Hector/Farina

[Apoyo C]
- Hector: ¡Farina! ¡Espera!
- Farina: ¿Si? Ah, lord Hector. Iba a luchar para justificar mi sueldo…
- Hector: Si, te quería hablar de eso. He oído hablar a un mercenario sobre las tarifas corrientes en Ilia…
- Farina: ¿Eh?
- Hector: Por lo general, se cobra por combate, y no hay pluses de ningún tipo. Ah… Y dijo que 20 000 monedas son muchas monedas.
- Farina: Pero…
- Hector: El sueldo depende de la categoría dentro de la orden de jinetes, ¿no? Con tu experiencia, diría que tu precio máximo debería ser 2000 monedas.
- Farina: ¡De eso nada! ¡Son 4000!
- Hector: ¿Cómo? ¿4000?
- Farina: Eh…
Hector; ¿Y a que venía todo lo de las 20 000 monedas? Me querías tomar el pelo, ¿eh?
- Farina: ¡N- no! ¡Qué va! ¡Ni se me pasaría por la cabeza! Es que hasta ahora me han pagado menos de la cuenta.
- Hector: Mírame a los ojos y cuéntamelo otra vez.
- Farina: Además, este encargo va para rato. Voy a tener que alimentar al pegaso…
- Hector: Ya,ya. ¿Qué come tu pegaso? ¿Zanahorias?
- Farina: ¡Qué va! Un pegaso no es como un caballo corriente
- Hector: Pero ser, es un caballo.
- Farina: ¡No! Son animales nobles. Por lo tanto deben comer zanahorias nobles.
- Hector: Lo que yo decía.
- Farina: ¡No, no no! O- oye… Cumpliré con mi deber. Con eso bastará, ¿no? ¡Me voy!
- Hector: ¡Eh! ¡Espera!

[Apoyo B]
- Farina: Uf… ….
- Hector: ¡Oye, Farina! Tenemos que hablar… ¿Eh? ¿Qué pasa?
- Farina: … ¿Ah? ¡Ah! ¡Lord Hector!
- Hector: Pareces cansada. Deberías descansar. No querría que te me cayeras encima.
- Farina: ¡Ja! No te hagas el bueno ahora. A mí no me la das. Santa Rita, Rita, Rita, el oro que me diste no se me quita.
- Hector: No me importa el dinero, cabezota. Como solo hables de eso, la gente empezará a mirarte mal.
- Farina: ¿Y a mí que? Mientras me paguen…Los que piensan que apreciar el dinero está mal nunca han sido pobres.
- Hector: Bueno… Puede ser, pero… hay cosas que no se compran con dinero.
- Farina: ¿Y yo para qué las iba a querer? Tengo que irme. Murphy, venga.
- Hector: Eh, ¡espera!
- Farina: Ah… ¿Qué…? ¡Aaaah!
- Hector: ¡Uf!
- Farina: Au…
- Hector: ¡P-perdón! ¿Te has hecho daño?
- Farina: A-aunque sepas que estoy cansada… ¿Cómo te atreves a tomarte estas libertades?
- Hector: ¡Eh! ¡Que no! ¡Espera! ¡Lo siento! Un momento. ¡Pero si eres tú la qué se ha caído encima de mí! Tú y Florina sois… ¡Bah! No entiendo nada.
- Farina: ¡Hombre! Te sobra veneno para atacar también a mi hermana, ya veo.
- Hector: ¿Por qué no me dejas en paz? Lárgate de aquí, anda.
- Farina: Ah, ya sé que pretendes… Nos has visto a las tres: Fiora, Farina, y Florina, las bellezas de Ilia… y te has creído con derecho de apropiarte de todas, ¿eh?
- Hector: Deja de soñar despierta.
- Farina: Los nobles sois todos iguales. ¡Nos tratáis a los mercenarios como si fuéramos cosas!
- Hector: Venga ya, Farina… Mira que es retorcida la tipa esta…

[Apoyo A]
- Farina: Uf… Uf… Creo que… me he pasado… Me siento… desvanecer…
- Hector: ¡Farina! ¡Por fin te encuentro! Sobre eso que decías antes… ¿Eh? ¿Farina? ¡Farina!
- Farina: Florina…
- Hector: ¡Farina! ¡Eh! ¿Estás herida?
- Farina: Ah…
- Hector: ¿Me oyes?
- Farina: ¿Qué? Pero…
- Hector: Te has desplomado. Menudo susto me has dado. ¿Estás bien?
- Farina: Ah… Gracias. Gracias, estoy bien. También lo estaría si no hubieras venido.
- Hector: Eres un encanto, ¿lo sabías? Anda, procura no cansarte demasiado. Avísame a mí o algún otro para que te ayudemos.
- Farina: ¿De qué serviría? ¿Quién va ayudar a una mercenaria como yo?
- Hector: ¿Qué?
- Farina: No somos más que peones comprados con dinero. Sería ridículo por nuestra parte esperar amistad de nadie. Lo único que no nos falla… es el oro.
- Hector: Ya salió con lo de siempre…
- Farina: Hablando de salir, salgo volando.
- Hector: Eh, espera…
- Farina: ¿Qué quieres? ¿Eh? ¡Suéltame!
- Hector: ¿Te quieres tranquilizar? Deberías reposar un rato. No te vayas. Te quiero tener al lado si vuelves a desmayarte.
- Farina: ¡N- no! ¡Me marcho! Lo único que quieres es rebajarme la paga.
- Hector: ¡Maldita sea!. ¿Cómo tengo que decirte que no es nada de eso? Es solo que no puedo abandonar a alguien que está a punto de caer redondo.
- Farina: Eh… Eh…
- Hector: ¿Lista? Tranquila. Soy más fuerte que los demás. Te ayudo porque me apetece, ¿vale? Tranquilízate.
- Farina: Va- vale…

Ver los otros apoyos

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword