Florina/Ninian

[Apoyo C]
- Ninian: Ah... doña Florina...
- Florina: Oye... No tienes por qué llamarme así. Puedes llamarme simplemente Florina.
- Ninian: Ah, vale... señora Florina. Oye, señora Florina, ¿eres de Ilia, no?
- Florina: Pues sí. Ninian, ¿conoces Ilia?
- Ninian: Sí... Tiene muchas montañas nevadas y... yo... nací... allí.
- Florina: ¿Cómo? Hala, entonces somos del mismo sitio. Qué cosas... me siento mucho más unida a ti... Oye, tendríamos que hablar más...
- Ninian: Sí, estaría bien.

[Apoyo B]
- Florina: Ninian...
- Ninian: ¿Sí? ¿Qué sucede, señora Florina?
- Florina: ¿Te puedo pedir consejo sobre una cosa?
- Ninian: ¿Quieres que te aconseje? ¿Sobre qué?
- Florina: Bueno, pues es que... se me da mal hablar con los hombres... Ni siquiera me trato con los soldados que luchan con nosotros... ¿Qué podría hacer para que me fuera más fácil hablar con la gente?
- Ninian: Bueno... a mí me pasa como a ti... No soy la más indicada... No creo que se me dé muy bien hablar con la gente...
- Florina: Ah, vale... Es que yo pensaba que... Bueno, es muy fácil hablar contigo...
- Ninian: Yo también creo lo mismo de ti.
- Florina: Entonces... podemos ser amigas de ahora en adelante, ¿no?
- Ninian: Sí... ¡Claro!

[Apoyo A]
- Florina: Entonces, Ninian, ¿naciste en Ilia, no? Porque... yo soy de Edessa. Los pegasos se reúnen allí en la primavera de Pyrene.
- Ninian: No se me da muy bien... la geografía... Pero yo nací muy cerca de la montaña más alta de Ilia.
- Florina: ¿Te refieres a la Montaña del Dragón de Hielo?
- Ninian: ¿El Dragón de Hielo?
- Florina: Sí. Hace mucho tiempo, había una montaña donde vivía un dragón. ¿No conoces la historia?
- Ninian: Lo siento, no... He estado mucho tiempo d viaje con mi hermano...
- Florina: Ah, entiendo... Bueno, pues hace mucho hubo un dragón de hielo en Ilia. Esta amable criatura ayudaba a la gente de Ilia que tenía problemas con la nieve. Pero estalló una guerra entre dragones y hombres... y los dragones buenos, que no querían herir a los humanos, se fueron a un lugar lejano.
- Ninian: ...
- Florina: Mi hermana me contaba esa historia de pequeña antes de dormirme... La gente del lugar aún hace ofrendas a la montaña hoy en día... Cuando era pequeña, tenía tantas ganas de conocer al dragón, que esperaba toda la noche en el lugar de la ofrenda pasando frío... Pero al amanecer nunca aparecía aquel dragón... Un día enfermé y mi hermana se enfadó conmigo...
- Ninian: ¿Esperaste toda la noche? Señora Florina... ¿no te daba miedo el dragón?
- Florina: ¿Miedo? ¿Por qué?
- Ninian: ¿Es que no piensa todo el mundo que los dragones son malos y fieros? Es decir, ¿cómo iban a llevarse bien dos especies diferentes?
- Florina: Las especies importan poco... Mírame a mí. Mi pegaso y yo somos de especies diferentes...
- Ninian: Sí, es verdad...
- Florina: Los pegasos son muy tímidos con los hombres... Yo también, la verdad... Al principio este hermoso caballito y yo nos teníamos miedo... No nos llevábamos muy bien... Pero luego jugamos juntos y nadamos juntos... Pronto empezamos a entendernos muy bien... Por eso nos hicimos amigos... Por eso, aunque dos seres tengan aspectos diferentes... no quiere decir que no puedan ser amigos.
- Ninian: Ya veo... Sí, debes de tener razón. Nosotros nos llevamos bien, ¿no?

Ver los otros apoyos

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword