Capítulo 9: Islas brumosas

Aquí puedes tomar dos rutas distintas, mira la guía de Rutas y Cap. Opcionales si quieres saber mas.

Introducción en el Mapa
Después de expulsar al General Narshen de Ositia, Roy y su compañía se preparan para próximos ataques de Biran.  No obstante, los movimientos beligerantes de Biran hacia Lycia han parado repentinamente, como si se mofara de Roy y sus precauciones. Biran también ha mantenido una posición neutral a la oferta de tregua de Etruria.  El repentino silencio de Biran y su falta de actividad podría ser sólo descrito como un misterio.  

Con Hector muerto, Eliwood era ahora el único poder remanente en Lucia. Eliwood convocó a los varios marqueses en Pherae para discutir las acciones futuras.  Se decidió que Eliwood se volviera el próximo líder de la Alianza Lyciana y que el nuevo Ejército de la Alianza Lyciana sería establecido.  El propósito de este nuevo ejército no era iniciar una ofensiva en contra de Biran, sino que tomaría una posición defensiva para proteger a Lycia.  Por la victoria ganada a Biran en Ositia, Roy fue elegido para ser el líder del nuevo Ejército de la Alianza Lyciana. 

Lenta pero constantemente, la gente de Lycia empezó a animarse.  Los negocios empezaron a mejorar, y la actitud de la gente empezó a ser más optimista. Por ese tiempo, Etruria llamó por la ayuda de Lycia para eliminar de las Islas Occidentales a los bandidos y delincuentes que habían establecido su base ahí.  Los ciudadanos de Lycia expresaron su descontento diciendo que no había razón para enviar tropas todo el camino hacia las Islas Occidentales, pero como Lycia todavía necesitaba de la protección de Etruria en contra de Biran, ellos no tuvieron otra opción más que cumplir la petición etruriana. Siendo así, Roy y el Ejército de la Alianza Lyciana atravesaron el territorio de Etruria en su camino hacia las Islas Occidentales. 

Las Islas Occidentales son las varias islas al oeste y noroeste de las costas de Elibe septentrional. En realidad, había colonias de Etruria.  Las Islas Occidentales son ricas en minerales y recursos naturales, así que la minería es la mayor industria.  Sin embargo, estos minerales son fuente de fortuna, así que varios grupos de bandidos han viajado ahí, esperando saquear las minas y vender los minerales por ellos mismos.  Por ello, la gente viviendo en las Islas Occidentales pasan sus días en un miedo constante a los ataques de los forajidos.  Y Roy ha sido enviado para derrotar a aquellos bandidos. 


= Dialogo =

*Interior del castillo*
- Bandido: ¡Jefe!  Esos tipos de Lycia, ellos están aquí.
- Scott: ¿Estás seguro?
- Bandido: Síp.  Justo acabamos de verlos arribar en una pequeña isla al este.
- Scott: Justo como el otro grupo dijo… Muy bien, ellos probablemente están tropezando en la niebla incapaces de ver algo.  Sólo deslízate detrás de ellos y mátalos.
- Bandido: Seguro jefe. 

*La escena cambia a Roy*
- Cecilia: Roy, lamento no haber podido ser de ayuda.
- Roy: Por favor no te preocupes por ello.  No es tu responsabilidad, Lady Cecilia.
- Cecilia: Sí.  Pero incluso dentro de Etruria, hay mucha gente que clama su descontento por cómo el Consejero trata a Lycia como sirvientes.
- Roy; ¿Consejero?  Pensé que el rey tomó la decisión de enviar a Lycia a limpiar las islas de bandidos.
- Cecilia: No.  El Consejero Roartz ha estado trabajando con Lord Arcard, quién está a a cargo de las empresas mineras en las Islas Occidentales, y ellos decidieron enviarlos por su cuenta sin consultar al Rey.
- Roy: ¿Cómo pueden ellos hacer eso?
- Cecilia: ¿...Recuerdas la tragedia que pasó hace un año en Etruria?
- Roy: Claro que sí. El heredero de la corona de Etruria, el Príncipe Mildain, repentinamente falleció el año pasado.
- Cecilia: Cierto.
- Roy: Yo nunca tuve el honor de conocerle, pero entiendo que era una persona muy brillante.
- Cecilia: Sí...  Si el príncipe estuviera vivo, Etruria no sería como es ahora. El Rey Mordred no puede aceptar el hecho que su hijo murió.  El shock fue tan grande que él nunca se recuperó de ello.  Y ahora, parece que él siempre está en un mundo diferente, y realmente no pone atención en cualquier cosa que pasa alrededor suyo o en su país.  Roartz tomó ventaja de esto. Ahora, él básicamente está a cargo de lo que pasa en el Palacio.  Incluso desde entonces, él ha mantenido a los Tres Generales de Etruria, Lord Douglas, Percival y yo, lejos del Rey a menos que haya una grave emergencia.
- Roy: Pero ¿qué sobre la vez cuando viniste a ayudarnos a Ositia?
- Cecilia: Ese evento fue una excepción por que Percival trabajó conmigo.  Pero ahora...
- Roy: Por favor, no te preocupes...  Podemos regresar a Lycia cuando completemos esta misión de todas maneras.  Pero ¿puedo pedirte que cuides a Lycia mientras estamos fuera?
- Cecilia: Por supuesto.  Puedes dejarme a la Alianza Lyciana, y también a la Princesa Guinevere a mí.
- Guinevere: Roy... ¿esta vez no iré contigo?
- Roy: Es común que las batallas en estas islas sean impredecibles.  Nunca puedes saber qué pasará.  Creo que deberías esconderte en Etruria bajo la protección de la General Cecilia.
- Cecilia: Su Alteza, por favor confíe en mí.  Entiendo sus intenciones de proponer una tregua,  y además le he prometido a Roy que le protegeré.  Tiene mi palabra de que le defenderé a cualquier costo.
- Guinevere: ...Entiendo.  Me disculpo por mi egoísmo.  Roy, oraré por tu seguridad.
- Roy: Gracias, mi lady.  También yo rezaré por la suya. 


[2do Turno]
*Interior del castillo*
- Fir: ¡Sir Scott!
- Scott: Oh, es Fir.  Lamento tener que haberte llamado.
- Fir: ¿De qué es todo ése ruido?
- Scott: Bueno verás, algunos forajidos están atacando esta isla.  La gente viviendo aquí está en peligro.
- Fir: ¡Qué!
- Scott: Envié a algunos muchachos a tratar de detenerlos, pero los invasores son rudos.  La situación no luce bien.
- Fir: No lo puedo creer...
- Scott: Si sólo pudiera salir de aquí… pero no puedo dejar el castillo.  Entonces, Fir, lo lamento, pero...
- Fir: Sí.  Iré y los expulsaré.
- Scott: Gracias.
- Fir: ¡Déjemelo a mí!  Atacando a inocentes aldeanos...  ¡eso es imperdonable!
- Scott: También pedí la ayuda de otro tipo, así que puedes trabajar con él.
- Fir: ¿Alguien más?
- Scott: Sí, un nómada llamado Shin.  Él parece débil, pero tiene un tiro decente con su arco. 

*La escena cambia a Fir y Shin*
- Fir
: ¿Tú eres… Shin?
- Shin: Ése soy yo.  He oído la historia de Scott.  Vamos.
- Fir: ......
- Shin:......
- Fir: Um...
- Shin: ¿Qué?
- Fir: Um, ¿también te uniste a la pelea para proteger a la gente que vive aquí?
- Shin: No... no tengo interés en ese tipo de cosas.
- Fir: ¿Entonces por qué?
- Shin: Me pagan por pelear.  Es todo.
- Fir: ......
- Shin: ......
- Fir: ...Mantendré la conversación en marcha...  Um... eres de Sacae, ¿verdad?
- Shin: Correcto.
- Fir: ¿Qué te hizo venir todo el camino hasta aquí?
- Shin: No es algo nuevo.  Tú también pareces de Sacae, y también estás aquí.
- Fir: Bueno yo estoy viajando alrededor de Elibe para entrenarme, y...  Oh, tú no estabas preguntando sobre mí, no lo hacías...
- Shin: ......
- Fir: ...(uff).
- Shin: ...Yo estoy en busca de alguien.
- Fir: ¿Quién?
- Shin: ...Mi clan perdió ante Biran cuando ellos invadieron Sacae.
- Fir: ......
- Shin: El líder de nuestro clan me dejó escapar, y me dijo que encontrara y protegiera a su nieta.  Entonces dejé el campo de batalla para cumplir su petición.
- Fir: Ya veo...  Bueno, espero que la encuentres.
- Shin: ...Sí. 

*La escena cambia al interior del castillo*
- Bandido: Jefe, ¿estás seguro?  Digo, dejar a una chica así pelear fuera...
- Scott: Sí, sé lo que hago.  Una vez que la maten, podemos obtener la espada que ella carga.
- Bandido: ¿Espada?  ¿Esa rara que tenía?
- Scott: Ésa no es una espada ordinaria.  Ésa es la “Wo Dao”, una katana famosa.  Si podemos obtenerla de ella y venderla, valdrá una fortuna.  Jeje…
- Bandido; Ya veo.  Así que es por eso que al principio fuiste tan generoso con ella.
- Scott: No podía hacer algún movimiento hasta ahora, pero hoy hay una oportunidad.  Escucha, quiero que la sigas.  Cuando veas la oportunidad, ¡quítale la espada!
- Bandido: ¡Cosa segura, jefe! 


[Conversación Noah-Fir]
- Noah: ¿Fir?  ¡Eres tú!
- Fir: ¿¡Sir Noah!?  ¿Qué estás haciendo aquí?
- Noah: Sí, me uní a este ejército hace ya un tiempo... ¡Whoa!  ¿¡En qué estás pensando!?  ¡Envaina esa espada!
- Fir: ¡Sir Noah!  ¡Pensé que eras más honorable que esto!
- Noah: ¿Qué?
- Fir: Sólo por que eres un caballero mercenario… ¿¡Prestando tus servicios a los piratas!? ¡Deberías avergonzarte!
- Noah: ¿...Huh?
- Fir: ¡No te hagas el tonto!  Estás trabajando con una banda de piratas que atacan a la gente viviendo en esta isla!  ¿¡Y te llamas a ti mismo un caballero!?
- Noah: Um, ¿puedes darme un segundo?  Creo que aquí hay un malentendido verdaderamente grande.
- Fir: ¿¡Malentendido!?  Todavía insistes en…
- Noah: Nosotros estamos tratando de ayudar a los aldeanos.  Se supone que venimos a derrotar a quien encabeza la banda pirata.  Creo que su nombre es Scott o algo así.
- Fir: ¿Qué?  ¿Scott es el cabecilla de los piratas?
- Noah: Si crees que estoy mintiendo, ¿por qué no le preguntas al pirata de ahí?  Él está justo detrás tuyo, escondido en los arbustos.
- Fir: ¿Pirata?  Qué pirata…
- Pirata: ¡Maldición!  ¡Mejor voy a decirle al jefe!

*El Pirata escapa*

- Fir: ¡Oye!  ¡Espera!
- Noah: ...¿No habías sospechado nada?
- Fir: ¡No!  Scott fue muy amable conmigo…
- Noah: ¿En verdad?  Los rumores dicen que él es un hombre muy cruel...
- Fir: Pero mi madre solía decir que no debes juzgar a la gente sólo por cómo luce...
- Noah: Bueno, eso es verdad, pero…
- Fir: ...Estaba prestando mis servicios a los piratas...  ¿Qué puedo hacer ahora?
- Noah: ¿Entonces te gustaría venir con nosotros?
- Fir: ¿Qué?  ¿Estaría bien?
- Noah: Siempre estamos buscando a más gente para fortalecer nuestro ejército.  Le hablaré a Roy sobre ello.
- Fir: ¡Gracias!
*Fir se une* 


[Conversación Sue-Shin]
- Shin: ¡Lady Sue!
- Sue: Shin...  ¿Qué estás haciendo aquí?
- Shin: Le estaba buscando.
- Sue: ¿A mí?
- Shin: Sí.  Esas fueron las órdenes del líder del clan.
- Sue: ...¿Qué le pasó a nuestro clan después que me fui?
- Shin: Lo lamento, no tuvimos oportunidad contra Biran.
- Sue: ...Perdimos.
- Shin: ......
- Sue: ¿Qué le pasó a mi Abuelo?
- Shin: Él continúa peleando contra Biran.
- Sue: Ya veo…
- Shin: El líder del clan me dijo que los dejara y que viniera a buscarle.
- Sue: ¿Entonces pelearás con nosotros?
- Shin: ¿Con vosotros?
- Sue: Nosotros ayudaremos a Abuelo por que este ejército está peleando contra Biran.  Además este ejército antes salvó mi vida.
- Shin: Entendido mi Lady.  Si ése es tu plan, entonces estoy a su disposición.
- Sue: Gracias. 


[Pueblos]
- Pueblo 1 (Suroeste): Básicamente esta área pertenece a los bandidos.  Ellos sencillamente nos roban todo el tiempo.  ¿Resistir?  Es inútil.  Ellos pueden hacer lo que deseen por que tienen mucho apoyo.  No podemos pelear contra ellos como lo hace la fuerza de Resistencia.
*Se recibe Espada de Plata* 

- Pueblo 2 (Noreste, el de la Izquierda): Eh... La única gente que queda son los niños y las mujeres.  Todos los demás, los trabajadores, han sido llevados al Norte, a las minas.  Ahí a ellos no les permiten ni siquiera dormir, sólo trabajan hasta que mueren...  Mi hermano, quien escapó, estaba tan delgado como un anciano.  Ese día, él lanzó su último aliento.  Ahora que yo te he dicho todo esto... Puedes... er, lo siento...  He dicho demasiado.  Por favor olvida todo esto.  Ahora dejaremos esta isla.
*Se recibe Arco Asesino* 

- Pueblo 3 (Noreste, el de la Derecha): ¡Nos has salvado!  ¿Estás con la Resistencia?  ¿No?  ¿Entonces sólo son buena gente normal?  ¡Justo como ves, esta isla, está llena con piratas y bandidos!  Pero... ¿qué es lo que vamos a hacer?  Los rumores de por aquí dicen que hay una severa batalla hacia el Oeste.  Adelántate y diles que estamos dejando la isla...
*Se recibe bastón Restaurar* 


[Casas]
- Casa 1: Entre los piratas hay un nómada muy hábil...  Incluso aunque no puedas verlo en medio de la niebla...  Ellos son gente que monta a caballo, pero este nómada también está acompañado por una chica...
- Casa 2: La resistencia lo está haciendo bastante bien.  En el Norte y en el Este siempre están en la batalla.  ¿Qué camino tomarás?
- Casa 3: Las aldeas cercanas...  Todos en ellas están dejando las islas.  En verdad, es muy triste.  Si quieres visitarlas, será mejor que lo hagas rápidamente.  No tienes tiempo de ir a ambas, así que tienes que decidir.
- Casa 4: Uff, hay mucha niebla por aquí...  ¡En estas condiciones NO tienes idea si alguien te está acechando!  El bastón Antorcha es útil, incluso para esos ladrones con vista de águila. 


[Batalla contra Scott]
- Scott: Entonces la niebla no los detuvo después de todo...  Pero ahora los destrozaré.  ¡Los acabaré ahora mismo! 

[Scott derrotado]
- Scott: ¿Quienes demonios... son ustedes?  Ustedes no son... un ejército... ordinario...  


= Después de acabar el mapa =
- Roy: Merlinus, tal parece que el enemigo trató de emboscarnos.
- Merlinus: Ellos debieron haber sabido que veníamos.
- Roy: Algo debe estar pasando detrás de escenas.
- Merlinus: Sí.  Limpiar de bandidos podría ser más difícil de lo que esperábamos.  Desde que Biran empezó si invasión, algo es... diferente en Elibe.
- Roy: Me pregunto qué pasará a partir de ahora...  Los Dragones reapareciendo, la repentina invasión de Biran, el colapso de la Alianza Lyciana... todas esas extrañas cosas pasando a la vez.  No obstante, debemos encargarnos de cada cosa por separado, aunque pueda parecer tedioso.  


*Para los capítulos 10 y 11, el juego se divide en 2 rutas.  A que ruta se irá depende de las dos aldeas en la esquina Noreste del mapa.  Si se visita la aldea de la izquierda, se irá por la ruta A; y si se visita la aldea de la derecha, la ruta B.  No se puede visitar ambas* 


*Si se visitó la aldea de la izquierda*
- Merlinus: Ahora... ¿qué haremos?
- Roy: ¿Qué tal movernos por el Norte siguiendo la costa?
- Merlinus: Al norte... ¿hacia las minas?
- Roy: Cierto.  He oído que la gente viviendo en aquellas islas han sido forzadas a trabajar ahí.
- Merlinus: Entonces primero debemos ir a rescatarles.
- Roy: Sí.  Entonces podríamos ser capaces de encontrar quién está detrás de todo esto.
- Merlinus: Bueno, debemos empezar en alguna parte.  (al Capítulo 10A y 11A) 


*Si se visitó la aldea de la derecha*
- Merlinus: Ahora... ¿a dónde iremos desde aquí?
- Roy: Vayamos al Oeste.
- Merlinus: ¿Oeste?
- Roy: He oído que ahí hay una base de un grupo rebelde.  Ellos pelean contra los bandidos para proteger a la población.
- Merlinus: Ya veo.  Entonces podemos visitarlos y colectar alguna información sobre qué está pasando en estas islas.
- Roy: Es verdad.  Si sencillamente vamos a buscar ciegamente, no llegaremos a ninguna parte.
- Merlinus: Yo no tengo objeciones, Lord Roy.
- Roy: Muy bien, entonces vayamos al Oeste.  (al Capítulo 10B y 11B) 

 

Anterior
Siguiente (Capítulo 10A)

Siguiente(Capítulo 10B)

Ir a la sección de Fire Emblem Sword of the Seals