Calill / Geoffrey

Apoyo C
Calill Mmm… Qué sitio más desangelado. No tiene nada que ver con la ciu- ¡Aaaaaah!
Geoffrey ¡Uf! ¡Ten cuidado!
Calill ¡Ah! ¡Mi cara! ¡Mi hermoso rostro! Uf, creo que está entero.
Geoffrey ¿Estáis bien, mi señora?
Calill En fin… ¡Caramba! Me ha llamdo “mi señora”. ¡Y qué muchacho más bien parecido! Sí. Sí, buen señor. Gracias a ti, creo que he salido ilesa.
Geoffrey ¿De verdad? Me alegro. Caminabais sumida en pensamientos y no mirabais por dónde ibais.
Calill ¡Espera! ¡Aguarda un instante!
Geoffrey ¿Sí? ¿Qué se os ofrece?
Calill Me… llamo Calill. ¿Cuál es tu nombre, gentil caballero?
Geoffrey Geoffrey.
Calill Geoffrey… Un nombre hermoso. Un hombre como Geoffrey es lo que a mí me hace falta. Oh… el amor siempre te coge por sorpresa. ¡Dulce Geoffrey! ¡Serás mío!

Apoyo B
Calill Hola, Geoffrey, ¿qué tal? Hoy estás especialmente gallardo.
Geoffrey ¿Mmm? Ah, hola, Calill. ¿Cómo estáis?
Calill ¡Vaya! ¡Qué sorpresa! Recuerdas mi nombre… Quizás sea cosa del amor.
Geoffrey ¿Eh? No os entiendo.
Calill Nada, nada, hablaba sola. Dime, formas parte de la escolta de la princesa de Crimea, ¿no es así? Es un honor conocer a alguien del séquito real. ¡Qué porte! ¡Qué gracia!
Geoffrey La verdad, no es para tanto. Vos y yo pertenecemos al mismo grupo. Yo no me preocuparía demasiado por las clases ni la categoría social.
Calill ¡Oh! ¡Es más cortés de lo que me había parecido! Gracias por tu amabilidad. Por tu decencia. Por tu fuerza y tu belleza. ¡Esa virilidad, ese poderío!
Geoffrey Eh… No hay de qué.
Calill Por cierto, buen Geoffrey. No conozco muy bien a la princesa Elincia. ¿Qué clase de persona es?
Geoffrey ¡Ah! ¿Os interesa la Princesa?
Calill ¡Naturalmente! No puedo descuidar a mi única rival en el amor…
Geoffrey ¿Cómo habéis dicho?
Calill Nada, nada. No importa. Suelo pensar en alto. Es una manía que tengo… Quiero conocerla mejor porque, al fin y al cabo, debo protegerla. ¿Puedes hablarme de ella?
Geoffrey Claro. Sin embargo, es difícil expresarlo con palabras…
Calill ¿Y eso por qué?
Geoffrey Las palabras siempre suenan falsas. En fin. La Princesa es…
Calill ¿Sí? ¡¿Cómo es?!
Geoffrey Toda ella es perfecta. Como siervo suyo, algunos me acusan de partidismo, pero no es cierto. Ella es… única. Es el tesoro de Crimea.
Calill Aaah, ya lo entiendo. ¡Estás enamorado! ¡Maldición! ¡Maldición! ¡Qué mala suerte la mía! ¡El dios del amor se burla de mí!
Geoffrey ¡Esperad! ¡No os confundáis! ¡Calill! ¡Me he explicado mal! Yo…
Calill ¡De eso nada, buen caballero! ¡Basta ya de embelesarme con mentiras! ¡No soportaría otra herida en mi corazón! En fin. Lamento no poder quedármelo para mí pero, no obstante, una historia de amor siempre resulta estimulante. Echaré una mano a este ingenuo caballero para que conquiste el corazón de su dueña. ¡Princesa Elincia, preparaos!

Apoyo A
Calill Ah. Bien.
Geoffrey Por eso su existencia nunca se hizo pública. En su lugar, fue trasladada a la residencia real y criada en secreto.
Calill Es una historia complicada para una… plebeya como yo. Crecer de esa manera, aislada del mundo.
Geoffrey No creo que la Princesa sufriera. Siempre tuvo el amor de sus padres y de lord Renning. No hubo de heredar el trono. Vivió feliz y libre, como los aristócratas rurales.
Calill Seguramente, seguiría siendo feliz de no ser por la brutalidad de Daein.
Geoffrey (…)
Calill Oh, ¡lo siento, sir Geoffrey! He sido una impertinente.
Geoffrey No, habéis dicho la verdad.
Calill No obstante, me interesa mucho más la historia que me estabas contando. Aún me cuesta creer que seas el hijo de la madre adoptiva de la Princesa. Entonces os conocéis desde niños.
Geoffrey Aquellos fueron los mejores años de mi vida. Reinaba la paz en Crimea y todo el país rebosaba belleza. La Princesa estaba especialmente hermosa… Recuerdo cómo las perseguía, a ella y a mi hermana Lucia… ¡Pero, ay! No pertenece a mi estamento. Nunca podrá ser mía y, sin embargo, soy incapaz de olvidarla.
Calill ¡Basta! No puedes refugiarte en el pasado. ¡Debes vivir el presente! Son tiempos difíciles, sí. Hay batallas todos los días y la sangre tiñe nuestras vidas… ¡Pero nos queda la esperanza! Debes disfrutar de los placeres que se te brinden sin dudar.
Geoffrey Calill. Tenéis razón. Debo conservar la esperanza. Me avergüenzo de mi flaqueza.
Calill No pasa nada. En realidad, yo prefiero a los hombres que se dejan llevar a veces. Son más… interesantes.
Geoffrey Gracias. De momento, me volcaré en la reconstrucción de Crimea. Pese al cariño que le guardo, sé que el pasado nunca se repetirá. Sí, soportaré servirla toda su vida y observar de lejos su felicidad.
Calill ¡O podrías fugarte con ella! Es una broma. Broma, broma, broma. Además, tú eres demasiado recto para esas cosas. Te conozco. Es una lástima. Haríais una pareja perfecta.
Geoffrey (…) Sois buena persona, doña Calill.
Calill Soy consciente. Las mujeres bellas e inteligentes como yo no abundan.
Geoffrey Eres una joya entre piedras.
Calill ¡No, no! ¡No me vengas ahora con piropos! Llegas tarde. Sé lo que sientes por la Princesa. No quiero hacerle competencia.
Geoffrey Mmm… Es una pena.
Calill ¡Ja, ja, ja! Bueno, por lo menos somos buenos amigos. ¡Cuéntame tus males de amor, sir Geoffrey! ¡Yo los remediaré!


Ver los otros apoyos de Fire Emblem Path of Radiance

Ir a la sección de Fire Emblem Path of Radiance