Marcia / Rolf

Apoyo C
Rolf Tensamos… apuntamos…
Marcia Hola. Tú te llamas Rolf, ¿verdad? ¿Qué haces aquí fuera solo?
Rolf Estoy practicando con el arco. Coloco dianas y tiro. Cubro las puntas de las flechas con trapos para prevenir accidentes. Un día un pájaro se cruzó y… Bueno, desde entonces no me alejo mucho de las dianas por si acaso. No es la mejor forma de entrenar, pero, en fin.
Marcia Qué mono… con lo pequeñito que eres, que ganas le pones…
Rolf ¡Oye! ¡Qué no soy tan pequeño! ¡Soy un mercenario!
Marcia Claro, claro, nadie lo dudaba. ¿Me dejas entrenar contigo?
Rolf Sí. Pero que sepas que sé defenderme bien.
Marcia Ya. Sólo quiero ayudar. Un día fui caballero de un gran país. También se tirar con el arco. Los caballeros de pegaso tememos a las flechas más que a nada.
Rolf Pues entonces mucho ojo, porque te puedo ensartar con lo ojos vendados.
Marcia ¡Ja! ¡Cuánto orgullo para un crío tan pequeño! Me caes bien. Oye, será mejor que des una vuelta y te asegures de que no hay nadie cerca antes de empezar a tirar.
Rolf ¡Ya lo sé! ¡No me mangonees como a un niño!
Marcia Bueno, bueno… no hay porqué ponerse así.

Apoyo B
Marcia ¡Increíble! ¡Has dado en el blanco 26 veces seguidas!
Rolf Mi objetivo es 30.
Marcia No está nada mal. Casi lo consigues. Te estás convirtiendo en un arquero muy notable, Rolf.
Rolf Pero no puedo fallar ni una flecha durante la batalla. La persona que me enseñó a tirar me dijo una vez… No puedo conformarme con 26 dianas.
Marcia Te exiges mucho. Eso es admirable.
Rolf ¿Es que tú no eres estricta contigo misma, Marcia?
Marcia ¿Hm? ¿Yo? ¡Pues claro! ¡Más rígida que una vara de roble. “Sé firme contigo y con los demás” . Ése era el lema de mi antigua unidad. Pero tú no eres más que…
Rolf ¿”Un niño”? De eso nada. Dejé de ser un niño cuando maté a mi primer enemigo.
Marcia Supongo que tienes razón. Debes haberte visto obligado a crecer muy rápido en compañía de estos mercenarios.
Rolf ¿Te preocupas de mí porque soy pequeño?
Marcia Claro… ¿quién no?
Rolf Pues olvídate. Sé cuidarme solo, soy fuerte.
Marcia Salta a la vista. Perdóname por haberte subestimado.

Apoyo A
Marcia ¡Has acertado todas las dianas!
Rolf No basta con acertar en el blanco. Mi instructor me dijo una vez que debía ser capaz de colar las flechas entre las rendijas de las corazas.
Marcia Eso es casi imposible… aunque puede que algún día lo logres. Un momento… Rolf, enséñame las manos.
Rolf ¿Para qué?
Marcia ¡Lo sabía! Las tienes llenas de ampollas. ¡Y estás sangrando! ¿Por qué sigues tirando? ¿Es que has perdido el juicio?
Rolf Al principio dolía, pero luego perdí la sensibilidad, así que seguí sacando flechas del carcaj.
Marcia Por las alas de Mulan, Rolf… Tienes aguante, eso hay que reconocerlo. Quieto. Tengo una poción por aquí… Mira, la encontré. Te escocerá un poco.
Rolf Gra… ¡Aaaaauuuuuu! ¡Cómo pica!
Marcia No es nada para un mercenario curtido como tú, ¿no?
Rolf ¿Un “mercenario curtido”? ¿De verdad lo piensas?
Marcia Sí, y no sólo por tu destreza con el arco. Eres tenaz como pocos. Te concentras tanto en el blanco que ni sientes el dolor. Conozco a pocos con tanta determinación.
Rolf Entonces, ¿crees que podré ser útil en el campo de batalla? ¿Podré proteger a los demás?
Marcia Más bien diría que al enemigo le conviene no cruzarse en tu camino si no quiere acabar como un colador.
Rolf Gracias, Marcia. Prometo protegerte a ti también.
Marcia Yo también te cuidaré a ti, Rolf. Vaya… Maldita sea. ¿Por qué has tenido que crecer tan rápido?


Ver los otros apoyos de Fire Emblem Path of Radiance

Ir a la sección de Fire Emblem Path of Radiance