Cap. 25B E: Flor pálida del abismo

>> Introducción
Persiguen al Colmillo Negro hacia el sur. Pese a que el rastro desaparece, Lyn emplea su habilidad de rastreo y la persecución continúa. El camino conduce a las infranqueables montañas de Biran. Las cumbres no conocen estaciones, la nieve cubre todo con su manto blanco. En esta tierra de reflejos cegadores, surge un antiguo castillo.

>> Escena de apertura
- Sonia: Así que al final no has podido con ellos, ¿no?
- Vaida: ...
- Sonia: Te presenté a lord Nergal solo por respeto hacia tu cargo. Pero erré al pensar que un antiguo soldado real podría...
- Vaida: No fallaré la próxima vez, lo juro. Te ruego que me concedas una oportunidad más.
- Sonia: Ja, ja, ja... ¿Otra más? Bromeas, no cabe duda.
- Vaida: Sin la recomendación de lord Nergal, no volveré a volar jamás. No como jinete de wyvern real, al menos. ¡Por favor! ¡Una oportunidad más!
- Sonia: Por lo menos se te da bien suplicar. Súmelo: no has decepcionado, y nada lo compensará. Da gracias. Ahora eres un paria, no se te someterá al juicio del Colmillo.
- Vaida: ...
- Sonia: Apestas a fracaso. Vete y déjame respirar en paz.
- Vaida: Mm.
*Vaida se va*
- Sonia: ¿Estás ahí, Ursula?
- Ursula: Sí, lady Sonia.
- Sonia: En el mundo hay dos tipos de personas, Ursula. Los que tienen madera de dirigentes, y los nacidos para servir: deshechos humanos. Y eso es todo. No hay más. Yo soy del primer grupo, un espécimen perfecto elegido por lord Nergal. Quieres ser como yo, ¿no es así, Ursula?
- Ursula: Sí, por supuesto.
- Sonia: Entonces utiliza a los despojos y aprovéchate de ellos. si los tratas como a iguales, te arrastrarán a la desgracia. Vaida es un buen ejemplo. Trata a la basura como si fueran personas. Eso la condena al fracaso... Es una estúpida.
- Ursula: ...
- Sonia: Sin embargo, tú... Debes tener cuidado. No me gustaría verte caer como ha hecho Vaida.
- Ursula: Entiendo. Gracias, eminente lady Sonia.

*La escena cambia a fueras de la fortaleza*
- Eliwood: Esa jinete de wyvern... era la misma mujer con quien luchamos antes. Eso quiere decir que siguieron este sendero de la montaña.
- Lyn: Ahora que han llegado tan lejos, han bajado la guardia. Se pueden ver sus huellas en la nieve con toda claridad.
- Eliwood: Y los has rastreado sin desviarte. Asombroso.
- Lyn: Je, je... ¿Tienes algo que añadir, Hector?
- Hector: Eh... Bue... Me da que me equivoqué.
- Lyn: Por lo menos lo admites.
- Eliwood: Esa fortaleza de allí debe de ser su cuartel general.
- Lyn: Echemos un vistazo a ver qué descubrimos.
- Hector: Bien. Yo iré delante.
- Eliwood: ¿Por qué se lo pasan tan bien esos dos?
- Hector: Vaya... Mira qué tenemos aquí... Sí que es un sitio complejo.
- Eliwood: No son más que susurros, pero oigo voces humanas.
- Lyn: ¡Por ahí! Retrocedamos un poco.
- Eliwood: ¡Marcus! Espera aquí con Ninian y los demás. Estad listos para huir en cualquier momento.
- Marcus: Sí, señor. Así se hará.

*El trío se acerca en donde se encuentra Sonia*
- Nino: ¿De verdad? ¿Me encomiendas una misión? ¿De verdad de la buena? ¡Madre!
- Sonia: Sí. Y además se trata de algo muy importante. Es para el rey de Biran.
- Nino: ¿¡Para el rey!? Qué importante...
- Brendan: Sonia, no estoy de acuerdo. Es una niña; correrá demasiado peligro.
- Nino: ¿Padre?
- Sonia: Tienes razón, sería mejor que se encargasen tus hijos. Pero no hemos sabido nada de ellos desde el último informe.
- Nino: Lloyd... Linus...
- Brendan: ...
- Sonia: Así que lo hará mi hija. Y no quiero oír más quejas por tu parte.
- Brendan: ...
- Nino: ¡Ah! Padre...
- Sonia: ¡Haz lo que te plazca!
- Nino: Pero...
- Sonia: Primero los negocios. ¡Jaffar! ¡Ven aquí!
*Jaffar aparece*
- Nino: ¡Jaffar!
- Lyn: ¡Mira! ¡Aquel de allí! Estaba en la Puerta del Dragón.
- Hector: Es un secuaz de Nergal, de eso no hay duda.
- Eliwood: ...
- Nino: ¡Jaffar! ¿Qué haces levantado? ¿No te duelen las heridas?
- Jaffar: ...
- Sonia: ¿Por qué eres tan impertinente? Llegas a irritarme. ¿Acaso no has oído al rey?
- Jaffar: El príncipe Zephiel... Lo quiere asesinar.
- Nino: ¿Qué? ¿Al príncipe? ¿El rey quiere matar al príncipe? ¿Por qué? ¿No es su hijo?
- Sonia: ¡Nino! Cállate.
- Nino: Ah... Lo siento.
- Sonia: Jaffar, esta misión es para ti... y te llevarás contigo a Nino.
- Jaffar: ... No hablas en serio.
- Sonia: Sí, muy en serio. Es mi hija. Debe demostrar lo que vale cuanto antes.
- Jaffar: No lo hagas. Es demasiado para ella.
- Sonia: Mientras la acompañes tú, no debería haber muchos problemas. No aceptaré un no por respuesta. Necesitamos que el rey esté en deuda con nosotros. Son órdenes explícitas de lord Nergal.
- Jaffar: ...
- Sonia: ¡Nino! Supongo que estás al tanto de las consecuencias en caso al tanto de las consecuencias en caso de fracasar, ¿no?
- Nino: Eh... Sí, sí.
- Sonia: Pues entonces vamos a vigilar la mansión del príncipe. Te daré más detalles por el camino.
*Sonia, Nino y Jaffar salen de la fortaleza*
- Sonia: ¡Jerme!
- Jerme: ¿Sí?
- Sonia: ¿Dónde está Brendan? Acaba de salir.
- Jerme: Está fuera con Jan.
- Sonia: ... ¿Qué estará tramando? Luego me enteraré. Escucha, Jerme. Te encargarás de la guardia mientras no esté. Que no le ocurra nada al objeto.
- Jerme: Encargado de la guardia... ¡Bah! Yo era uno de los grandes hasta que apareció el maldito Jaffar.
- Sonia: ¡Jerme!
- Jerme: Sí, sí.
*Los enemigos se retiran*
- Eliwood: ¿De verdad pretenden asesinar al príncipe?
- Hector: Sí. Eso parece por las órdenes del rey. Increíble...
- Lyn: El Emblema es crucial para la ceremonia del príncipe, ¿no? De nada sirve tener el Emblema si muere el príncipe.
- Eliwood: ¡Debemos impedir el asesinato! Esa chica, Nino... Si hablamos con ella, puede que razone.
- Lyn: Jaffar parece muy peligroso... Pero no podemos hacer nada más.
*Jerme aparece frente a nuestros protagonistas*
- Jerme: Ah, así estáis. ¡Estupendo! Mi espada tajará carne esta noche.
- Eliwood: ¡Ah!
- Jerme: Bien... ¿Quién será el primero? ¡Espera! ¡Alto! Entre el resto hay algunos muy peligrosos. Hay que evitarlos. Podrían arruinar el apetito de mi espada. No te importa, ¿no? Es la mejor forma.
- Eliwood: Está...
- Lyn: ¡Eliwood! No tenemos por qué enfrentarnos con ese loco. Busquemos la salida...
- Jerme: ¡Tú! ¡Mujer! Tienes una piel hermosa. Si te cortara en tiras rojas con esto, ¿serían los trozos tan delicados como la seda?
- Lyn: Eres...
- Nils: ¡Aquí ocurre algo! Algo nos impide el paso. ¡No podemos salir!
- Ninian: Siento cómo emana el poder de todos los enemigos que hay aquí. Si no los derrotamos a todos, la barrera no caerá.
- Jerme: ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Ese es el poder de lord Nergal! Él sabe que me encanta trocear carne. Me deja hacerlo cuando me viene en gana, y ahora me apetece en gana, y ahora me apetece especialmente. Busca algo que él llama <<quintaesencia>>... A mí me da igual..., mientras me siga trayendo gente para rajarla y picarla. ¡Soy Jerme! ¡El mayor asesino que ha conocido el Colmillo Negro! ¡Venid a mí! ¡Mi espada está hambrienta!
*Jerme se retira*
- Eliwood: Se ha ido.
- Ninian: Lo siento. Sigue cerca... Está en este edificio... cerca.
- Nils: Tenemos que vencerlo y destruir la barrera. Si no, no podremos salir nunca.
- Eliwood: ¡Mark! ¡Tenemos que dar con ese hombre y escapar de aquí! ¿Cuáles son tus órdenes?

