Capítulo 10: Las llanuras distantes

»» Introducción
El general Eagler ha caído.
Lyn y los suyos se acercan cada vez más al castillo de Caelin.
Dentro de los muros esperan el peor enemigo de Lyn, Lundgren...
Un hombre que mataría a su familia para conseguir el trono.
Él es el origen de todos los males de Lyn. Hay que detenerlo.


» Escena de apertura

- Kent: Lady Lyndis, se debería ver el castillo de Caelin una vez cruzadas las montañas.
- Lyn: Abuelo... Estaré contigo pronto.
- Kent: Todo depende de la próxima batalla.
- Sain: Lundgren no recibirá los refuerzos que está esperando. Se lanzará contra nosotros con todos sus medios.
- Lyn: ¡Que venga! ¡Que venga quien quiera! No me harán retroceder. Veré a mi abuelo... He llegado demasiado lejos como para dejar que me detengan.
*Sain y Kent se van*
- Lyn: Se acabó, Mark. Esta es la prueba final. ¡Amigos, por última vez, prestadme vuestra fuerza!

*Pantalla de Preparación*


» En el mapa

[Casa 1]
- Chica: ¡Vaya! Si no meto la colada... Hola. ¿Eres soldado? Parece una vida dura... Sobre todo cuando llueve. La lluvia debe entorpecerte al moverte. Cuando pequeña montaba a caballo. Me acuerdo cómo odiaban la lluvia los animales. Es mejor ir a pie cuando llueve. Los caballeros nómadas están preparados en las llanuras, así que resisten más, pero... Bueno, la lluvia es mala para cualquiera que quiera moverse. El tiempo puede cambiar en un instante. Te recomiendo que te quedes en un sitio hasta que se vaya la lluvia.

[Casa 2]
- Chico: Has venido a enfrentarte a Lundgren, ¿no es así? ¿Tienes bastantes armas? Lundgren no es un caballero normal: es un general. Las armas de hierro no perforan su coraza. Si necesitas algo, visita la armería de mi padre. Deberías de ir a la tienda de al lado, además. Tienen armas muy poderosas y objetos que puedes usar contra Lundgren. Vete al sur y cruza el río. Las verás. Lundgren es astuto. Ha destruido el puente. Pero hay un tronco viejo en la orilla... Si lo derribas, podrás vadear el río. Buen viaje. Peleas por todos nosotros.

[Casa 3]
- Chico: Te aconsejo que vayas a la armería de al lado. Tienen todo lo que hace falta para luchar contra caballeros y generales. Necesitas algo para vencer a Lundgren, ¿no? Si es derrotado, quizá vuelva la paz a Caelin. ¡Suerte!

[Villa]
- Anciana: Por fin habéis logrado llegar. Es un largo camino... Estamos todos con lady Lyndis. Todos. Toma esto. Úsalo en tu batalla contra Lundgren, por favor. Es un anillo de energía. Aumentará tu fuerza y tu poder mágico. Hay muchos objetos que aumentan las habilidades. Son difíciles de encontrar, así que úsalos con la cabeza. Claro, que no usarlos en un gran desperdicio también, ¿entiendes? Algunos objetos de este tipo desaparecen al usarlos. Tenlo en cuenta y úsalos sabiamente. *Tienes Anillo de Energía*


*Fin del Turno 1-7-13-18-23-29 Enemigo*
- Lyn: Esas nubes tienen mala pinta. Va a llover pronto. Vamos, Mark. Tenemos que apresurarnos ahora que podemos.

*Fin del Turno 3-25 Enemigo*
- Lyn: ¡Mirad! Está despejando. La lluvia parará pronto...

*Fin del Turno 8-14-19 Enemigo*
- Lyn: Está lloviendo, pero el cielo está bastante despejado. No tardará en parar.


*Kent contra Lundgren*
- Lundgren: Ah. Uno de los traidores. Tú debes ser Kent, ¿no?
- Kent: Lundgren, tu maldad te precede. No escucharé ninguna de tus palabras envenenadas.
- Lundgren: ¡Mentecato! Desearás no haber cambiado de bando.

*Sain contra Lundgren*
- Lundgren: Ah, Sain... Tú no eres como ese loco contumaz de Kent. Eres razonable. Abandona a esa chiquilla, esa Lyndis, y ven a mi lado. Llegarás lejos sirviéndome.
- Sain: Es una oferta generosa, mi señor...
- Lundgren: Lo es...
- Sain: Sin embargo, aprecio bastante a mi amigo el loco contumaz. Y si he de jurar lealtad a un señor, elijo a la bella lady Lyndis antes que a Lundgren el Corrupto. Con todas las consecuencias.
- Lundgren: ¡Imprudente! ¡Te arrepentirás de tu decisión!

*Lyn contra Lundgren*
- Lundgren: Así que tú eres la chica que afirma tener parentesco con mi hermano.
- Lyn: Vas a mantener la farsa hasta el final, ¿no, Lundgren?
- Lundgren: La casa real de Caelin no necesita perros de Sacae. Acabaré con esta impertinencia aquí y ahora.
- Lyn: Para alcanzar tus oscuras ambiciones, has causado daño a mi abuelo y al propio país al que deberías servir. No me inspiras ni lástima ni compasión. ¡Lundgren! ¡Prepárate!
- Lundgren: ¡Ayuda!

*Batalla con Lundgren*
Este es mi dominio, y habéis entrado sin mi permiso. ¡No saldréis con vida de estas tierras!

*Lundgren Vencido*
Niñata inoportuna... No es más que una salvaje de Sacae... El trono de Caelin... debe ser mío... mío...


» Al tomar el Castillo
- Lyn: Hemos ganado... Por fin podré ver a mi abuelo.
*Aparece Reissmann*
- Reissmann: Eres lady Lyndis, ¿no es así?
- Lyn: ¿Quién eres tú?
- Reissmann: Soy Reissmann, el canciller de la familia real de Caelin. Recibí noticias de tu primer encuentro con Kent y Sain, pero luego Lundgren descubrió el mensaje y me hizo encarcelar. Es un gran placer darte la bienvenida a tu verdadero hogar.
- Lyn: Gracias. ¿Puedo ver a mi abuelo?
- Reissmann: Sí, claro. No te angusties por lo que veas. Lundgren ha envenenado la comida del marqués. Su cuerpo está muy desmejorado... Ha pasado meses en cama.
*Cambio de Escena*
- Hausen: ¿Quién va? No quiero visitas. No veré a nadie.
- Lyn: ...
- Hausen: ¿Qué estás haciendo? Déjame morir...
*Lyn se acerca*
- Lyn: Eh... Perdón... Mi nombre es... Soy Lyndis.
- Hausen: ¿Eh? ¿Lyndis, has dicho? ¿Es..?
- Lyn: El nombre de mi padre era Hassar, jefe de los lorca. Mi madre era... Madelyn. Crecí en las llanuras.
- Hausen: ... ¿Es posible? Ven, ven aquí. Déjame verte la cara.
*Lyn se acerca*
- Hausen: Oh... Sí... No hay duda... Eres la hija verdadera de Madelyn... Ah... Aaaah...
- Lyn: ¡Abuelo!

Texto en la CG:
- Lord Hausen: Lundgren me dijo que mi hija había muerto. Mi heredera... y tú también. Me dijo que estabais muertas. Gracias... Gracias por vivir. Ah... Es una bendición...
- Lyn: Mis padres los asesinaron el año pasado unos forajidos. Yo... soy la única superviviente. He aguantado, pero...
- Lord Hausen: Lyndis, perdona a este viejo orgulloso. Si hubiera aceptado el amor de tus padres... no habría habido bandidos. Habríamos vivido aquí en una paz perfecta.

- Lyn: Abuelo. Mis padres... Mi tribu... Hemos vivido en paz y amor. El final fue trágico, pero... hasta el ataque fuimos felices de verdad.
- Hausen: ¿Es cierto? ¿Fue Madelyn feliz? Saber eso me llena de alegría. Gracias, Lyndis. Ya puedo morir en paz...
- Lyn: ¡No! ¡Abuelo! ¡No digas eso!
- Hausen: No hay remedio, Lyndis. He tomado veneno durante mucho tempo. Es tarde...
- Lyn: ¡Sé fuerte, abuelo! ¡Te repondrás! ¡Créeme! En las llanuras se dice que la enfermedad fracasa ante un corazón valiente. ¡Estoy contigo! ¡No puedes rendirte!
- Hausen: Estás... conmigo...
- Lyn: Sí. Tenemos mucho de que hablar. Pasear, escuchar música. Quiero hacer muchas cosas contigo, hay que recuperar el tiempo perdido.
- Hausen: Suena bien... muy bien.
- Lyn: Sí. Cuando estés bien, te llevaré a las llanuras. Te mostraré el cielo infinito, los océanos de hierba... Quiero enseñarte las tierras que tanto amó mi madre.
- Hausen: Las tierras que amó Madelyn... Tienes razón. Aún tengo... vida que vivir.
- Lyn: Lo puedes conseguir, abuelo.
- Hausen: Lyndis...

*Cambio de Escena*
- Sain: ¡Lady Lyndis! ¿De verdad piensas quedarte aquí? ¡Sé sincera!
- Lyn: Sí, hasta que se recupere mi abuelo. No puedo dejarle ahora. No.
*Aparece Kent*
- Kent: El médico dice que lord Hausen parece un hombre nuevo. Como si no hubiera estado enfermo. Y todo gracias a ti, mi señora.
- Lyn: Es la única familia que me queda. Quiero que viva mucho.
*Sain y Kent se van, llega Florina*
- Florina: ¡Lady Lyndis!
- Lyn: ¿Qué ocurre, Florina?
*Florina se acerca*
- Florina: ¡Serviré en la casa de Caelin, me han aceptado! Desde ahora, Lyn... Es decir, lady Lyndis... ¡Siempre estaremos juntas!
- Lyn: ¿De verdad? Oh, eso me complace, pero... No me llames lady Lyndis. Para ti sigo siendo Lyn.
- Florina: Mi pegaso y yo volaremos por tu país. Soy tu sirvienta. Hay ciertas reglas.
- Lyn: ¡Florina!
- Florina: Soy muy feliz cuando estoy contigo. Eso es más importante que el título que te dé... Por favor...
- Lyn: Supongo que será cuestión de costumbre, ¿no? Bien. Lo entiendo.
*Florina avanza hasta donde esta Lyn*
- Florina: ¡Gracias! ¡Te quiero, Lyn!
*Se aleja*
- Florina: Vaya, o sea... ¡Lady Lyndis!
- Lyn: Ja, ja, ja... ¡Florina!
*Florina se va, aparece Wil*
- Wil: ¡Lady Lyndis! ¡Yo también quiero quedarme!
- Lyn: ¿Wil? ¿No debes volver a casa?
- Wil: Bueno, sí, pero... he cogido cariño a la Legión de Lyndis, por lo que se ve... No podría dejar a nadie atrás. Enviaré noticias a mi familia sobre mi decisión.
- Lyn: Me alegro de contar contigo, Wil. Gracias.
- Wil: Gracias, mi señora.

*Cambio de Escena*
- Lyn: Mark... Te vas, ¿no? No, no estoy pidiendo que te quedes. Solo que... te echaré de menos. Cuando te encontré inconsciente en las llanuras... No sabía que estaríamos tanto tiempo juntos. Nos has ayudado mucho, seguro que has aprendido todo lo que podíamos enseñarte. Te irá bien solo. Estoy convencida de que te convertirás en un maestro estratega, Mark. Te lo dice alguien que te ha visto en combate.

Texto en la CG:
En fin, cuídate... Espero... que nos veamos otra vez. Seguro que algún día...

*Final de los Personajes*
*Después del Final de los Personajes*

Texto en la CG:
En noches claras y despejadas, se puede ver a Lyn sobre una colina cerca del castillo. Quizá recuerda su hogar de la infancia, las llanuras de Sacae.


[Aquí termina la historia de Lyn. ¿Quieres guardar la partida?]

Si No

[Si]
*Guardas la Partida*
[¿Quieres seguir Jugando?]
Si No

[No]
*No guardas*

A partir del capítulo 11, Eliwood se convierte en el personaje principal. El papel de Mark consistirá en actuar de estratega para el grupo. Ayuda a Eliwood a completar los objetivos del capítulo y a luchar hasta llegar al final del juego. Empezarás la primera campaña con Eliwood, luego conoceras a su amigo Hector en el capítulo 12. ¿Quién sabe? Hasta puede que vuelvas a ver a Lyn. Si derrotan a alguno de los tres, se acabará la partida. El juego continuará si derrotan a cualquier otra unidad aliada. Sin embargo, una vez que las derroten, no podrán volver en el futuro. ¡Cuidado!
*Empieza la Historia de Eliwood/Hector*

-[Si] <- Esta es la respuesta para la pregunta "¿Quieres seguir Jugando?"
*Ver el "No" de la respuesta anterior*

-[No] <- Esta es la respuesta para la pregunta "¿Quieres seguir Jugando?"
*Ver el "No" de la respuesta anterior, pero al final te regresa a la pantalla del titulo, en vez de iniciar la siguiente Historia.*

Anterior
Siguiente (Historia de Eliwood)
Siguiente (Historia de Hector)

Volver al índice de diálogos de Fire Emblem (Blazing Sword)

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword