Capítulo 18xE: Carcelero mágico

»» Introducción
Con las últimas palabras de Uhai resonando en su cabeza, se dirigen hacia el corazón del bosque. Lyn se mueve casi en silencio, evitando alertar a enemigos ocultos. Sin embargo, más adelante aparece una nueva sombra del colmillo negro.

Cap. 18x: Carcelero mágico

» Escena de apertura
*Isla Valor]
*Aparece Eliwood, Lyn y Hector*
- Eliwood: Un gran árbol podrido... Este debe ser el lugar del que hablaba Uhai.
- Lyn: Así que hacia el oeste desde aquí está la Puerta del Dragón.
- Hector: Bien, vamos.
*Lyn y Hector se van*
- Eliwood: ...
*Aparece Marcus*
- Marcus: Lord Eliwood, ¿está bien? Estás pálido...
- Eliwood: Ah, eres tú, Marcus.
- Marcus: ¿Ocurre algo?
- Eliwood: Ya oíste lo que Erik dijo cuando estábamos en Lahus, Marcus... ¿Qué opinas?
- Marcus: ¿Que lord Elbert estaba implicado en una conspiración?
- Eliwood: Sí.
- Marcus: Debe de haber un error. Tu padre es leal a Lycia. Nunca rompería su juramento.
- Eliwood: Tienes razón. No creo que estuviera metido en esta conspiración. Pero... ¿Por qué me puede la ansiedad? Cuando pienso en mi padre, pierdo el aliento.
- Marcus: Lord Eliwood, no interpretes mal tus sentimientos. Las emociones que te desbordan al pensar en lord Elbert no proceden de la desconfianza. Vienen de la preocupación por tu padre, que está en peligro. Está involucrado en algo mayor que todos nosotros. Todo ocurre muy rápido, es fácil perder la perspectiva.
- Eliwood: Sí... Tienes razón. Gracias, Marcus. Ya me siento mejor.
- Marcus: Me complace ser útil. El aire de esta isla maldita inspira inquietud.
- Eliwood: Alimenta la desesperación que sienten nuestros corazones. Si no hubieras venido conmigo, Marcus...
- Marcus: ¿Eh? Algo ocurre más adelante.
- Eliwood: Es Hector. ¡Vamos!

*Todos se acercan a Hector en el mapa*
*Aparece Hector y Lyn*
- Lyn: ¡Deja de gritarme ya! ¿Es por la armadura esa que llevas? Solo digo que tenemos que ir en silencio. Nada más.
- Hector: ¡Lo sé! ¡Y yo te digo que hago lo que se puede!
*Aparece Eliwood*
- Eliwood: ¿Queréis callaros los dos? Con armadura o sin ella, si seguís gritando, cualquier enemigo nos oirá desde aquí a Pherae.
- Lyn: Ah...
- Hector: Lo siento.
- Eliwood: Debemos ir en silencio. Uhai seguramente no fuera el único miembro del Colmillo Negro por aquí.


*Cambia la escena a unas ruinas*
*Aparece Aion y un miembro del Colmillo Negro*
- Colmillo Negro: Lord Aion, tenemos noticias del jinete de pegaso. Se aproximan objetivos por la estribación de la montaña del este.
- Aion: Hum... Uhai debe de haber fracasado. No me sorprende. Estamos hablando de un simple nómada de Sacae, a fin de cuentas. Tenía cierta aptitud potencial, pero ni idea de planificación. ¿Están situadas nuestras unidades?
- Colmillo Negro: Sí.
*Miembro del Colmillo Negro se va*
- Aion: Ja, ja... Bien. Muy bien. En espacios reducidos como este, mi magia del trueno es devastadora. La batalla ya está ganada... No puedo perder. El combate es una ecuación. Los inteligentes juegan con ventaja. Esos imbéciles nunca llegarán a la Puerta del Dragón. Nunca. Los enterraré aquí mismo, en este bosque.


*Escena cambia a mapa*
*Aparece Eliwood*
- Eliwood: Veo ruinas. ¿Es la Puerta del Dragón?
*Aparece Ninian*
- Ninian: ...
- Eliwood:¿Ninian? ¿Estás bien?
- Ninian: ¡Cuidado! ¡El enemigo se acerca!
- Eliwood: ¿Enemigos?

*Se teleporta un chaman cerca de Eliwood*
*Aparece un Chaman del Colmillo Negro*
- Chaman: ¡Eliwood de Pherae! ¡Prepárate!
*El Chaman se va y aparece Eliwood*
- Eliwood: ¡Uf! No llegaremos a la Puerta si nos limitamos a defender. ¡Atacad a su comandante y las ruinas!


» Comienza la batalla
[Si Fiora participa en el capitulo]

- Fiora: Honorable estratega... Te llamas Mark, ¿no es cierto? El comandante enemigo está preparando sus tropas tras la montaña. Puedo volar y dirigirte, pero... si me acerco demasiado podría correr peligro. Tenlo en cuenta cuando me des órdenes.

[Turno 3]
*Aparece Kishuna y su campo antimagia*
- Kishuna: ...
*Se va Kishuna y aparece Aion*
- Aion: ¿Qué? El poder mágico de este sitio... La fuente está... distorsionada... ¡No puedo usar mi magia!
*Aparece un miembro del Colmillo Negro*
- Colmillo Negro: ¡Lord Aion! ¡Qué desastre! ¡Una barrera mágica!
*Se va miembro del Colmillo Negro*
- Aion: Una... ¿Ese maldito ha aparecido otra vez? Maldición... No había previsto esto.


[Si Florina - Lucius visita la ruina]

- Visitante: ¡Eh!
- Renaud: No temas. No soy enemigo.
- Visitante: ¿Eh?
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy un peregrino.
- Visitante: ¿Qué? ¿Un obispo? ¡Perdóname! No lo sabía, no me he comportado como...
- Renaud: ¿Qué haces aquí? No pareces formar parte del grupo de negro que vi antes.
- Visitante: Estamos aquí para derrotarlos.
- Renaud: ¿Para luchar? ¿Qué motivo tendría alguien como tú para...?
- Visitante: Es por alguien muy querido... Estoy protegiendo a alguien. Por favor, Excelencia, perdóname. La verdad...
- Renaud: Veo que no podré convencerte para que depongas las armas. En tal caso, toma esto.
- Visitante: ¿Qué es?
- Renaud: Puede que te ayude a sobrevivir. Aunque sufras la miseria de la derrota en combate, puede que halles otro camino si te mantienes con vida.
- Visitante: Gracias. De todo corazón.
- Renaud: Que la bondad y la fuerza te acompañe siempre.
- Visitante: Gracias. También te bendigo, Excelencia.
*Tienes I de diosa*

[Si Matthew - Dart - Hector visita la ruina]
- Visitante: ¿Quién va? ¿Qué haces aquí?
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy peregrino.
- Visitante: ¿Un religioso? Perdona mi brusquedad...
- Renaud: ¿Qué estás haciendo aquí? No parece que formes parte del grupo de negro que vi antes.
- Visitante: No, hemos venido a acabar con ellos. Si no quieres salir mal parado, será mejor que te quedes aquí escondido.
- Renaud: Estoy seguro de que no puedo convenceros para que desistáis. Por eso te entrego esto.
- Visitante: Esto...
- Renaud: Puede que te ayude a vivir más tiempo. Incluso si sufres la miseria de la derrota en combate, puede que encuentres otro camino si sobrevives.
- Visitante: ¿Sufrir una derrota? No creo. ¿Quieres maldecirnos?
- Renaud: Que los hados te protejan en tu empresa.
- Visitante: Sí, ya. Vale. Muchas gracias. Bendiciones para ti también.
*Tienes I de diosa*

[Si Raven - Kent - Oswin - Erk - Lowen - Canas - Dorcas - Sain visita la ruina]
- Visitante: ¿Quién va? ¿Qué haces aquí?
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy peregrino.
- Visitante: ¿Un obispo? Perdona mi brusquedad...
- Renaud: ¿Qué estás haciendo aquí? No parece que formes parte del grupo de negro que vi antes.
- Visitante: No, nos enfrentamos a ellos. Esto es un campo de batalla. Deberías permanecer aquí, Excelencia. Esta batalla no te concierne en absoluto.
- Renaud: Estoy seguro de que no puedo convenceros para que desistáis. Por eso te entrego esto.
- Visitante: Esto...
- Renaud: Puede que te ayude a vivir más tiempo. Incluso si sufres la miseria de la derrota en combate, puede que encuentres otro camino si sobrevives.
- Visitante: Gracias.
- Renaud: Que los hados te protejan en tu empresa.
- Visitante: Gracias. A ti también, Excelencia.
*Tienes I de diosa*

[Si Rebecca - Lyn - Fiora visita la ruina]
- Visitante: ¿Quién va? ¿Qué estás haciendo?
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy peregrino.
- Visitante: ¿Un obispo? Perdóname...
- Renaud: ¿Qué estás haciendo aquí? No parece que formes parte del grupo de negro que vi antes.
- Visitante: No, nos enfrentamos a ellos. Esto es un campo de batalla. Deberías ocultarte, Excelencia. Esta batalla no te concierne en absoluto.
- Renaud: Estoy seguro de que no puedo convenceros para que desistáis. En tal caso, toma esto.
- Visitante: Esto es...
- Renaud: Puede que te ayude a vivir más tiempo. Incluso si sufres la miseria de la derrota en combate, puede que halles otro camino si sobrevives.
- Visitante: Tienes mi gratitud.
- Renaud: Que los hados te protejan en tu empresa.
- Visitante: Gracias. Y a ti también, Excelencia.
*Tienes I de diosa*

[Si Priscilla visita la ruina]
- Priscilla: ¿Quién va? ¿Qué haces ahí?
- Renaud: Soy Renaud. Soy un peregrino.
- Priscilla: ¡Oh! ¿Un obispo? Perdona mi rudeza.
- Renaud: ¿Qué haces aquí? No pareces formar parte del grupo de negro que vi antes.
- Priscilla: No, tratamos de derrotarlos. Esto es un campo de batalla. Por favor, Excelencia, quédate aquí y ponte a salvo. Me aseguraré de que el enemigo no llegue hasta aquí.
- Renaud: Veo que no podré hacer que cambies de opinión y dejes las armas. En tal caso, toma esto.
- Priscilla: ¿Qué es?
- Renaud: Puede que te ayude a vivir más tiempo. Aunque sufras la miseria de la derrota en combate, puede que halles otro camino.
- Priscilla: Gracias...
- Renaud: Que los cielos te protejan en tu empresa.
- Priscilla: Gracias. Y a ti también, Excelencia.
*Tienes I de diosa*

[Si Guy - Wil visita la ruina]
- Visitante: ¿Quién va? ¿Qué quieres?
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy peregrino.
- Visitante: ¿Cómo? ¿Un obispo? ¡No me vuelvas a asustar!
- Renaud: ¿Qué haces aquí? No pareces formar parte del grupo de negro que vi antes.
- Visitante: Son nuestros enemigos. Si no quieres verte involucrado, deberías esconderte aquí.
- Renaud: Estoy seguro de que no podré convencerte para que desistas. En tal caso, toma esto.
- Visitante: Esto...
- Renaud: Puede que te ayude a vivir más tiempo. Aunque sufras la miseria de la derrota en combate, puede que halles otro camino si sobrevives.
- Visitante: Tienes mi gratitud.
- Renaud: Que los hados te protejan en tu empresa.
- Visitante: Tienes mi bendición también, Excelencia.
*Tienes I de diosa*

[Si Serra visita la ruina]
- Serra: ¡Aaah! Tú no eres enemigo. ¡Pero me has asustado!
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy peregrino.
- Serra: ¿Un obispo?
- Renaud: ¿Qué haces aquí? No pareces formar parte del grupo de negro que vi antes.
- Serra: Luchamos por la justicia contra esos monstruos. Deberías esconderte, Excelencia. Podría resultar herido si sales fuera.
- Renaud: Estoy seguro de que no podré convencerte para que desistas. En tal caso, toma esto.
- Serra: Esto es...
- Renaud: Te puede ayudar a vivir más tiempo. Aunque sufras la miseria de la derrota en combate, puede que halles otro camino si sobrevives.
- Serra: Tienes mi gratitud.
- Renaud: Que los hados te protejan en tu empresa.
- Serra: Gracias. Y a ti también, Excelencia.
*Tienes I de diosa*

[Si Marcus - Bartre visita la ruina]
- Marcus: ¡Oh! ¿Quién va? ¿Qué haces?
- Renaud: Me llamo Renaud. Soy peregrino.
- Marcus: ¿Eres un obispo? Perdona mi brusquedad...
- Renaud: ¿Qué haces aquí? No pareces formar parte del grupo de negro que vi antes.
- Marcus: No, nos enfrentamos a ellos. Esto es un campo de batalla. No podemos permitir que resultes herido durante el combate. Deberías permanecer aquí, fuera de la vista.
- Renaud: Estoy seguro de que no podré convenceros para que desistáis. En tal caso, toma esto.
- Marcus: Esto...
- Renaud: Puede que te ayude a vivir más tiempo. Aunque sufras la miseria de una derrota en combate, puede que encuentres otro camino si sobrevives.
- Marcus: Tienes mi gratitud.
- Renaud: Que los hados te protejan en tu empresa.
- Marcus: Hum. Mi bendición te acompaña también.
*Tienes I de diosa*


[Batalla con Aion]
- Aion: ¡Tormenta! ¡Tormenta, te convoco!

[Aion al morir]
- Aion: No puede ser cierto...


[Batalla con Kishuna]
- Kishuna: ... ...

[Si matas a Kishuna]
- Kishuna: ...

[Si no matas a Kishuna en un turno]
- Kishuna: ...
*Kishuna se teleporta*

» Al terminar el capítulo
*Aparece Lyn, Hector y Eliwood*
- Eliwood: ¿Estáis todos bien?
- Hector: Sí, eso creo.
- Lyn: Eliwood, lo siento. He dicho cosas que no debía.
- Hector: No, gritaba sin pensar. Estaba equivocado. Perdóname.
- Lyn: No, fue culpa mía. Si no hubiera...
- Eliwood: No es culpa de nadie. Hay un poder oscuro oculto.
- Hector: ¿Un poder oculto?
- Eliwood: Ya no lo siento, pero... Pretendía desasosegarnos. ¿Tendrá que ver con aquella zona donde la magia no hacía efecto?
- Lyn: Ahora que lo dices, me sentí furiosa... Era incapaz de aguantar lo más mínimo sin protestar. ¿Qué habrá sido? El Colmillo Negro tampoco podía usar magia. Así que no ha sido ningún aliado suyo...
- Eliwood: ¿Quién sabe?
- Hector: Pero ya ha pasado, no hay por qué preocuparse más. Deberíamos concentrarnos en avanzar.
- Eliwood: Hum. Apresurémonos, vayamos a la Puerta del Dragón.

Anterior - Siguiente

Volver al índice de diálogos de Fire Emblem (Blazing Sword)

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword