Renaud/Wallace

[Apoyo C]
- Wallace: ¿Eres tú el obispo Renaud? Luchemos hombro con hombro, Excelencia.
- Renaud: Como desees.
- Wallace: ¡Ja! Siempre es bueno contar con aliados de espíritu fuerte. ¿Mm? ¿Tú? No, no puede ser...
- Renaud: ¿Qué sucede?
- Wallace: No es posible. No, de ningún modo... Perdóname, obispo Renaud... Es que te pareces mucho a él... Eres la viva imagen de un hombre a quien conocí...
- Renaud: ¿Eh?
- Wallace: Creía que eras él, pero no es posible, no. No podría haberse convertido en una persona como tú... La última vez que lo vi fue hace treinta años...

[Apoyo B]
- Wallace: Entonces yo tenía más de diez años... Era escudero de un caballero de Caelin... Era tan delgado y debilucho, que algunos se reían de mí.
- Renaud: Con perdón, es algo difícil de imaginar.
- Wallace: El hombre a quien yo conocía era un mercenario pagado por Caelin. Sí, y también se llamaba Renaud. Renaud el Insensible, así lo llamaban. No tenía miedo a nada, y su valentía era bien conocida. ¿Sabes de quién hablo?
- Renaud: No...
- Wallace: Aprendí muchas cosas luchando a su lado... Le debo mucho por sus enseñanzas... Me gustaría volver a verlo antes de morirme.
- Renaud: ¿Por qué?
- Wallace: Le hice una promesa cuando era joven. Le dije que siempre lucharía por el bien de la gente. Le dije que nunca emplearía sus enseñanzas para hacer el mal. Quiero decirle que he cumplido con mi promesa... Pero... seguro que habrá muerto ya.
- Renaud: ...

[Apoyo A]
- Wallace: Lord Renaud, ¿estás bien?
- Renaud: Sí.
- Wallace: Hum... Es extraño, pero... aunque nos acabamos de conocer, es como si ya hubiéramos tratado en el pasado. Creo que podríamos ser amigos.
- Renaud: Sería un honor para mí.
- Wallace: ¡Si nos hubiéramos conocido antes! Pronto terminará el viaje... y ya no lucharemos juntos nunca más.
- Renaud: No bajes la guardia, Wallace. La victoria no es nuestra todavía.
- Wallace: ¡Ja, ja, ja, ja! Una vez me dijo exactamente esas palabras. No se me olvidará nunca. Llevo sus enseñanzas grabadas en la cabeza.
- Renaud: Wallace. ¿Sigues queriendo verlo otra vez?
- Wallace: ¡Por supuesto! Pero ya me parece menos urgente. Después de luchar a tu lado, obispo Renaud, es como... Siento que quizá me haya estado observando... desde el cielo.
- Renaud: Quizá...
- Wallace: Gracias, Excelencia.
- Renaud: Lo siento es que no he hecho nada. Adelante.
- Wallace: ¡Vamos allá!

Ver los otros apoyos

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword