Sain/Rebecca

[Apoyo C]
- Sain: ¡Que me aspen!
- Rebecca: ¿Qué sucede?
- Sain: Oh, gran musa de los hombres, por favor, dime tu nombre.
- Rebecca: Rebecca...
- Sain: Rebecca. ¡Qué eufonía! Tan simple, y al tiempo portador de tan bello sonido... En verdad te digo que te sienta... divinamente...
- Rebecca: Por favor, vale ya. Me estas haciendo sentir vergüenza. Solo es un nombre.
- Sain: ¡Querida Rebecca! Aquí corres peligro. ¡Ven conmigo! Los caballeros hemos jurado proteger a las doncellas...
- Rebecca: Oye, que yo no soy doncella de nadie, ¿te enteras? Soy una chica de pueblo y sanseacabó, ¿entendido?
- Sain: Tratándose de tan admirable criatura, los orígenes humildes no importan. Querida Rebecca, dame la mano.
- Rebecca: No, gracias. Creo que iré caminando.

[Apoyo B]
- Sain: Ah, Rebecca.
- Rebecca: ...
- Sain: ¡Qué día más espléndido! Parece que los cielos quisieran bendecir nuestro encuentro.
- Rebecca: ...
- Sain: ¿Hum? ¿Me equivoco, o me dedicas una mirada un tanto gélida esta mañana?
- Rebecca: Sain.
- Sain: ¿S-sí?
- Rebecca: Lady Lyndis me ha hablado de ti... y tu afición a tontear con todas las mujeres de Caelin.
- Sain: Glub...
- Rebecca: No lo sabía. Pensaba que eras simpático sin más.
- Sain: Te estás equivocando... Es mi sino, mi maldición, si quieres...
- Rebecca: ¿Qué? ¿Verse obligado a ligar con la primera de turno? Sé sincero.
- Sain: Es que... Sí.
- Rebecca: ¿Con cuántas?
- Sain: Pues... con todas. Con todas a las que no conozco, supongo... ¡Pero es que son tan sumamente guapas!
- Rebecca: Ya. Bueno, para tu información, nunca podría salir con alguien como tú. Adiós muy buenas.
- Sain: ¡Ah! ¡Rebecca! ¿¡Por qué seré tan honrado!?

[Apoyo A]
- Rebecca: ...
- Sain: ¡Rebecca! ¿Qué haces aquí? Ah, has venido a verme.
- Rebecca: Solo quería devolverte esto.
- Sain: Pero si... Esta carta era para ti...
- Rebecca: Ya, pues es bastante aburrida. No dices más que «te quiero», y «eres preciosa».
- Sain: Pero entonces, quieres decir que...
- Rebecca: ...
- Sain: ¿¡Rechazas mis sentimientos!?
- Rebecca: Eh, no, no... Te devuelvo la carta porque no significa nada.
- Sain: ¿Que no significa nada? ¿Qué dices?
- Rebecca: Mira, Sain... Si a todas les dices lo mismo, no puedes pretender que ninguna te tome en serio.
- Sain: ¿Es esa la idea que tienes de mí?
- Rebecca: Pues sí...
- Sain: ¡Pero algo bueno tendré, digo yo! Además, lo que te he escrito lo siento de verdad por ti.
- Rebecca: Sain... ¿Lo dices en serio?
- Sain: Sí.
- Rebecca: ... ¿Puedo fiarme de ti?
- Sain: ¡Claro!
- Rebecca: Entonces, Sain... ¿te importaría que fuera a contárselo a lady Lyndis ahora mismo?
- Sain: ...
- Rebecca: ¿Sain?
- Sain: Ah... Bueno, puedes. Si crees que debes.
- Rebecca: ¡Lo sabía! ¡Eres un cerdo!
- Sain: ¡Eh! ¡Espera! ¡Rebecca, mi amor!

Ver los otros apoyos

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword