Oscar / Tanith

Apoyo C
Tanith Perdona…
Oscar ¿Sí?
Tanith ¿Es tuya esta prenda?
Oscar Ah, sí. Se me habrá caído. Gracias por recogerla. Siento las molestias, subcomandante Tanith.
Tanith ¿Cómo te llamas?
Oscar Qué torpe soy ¡He olvidado presentarme! Soy Oscar, de los mercenarios de Greil. Es un placer conoceros, milady.
Tanith Hm. No habría dicho que fueras mercenario. Interesante. Mi cometido entre vosotros es secundario, pero espero poder demostrar la grandeza de los caballeros de Begnion.
Oscar Estoy al tanto de su reputación. Es un honor tratar a la persona al mando de esa sin par división.
Tanith Aprecio tu amabilidad.
Oscar Con vuestro permiso, me retiro.
Tanith Hm… Qué modales más exquisitos. Siempre pensé que los mercenarios eran incultos y vulgares… Ike dispone de algunos hombres notables.

Apoyo B
Oscar Tanith, he de reconocer que la carga que encabezasteis el otro día fue espectacular.
Tanith Somos caballeros de Begnion. Cualquier ataque que no consista en una carga de caballero contra caballero mancillaría el nombre de nuestra patria.
Oscar Ya había oído hablar de vuestro valor, pero veros en acción resulta sobrecogedor. La imagen de tantos pegasos en formación cargando en picado hacia el campo de batalla es algo único.
Tanith Creo que exageras.
Oscar En absoluto, mi señora. Es digno de verse. Pero, sin que os sintáis ofendida, me gustaría haceros una observación. Me sorprende que vuestra táctica se base en la superioridad numérica.
Tanith Históricamente, Begnion ha superado en número al enemigo en casi todas las batallas. Con este grupo, no funcionaría.
Oscar Coincido con vos. Estamos siempre en la precariedad. A veces nos resulta difícil incluso cubrir las necesidades básicas. Obviamente, nunca dispondremos de los medios que están al alcance de Begnion.
Tanith Sin embargo, sabéis luchar bien con tan pocos hombres. Dime, ¿cómo ves tú el combate?
Oscar Nosotros aprovechamos los puntos fuertes de nuestros soldados. Además, no podemos permitirnos bajas. Ni siquiera nos compensa sacrificar a un hombre por la victoria en una batalla. La guerra es muy larga y debemos conservar hasta al último de ellos. El honor no nos arrastra a enfrentamientos que no podemos ganar. El que se retira hoy con vida, vive para luchar mañana.
Tanith Retirarse de la batalla no es fácil. Sin embargo, tus palabras no carecen de sentido, dada la situación.
Oscar Además, lamentaría tener que renunciar a vuestra espada por algo tan intangible como el honor.
Tanith En todo caso, los caballeros de pegaso son obstinados. Dudo de que pueda convencerlos para cambiar de táctica.
Oscar Entonces yo os ayudaré. Tal vez les baste un testimonio de primera mano.
Tanith ¿Estarías dispuesto?
Oscar Naturalmente. No tengo ni la mitad de experiencia que vos, pero si puedo echar una mano, lo haré,
Tanith Me pareces muy elocuente. No es algo que fuera a esperar de un mercenario.
Oscar Me complace haberos sorprendido, pues.
Tanith ¡En marcha! ¡Será mejor que sigas mi ritmo! ¡No pienso esperaros a ti y a tu caballo!
Oscar ¡Entonces vuestra sorpresa será doble!

Apoyo A
Tanith ¿Ibas a alguna parte, Oscar?
Oscar Sí, mi señora. Me disponía a preparar la cena. ¿Necesitáis algo?
Tanith No, no es nada... Sólo quería darte las gracias. Tus conocimientos de tácticas militares han sido muy útiles. ¡He aprendido más contigo que en la academia! Es más, creo que te propondré como instructor invitado cuando vuelva a Begnion. Has hecho méritos suficientes.
Oscar Es muy amable de vuestra parte.
Tanith Vaya... ¿También cocinas?
Oscar Sí, mi señora. Al ser una compañía pequeña, debemos repartirnos las tareas. ¡La comida y la limpieza no se hacen solas!
Tanith No dejas de asombrarme.
Oscar ¿Habláis en serio?
Tanith Soy diestra con las armas, pero para mi vergüenza he de admitir que soy incapaz de freír un huevo. La última vez que lo intenté en la academia, tres de nuestros mejores militares acabaron con quemaduras.
Oscar Vaya...
Tanith Increíble, ¿no?
Oscar No, no. Vuestra destreza en combate ya es un don suficiente. Pero entendedme si declino cenar con vos alguna vez. O bien... Tal vez podría enseñaros los rudimentos de la buena cocina...
Tanith ¿Lo harías?
Oscar Si os place.
Tanith No me cabe duda de que serías tan buen instructor del arte de cocinar, como lo eres del arte de la guerra. De acuerdo. Acepto la oferta.


Ver los otros apoyos de Fire Emblem Path of Radiance

Ir a la sección de Fire Emblem Path of Radiance