Capítulo 7: Hermanos huidos

»» Introducción
Lyn sale de Araphen sin conseguir ninguna ayuda de su malévolo marqués.
Ella y sus compañeros prosiguen su marcha hacia Caelin muy decididos.
El tiempo corre en su contra, está en juego la vida del abuelo de Lyn.
Hostigada e impaciente, Lyn aprieta el paso.
De repente, un niño aparece y les pide ayuda.


» Escena de apertura

- Nils: ¡Por favor! ¡Que alguien me ayude! ¡Socorro, por favor!
- Hombre: ¡Ya basta! ¡Largo! ¡Estoy harto de que me molestéis!
- Nils: Pero señor..., ¿por qué? Ayer fuiste muy amable...
- Hombre: Creía que no erais más que dos críos, un par de artistas ambulantes... Pero si os persiguen esos hombres, es algo que tramáis. ¡Arriba y largo de aquí! ¡Sois un incordio para la gente decente!
- Nils: Pero... ... *Se va*
- Hombre: Uf... Qué lío. *Se va*
*Aparece Lucius*
- Lucius: Mm...

*Aparece Lyn&Cia*
- Lyn: ¿Dónde estamos, Kent?
- Kent: Esto es Kathelet. Si marchamos hacia el sur, entraremos en Caelin.
- Sain: Desde aquí, calculo que serán unos diez días a caballo hasta el castillo de Caelin. Suponiendo que no surja ningún imprevisto.
- Lyn: Diez días...

*Aparece Nils*
- Nils: Perdón, pero...
- Lyn: ¿Sí? ¿Qué quieres?
- Nils: Tus amigos y tú... ¿Sois mercenarios?
- Lyn: ¿Y qué si lo somos?
*Nils se acerca*
- Nils: Necesito ayuda.
*Aparece Kent*
- Kent: Mi señora Lyndis, no podemos bajar la guardia; ni por un crío.
- Lyn: Lo sé. Perdóname, pero tenemos prisa. ¿No puedes acudir a otra persona?
*Nils se acerca*
- Nils: ¡No hay tiempo! A Ninian la han... ¡Es mi hermana! ¡Unos hombres se la han llevado!
*Aparece Sain*
- Sain: ¿Tu hermana? ¿Han atacado a tu hermana, dices?
- Kent: Sain...
- Nils: ¡Si! Unos hombres crueles. No sé qué voy a hacer sin Ninian.
- Sain: ¡Mi señora Lynis! ¡Debemos ayudarle!
- Kent: ¡De eso nada! No tenemos tiempo. Si el marqués está tan enfermo como hemos oído, debemos seguir.
- Lyn: Kent, quiero ayudar a este chico.
*Nils y Sain se van*
- Kent: Mi señora.
- Lyn: Me preocupa mi abuelo, claro está. ¡Pero esto...! No puedo quedarme parada viendo como secuestran a un niño.
- Kent: Entiendo...
- Lyn: Lo siento, Kent.
- Kent: Soy un sirviente leal. No me debes disculpas. Debes hacer lo que te ordene el corazón, mi señora. Te seguiré a donde sea.
- Lyn: Gracias.
*Kent se va y Aparecen Nils y Sain*
- Sain: ¡Vaya! Nobles palabras. Te encanta hacerte el caballero. En fin. Estás de suerte, mozalbete. ¡Vamos por tu hermana!
*Cambio de escena, aparece Lyn y Nils*
- Lyn: ¿Puedes llevarnos hasta los responsables?
- Nils: Ajá. Pero son fuertes; sed cautos.
- Lyn: No te preocupes. No lo serán mucho más que nosotros. ¿No, Mark?

*En el mapa se acerca un Shaman y un Arquero*
- Nils: ¡Ah! No...
*Aparece un Enemigo*
- Enemigo: Je, je, je... Aquí está. Vamos a ver a Nergal. Tranquilito.
- Nils: ¡No! ¡Dejad a Ninian!
- Enemigo: No tenemos que matarte, pero podemos hacerte sufrir. ¡A por ellos!
*Se acerca, hay un flash, aparece Lyn*
- Enemigo: ¿Eh? *Retrocede* ¿Quién te has creído?
- Nils: ¡Lyn!
- Lyn: Suelta a la hermana del chico.
- Enemigo: Ah, quieres ayudar al chico, ¿eh? Qué pena. Vas a morir por algo que no te incumbe.
- Lyn: Eso crees, ¿no? ¿Parecemos tan mansos? Creo que te vas a llevar una sorpresa,
- Enemigo: Estúpida mujer... Te arrepentirás. ¡A por ellos, chicos!

*Pantalla de Preparación*


» En el mapa

*Aparece Lucius en el mapa*
- Lyn: Por lo que veo, nos enfrentamos a un chamán, Mark. He oído que los conocedores de las artes oscuras son enemigos temibles. Debemos tener cuidado... ¿Qué? ¿Quién eres?
*Aparece Lucius*
- Lucius: Perdóname, por favor. No quería asustarte.
- Lyn: Esas ropas... parece un atuendo religioso. ¿Eres un obispo de Elimine?
- Lucius: *Se acerca* Sí... O sea, no. Soy solo acólito, un monje elimine, para ser exactos. Me llamo Lucius.
- Lyn: ¿Quieres algo de nosotros?
- Lucius: Estaba en la posada cuando entró este chico a pedir ayuda. El posadero tenía miedo de mezclarse en el asunto. Fue... desagradable.
*Aparece Nils*
- Nils: ¡No me dio miedo! Estoy acostumbrado a ese trato. *Se va*
- Lyn: Eso es horrible.
- Lucius: ¿Me dejaréis ofreceros mis servicios? Quiero ayudar al chico de corazón. Aunque sea poco.
- Lyn: Por supuesto.
- Lucius: Muchas gracias. Que la bendición de Santa Elimine esté contigo.


[Casa 1]

- Chica: Mm... A lo mejor puedo sacar algo de leña... ¿Eh? ¿Quién va? ¿Quién eres? Ah, ¿solo estás de paso? No me hagas caso. Pensaba en voz alta. Es que hay un árbol viejo al otro lado de esta montaña. No es más que un tronco seco. Estaba pensando cómo sacar algún provecho de él. Como te digo, no es nada que vaya contigo.

[Casa 2]
- Hombre: Llevas buena compañía. Ya sabes que te enfrentas al Colmillo Negro, ¿no? Liquidan a todo el que se pone en medio... En fin. No hay escapatoria del Colmillo. O eso es lo que se cuenta. Tú y esos niños tan raros... Creo que estáis acabados. Claro que a mí eso ni me viene ni me va.

[Villa]
¿Qué sabes de magia?, vamos a ver. Los ataques mágicos son especiales. No se pueden esquivar como una espada o un hacha. Ni siquiera llevando armadura. ¿Quién resiste a la magia? Déjame ver... Bueno, pues cualquiera que sepa usarla o lleve un bastón. También los jinetes de pegaso. ¿Eh? ¿Hay otros que deben enfrentarse a hechiceros? Pues tengo algo especial para ellos. Es un agua especial. Se llama <<agua pura>>. Viértete un poco encima. Te protegerá y reducirá algo el daño que sufras. Toma, coge. Venga. No es como dar oro, o algo así. El agua pura pierde eficacia con el tiempo. Va perdiendo fuerza, así que mucho ojo. *Tienes Agua Pura*

[Casa 3]
- Hector: ¡Maldición! Eliwood se retrasa. ¿Qué le habrá retenido...? Se me va a oxidar el hacha antes de que llegue hasta aquí.


*Batalla con Heintz*
¿Quién eres tú? ¿Te estás haciendo el héroe de algún romance caballeresco? Creerás que estás ayudando a los niños, pero solo vas de cabeza a la perdición.
*Heintz Vencido*
Todo ha sido... en vano... Llegáis tarde... La chica ya está...


» Al vencer a Heintz

- Lyn: ¡Nils! ¿Dónde está tu hermana?
*Aparece Nils*
- Nils: ¡Ninian! Ninian... No está aquí. ¿Dónde estará?
*Aparece Kent*
- Kent: ¡Mi señora Lyndis! Un aldeano ha visto a un grupo de jinetes cabalgando hacia el sur.
*Aparece Sain*
- Sain: La hermana del chico... ¡Tiene que ser ella!
*Kent y Sain se van*
- Lyn: ¡Vamos! Tenemos que alcanzarlos.
- Nils: Pero..., Pero... No lo lograremos. ¿Y si ya la han...?
- ???: ¿Estáis buscando a esta chica?

- Nils: ¡Ninian! ¡Ninian!
- Eliwood: Está bien. Solo ha perdido el conocimiento.
*Aparece Lyn*
- Lyn: ¿Quién eres?
- Eliwood: Soy Eliwood de Pherae. Mi padre es el marqués.
- Lyn: El hijo del marqués.
- Eliwood: Estaba con una banda de rufianes. Parecía enfadada. Creo que necesitaba ayuda... ¿Me he equivocado?
- Lyn: No, la has salvado. Gracias. Me llamo Lyn. Soy de Sacae... La nieta des marqués de Caelin.
- Eliwood: ¿El marqués de Caelin?

*Cambio de Escena*
- Lyn: Esa es mi historia. Ya sé que no es un relato fácil de creer...
- Eliwood: No. Yo te creo.
- Lyn: ¿Qué?
- Eliwood: A primera vista, a quien vi fue a una hija de las llanuras. Pero ahora lo comprendo. Tienes los ojos de tu abuelo.
- Lyn: ¿Conoces a mi abuelo?
- Eliwood: El marqués lord Hausen es buen amigo de mi padre. También sé que el pueblo de Sacae no miente. Es así, ¿no?
- Lyn: Sí... Gracias. Nunca hubiera esperado tanta cortesía de un noble lyciano para con un nómada de Sacae.
- Eliwood: Pareces en apuros. ¿Puedo ayudarte?
- Lyn: Gracias por la generosa oferta. Pero son mis asuntos, y yo he de arreglármelas.
- Eliwood: Entiendo. Me quedaré en la zona unos días más. Si necesitas algo, por favor, dímelo. Lyndis, estoy de tu lado.
- Lyn: Eliwood... Gracias.

*Cambio de Escena*
- Nils: ¡Ninian! ¿Estás despierta?
- Ninian: ¿Nils? ¿Eres tú? Oh, ¡estás sano y salvo!
- Nils: Ajá. *Aparece Lyn* Esta gente me ha ayudado.
- Ninian: ¿Quiénes son?
- Nils: Eh...
*Nils se va*
- Lyn: Me llamo Lyn. Me alegro de que estés mejor.
- Ninian: Mi señora Lyn... Gracias. Me llamo Ninian. Mi hermano Nils y yo somos artistas ambulantes.
- Lyn: ¿Los dos? Tu hermano es músico. ¿Que hay de ti, Ninian?
- Ninian: Yo... Yo bailo.
*Aparece Sain*
- Sain: ¿Qué? Vaya... Una bailarina.
- Lyn: Sain..., luego, por favor.
- Sain: Sí, claro, cómo no.
*Sain se va*
- Lyn: ¿Una bailarina? Por tus ropas no se diría.
*Aparece Nils*
- Nils: Ninian baila en honor a la vida. Es algo especial... Sagrado.
- Lyn: ¿Una danza sagrada? ¿Qué quiere decir con eso?
- Ninian: Yo... La danza que realizo cuando viajamos es normal. Pero la otra... Cuando me cogieron, me torcí un tobillo. No puedo bailar para vosotros... Lo siento.
- Lyn: No te preocupes. Nos basta con saber que ya no corres peligro.
- Ninian: Gracias.
- Lyn: Pero me preocupa tu pierna. No podrás viajar así...
- Nils: Tengo una idea. ¿Sería pedir demasiado que os acompañáramos?
- Lyn: No puedo consentirlo. Es demasiado peligroso. Nos persiguen. Nos podrían atacar en cualquier momento.
- Nils: No seremos ningún estorbo. Incluso podemos ayudar. ¿No, Ninian?
- Ninian: Sí. Podríamos pagaros usando nuestro... talento especial.
- Lyn: ¿Habilidades especiales?
- Ninian: Cuando acecha el peligro, lo presentimos.
- Lyn: ¿Sí? Extraordinario.
- Nils: Lo presentimos, pero no podemos impedirlo. Vosotros sois guerreros, así que no tenéis problemas.
*Ninian y Nils se van, Aparece Kent*
- Lyn: ¿Qué opinas, Kent?
- Kent: Creo que dejándolos aquí causaríamos más preocupaciones a Lyndis que dejándolos venir con nosotros.
*Kent se va, aparece Sain*
- Lyn: ¿Sain? Da igual. Ya sé qué responderás.
*Sain se va, aparecen Ninian y Nils*
- Lyn: ¿De verdad queréis viajar con nosotros?
- Nils: ¡Pues claro!
- Ninian: Muchas gracias, mi señora.


» SOLO SI SE PASA EL CAPITULO EN MENOS DE 15 TURNOS
*Cambio de Escena*
- Ninian: Oh...
*Aparece Nils*
- Nils: ¿Qué pasa, Ninian?
- Ninian: He perdido el anillo.
*Aparece Lyn*
- Lyn: ¿El anillo?
- Nils: ¿El Don de Ninis?
- Ninian: Sí.
- Nils: ¿Te lo robaron? ¡Perros!
- Lyn: ¿Era valioso?
- Ninian: Era un recuerdo de nuestra madre.
- Nils: Estaba bendecido por los espíritus de Ninis... No hay otro igual en todo el mundo. Y ahora lo hemos perdido por culpa de esos salvajes. No podemos hacer nada.
- Ninian: Tienes razón.
- Lyn: ...

*Cambio de Escena*
- Lyn: ¿Podemos hablar, Mark? Lo has oído todo, ¿no? ¿Qué opinas? Me gustaría recuperar el anillo de Ninian. Pero si Nils tiene razón, los ladrones podrían ser demasiado para nosotros. ¿Qué hacemos?


[¿Aceptas la aventura secundaria?]
Sí    No

Si [Vas al capítulo 7x]
- Lyn: ¿Quieres ayudarles? ¡Genial! Esperaba que lo dijeras, Mark. ¡Kent! ¡Sain! *Aparecen Kent y Sain* Esos hombres iban hacia el sur. Tenemos que alcanzarlos.
- Sain: ¡A tus órdenes, mi señora!
*Sain y Kent se van*
- Lyn: Ya no hay vuelta atrás. ¡Cabalguemos!

No [No vas al capítulo 7x]
- Lyn: Entiendo. Es la decisión lógica. Si hubiera dependido de mí, habría aceptado y nos habría puesto a todos en peligro. Me alegro que estés aquí para contenerme. Gracias. ¡Adelante! ¡A Caelin!

 

Anterior - Siguiente

Volver al índice de diálogos de Fire Emblem (Blazing Sword)

Ir a la sección de Fire Emblem Blazing Sword