Ike / Titania

Apoyo C
Titania Hola, Ike. ¿Te estás entrenando?
Ike Sí. Y veo que tú también. ¿Practicamos un poco juntos? Se aprovecha más el tiempo.
Titania ¿Quieres? Perfecto. Creía que ya no podías aprender nada de mí.
Ike ¿Qué dices? Gracias a ti he refinado el manejo de la espada que me enseñó mi padre.
Titania Hm. Es todo un honor oír eso.
Ike Lo digo en serio.
Titania Pero tú heredaste de tu padre un talento muy especial. Deberías apreciarlo en su justa medida.
Ike Eh… Oye, Titania. ¿Cuándo conociste a mi padre? Antes eras caballero de Crimea, ¿no?
Titania Exactamente… Pero es una historia muy larga y tenemos que entrenarnos. ¡Prepárate! ¡Concentración!
Ike Bien…

Apoyo B
Ike ¿Tienes un momento, Titania?
Titania Dime.
Ike ¿Recuerdas lo que hablamos el otro día? Lo de mi padre.
Titania Eh... Sí... Sí...
Ike Sé que no te gusta hablar de ello, así que no insistiré.
Titania No se trata de eso. Es sólo que... me cuesta hablar del pasado. Sin embargo... Tú mereces saber todo lo que se conoce acerca de tu padre. Está bien, te lo contaré.
Ike ¡Perfecto!
Titania Siendo caballero de Crimea, me presenté voluntaria para pasar un tiempo en Gallia, donde estaba tu padre. En mi primer día, se celebró una sesión de entrenamiento en el salón real. Allí presencié por primera vez su poder. Se enfrentó a oleadas de caballeros, y los venció a todos con asombrosa facilidad. Su manejo de la espada era fabuloso... Los demás caballeros apenas lograban desenvainar antes de caer derrotados. Era el mayor guerrero que había visto jamás. Yo temblaba... Temblaba sólo de pensarlo.
Ike Vaya.
Titania Intenté hacerle frente, pero su nivel era inalcanzable para mí. ¡Qué situación más ridícula! Sin embargo, le pedí que me entrenara y accedió. Después, empezamos a vernos siempre que nos era posible, para practicar. Pronto nos hicimos amigos y, al cabo de unas semanas, me invitó a su casa. Fue entonces cuando te conocí.
Ike ¿A mí?
Titania Sí. Estabas dormido en los brazos de tu madre. Ella sonreía. Eras muy guapo. El comandante te miró con mucha ternura en los ojos... No era el guerrero que yo conocía.
Ike Ajá.

Apoyo A
Ike ¿Titania? Quiero darte las gracias.
Titania ¿Cómo? ¿A qué viene eso?
Ike Para nosotros el mañana es incierto, así que quiero decírtelo antes de que sea demasiado tarde. ¿Me escucharás?
Titania Mmm... De acuerdo, pero... ¿qué te pasa? ¿Qué he hecho para merecer un agradecimiento tuyo?
Ike Mucho. Ayudaste a mi padre a formar esta compañía. Perdió a su mujer y tenía que ocuparse de dos hijos pequeños. Por eso te doy las gracias.
Titania Ike...
Ike En mi vida siempre he dado las cosas por supuestas. Pero todo fue posible gracias a ti. He sido un ingrato.
Titania No es necesario, Ike. Todo lo que hice fue por...
Ike Porque lo amabas. ¿No es así?
Titania Ejem. Eh...
Ike Quizá me equivoque. Da igual... Si hoy estoy aquí, te lo debo a ti. De no haber sido por tu ayuda, ahora estaría muerto. Y la vida de mi padre, arruinada. Se mantuvo en pie hasta que lo doblegó el Caballero Negro. Fue feliz hasta su último día gracias a ti. Gracias.
Titania Ike... No... Oh... No... Oh...
Ike A diferencia de mi padre, me faltan experiencia y fuerza, pero... necesito tiempo. Ayúdame, por favor...
Titania Snif... Claro... Claro que te ayudaré, Ike.


Ver los otros apoyos de Fire Emblem Path of Radiance

Ir a la sección de Fire Emblem Path of Radiance