Capítulo 2: La princesa de Biran

Introducción en el Mapa
Hay una pequeña villa entre Biran y Pherae. Aquí es donde Roy debía encontrarse con la banda mercenaria que Eliwood había contratado para él. Justo al este de la villa, hay un castillo ocupado por Biran. Roy aun tenía que percatarse que la confusión del castillo se esparciría por todo Elibe.


= Dialogo =

*Rude aparece fuera del castillo*
- Milady: ¡Lo que pregunto es que dónde esta la princesa!
- Rude: S-Sí, capitán Milady.
- Milady: ¡Escuché eso suficientes veces! ¿Lo que quiero saber es dónde está en este momento!
- Rude: Um… Ella esta… en… er.
- Milady: Estamos en guerra con Lycia. ¿Qué pasaría si algo le pasa a la princesa? ¿Tomarás responsabilidad?
- Rude: ...
- Milady: Nunca debí haber dejado a su Majestad venir a la frontera en primer lugar. Iré a la capital y le informaré al rey sobre esto. Más vale que la encuentres o personalmente te ejecutaré.
- Rude:¡S-Sí, señora!

*Milady se va, un Soldado aparece*
- Rude: ¿Sigue la princesa Guinevere con nosotros?
- Soldado: Sí señor. Está bajo vigilancia en el cuarto del sótano.
- Rude: Bien. No la dejen escapar.
- Soldado: Señor… ¿está seguro de que es una buena idea?
- Rude: ¡No te preocupes! Biran tiene muchos enemigos. Seguramente nos darán una jugosa recompensa por la hermana del rey si la entregamos a nuestros enemigos.
- Soldado: ...
- Rude: No vamos a llegar a ninguna parte sirviendo a nuestro país. Es mejor que pensemos en como hacer dinero rápido. ¿O no?
- Soldado: Sí, claro señor, pero hay un pequeño problema con ese plan…
- Rude: ¿A qué te refieres?
- Soldado: Acabo de recibir un reporte de que la sirvienta de la princesa a escapado.
- Rude: ¿¡Qué!? ¡Estúpido, ve y recupérala de inmediato!

*La escena cambia a Roy*
- Merlinus: Lord Roy, debería estar aquí en alguna parte.
- Roy: ¿Aquí es donde deberíamos encontrarnos con la banda de mercenarios?
- Merlinus: Sí, pero parece que no han llegado. ¡Oh! Espere, alguien viene…

*Ellen corre hacia Roy*
- Roy: ¡Cuidado!
- Ellen: Oh, perdóneme, estaba en apuros.
- Roy: No hay problema. Estoy bien. ¿Y usted?
- Ellen: Sí señor, estoy bien gracias.
- Roy: Que bueno que no estés…
- Ellen: ...¿ustedes son de Lycia, verdad?
- Roy: Si. Soy el hijo del marqués de Pherae.
- Ellen: Oh... ¡Gracias a Elimine! ¡Te agradezco por guiarme!
- Roy: ¿?
- Ellen: ¿Podrían ayudarme a rescatar a mi señora?
- Roy: ¿Qué sucede?
- Ellen: Mi señora y yo viajábamos para ir a ver a alguien de Lycia. Rude nos atrapó, pero yo logré escapar. ¡Mi señora sigue adentro!
- Merlinus: ¡Lord Roy! ¡No debemos enfrentarnos a Biran innecesariamente!
- Roy: ¡¡Pero no podemos negarnos a quien viene a ver a alguien de la Alianza!!
- Soldado: ¡Ahí esta! ¡Atrápenla, no importa si esta viva o muerta!
- Ellen: Oh, no...
- Roy: Bueno Merlinus. Ellos atacaron primero, entonces debemos responder, ¿no?
- Merlinus: No escucharás mis consejos, ¿no? Entonces seré testigo de lo que has aprendido en Ositia.
- Roy: ¡Bien! Tomaremos el castillo, señorita Ellen escóndase por favor…
- Ellen: No, lo acompañaré. No puedo pelear pero puedo curar a compañeros heridos.
- Roy: Oh... pero...
- Ellen: Yo fui quien lo metió en este problema, por favor déjeme ser de ayuda.
- Roy: Bien, pero cuídese muy bien.
- Ellen: ¡Si! Gracias por su consideración.


[Segundo Turno]
*Dieck y sus compañeros aparecen al sur*
- Dieck: Deberían estar por aquí. Thany, ¿podrías chequear si el ejército de Pherae está por aquí?
- Thany: ¡Claro!

*Thany sale volando*
- Ward: Dieck, ¿Quién es nuestro cliente esta vez?
- Dieck: La familia real de Pherae. El hijo del marqués entrará al ejército.
- Lot: ¿Entonces pelearemos contra Biran?
- Dieck: Eso parece.
- Ward: ¡Un oponente digno! ¿Es hora de lucirnos, eh?
- Lot: Biran... ésta estará difícil. Deberíamos tener cuidado.

*Thany regresa*
- Thany: Creo que los encontré. Ya están peleando con alguien…
- Dieck: ¿Qué? ¿Una batalla ya empezó? ¡Debemos apurarnos!


[Conversación (Roy, Dieck)]

- Dieck: ¿Eres Roy de la familia Pherae?
- Roy: ¿Quién eres?
- Dieck: Soy Dieck. Me dijeron que un tal Roy debería encontrarse aquí.
- Roy: ¿Tú eres el líder de la banda de mercenarios?
- Dieck: Es un pequeño grupo en realidad. Perdón por llegar tarde, no me imaginé que ya había comenzado una batalla.
- Roy: Bueno, tenemos nuestras razones…
- Dieck: No, no. No estamos culpándote. Todos dicen que pueden lucirse al fin.
- Roy: Gracias. Es bueno saberlo.
- Dieck: Bien, ahora, ¡terminemos ésta batalla!


[Pueblo]

- ¡Oh! ¡Realmente nos han salvado! Si toda esa gente hubiese llegado aquí, no sé qué le hubiera pasado a ésta preciosa espada. Realmente estoy asustada. Soy muy débil, pero ustedes... *recibes un machacacorazas*

[Casas]
- Casa 1: Los arcos son poderosos contra enemigos voladores. Si ellos son lo suficiente estúpidos para acercarse, puedes romper las alas de un Pegaso y tirar los Wyverns al suelo. Estate atento.
- Casa 2: Espada, hacha y lanza. Esas tres armas tienen ciertos efectos una contra cada otra. Espadas son fuertes contra hachas, hachas contra lanzas y lanzas contra espadas. Espadas son fuertes contra hachas... si solo recuerdas eso, el resto es simple.
- Casa 3: Los fuertes son la llave de la defensa de un reino. Si estas en ellos, es muy fácil. Los ataques del enemigo fallan frecuentemente y el daño es reducido. También, te vas recuperando levemente.


[Batalla con Rude]

- Rude: ¡Maldición! Justo cuando pensaba que la suerte estaba conmigo…

[Rude vencido]
- Rude: Ugh... la… avaricia… te trae mala suerte…


= Después de acabar el mapa =
*Adentro del castillo*
- Merlinus: ¡Lord Roy! ¡Hemos rescatado a una dama atrapada en el sótano del castillo!
- Roy: Debe ser la señora de Ellen.
- Merlinus: Sí.
- Ellen: ¡Su majestad!
- Guinevere: ¡Ellen! ¡Oh, estás bien! Nunca pensé que harías algo así de valiente por mi. Me habías preocupado.
- Ellen: Quería rescatarla sin importar cómo, entonces yo…
- Guinevere: Está bien Ellen. Gracias a ti estoy a salvo.

*Guinevere voltea a ver a Roy*
- Guinevere: Te debo mi vida. ¿Puedo preguntar tu nombre?
- Roy: Soy Roy. Hijo de Eliwood, el marqués de Pherae.
- Guinevere: Sí. Y yo soy…
- Ellen: Su majestad, ¿está segura?
- Guinevere: Está bien Ellen. Mi nombre es Guinevere.
- Roy: ¿¡Guinevere!? ¡Imposible! ¡La princesa de Biran!
- Guinevere: Sí. Esa soy yo.
- Merlinus: ¿¡Qué!? ¿¡Planeas atacarnos!?
- Roy: Merlinus, espera un segundo.
- Merlinus: Perdone Lord Roy, pero…
- Roy: ¿Me dejas un segundo por favor?
- Merlinus: Hmph, si usted lo dice.

*Merlinus se va*
- Roy: ¿En realidad eres Guinevere de Biran?
- Guinevere: Sí, aunque no lo creas.
- Roy: Incluso si no lo fueras se puede apreciar que eres de un alto estatus social. Pero si es cierto, algo no está bien. Ellen dijo que querías ver a alguien de Lycia
- Guinevere: Es correcto.
- Roy: ¿Por qué si eres la princesa de Biran?
- Guinevere: Quería terminar esta guerra de manera pacífica. Pensé que hablando con alguien de Lycia encontraría la solución.
- Roy: Tu hermano empezó esta guerra. ¿Está en tu poder detenerlo?
- Guinevere: De verdad deseo detenerlo. No, debe ser detenido.
- Roy: ...Ya veo. Ven con nosotros y hablaremos con Lord Hector, para saber que acción tomar.
- Guinevere: ¿Honestamente… me llevarás?
- Roy: Si hay una manera de detener el derramamiento de sangre debemos tratar, sin importar cuan pequeña sea la posibilidad.
- Guinevere: ¡Gracias! ¡En verdad… gracias!

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Sword of the Seals