Lucius/Priscilla

[Apoyo C]
- Lucius: Tú... ¿Vienes con nosotros, no? Me llamo Lucius. Es un placer conocerte.
- Priscilla: Me llamo Priscilla. Es un honor.
- Lucius: ¿Lady... Priscilla? ¿Eres tú? ¿Procedes de... la casa de Cormwell?
- Priscilla: ¿Hum? ¿Nos conocemos de algo?
- Lucius: No..., he oído tu nombre alguna vez. Lord Raven me... Perdona, para ti es Raymond, creo...
- Priscilla: ¿Eres amigo de mi hermano Raymond?
- Lucius: Sí. Serví a la casa de Cormwell. Raymond me ha hablado de ti. Me dijo que tenía una hermana a quien habían enviado a vivir con el conde de Caerleon.
- Priscilla: Entonces... ¿Mi hermano habla de mí?
- Lucius: ¿Has visto a Raymond estos días?
- Priscilla: Sí... Es el mismo de siempre... Es un hombre excepcional.

[Apoyo B]
- Priscilla: Lucius...
- Lucius: Ah, Priscilla...
- Priscilla: Sobre lo de antes... Dijiste que mi hermano te habló de mí...
- Lucius: Sí.
- Priscilla: ¿Qué dijo exactamente?
- Lucius: Ah, sí... Que eras su hermana menor Priscilla, que se había marchado de Cormwell siendo muy joven...
- Priscilla: Y... ¿qué más dijo?
- Lucius: ¿Qué más? Pues que de pequeños estabais muy unidos... Que enfermabas a menudo... Y que eras muy tímida.
- Priscilla: ¿Nada más? Por ejemplo, que era muy bonita de pequeña, o que me hizo una promesa sagrada hace mucho tiempo, o que siempre pensaba en mí después de que me fuera.
- Lucius: ¿Lady Priscilla? ¿Estás bien?
- Priscilla: Sí... No pasa nada. Olvídalo. Pero... Lucius.
- Lucius: ¿Sí?
- Priscilla: Eres... ¿cómo puedo expresarlo?... hermoso. Tienes la cara como una mujer... No, tu cara es más bonita que la de una mujer... Seguro que algunos lores han quedado prendados...
- Lucius: Pero... debes percatarte de que soy un hombre. De pequeño se burlaban de mí por mi aspecto, y nunca me ha supuesto ventaja alguna. ¿Acaso querías decir otra cosa...?
- Priscilla: ... No quería decir nada. Perdóname, por favor...
- Lucius: Lady Priscilla.

[Apoyo A]
- Lucius: Lady Priscilla...
- Priscilla: Lucius... ¿Qué ocurre...? Estás muy serio...
- Lucius: Perdóname, lady Priscilla. Eres una noble de la casa de Cromwell. Siento haber sido tan maleducado antes...
- Priscilla: ¿Por qué ibas a tener que pedirme perdón?
- Lucius: La última vez que hablamos dije cosas que puede que te hayan ofendido.
- Priscilla: No es cierto. ¿Has venido hasta aquí solo para pedirme perdón?
- Lucius: Estoy al servicio de la casa de Cormwell. Debo pensar en ti como en mi señora.
- Priscilla: Ahora pertenezco a la casa de Caerleon. La casa de Cormwell... ha desaparecido.
- Lucius: ... Sí... Entonces... lo sabes.
- Priscilla: ¿Querías ahorrarme sufrimientos no diciéndomelo? Y a pesar de la caída en desgracia de Cormwell, ¿has decidido permanecer al lado de mi hermano?
- Lucius: Sí...
- Priscilla: Ahora entiendo por qué eras un miembro tan indispensable de la casa de Cormwell. Creo que no necesitas pedir perdón como vasallo...
- Lucius: Lady Priscilla... ¿Puedes decirme una cosa, por favor? ¿Por qué cuando nos vimos la ultima vez...?
- Priscilla: Sí... Por favor, no sufras por eso. Estaba afectada por cuestiones insignificantes... Es decir, me...
- Lucius: ¿Sí?
- Priscilla: Me fui de la casa de Cormwell con solo seis años... ¿Cuánto tiempo has estado tú al servicio de Cormwell?
- Lucius: Pues ya hará unos 10 años. Cuando Cormwell se vino abajo hace dos años, lord Raymond y yo nos alistamos en el ejército de Caelin como mercenarios.
- Priscilla: ¿Lo ves? Fuiste a Cormwell tras mi marcha. Y desde entonces has estado con mi hermano... Yo pasé seis años con él, y tú más de diez. Estoy algo... celosa.
- Lucius: Ah... Lady Priscilla...
- Priscilla: No pasa nada. Déjalo.

Ver los otros apoyos

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword