Capítulo 4: Sombra de ocupación

»» Introducción
Después de vencer a los bandidos, Lyn prosigue hacia el oeste. Ella y sus compañeros deciden pasar la noche en una fortaleza derruida.
Los bandidos ganelon son presa de la ira después de que los suyos han caído bajo la espada de Lyn. Salen a la caza de sus compañeros. Sus pisadas resuenan feroces cada vez más cerca...


» Escena de apertura

*Al llegar al fuerte*
- Wil: Ah, un sitio perfecto. Hoy dormiremos en camas.
- Sain: ¿Este viejo fuerte? ¿Es nuestra mejor opción? ¡Venga, Wil! Estás de broma.
- Wil: Los bandidos están causando alboroto en los alrededores. Nadie se preocupa de los viajeros. Y lo cierto es que somos muchos.
- Lyn: Es un buen sitio. ¿Quién quiere estar encerrado? Prefiero un lugar donde me dé el aire.
- Florina: Mientras esté con Lyn, estaré bien.
- Sain: Y para protegeros, siempre estará con vosotras Sain, vuestro caballero, mis señoras.
- Kent: Sain, tú y yo nos quedaremos despiertos. Haremos turnos de guardia.
- Sain: Vaya...

*Entran al fuerte y Natalie se les acerca*

- Natalie: Perdón, mi señora...
- Lyn: ¿Quién va?
- Natalie: Yo... Perdona mi intrusión... Me llamo Natalie. Soy de un pueblo de las cercanías... ¡Ah! Ay...
- Lyn: ¿Estás bien? ¿Mm? La pierna...
- Natalie: No pasa nada, no te preocupes. Es de una enfermedad infantil... No puedo caminar mucho, pero no me causa demasiados trastornos.
- Lyn: ¿Qué estás haciendo sola por aquí?
- Natalie: Estoy buscando a mi marido... He oído que está por esta zona. Dijo que iba a reunir dinero para curarme la pierna. Salió del pueblo y no ha vuelto. Es de buen corazón, pero temo que se haya metido en algo peligroso. Me he preocupado tanto... Este es un dibujo de él. Ofrece un parecido muy vago, pero... Se llama Dorca. ¿Sabéis algo de él?
- Lyn: Lo siento. No lo he visto ni oído nada de él.
- Natalie: Entiendo... Si te lo encuentras, dale un mensaje por favor. Dile que Natalie lo está buscando.
- Lyn: Se lo diré. Te lo prometo.

*En los alrededores llegan bandidos*
- Carjiga:
Ahí están. Por fin hemos dado con la banda que derrotó a Migal.
- Bandido: Así que se han atrincherado en esta fortaleza derruida. Perfecto. Esperaremos al anochecer y luego...
- Carjiga: ¡Idiota! Son solo un puñado, y hay mujeres. Si los atacamos por la noche quedaremos en ridículo. Además podríamos herir a las mujeres por error. No seré tan precavido.
- Bandido: Tienes razón, Carjiga. Eres muy inteligente.
- Carjiga: Vengaremos a Migal y nos llevaremos un buen botín. ¿Quién sabe? Al final tendré madera de jefe y todo. ¡Ja, ja, ja! ¡Vamos! ¡Dividíos y rodeadlos, pandilla de ladrones! ¡Vamos a terminar esto antes de que sea de noche!

*Aparecen más bandidos*
- Carjiga: ¡Eh, tú! Te llamas... Dorcas, ¿no?
- Dorcas: ...
- Carjiga: No has contribuido mucho desde que te uniste a nosotros. Si las armas que llevas sirven más que para exhibirlas, hoy es el día para demostrar de qué eres capaz.
- Dorcas: ...
- Carjiga: Ataca por la entrada de atrás que hay en el este. Dentro debería de haber una mujer. Captúrala. Si lo consigues, te llevarás una parte mayor del botín. Si quieres oro, haz bien tu trabajo.
- Dorcas: Un puñado de mujeres... Le destrozaría el corazón a Natalie si cayera tan bajo.

*Dentro del viejo fuerte*
- Kent:
¡Lady Lyndis! ¡Ahí afuera! ¡Bandidos!
- Lyn: ¿Cómo dices?
- Sain: No se dan por vencidos. ¿Qué opinas? ¿Salímos y les plantamos cara?
- Lyn: No... Natalie no puede moverse bien, correría peligro. Déjalos acercarse. Lucharemos aquí, dentro de los muros. Mark, toma el mando. Tú decidirás. Solo tenemos que aguantar hasta que se cansen y se vayan.
- Natalie: Ah...
- Lyn: Descansa, Natalie. Nadie te va a hacer daño.¡Escuchadme todos: luchad con precaución!


[Tutorial]
Tu objetivo en este capítulo es proteger a un personaje especial durante cierto tiempo.
Manten a salvo a Natalie durante 7 turnos. Natalie y otras unidades verdes se llaman PNJ. Los PNJ no son enemigos, pero no podrás moverlos ni darles órdenes. Algunas veces los atacarán porque están en el campo de batalla.
Ten cuidado, no dejes a los enemigos acercarse a Natalie.

- Lyn: ¡Mark! El fuerte tiene dos entradas. Tenemos que enfrentarnos al enemigo en ellas. Yo me ocupo de la puerta del este. Mark, tú y los demás proteged la entrada principal.
[Tutorial]
Cuando el enemigo te supera ampliamente en número, conviene restringir la lucha a zonas más reducidas. Da igual la fuerza del enemigo. Si lo atacan por todas partes, seguro que sufrirá grandes daños.
Bien, entonces la puerta del este es de Lyn y la del sur, del resto. En guardia.
Selecciona a Lyn, muévela al espacio indicado por el cursor y ordénale esperar.


*Al terminar el turno enemigo*

- Lyn: ¡Mark! El guerrero que me acaba de atacar... ¿No se parece al dibujo del esposo de Natalie?
[Tutorial]
A veces podrás hablar con personajes enemigos. Si crees que puedes hablar con alguien, mueve a una de tus unidades a su lado. En general, sabrás a quién enviar por las pistas que sacarás de otras conversaciones. Cuando no estés seguro, usa a Lyn.
Ahora selecciona a Lyn.
*Al hacer la acción*
- Lyn: ¡Tú! Dime, ¿te llamas Dorcas?
- Dorcas: ... ¿Cómo sabes mi nombre?
- Lyn: Natalie me lo dijo. ¿Qué haces con estos ladrones?
- Dorcas: Necesito dinero...
- Lyn: Puede ser, pero... ¿te unes a unos mercenarios?
- Dorcas: Es la única forma de conseguir oro que hay en la zona. Haría lo que fuera... Incluso esto.
- Lyn: ¿Por oro? ¿Lo que fuera? ¿Harías daño a tu mujer? Natalie está aquí. La estamos protegiendo dentro del fuerte.
- Dorcas: ¿¡Qué!? Natalie... ¿está aquí?
- Lyn: Estaba tan preocupada que vino en tu búsqueda. Piensa, Dorcas. ¿Crees que tus acciones agradarán a tu mujer?
- Dorcas: ... Tienes razón.
- Lyn: ¿Y bien?
- Dorcas: Entiendo. No puedo hacerlo. No quiero saber nada de estos bandidos.
- Lyn: ¿De verdad?
- Dorcas: Sí... Y te compensaré por tu amabilidad con Natalie. Déjame luchar a tu lado.
*Dorcas se une al equipo*

[Tutorial]
De esta forma a veces será posible convertir enemigos en tus aliados. Nunca subestimes el poder de un discurso persuasivo.
Tu nuevo compañero, Dorcas, es un luchador que usa hachas. ¿Recuerdas el triángulo de las armas? Las hachas son superiores a las lanzas e inferiores a las espadas. Las hachas poseen más potencia que otras armas, pero también resulta más difícil acertar con ellas. Usa a Dorcas para atacar.
Selecciona a Dorcas.
El arma que esgrime Dorcas recibe el nombre de hacha de mano. Úsala para atacar a un oponente adyacente, o lánzala en un ataque indirecto como se hace con el arco. Esta versatilidad la convierte en un arma muy valiosa. No obstante, es difícil acertar, así que no te confíes.
Úsala ahora en un ataque indirecto.
Ahora, después de haber movido todas tus unidades, empieza el turno del enemigo. A veces no te interesará o no podrás mover todas tus unidades. Cuando te de pereza indicar a todas tus unidades que esperen de una en una, selecciona Fin en el menú del mapa para acabar antes.
Para ver el menú del mapa, coloca el cursor sobre un espacio libre y pulsa el Botón A.


*Al final del turno enemigo*
- Carjiga:¿A qué esperáis? No es más que una chica. ¡Una niña! ¡Grrr! ¡Traed más hombres ahora mismo!


[Conversación Natalie - Dorcas]
- Dorcas: ¡Natalie!
- Natalie: ¿Eres tú?
- Dorcas: ¡Natalie! ¿Estás bien? ¿En qué estabas pensando? ¿Para qué has venido?
- Natalie: Estaba preocupada por ti. Por favor, olvídate de mi pierna. No debes correr tantos riesgos. ¡Por favor!
- Dorcas: Lo siento. Perdí el norte. No me di cuenta... Lyn me ha abierto los ojos.
- Natalie: ¿Te trajo aquí Lyndis?
- Dorcas: Te lo explicaré luego. Primero tenemos que expulsar a los bandidos. Obedéceme: no te muevas. No te muevas de aquí.
- Natalie: De acuerdo. Mientras estés conmigo sé que estaré bien.


*Batalla contra Carjiga*
- Carjiga: ¡Ah! ¿Cómo? ¿Por qué son tan fuertes? ¡Tú! ¡Trae más hombres aquí ahora mismo!

*Carjiga derrotado*
- Carjiga: Aj... No puede... No a mí...


» Al fin del séptimo turno
- Bandido: ¡Maldición! ¡No son humanos! ¡Atendedme, muchachos! ¡Retirada! ¡Replegaos!

*Dentro del fuerte*
- Lyn:
El enemigo ha huido... ¡Mark! ¡Hemos vencido!

*Fuera del fuerte, es de noche*
- Natalie: ¡Dorcas!
- Dorcas: Lo siento, Natalie.
- Lyn: Bien está lo que bien acaba. ¿No, Natalie?

*En el fuerte*
- Dorcas:
Nuestro pueblo está cerca. Llevaré a Natalie a casa y volveré mañana.
- Lyn: ¿Eh? ¿Por qué no nos despedimos hoy?
- Dorcas: Bueno, he... He hablado con Mark. Me ha... Me ha invitado a unirme a vosotros.
- Lyn: Pero nosotros vamos a Lycia...
- Dorcas: Tengo que conseguir dinero en alguna parte. Si creéis que puedo ser de ayuda, me gustaría luchar a vuestro lado. Habéis socorrido a mi esposa... Estoy en deuda con vosotros.
- Lyn: Dorcas...
- Natalie: Lyn, por favor. Los dos estamos de acuerdo. Cuidad de mi esposo.

- Lyn: Por fin se ha calmado la situación.
- Kent: Seguiremos haciendo turnos de vigilancia. Descansad.
- Lyn: ¿Seguro? ¿Sain?
- Sain: Eh... esto..., sí. ¡Por supuesto!
- Lyn: Te voy a contar algo: si algún bandido se te acerca, te cortará el cuello sin misericordia. ¿Lo entiendes?
- Sain: ¿Acaso dudas de mi valentía? ¿No soy un caballero? No tienes que preocuparte. ¿No es así, Kent?
- Kent: Si descubrimos algo sospechoso, nos encargaremos nosotros. Reposad.
- Lyn: ¿Sí? Entonces, buenas noches. Hasta mañana, Mark.
- Kent: Vamos.
- Sain: ¡Ja! Nadie confía en mí nunca...

*Fin del capítulo*

Anterior - Siguiente

Volver al índice de diálogos de Fire Emblem (Blazing Sword)

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword