Hector/Lyn

[Apoyo C]
- Lyn: Hector, ¿tienes un segundo?
- Hector: ¿Qué pasa?
- Lyn: Me ha dicho Eliwood que entrenáis juntos de vez en cuando, ¿no?
- Hector: Sí. ¿Y qué?
- Lyn: Pues que a lo mejor te interesaba practicar conmigo.
- Hector: ¿Contigo? No me parece buena idea. No me gustaría hacerte ninguna cicatriz, pequeña.
- Lyn: ¡Eh! No soy más débil por ser mujer.
- Hector: No, si no es cosa de ser hombre o mujer. Solo es que mi armadura es de caballero, ¿no ves? No tendrías ni media oportunidad de ganarme.
- Lyn: ¡Habrase visto! Bien, bien. O sea que de un vistazo ya sabes lo fuerte que soy.
- Hector: ¡Yo no he dicho eso! Oswin me enseñó algo en un entrenamiento una vez: la caballería pesada y los espadachines son como el agua y ... Eh, ¿a qué viene esa mirada?
- Lyn: ¡Hector! ¡Te reto! Te vas a enterar... Retirarás lo que has dicho.
- Hector: Jopé...

[Apoyo B]
- Hector: Lyn.
- Lyn: ...
- Hector: ¡Lyn!
- Lyn: ¿Sí?
- Hector: Eh... Esto... Me pareció ofensivo dejarme, así que, bueno... Me empleé a fondo.
- Lyn: ...
- Hector: Y tengo que admitir que me has sorprendido. Tu habilidad... Eres más fuerte de lo que pensaba.
- Lyn: Vaya, gracias, Hector. Perder contra ti ha sido una buena lección de humildad.
- Hector: ¿Me estás escuchando?
- Lyn: Estoy ocupada. Estoy aprendiendo algunos movimientos nuevos.
- Hector: Sí, creía que estabas cambiando de guardia. ¿Para qué sirve ese ataque?
- Lyn: Dicen que es útil frente a hachas y armaduras gruesas.
- Hector: ¡Eh, que soy yo! ¿Tienes algo contra mí, Lyn? ¿No éramos amigos?
- Lyn: Sí, hombre. Pero es que... me quedo atrás. No puedo ser una carga para ti ni para Eliwood. Sé luchar. Debo mejorar.
- Hector: Lyn...

[Apoyo A]
- Hector: Lyn
- Lyn: Hector...
- Hector: Oye, Lyn... ¿Te acuerdas de cuando nos conocimos?
- Lyn: Sí, claro que me acuerdo. Fue cuando lord Lahus tomó el castillo de Caelin. Retenían como prisionero a mi abuelo. Tú y Eliwood acudisteis al rescate. Luego luchamos juntos contra los ejércitos de Lahus.
- Hector: Lyn. ¿Por qué estamos juntos ahora?
- Lyn: Bueno...
- Hector: Pues porque somos amigos, ¿no? Oye... Si fueras mucho más fuerte que yo... ¿Sería yo inútil para ti?
- Lyn: No... Claro que no.
- Hector: Este viaje no se limita a una mera cuestión de fuerza. Si fuera así, ¿para qué querríamos a Merlinus?
- Lyn: Ya, bueno...
- Hector: Eres fuerte. Doy fe de ello. Solo que... yo lo soy más.
- Lyn: ¡Ja!
- Hector: ¿Qué?
- Lyn: Serás... Y encima pones esa cara de sabelotodo.
- Hector: ¿Qué le pasa a mi cara? Es la que tengo...
- Lyn: No, si ya. Gracias. No sabía que te preocupabas tanto por cómo me siento. ¿O es que eres más amable de lo que pareces? Me has ayudado mucho a verme con mejores ojos.
- Hector: Bue... No soy así con cualquiera, claro...
- Lyn: ¿Qué?
- Hector: ¡Ah! ¡El enemigo! Vamos, Lyn. No te quedes ahí.
- Lyn: ¿Qué? ¡Espera!

Ver los otros apoyos

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword