Sólo quiero que los golpees tan fuerte como puedas para que puedas disminuir su número.
- Flaer: ¡General Narshen!  ¡Será capaz de utilizarme como carne de cañón!
- Narshen: Flaer...  Para decirte la verdad, debiste haber sido ejecutado hace mucho tiempo cuando fallaste en capturar las Islas Occidentales.  Te estoy dando otra oportunidad para probar tu valía.  Deberías estar agradecido.  Jejeje...
- Flaer: ¡Pero!
- Narshen: ¿O deseas que tu ejecución se haga aquí y ahora?
- Flaer: ...Sí... señor...  Entendido.
- Narshen: Bien.  Entonces te dejaré lo demás.
*Narshen abandona el mapa.  Flaer se mueve al castillo* 


[Conversación Elphin-Percival]
- Elphin: Percival.  Es bueno verte de nuevo.
- Percival: ¡¡!!  Usted...
- Elphin: ¿Has olvidado mi rostro?
- Percival: No... no puede ser.  El príncipe... está muerto.
- Elphin: ...Entiendo tu confusión.  Después de todo, un hombre que fue declarado muerto ahora está parado frente a tus ojos.
- Percival: ¡Príncipe Mildain!  ¿Estaba vivo...?
- Elphin: Te he dado muchas preocupaciones hasta hoy.  ...Ha pasado un año desde que fui asesinado,
- Percival: ¿¡Asesinado!?  Su Majestad, ¿no cayó de su caballo en un accidente?
- Elphin: No. Fui herido por una flecha envenenada.  Primero a mi caballo... y luego a mí.
- Percival: No...
- Elphin: Douglas se dio cuenta primero e hizo pública la noticia de mi muerte.  Un cadáver diferente fue puesto en el ataúd, y todo fue orquestado como si el asesinato hubiera tenido éxito. Entonces Douglas me confió a su hija adoptiva y me dejó escapar a las Islas Occidentales.
- Percival: Lord Douglas hizo eso...
- Elphin: Incluso después que escapé al Oeste, sufría de una gran fiebre debido al veneno por muchos meses. Estuve tanto tiempo en la línea entre la vida y la muerte que la hija de Douglas perdió la esperanza muchas veces.
- Percival: ......
- Elphin: La Fuerza de Resistencia me ayudaron proporcionando medicina.  Irónico, ¿no lo es? Ellos, quienes pelearon contra la nobleza etruriana, ¡salvaron la vida del Príncipe etruriano!
- Percival: ......
- Elphin: Me recuperé... lentamente. Y entonces vi los horrores que cometían los nobles etrurianos en la región. Me sentí avergonzado que no tenía idea cuando todavía residía en el trono.
- Percival: Su Majestad...
- Elphin: Mientras ayudaba a la fuerza de resistencia buscaba una oportunidad de regresar al continente. Entonces Roy vino, y vi mi oportunidad. Y así es como he acabado aquí.
- Percival: Príncipe...  Estoy realmente agradecido que haya regresado con vida.
- Elphin: Justo ahora estoy con el Ejército de la Alianza Lyciana, pero todavía debo ocultar mi verdadera identidad. Y si todavía tengo la lealtad que me ofreciste en el pasado...
- Percival: Estoy a su servicio, mi Príncipe.  Mi amo es sólo uno, y él es usted, Príncipe Mildain.
*Percival se une.  Sus tropas se vuelven aliadas (verdes)* 


[Conversación Lalum-Percival]
- Lalum: ¡Sir Percival!  Eres tú, ¿no?  ¡Te estaba buscando!  Yo soy...
*Lalum da un paso atrás*
- Lalum: ¡Espera!  ¡Espera!  ¡Detén tu caballo!  ¡Escúchame!
- Percival: ¿Quién eres?
- Lalum: ¿¡No lo sabes!?  Creo que nos hemos visto antes.
- Percival: ...Creo recordad haberte visto en la mansión de Lord Douglas...
- Lalum: ¡Sí!  Ésa soy yo.  ¡Entonces sí me conoces!
- Percival: Pero la chica que vi ahí era un poco más... ordinaria.
- Lalum: ¿Eso qué se supone que significa?  Ah, no importa.  De todos modos, mi nombre es Lalum.  Estoy aquí bajo las órdenes del Príncipe Mildain.
- Percival: ¿Príncipe Mildain...?  No seas tonta.  El Príncipe fue muerto en un accidente el año pasado.
- Lalum: Bueno...  ¡Mira esto!
- Percival: ¡¡!!  El emblema... ¡pertenece al Príncipe...!
- Lalum: ¿Ahora ya tengo tu atención?  Ahora mira también esta carta, el príncipe me dijo que te la diera.
- Percival: ......  Es la letra del Príncipe...  ¡Entonces él está vivo!  Ya tengo más vacilaciones. Si el Príncipe está en el Ejército de la Alianza Lyciana, entonces yo debo seguirle.
- Lalum: ¿Qu-?  Eso fue rápido...  Esperaba que las cosas fueran más dramáticas...  Como, “Si todavía peleas contra nosotros, entonces me puedes atacar primero” o algo por el estilo...
*Percival se une.  Sus tropas se vuelven aliadas (verdes)* 


[Pueblos]
- Pueblo 1 (Noroeste): Aquí, toma este anillo. Fortalece tus músculos cuando lo equipas. ...Sin embargo, no lo recomendaría para las damas. *Se recibe un Anillo*
 - Pueblo 2 (Sureste)
¿Ves esta espada? La obtuve para defenderme a mi mismo porque escuché que un ejército de aproximaba. Pero parece que no puedo usarla muy bien. Es una buena espada ¿eh? Fue usada por un valiente chico que se rebeló contra Biran como ustedes. ¡Aquí, te la daré, así que úsala para acabar esta guerra!
*Se recibe Espada de Al* 


[Casas]
- Casa 1: ¡Cecilia, Percival y Douglas! Ellos son los Tres Generales de Etruria. Ellos no podrían perder ni siquiera frente a los Tres Lord Dragones de Biran. Sé que ellos no perderían.
- Casa 2: El General Percival aún sigue fiel en su lealtad hacia el Príncipe Mildain incluso cuando éste ya haya muerto. Es tan dulce...
- Casa 3: La General Cecilia... Ella fue derrotada con un sólo golpe. Ése... ése es el poder... del Rey Zephiel... 


[Batalla contra Flaer]
- Flaer: ¡¡Maldición...!!  ¡Pero yo soy un caballero de Biran!  ¡No me rendiré! 

[Flaer derrotado]
- Flaer: Recuerden esto...  Hay... muchos guerreros mucho más fuertes que yo...  el Ejército de Biran los aniquilará... seguramente. 


= Después de acabar el mapa =
- Roy: ¡General Cecilia!
- Cecilia: Roy...  He quedado en ridículo yo misma ante ti.
- Roy: ¡No, por supuesto que no!  Estoy aliviado que estés viva...  ¿Pero qué hay de tus heridas?  ¿Estás bien?
- Cecilia: Sí.  Esta muchacha las trató por mi.
- Roy: ¿Y tú eres?
- Sophia: Yo soy Sophia...  Una sacerdotisa de Arcadia...
- Cecilia: Ella profetizó que tú venias.  Y me dijiste que nos podrías decir más una vez que estuviéramos a salvo...
- Sophia: Sí...  Arcadia, nuestro hogar, yace al Este del Desierto de Nabata.  Tratamos de permanecer en un lugar aislado... pero Biran nos encontró, y...
- Roy: ¿Ellos te atacaron?
- Sophia: Sí...  Yo... fui muy lenta, y fui capturada.
- Roy: Ya veo...  ¿Pero por qué Biran atacaría una pequeña aldea como la suya?
- Sophia: No lo sé...  Tal vez ellos averiguaron sobre los Dragones que viven en Arcadia.
- Roy: ¿¡Dragones!?"
- Sophia: Sí...  Arcadia fue construida por Dragones y gente uniendo fuerzas hace mucho tiempo...
- Roy: ...Un lugar así pudo existir...
- Sophia: Lord Roy...  ¡Por favor, salve nuestra aldea...!
- Merlinus: Pero esta historia parece un poco increíble...
- Sophia: ......
- Roy: ...En todo caso, probablemente es verdad que su aldea esta bajo ataque de Biran.  Entonces debemos ayudar. Le debemos una a Sophia por que ayudó a la General Cecilia.
- Sophia: ...Gracias.
- Roy: Entonces, ¿puedes decirnos más sobre tu aldea y los Dragones?
- Sophia: Sí...  le diré con gusto lo que sé. 


*Si todas las tropas de Percival sobreviven*
- Soldado: General Percival, conforme a las instrucciones que recibimos, nos estacionaremos en este castillo y nos prepararemos para posteriores ataques de las fuerzas del golpe de Estado.
- Percival: Bien.
- Soldado : Aquí, encontramos esto en el castillo.  Por favor tómelo.  General Percival, por favor cuide... de Etruria.
- Percival: Lo sé.  Déjenmelo a mí.
- Soldado : ¡Sí!
*Se obtiene el Emblema de Caballero* 

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Sword of the Seals