>> Comienza la batalla
[Al comienzo. Si Geitz participa en el combate.]
- Geitz: ¡Vamos, Mark! ¿De verdad que me quieres a mí? Venga ya. No soporto el frío. ¿Cómo? ¿Que todos cuentan conmigo? Bueeeno...

[Al comienzo. Si Wallace participa en el combate.]
- Wallace: Jua, jua, jua. ¡Has hecho bien en elegirme a mí para esto, Mark! ¡Debiluchos! ¡Sus tristes ataques no pueden nada contra mí! ¡Cortaré esta nieve como si esgrimiera un filo nuevo!

[En cierto momento de la batalla]
- Nils: Ah... ¡Un momento! La nieve cesará pronto. Aprovechemos para avanzar.

[En cierto momento de la batalla]
- Nils: Ah... ¡Espera! Va a nevar otra vez. Cuidado.

[Al aparecer Karel al termino del 9no turno y si cumples los requisitos de aparición]
- Karel: Aquí estamos. Mm... El viento acompaña para la fiesta que va a empezar.

[Al aparecer Harken al inicio del 10mo turno y si cumples los requisitos de aparición]
- Harken: ¿Intrusos? Dejadles ir. No tenemos nada contra vosotros. Tenemos que ganarnos la confianza del Colmillo Negro para acercarnos a ese hombre. Debemos vengar la muerte de nuestro señor lord Elbert...

[Al hablar a Karel con Eliwood]
- Eliwood: ¿Quién eres?
- Karel: Karel.
- Eliwood: ¿Luchas también contra el colmillo Negro?
- Karel: He oído que el Colmillo aceptan reclutas. He venido a retarles.
- Eliwood: ¿Qué motivo te impulsa a ello?
- Karel: Mi espada es mi vida. Ella me guía. Tú...
- Eliwood: ¿Qué?
- Karel: Eres bastante bueno, pero llegarás a ser mejor. Muy bien. Me uniré a vosotros.
- Eliwood: ¿Vas a ayudarnos a mis amigos y a mí? Pero... ¿por qué?
- Karel: Algún día serás un gran espadachín. Sería un desprecio que murieras hoy. Debo verte... perfeccionarte. Esperaré ansioso ese momento.
- Eliwood: ...
- Karel: ¿Continuamos? Nos espera una gran fiesta...
*Reclutas a Karel*

[Al hablar a Harken con Eliwood]
- Eliwood: Tú... ¿Es posible? ¿Eres tú, Harken?
- Harken: ¡Ah!
- Eliwood: ¡Espera, por favor! ¿Eres Harken, el caballero de Pherae?
- Harken: ¿Lord Eliwood?
- Eliwood: Oí que todos los hombres de mi padre habían muerto defendiéndolo. Me alegro de verte. ¿Por qué no volviste a Pherae?
- Harken: Fracasé en el cometido de defender a mi señor... No soy merecedor del honor de ser caballero de Pherae.
- Eliwood: Harken...
- Harken: La magia de Nergal nos redujo a la nada. Cuando se llevaron a lord Elbert, me sentí impotente...
- Eliwood: Nergal...
- Harken: He oído que tiene que ver con el Colmillo Negro. Recorrí el continente en pos de rastros suyos... Quería atacarles con mis últimas fuerzas.
- Eliwood: Por eso has acabado aquí... en tal caso, Harken, deberías unirte a nosotros.
- Harken: Perdóname, lord Eliwood... Preferiría morir como caballero que vivir en la humillación. Cambiaré mi vida por la de varios de ellos.
- Eliwood: ¡Espera! ¡Harken! ¿Crees que mi padre habría querido esto?
- Harken: Lord Eliwood, por favor...
- Eliwood: Únete a mí, Harken. Ni mi padre ni yo aprobaríamos tal muerte sin sentido. Ayúdame a alcanzar el sueño de mi padre: restaurar la paz.
- Harken: Entiendo. Mi vida te pertenece. Ojalá te sirva más que a tu padre.
*Reclutas a Harken*

[Al enfrentar a Jerme]
- Jerme: ¡Aaaaah! ¡Os cortaré a todos en pedazos!

[Al derrotar a Jerme]
- Jerme: Aaah... Cómo duelen... las heridas...


>> Al terminar el capítulo
- Eliwood: Nergal los ha vuelto locos a todos...
- Lyn: Debe ser terrible perder el dominio de ti mismo... Verte sometido al yugo del poder de Nergal... ... ¡Eh! ¿Qué es esto?
- Eliwood: No puede ser... ¿El Emblema de Fuego?
- Hector: Así que este canalla lo tenía oculto... ¡Cojámoslo y larguémonos!
- Lyn: Por fin hemos recuperado... No malgastemos nuestra buena suerte.
- Hector: ¡Eliwood! ¡No hay razón para permanecer aquí!
- Eliwood: ¡Lo sé! ¡Corramos a la mansión! ¡Hemos de impedir el asesinato! No podemos abandonar al príncipe a su suerte.

*Mientras tanto, en el bosque*
- Sonia: ¿Sabes qué debes hacer, no? El plan debe ejecutarse esta noche.
- Nino: Madre... Aunque sea una sola vez... Solo un instante... ¿Puedo... cogerte de la mano?
- Sonia: Nino, ya sabes que desprecio tales sandeces.
- Nino: Lo... Lo sé. Pero puede que no haya más oportunidades... Creía que...
- Sonia: Bien.
- Nino: ¿Eh?
- Sonia: Si completas esta misión, te daré la mano cuantas veces quieras. Hasta te abrazaré y te acariciaré la cara.
- Nino: ¿De verdad? ¡Entonces haré todo lo que pueda! ¡Sí, sí! ¡Lo conseguiré! ¡Espérame, madre!
- Sonia: Lo haré. ¡Ten cuidado!
- Nino: ¡Bien! ¡Volveré!
- Sonia: Ah, Jaffar, espera un momento.
- Jaffar: ...
- Sonia: Es sobre la misión de esta noche...
- Jaffar: ¿Qué sucede?
- Sonia: Cuando hayas matado al príncipe, mata también a Nino.
- Jaffar: ¿Qué?
- Sonia: Los dos asesinatos... son por orden del rey. El príncipe es muy querido, y su muerte sembrará el caos. Si no se captura y se cuelga al asesino enseguida, el caos se apoderará de Biran. Hace falta un chivo expiatorio. ¿Lo comprendes?
- Jaffar: ¡Nino es tu hija!
- Sonia: Es basura. Un despojo. Un desperdicio humano. Por lo menos le he encontrado una utilidad. Dijo que haría cualquier cosa para complacer a cosa para complacer a su madre, ¿no? Su muerte me agradará más que su vida.
- Jaffar: ...
- Sonia: ¿Qué ocurre? ¿Tienes algo que decir?
- Jaffar: ... Esto... no tiene nada que ver conmigo.
- Sonia: Cuando lord Nergal te encontró, eras huérfano. Te eligió a ti por la dureza de tu corazón y tu destreza con la espada. Lord Nergal no concede segundas oportunidades. No lo olvides.
- Jaffar: ...

Anterior - Siguiente

Volver al índice de diálogos de Fire Emblem (Blazing Sword)

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword