Capitulo 8: ¿Desesperación?

» Introducción
*La escena comienza con un flashback. Vemos a un pequeño Ike siendo entrenado por Greil*
- Greil: ¿Qué pasa, Ike? ¿Ya te rindes? ¡Vamos, esfuérzate más o si no no llegarás nunca a mi altura!
*Ike parece no renunciar al entrenamiento*
- Greil: De tal palo, tal astilla... Por eso sé que no desistirás, porque eres tan cabezota como yo.
*Ike cae al piso*
- Greil: Estoy ansioso por que crezcas y te hagas mayor, Ike. Creo que tienes madera para convertirte en guerrero.
*Fin del flashback*
*Aparecen Ike y Mist junto a la tumba de su padre*
- Ike: Esto... Esto no es un sueño, ¿verdad? Esto es... real...
- Ike: Se está haciendo de noche, Mist. ¿No tienes frío? Venga, volvamos.
- Mist: ...
- Ike: ¿Mist?
- Mist: Hm... Snif..., snif...
- Ike: Mist...
- Mist: ¿Por qué, Ike? Dime por qué...
- Ike: Estaba a su lado y no pude hacer nada por ayudarle... Lo siento.T>1
- Mist: Snif...
- Ike: Todo esto es tan... irreal...
- Mist: Papá se ha ido para siempre, Ike. Nos hemos quedado sin padre... Y no sé... No sé... qué será de nosotros... Snif...
- Ike: Nuestro padre se ha ido, pero yo sigo aquí.
- Mist: Hermanito...
- Ike: Me convertiré en el nuevo comandante y os protegeré a todos. A ti, a la princesa... A todo el mundo, ya lo verás.
- Mist: No, hermanito... No quiero...
- Ike: ¿Qué no quieres...?
- Mist: No quiero que lo hagas. No quiero que te conviertas en el nuevo comandante... No quiero perderte... ¿No te das cuenta?Si tú también desaparecieras, entonces me quedaría sola..., completamente sola... y por eso no te lo permitiré.
- Ike: No sufras, Mist. Te prometo que no me pasará nada malo.

» En el castillo
- Titania: Comandante Greil... ¿Por qué ha tenido que ocurrir esto?¿Por qué...? ¿Por qué ahora? Primero Crimea... y luego tú...
- Soren: ...
*Aparece Ike*
- Soren: Ike...
- Titania: Ah, estabas aquí, Ike. ¿Y Mist?

*Si Rhys está vivo*
- Ike: La he dejado en su habitación, en compañía de Rhys y Rolf.
*SiRhys está muerto*
- Ike: La he dejado en su habitación, en compañía de Rolf.

- Titania: Bueno, eso es lo que le conviene. Necesita descansar un poco. Después de todo por lo que ha pasado...Y no solo ella, sino todos nosotros, de hecho. Tú también deberías descansar e intentar tranquilizarte un poco, Ike.
- Ike: No necesito tranquilizarme. Sé que mi padre no volverá a la vida por más que lamente su pérdida. Por eso he decidido no llorar.
- Ike: Titania, Soren. Siento que he sido una carga para vosotros. Os doy las gracias por seguir estando aquí, a mi lado.
- Soren: No eres una carga...
- Titania: No tienes por qué disculparte, Ike.

*Si Gatrie, Shinon, Oscar y Boyd están vivos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Oscar: Ya estamos de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Boyd: ¡Me cuesta creer que sean tan caraduras! Se han ido sin decir nada, sin volver la vista atrás. No se lo perdonaré nunca.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Boyd?
- Boyd: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Boyd: ¿Eh? Ah... Bueno, sí... Lo que ocurre es que... Eh...
- Soren: Shinon y Gatrie nos han abandonado.
- Boyd: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se han ido? ¿Los dos? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Boyd: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Shinon lo escuchó, le entró un ataque de ira... Como no querían aceptarlo, Gatrie y él decidieron marcharse.
- Oscar: Fuimos tras ellos. Hemos intentado hablar con ellos y convencerles, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no? Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos. Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede. Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Boyd: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia unos compañeros con los que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante ellos y detenerlos.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, han hecho lo más sensato. Comprendo que no quisieran perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante. O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros. Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Gatrie está muerto, pero Shinon, Oscar y Boyd están vivos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Oscar: Ya estamos de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Boyd: ¡Me cuesta creer que sea tan caradura! Se ha ido sin decir nada, sin volver la vista atrás. No se lo perdonaré nunca.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Boyd?
- Boyd: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Boyd: ¿Eh? Ah... Bueno, sí... Lo que ocurre es que... Eh...
- Soren: Shinon nos ha abandonado.
- Boyd: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Boyd: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Shinon lo escuchó, le entró un ataque de ira... Como no quería aceptarlo, decidió marcharse.
- Oscar: Fuimos tras él. Intentamos hablar con él y convencerle, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no? Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos. Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede. Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Boyd: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia un compañero con el que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante él y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros. Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Shinon está muerto, pero Gatrie, Oscar y Boyd están vivos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Ike: T>4[Oscar]
- Oscar: Ya estamos de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Boyd: ¡Me cuesta creer que sea tan caradura! Se ha ido sin decir nada, sin volver la vista atrás. No se lo perdonaré nunca.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Boyd?
- Boyd: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Boyd: ¿Eh? Ah... Bueno, sí... Lo que ocurre es que... Eh...
- Soren: Gatrie nos ha abandonado.
- Boyd: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Boyd: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante. Y cuando Gatrie lo escuchó, dijo que él no pensaba aceptarlo... Que él no seguiría a nadie que no fuera el comandante Greil. Y por eso se marchó.
- Oscar: Fuimos tras él. Intentamos hablar con él y convencerle, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de
nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Boyd: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia un compañero con el que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante él y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros.Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Shinon y Gatrie están muertos, pero Oscar y Boyd están vivos*

- Boyd: ¡Ike! ¿Te encuentras bien? Supongo que sí.
- Oscar: ¿Cómo llevas lo de tu padre?
- Ike: Ya estoy algo mejor. Siento haberos causado tantas molestias.
- Oscar: Para nosotros no ha sido ninguna molestia.
- Boyd: No nos trates como si fuéramos unos extraños, Ike. Nosotros ya sabemos lo que se siente cuando se pierde a un padre.
- Oscar: ...
- Ike: Entonces... ¿Qué pensáis hacer a partir de ahora? ¿Cuáles son vuestras intenciones?
- Titania: ¿Qué quieres decir?
- Ike: Mi padre ha muerto. Ha llegado el momento de decidir si os interesa seguir en la banda de mercenarios o no. Tenéis que sopesar los riesgos que comporta para vuestra vida quedaros en manos de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros. Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Shinon y Gatrie están vivos, pero Boyd está muerto*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Oscar: Ya estoy de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Oscar: Se fueron.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Oscar?
- Oscar: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Oscar: Sí, claro, hay que contártelo. ¿Pero cómo...?
- Soren: Shinon y Gatrie nos han abandonado.
- Oscar: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se han ido? ¿Los dos? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Oscar: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Shinon lo escuchó, le entró un ataque de ira... Como no querían aceptarlo, Gatrie y él decidieron marcharse. Fui tras ellos. Traté de hablar con ellos y convencerles, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Oscar: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia unos compañeros con los que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante ellos y detenerlos.
- Ike: No es culpa tuya, Titania.Al fin y al cabo, han hecho lo más sensato. Comprendo que no quisieran perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y entonces qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.

*Si Shinon y Oscar están vivos, pero Gatrie y Boyd están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Oscar: Ya estoy de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Oscar: Se fue.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Oscar?
- Oscar: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Oscar: Sí, claro, hay que contártelo. ¿Pero cómo...?
- Soren: Shinon nos ha abandonado.
- Oscar: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Oscar: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Shinon lo escuchó, le entró un ataque de ira... Como no quería aceptarlo, decidió marcharse. Fui tras él. Traté de hablar con él y convencerle, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que
esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede. Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Oscar: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia un compañero con el que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante él y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.

*Si Gatrie y Oscar están vivos, pero Shinon y Boyd están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Oscar: Ya estoy de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Oscar: Se fue.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Oscar?
- Oscar: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Oscar: Sí, claro, hay que contártelo. ¿Pero cómo...?
- Soren: Gatrie nos ha abandonado.
- Oscar: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Oscar: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante. Y cuando Gatrie lo escuchó, dijo que él no pensaba aceptarlo... Que él no seguiría a nadie que no fuera el comandante Greil. Y por eso se marchó. Fui tras él. Traté de hablar con él y convencerle, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no? Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos. Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Oscar: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia un compañero con el que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante él y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.

*Si Oscar está vivo, pero Gatrie, Shinon y Boyd están muertos*

- Oscar: ¡Ike! ¿Te encuentras bien? Supongo que sí.
- Ike: Ya estoy algo mejor. Siento haberte causado tantas molestias, Oscar.
- Oscar: Para mí no ha sido ninguna molestia. Ya sé lo que se siente cuando se pierde
a alguien de la familia...
- Ike: Entonces... ¿Qué pensáis hacer a partir de ahora? ¿Cuáles son vuestras intenciones?
- Titania: ¿Qué quieres decir?
- Ike: Mi padre ha muerto. Ha llegado el momento de decidir si os interesa seguir en la banda de mercenarios o no. Tenéis que sopesar los riesgos que comporta para vuestra vida quedaros en manos de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Oscar: Yo ya tenía pensado apoyarte desde el principio.

*Si Boyd, Gatrie y Shinon están vivos, pero Oscar está muerto*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Boyd: Ya estoy de vuelta, Titania.
- Ike: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Boyd: ¡Me cuesta creer que sean tan caraduras! Se han ido sin decir nada, sin volver la vista atrás. No se lo perdonaré nunca.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Boyd?
- Boyd: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Boyd: ¿Eh? Ah... Bueno, sí... Lo que ocurre es que... Eh...
- Soren: Shinon y Gatrie nos han abandonado.
- Boyd: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se han ido? ¿Los dos? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Boyd: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Shinon lo escuchó, le entró un ataque de ira... Como no querían aceptarlo, Gatrie y él decidieron marcharse.Intenté hablar con ellos y convencerles para que cambiaran de opinión, pero no han dado su brazo a torcer.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no? Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede. Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Boyd: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia unos compañeros con los que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante ellos y detenerlos.
- Ike: No es culpa tuya, Titania.Al fin y al cabo, han hecho lo más sensato. Comprendo que no quisieran perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros. Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Boyd y Shinon están vivos, pero Gatrie y Oscar están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Boyd: Ya estoy de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Boyd: ¡Me cuesta creer que sea tan caradura! Se ha ido sin decir nada, sin volver la vista atrás. No se lo perdonaré nunca.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Boyd?
- Boyd: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Boyd: ¿Eh? Ah... Bueno, sí... Lo que ocurre es que... Eh...
- Soren: Shinon nos ha abandonado.
- Boyd: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Boyd: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Shinon lo escuchó, le entró un ataque de ira... Como no quería aceptarlo, decidió marcharse.Fui tras él. He intentado hablar con él y convencerlo, pero al parecer ha sido una pérdida de tiempo.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Boyd: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia un compañero con el que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante él y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros.Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".T>4

*Si Boyd y Gatrie están vivo, pero Shinon y Oscar están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Boyd: Ya estoy de vuelta, Titania.
- Titania: ¿Y qué? ¿Cómo ha ido?
- Boyd: ¡Me cuesta creer que sea tan caradura! Se ha ido sin decir nada, sin volver la vista atrás. No se lo perdonaré nunca.
- Ike: ¿Qué está ocurriendo, Boyd?
- Boyd: ¡Ah, Ike! Te encuentras bien, ¿verdad?
- Ike: Sí, estoy bien. Pero cuéntame qué ha pasado. Vamos, dímelo.
- Boyd: ¿Eh? Ah... Bueno, sí... Lo que ocurre es que... Eh...
- Soren: Gatrie nos ha abandonado.
- Boyd: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike...
- Boyd: Titania nos contó que tú ibas a ser el nuevo comandante.Y cuando Gatrie lo escuchó, dijo que él no pensaba aceptarlo... Que él no seguiría a nadie que no fuera el comandante Greil.Y por eso se marchó. Traté de hablar con él y convencerle para que cambiara de parecer, pero no ha habido manera.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Boyd: Pero bueno... ¿Es esa la consideración que tienes hacia un compañero con el que has compartido tantas batallas?
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante él y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros. Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Boyd está vivo, pero Gatrie, Shinon y Oscar están muertos*

- Boyd: ¡Ike! ¿Te encuentras bien? Supongo que sí.
- Ike: Ya estoy algo mejor. Siento haberte causado tantas molestias.
- Boyd: No me trates como si fuera un extraño, Ike. Yo sé tan bien como tú lo que significa perder a alguien de la familia.
- Boyd:
- Ike: Entonces... ¿Qué pensáis hacer a partir de ahora? ¿Cuáles son vuestras intenciones?
- Titania: ¿Qué quieres decir?
- Ike: Mi padre ha muerto. Ha llegado el momento de decidir si os interesa seguir en la banda de mercenarios o no.Tenéis que sopesar los riesgos que comporta para vuestra vida quedaros en manos de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!
- Boyd: A mí me molesta que de repente tengamos que marcar una distancia como esa entre nosotros.Pero de todos modos, intentaré llamarte "jefe" en lugar de "comandante novato".

*Si Shinon y Gatrie están vivos, pero Oscar y Boyd están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Titania: Después de todo lo que ha ocurrido últimamente lamento tener que decirte esto, pero...
- Soren: Shinon y Gatrie nos han abandonado.
- Titania: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se han ido? ¿Los dos? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike, tu padre me ha dejado bien claro a lo largo de las últimas semanas que tú ibas a sucederle como líder de la banda.Pero cuando se lo dije a Shinon, se negó a aceptarlo. Dijo que prefería irse de aquí antes que servir a tus órdenes. Lo siento...Intenté hablar con él y hacerle entrar en razón, pero al parecer ha sido un esfuerzo en vano.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Titania: No seas tan crítico con ellos, Soren. Hemos pasado por tanto juntos, que es como si fueran parte de la familia.
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme ante ellos y detenerlos.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, han hecho lo más sensato. Comprendo que no quisieran perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!

*Si Shinon está vivo, pero Gatrie, Oscar y Boyd están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Titania: Después de todo lo que ha ocurrido últimamente lamento tener que decirte esto, pero...
- Soren: Shinon nos ha abandonado.
- Titania: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike, tu padre me ha dejado bien claro a lo largo de las últimas semanas que tú ibas a sucederle como líder de la banda.Pero cuando se lo dije a Shinon, se negó a aceptarlo. Dijo que prefería irse de aquí antes que servir a tus órdenes. Lo siento...Intenté hablar con él y hacerle entrar en razón, pero al parecer ha sido un esfuerzo en vano.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos. Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Titania: No seas tan crítico con él, Soren. Hemos pasado por tanto juntos, que es como si fuera parte de la familia.
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante.O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!

*Si Gatrie está vivo, pero Shinon, Oscar y Boyd están muertos*

- Ike: Y bien... ¿Dónde está todo el mundo?
- Titania: Ike, la verdad es que...
- Ike: ¿Sí?
- Titania: Después de todo lo que ha ocurrido últimamente lamento tener que decirte esto, pero...
- Soren: Gatrie nos ha abandonado.
- Titania: ¡Soren!
- Soren: ¿Acaso se trata de algo que tengamos que ocultar?
- Ike: ¿Que se ha ido? ¿Pero por qué...? Ah, ya caigo. Ha sido por mi culpa, ¿verdad?
- Titania: Ike, tu padre me ha dejado bien claro a lo largo de las últimas semanas que tú ibas a sucederle como líder de la banda.Pero cuando se lo dije a Gatrie, él dijo que no pensaba aceptarlo... Que él no seguiría a nadie que no fuera el comandante Greil.Y por eso se marchó. Lo siento...Intenté hablar con él y hacerle entrar en razón, pero al parecer ha sido un esfuerzo en vano.
- Soren: Todos sabíamos que algún día Ike iba a suceder al comandante al frente de nuestra banda, ¿o no?Lo único que ocurre es que este hecho se ha producido antes de lo que esperábamos. Antes de lo que queríamos.Pese a todo, esa era la decisión de Greil y si alguien no está de acuerdo con ella, tampoco podemos exigirle que se quede.Supongo que ya compensaremos la pérdida de estos efectivos con la incorporación de nuevos miembros.
- Titania: No seas tan crítico con él, Soren. Hemos pasado por tanto juntos, que es como si fuera parte de la familia.
- Titania: Perdóname, Ike. He sido incapaz de ponerme firme y detenerlo.
- Ike: No es culpa tuya, Titania. Al fin y al cabo, ha hecho lo más sensato. Comprendo que no quisiera perder la vida por culpa de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante. O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!

*Si Shinon, Gatrie, Oscar y Boyd están muertos*

- Ike: Entonces... ¿Qué pensáis hacer a partir de ahora? ¿Cuáles son vuestras intenciones?
- Titania: ¿Qué quieres decir?
- Ike: Mi padre ha muerto. Ha llegado el momento de decidir si os interesa seguir en la banda de mercenarios o no. Tenéis que sopesar los riesgos que comporta para vuestra vida quedaros en manos de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre,me convertiré en el nuevo comandante. O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!

*Si Shinon, Gatrie, Oscar y Boyd están muertos*

- Ike: Entonces... ¿Qué pensáis hacer a partir de ahora? ¿Cuáles son vuestras intenciones?
- Titania: ¿Qué quieres decir?
- Ike: Mi padre ha muerto. Ha llegado el momento de decidir si os interesa seguir en la banda de mercenarios o no. Tenéis que sopesar los riesgos que comporta para vuestra vida quedaros en manos de un comandante inexperto.
- Titania: ¡Por favor, Ike! No hables así de ti mismo.
- Ike: No estoy diciendo esto para ganarme vuestra compasión. Es la pura verdad. Sin embargo, no pienso renunciar a mi deber de mantener unida esta banda y protegeros.
- Titania: ¿Y, entonces, qué vas a hacer, Ike?
- Ike: De acuerdo con los deseos de mi padre, me convertiré en el nuevo comandante. O por lo menos me gustaría hacerlo, si es que todos vosotros os mostráis de acuerdo.
- Titania: ¡Por supuesto!

*Si Rhys está vivo*
- Rhys: Cuenta también con mi apoyo.
- Ike: ¡Rhys!
- Rhys: Mist ya se ha dormido. Y aunque me he perdido buena parte de la conversación, puedo hacerme a la idea de lo que habéis estado discutiendo. Comandante Ike... Sí, me gusta cómo suena.

- Ike: ¿Y tú qué dices, Soren?
- Soren: Dime, Ike... ¿De verdad crees que yo puedo servirte de ayuda? Es más... ¿Hay lugar para alguien como yo en tu banda de mercenarios?
- Ike: La duda ofende... ¿Es que a estas alturas no te das cuenta de que yo siempre he contado contigo? Necesito tus conocimiento tácticos. Necesito toda tu sabiduría. Necesito que me ayudes, en definitiva. ¿Vas a dejarme solo?
- Soren: Si es así, no te preocupes. Siempre estaré a tu lado.
- Ike: Muchas gracias. Sé que no poseo tanta experiencia como la mayoría de vosotros y seguramente cometeré muchos errores. Pero me esforzaré para convertirme en un comandante digno de vuestra confianza.

» En la base
- Titania: Bueno, a partir de ahora vas a estar muy ocupado. Tienes por delante un duro trabajo para convertirte en un buen comandante.
- Ike: ¿Podrías darme más detalles?
- Titania: Primero tendrás que aprender a administrar los gastos de la compañía. También debes asegurarte de que estamos bien equipados. Además de estar bien informado, te interesa conocer las habilidades de cada miembro del grupo y las relaciones entre ellos. Toda la información que consigas reunir te será de ayuda para planear la estrategia de las batallas.
- Ike: Ah... Sí, claro, la información...
- Titania: Acabo de hablar con una caravana de mercaderes huidos de Crimea que también se refugian en este castillo. Cuando les he dicho quiénes somos, me han preguntado si podían viajar con nosotros. Les preocupa un ataque de Daein. A cambio de nuestra protección, se han ofrecido a hacernos descuentos especiales en la compra de armas y objetos diversos.Además nos comprarán los objetos que ya no necesitemos y también forjarán armas especialmente para nosotros.
- Ike: Estupendo...
- Titania: Ah, ya me olvidaba. También me han dicho que podemos usar sus carros para llevar nuestras pertenencias. Un problema menos.
- Ike: Sí, nos harán un gran favor...
- Titania: Aparte de esto, también...
- Ike: ¡Titania!
- Titania: ¿Dime?
- Ike: Es cierto que te he pedido que me lo contaras todo en detalle, pero... ya he escuchado más de lo que puedo asimilar. Creo que será mejor que aprenda lo que quede a través de la práctica. ¿Te parece bien?
- Titania: ¿Eh...? Ah, sí, sí, por supuesto. Perdona, me he dejado llevar. Qué cosas tengo.
- Ike: No tienes por qué disculparte. Cumples con tu tarea a la perfección. Pero, ¿por qué no te retiras a descansar?
- Titania: No me hace falta. Estoy bien. Pero, en cambio, tú...
- Ike: Te preocupas demasiado. Vamos, vete a dormir. Es una orden. Y mientras... me las apañaré como pueda.
- Titania: Sí..., mi comandante.

» Conversaciones de la base
[Informe 1]
*Aparecen los mercaderes*
- Aimee: Vaya... Entonces tú debes de ser el comandante del que nos han hablado. Pues es verdad que eres muy joven todavía.
- Ike: Y vosotros debéis de ser la caravana de mercaderes que me mencionó Titania, los que queréis viajar con nosotros.
- Muston: Así es, muchacho. Debe de ser cosa del destino que nos hayamos encontrado. A cambio de vuestra protección, os podemos facilitar todas las mercancías que os hagan falta. A un precio razonable, por supuesto. ¿Qué te parece? Yo creo que se trata de una oferta que no podrás rechazar.
- Ike: Sí... Sin duda será un acuerdo provechoso para todos.
- Muston: ¿De verdad? Entonces trato hecho. Yo soy Muston el armero. Puedo procurarte todas las armas que necesites, palabra.
- Aimee: Y yo soy Aimee, la vendedora de objetos. Entre las mercancías exóticas de las que dispongo encontrarás algo de tu agrado.
*Aparecen 2 nuevos mercaderes*
- Jorge: Me llamo Jorge. Yo comercio con objetos de segunda mano, así que si tienes objetos o armas que no necesites, ya sabes...
- Daniel: Yo soy Daniel. Me dedico a forjar armas por encargo. Puedo fabricar armas que se ajusten a todas vuestras necesidades.
- Muston: Y, para terminar, algo que es también muy importante... Si queréis, podemos prestaros nuestro carro para transportar vuestras mercancías de un lado a otro. Buena idea, ¿verdad?
- Ike: Eso sería una ayuda formidable. Hace poco tuvimos que abandonar nuestra base y cargamos con muchas cosas. Temía las penalidades que nos esperaban de tener que llevarlo todo a cuestas, así que vuestra oferta resulta providencial.
- Muston: Será todo un placer colaborar con vosotros.

[Informe 2]
- Ike: Me ha parecido oír una voz en las cercanías...
*Aparece Titania*
- Titania: Ah... Snif...¿Por qué...? ¿Por qué tú... Greil? Greil...¿Por qué has... tenido que...? ¿Por qué...? Greil...
- Ike: Titania...

[Informe 3]
- Rolf: ...
- Ike: ¿Cómo va todo, Rolf?
- Rolf: Hola, Ike. Si buscas a Mist, te diré que ahora está durmiendo.
- Ike: ¿De verdad? Perdona si os he molestado.
- Rolf: No pasa nada.
- Ike: Ya es muy tarde. ¿No tendrías que irte tú también a la cama?
- Rolf: Sí, ahora iré.Pero...
- Ike: ¿Pero...?
- Rolf: Mist se encuentra bien, ¿sabes?
- Ike: ¿Y?
- Rolf: Eso es porque tú estás aquí, Ike. Quiero decir, que como tú estás...
- Ike: ¿Sí?
- Rolf: Bueno, nada. Solo quería decirte eso. Buenas noches.
- Rolf:

- Ike: Gracias por darme ánimos, Rolf.

[Informe 4]
- Boyd: ¿Qué tal, Ike? ¿Ya estás metido en el trabajo? Si tienes alguna duda o necesitas ayuda con algo, no dudes en preguntarme.
- Ike: Dime, Boyd, ¿qué piensas de todo esto?
- Boyd: ¿De qué?
- Ike: De que yo sea el nuevo comandante. Porque antes no estabas muy de acuerdo con la idea, ¿verdad? Por eso me gustaría conocer tu opinión sincera. Si estarás dispuesto a aceptar mis órdenes o no.
- Boyd: Bueno... Sabiendo de lo que eres capaz y de lo que no..., no estoy seguro de que ponerte al frente sea lo más acertado. De todos modos, asumo que esa era la voluntad del comandante Greil. Y como él tenía sus esperanzas puestas en ti...
- Ike: Sí, claro...
- Boyd: Como comprenderás, la opinión del comandante me merece toda la confianza del mundo. Cuando nuestro padre murió, fui yo el que tuvo que encargarse de cuidar a Rolf. Al principio no sabía qué tenía que hacer. Oscar obtuvo una excedencia en el servicio militar y así pudo volver a casa... Pero aún nos costaba mucho salir adelante. Hasta que el comandante Greil nos encontró y nos proporcionó un trabajo, un lugar donde dormir, un plato caliente cada día...El comandante nos devolvió las ganas de vivir. Nos lo dio todo, por decirlo así.
- Ike: Si teníais alguna deuda con mi padre, ya la habéis devuelto con creces. No tenéis ninguna obligación de quedaros a mi lado.
- Boyd: Pero esto no tiene que ver con ninguna deuda. El comandante Greil siempre decía que nosotros éramos una gran familia. Y, como siempre, haré lo que esté en mis manos para defender a mi familia... Puedes contar conmigo sin ninguna reserva.
- Ike: Bien...
- Boyd: En fin, eso es lo que hay. Cuando necesites mi ayuda, ya lo sabes... Para lo que quieras. No te prives.
- Ike: Tranquilo. Pienso exprimirte a fondo.
- Boyd: ¡Así me gusta! ¡Sin vacilar! ¡Con firmeza!

Informe 5
- Ike: ¿Rhys?
- Rhys: Ike...
- Ike: ¿Qué estabas haciendo?
- Rhys: Estaba rezando.
- Ike: ¿Por mi padre?
- Rhys: Así es. Po-por... el... co-comandante...
- Ike: Rhys...
- Rhys: Lo siento... Supongo... que tiene... que ser... mucho más duro... para ti...
- Ike: Ya hace mucho tiempo, mi padre me contó una historia sobre los muertos...Me dijo que cuantas más lágrimas se derraman por ellos, más bendiciones reciben en el otro mundo. Por eso te envidio, Rhys. Porque a mí me enseñaron a no llorar, y ni aun queriéndolo soy capaz de hacerlo ahora. Te agradecería que del hilo de lágrimas que brota de tus ojos enrojecidos dedicaras a mi padre unas pocas de mi parte.
- Rhys: I-Ike. Para mí será un honor.
- Ike: Muchísimas gracias, Rhys. Me emociona comprobar lo importante que es para ti el recuerdo de mi padre.


» Al salir de la base
*Al día siguiente*
- Titania: Buenos días, Ike. ¿Cómo te encuentras? ¿Ya has descansado lo suficiente?
- Ike: Yo sí, Titania. ¿Y tú, cómo has pasado la noche?
- Titania: Mucho mejor de lo que podía esperar, teniendo en cuenta lo que ha ocurrido últimamente. Pero al margen de eso...tenemos que ir pensando en reclutar a nuevos miembros para la banda. Ah, y ahora que me acuerdo...Todavía tenemos pendiente una audiencia con el rey de Gallia. ¿Sabes si hemos recibido nuevas de palacio?
- Ike: No, todavía no. Por lo que dijeron los laguz al traernos provisiones, pronto deberían ponerse en contacto con nosotros. Pero...
- Soren: ¡Malas noticias, Ike! ¡¡Mira por la ventana!!
*Aparecen soldados afuera del castillo*

*Si todos están vivos*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Rhys: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?
- Boyd: ¡Eh, un momento! Se supone que estamos en territorio de Gallia, ¿no? Tienen que estar chalados para perseguirnos hasta aquí.
- Oscar: Si se han infiltrado en Gallia con toda impunidad, eso significa que salir vivos de aquí no figura entre sus prioridades.
- Ike: Hm...
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Rhys está muerto*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Oscar: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?
- Boyd: ¡Eh, un momento! Se supone que estamos en territorio de Gallia, ¿no? Tienen que estar chalados para perseguirnos hasta aquí.
- Oscar: No lo sé. Si han llegado tan lejos, no me extrañaría que se tratara de un comando suicida.
- Ike: Hm...
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Boyd está muerto*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Oscar: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?
- Rhys: ¿Cómo habrán podido adentrarse con tanta impunidad en el territorio de Gallia?
- Oscar: Si se han atrevido a llegar tan lejos, diría que lo que menos les importa es salir vivos de esta incursión.
- Ike: Hm...
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Boyd y Rhys están muerto*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Oscar: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?
- Titania: ¡Un momento! Se supone que estamos en territorio de Gallia, ¿verdad? Tienen que estar locos para perseguirnos hasta aquí.
- Oscar: Si se han infiltrado en Gallia con toda impunidad, eso significa que salir vivos de aquí no figura entre sus prioridades.
- Ike: Hm...
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Oscar está muerto*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Rhys: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?
- Boyd: ¡Eh, un momento! Se supone que estamos en territorio de Gallia, ¿no? Tienen que estar chalados para perseguirnos hasta aquí.
- Ike: Si han llegado tan lejos, eso significa que están dispuestos a morir... y que nosotros hemos bajado la guardia.
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Oscar y Rhys están muertos*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Titania: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?
- Boyd: ¡Eh, un momento! Se supone que estamos en territorio de Gallia, ¿no? Tienen que estar chalados para perseguirnos hasta aquí.
- Ike: Si han llegado tan lejos, eso significa que están dispuestos a morir... y que nosotros hemos bajado la guardia.
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Oscar y Boyd están muertos*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Rhys: Si no tengo visiones, eso que hay ahí fuera es un batallón de soldados de Daein. ¿Pero por qué aparecen justamente ahora?¿Cómo habrán podido adentrarse con tanta impunidad en el territorio de Gallia?
- Ike: Si han llegado tan lejos, eso significa que están dispuestos a morir... y que nosotros hemos bajado la guardia.
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.

*Si Oscar, Boyd y Rhys están muertos*

- Ike: Eso no es lo que yo pienso, ¿verdad?
- Titania: Si los ojos no me engañan... diría que eso es una unidad de soldados de Daein. No puedo creerme que nos hayan seguido hasta aquí.
- Ike: Si han llegado tan lejos, eso significa que están dispuestos a morir... y que nosotros hemos bajado la guardia.
- Soren: Estamos en un buen aprieto. Nos han rodeado por todos los flancos y no podemos huir de ninguna manera.
- Titania: Ellos son tantos... y nosotros, tan pocos... que el resultado está decidido de antemano, y no es muy favorable para nuestro bando...
- Ike: Eso no importa. Pase lo que pase, nosotros tenemos que luchar. ¡Preparaos para el combate, mercenarios de Greil!
- Titania: ¡De acuerdo!
- Soren: Comenzaré a diseñar una estrategia ahora mismo.
*Aparece Mist*
- Mist: ¡I-Ike...! ¡Hermanito!
- Ike: ¡Mist! ¡Quiero que Rolf y tú os escondáis en un lugar seguro!
- Mist: Pero Ike...
- Ike: ¡Vamos, deprisa! Todo saldrá bien, pero solo si me hacéis caso. ¿De acuerdo?
- Mist: Vale... Pero ten mucho cuidado, ¿eh?
*Ike se aleja*
- Mist: Ah...
- Mist: ¡Ah!Está ocurriendo otra vez... El medallón se ha puesto a brillar.
*Aparece imagen del medallón*
- Mist: Papá... Mamá... Si allá donde estáis podéis escucharme..., os pido que protejáis a Ike. Por favor... Os lo pido por favor...
*Afuera del castillo*
- Ike: ¡Muy bien! ¿Estáis todos a punto? ¡Pues entonces a la carga, mercenarios de Greil!

» Durante la batalla
*En algun punto de la batalla*
- Kamura: ¿Se puede saber qué ocurre? ¡Vamos, atacad!

[Al hablar con Ilyana]
- Ilyana: Ah...
- Ike: ¿Eh? ¿Y tú quién eres?
- Ilyana: Yo... Yo... soy la maga Ilyana. Ahora mismo estoy de viaje. ¿No podría quedarme...? Ah...
- Ike: O... Oye, ¿te encuentras bien?
- Ilyana: Perdona, pero es que... esta lluvia es ta-ta-tan fría... que me estoy co-co-co-congelando...
- Ike: La verdad es que no tienes muy buena cara. ¿Estás enferma? ¿Necesitas alguna medicina?
- Ilyana: Eres muy amable.
- Ike: ¿Puedo hacerte una pregunta? A juzgar por tu aspecto, diría que no pareces una soldado de Daein. ¿Eres una de ellos o simplemente te han obligado a luchar a su lado?
- Ilyana: Yo estaba viajando en compañía de unos mercaderes, pero nos separamos y les perdí la pista. Me acerqué aquí para guarecerme de la lluvia, cuando me descubrieron esos soldados con las armaduras negras. Estaban convencidos de que yo era una guerrera de Crimea que había logrado huir hasta aquí.
- Ike: Vaya...
- Ilyana: Intenté explicarles quién era, que estaban equivocados. Pero no quisieron creerme.Dijeron que me cortarían la cabeza si me negaba a luchar con ellos. Por eso... lo siento mucho...
- Ike: No hace falta que te disculpes. Por lo visto, no tenías otra opción. Yo también habría hecho lo mismo. A propósito, me parece que en el castillo se alojan ahora esos mercaderes con los que viajabas. Un vendedor de armas llamado Muston y también una mujer que vende objetos, una tal Aimee...
- Ilyana: ¡Sí, sí, son ellos! ¡Qué ilusión! ¿Se encuentran todos bien? ¿Sabes dónde están?
- Ike: Están bien. No debes preocuparte por ellos. De hecho, hemos llegado a un acuerdo y ahora viajamos juntos. No veo por qué tendrías que seguir al servicio de esta chusma. Si quieres, podemos protegerte de ellos.
- Ilyana: ¡Por supuesto! ¿Te importaría que me una a vuestra compañía?
- Ike: Claro que no, Ilyana. Pero ahora este es un lugar peligroso. Corre a refugiarte en el interior del castillo. Nosotros nos encargaremos de mantener al enemigo alejado.
- Ilyana: No... Yo también lucharé.
- Ike: Pero si estás enferma...
- Ilyana: A pesar de eso, necesitaréis ayuda. Porque las que hay aquí no son todas las fuerzas de Daein, ¿sabes? No te imaginas la cantidad de soldados que aguardan ocultos entre la espesura del bosque.
- Ike: En tal caso... si crees que estás en condiciones de ayudarnos, te lo pido por favor.
- Ilyana: Para mí será un placer. Deseo vengarme de esos brutos abusones.

[Cuando combates contra Ilyana]
- Ilyana: Te pido perdón...

*Si Ilyana muere sin reclutar*
- Ilyana: Oh...

[Lucha contra Kamura]
- Kamura: ¿Cómo? ¿Todavía resisten estas alimañas? ¡No me lo puedo creer!¡Maldita sea, luchad! ¡Luchad y aplastadlos! ¡Sin compasión!

[Ike vs Kamura]
- Kamura: Qué necio... ¿Qué estás haciendo en la primera línea de combate? ¡No es el lugar que corresponde a un oficial! Si mueres, tu ejército pierde. Los soldados luchan, los oficiales se quedan dirigiendo. ¡Así es la guerra!
- Ike: Siento decepcionarte, pero yo no soy un oficial. Ni siquiera me considero un militar. Lucho con mis hombres...y paso por las mismas penalidades que ellos. Si no luchara como un mercenario, no podría ser su líder.
- Kamura: ¡Bah! Esto es la guerra, y no un juego de niños. Lo que cuenta aquí es quién lucha y quién muere.

*Si el enemigo toma la entrada del castillo*
- Soren: ¡Ike! ¡El enemigo ha tomado el castillo!
- Ike: ¡No! Mist y los demás...
- Titania: Ike... Lo siento mucho, pero... me temo que hemos perdido.
- Ike: He perdido... He perdido a Mist. Perdóname, padre...

[Al vencer a Kamura]
- Kamura: Nnng... Ah... Gloria a... Daein...

*Una vez que defiendes el último turno*
- Ike: Buf... Con todos los soldados que hemos derrotado..., y todavía siguen viniendo más... Buf...¡Vamos, refugiaos en el castillo! ¡Volved al castillo cuanto antes!


» Despues de la batalla
- Ike: Uf... Puf... Aaah... ¡No! ¡De ningún modo... consentiré... que nos derroten... ahora!
*Ike pelea contra unos soldados*
*Mist sale del castillo*
- Mist: ¡Hermanito!
- Ike: ¿Mist? ¡No deberías estar aquí fuera! Te dije que te quedaras en...
- Mist: ¡Me da igual!
- Ike: Pero Mist...
- Mist: No podemos escapar de aquí, ¿verdad? Eso significa que todos vamos a morir...
- Ike: ¡No digas tonterías! Pase lo que pase, me aseguraré de que por lo menos Rolf y tú podáis escapar. Cuando estéis fuera de peligro os dirigiréis al palacio real de Gallia y os quedaréis con la princesa Elincia.
- Mist: ¡Yo no me iré a ninguna parte! Me quedaré con vosotros..., a tu lado.
- Ike: ...
- Mist: Mientras esté a tu lado, no tendré miedo de morir. Nos encontraremos de nuevo con papá y mamá...Por eso te pido que no me digas que te abandone..., porque no podría volver a dejarte solo.
- Ike: De acuerdo, pero no te apartes de mi lado.
- Mist: Muchas gracias, hermanito.[ClearTarget=0]
- Ike: Aunque ya te digo que por ahora no iremos a encontrarnos con mamá.
- Mist: ¿Cómo?
- Ike: Te protegeré en todo momento. No dejaré que mueras. Le di mi palabra a nuestro padre.
- Mist: Hermanito...

*Si no derrotaste a Kamura*

- Ike: Uf... Buf...
- Mist: ...
- Kamura: El esfuerzo que habéis demostrado al enfrentaros contra mis tropas merece todo mi respeto y admiración. Sin embargo, lamento deciros que todo habrá sido en vano. ¡Preparaos a morir!
- Mist: ...
*Se escucha el grito de un soldado*
- Soldado: Aaaah... ¡Noooo!
- Kamura: ¿Qué...? ¿Qué ha sido eso? ¿Qué ha ocurrido?
*Aparecen 2 laguz*
- Kamura: ¡Malditas bestias de Gallia! ¡Pero si solo son dos! ¿Cómo han conseguido doblegar a mis soldados? No lo entiendo... ¿Por qué son tan fuertes?
- Ike: Ah... ¿Por esto la gente teme a los laguz?
*Uno de los laguz ataca a Kamura y lo derrota*
- Kamura: Grrraaah... Aaaah... Gloria a... Daein...

*Si derrotaste a Kamura*

- Ike: Uf... Ah...
- Mist: ...
- Soldado: ¿Habéis sido capaces de derrotar a nuestro general entre tan pocos soldados? Os felicito. Pero el esfuerzo que habéis realizado será en vano. ¡Preparaos a morir!
- Mist: ...
*Se escucha el grito de un soldado*
- Soldado: ¡Aaah! ¡¡Nooo!!
- Soldado: ¿Qué...? ¿Qué ha sido eso? ¿Qué ha ocurrido?
*Aparecen 2 laguz*
- Soldado: Malditas bestias peludas... Me cuesta creer que sean tan fuertes...
- Ike: Ah... ¿Por esto la gente teme a los laguz?
*Los laguz atacan*
- Soldado: ¡Grrr! Asqueroso... bicho... del diablo...
*El soldado muere*

*Aparecen Lethe y Mordecai*
- Mist: ...
- Ike: ¿Así que venís de palacio? ¿Sois enviados del rey de Gallia?
- Mordecai: Yo sí. Soy Mordecai, guerrero de Gallia. Tú eres Ike.
- Ike: En efecto, yo soy Ike. No habríamos salido vivos de la de antes si no fuera por vuestra ayuda. Os damos las gracias.
- Mordecai: Ranulf dijo que Ike no es un mal forastero. Mordecai e Ike... Seguro que seremos buenos amigos.
- Lethe: Eso todavía no lo sabes. Es demasiado pronto para juzgar si podemos confiar en él. Él es un beorc. Un humano. Y ya sabes que todos los humanos tienen dos caras.
- Mordecai: ¡Lethe!
- Ike: ¿Beorc? ¿Y eso qué es?
- Lethe: Es lo que sois vosotros. Nosotros somos los laguz, fuertes y poderosos. Vosotros sois los beorcs, débiles y lampiños.
- Ike: ¿Qué has dicho?
- Mordecai: ¡Lethe! Tú ser muy mala. El rey prohibido con beorc pelearse.
- Lethe: No soporto las miradas de desdén de la mayoría de los beorcs, ni tampoco ese nombre injurioso con el que nos llaman. ¿"Subhumanos"? ¡Ja! ¿Es así como los beorcs tratan a sus amigos? ¿Es así como tratan a sus aliados? ¡Qué poca vergüenza!
- Ike: Es cierto que usamos ese nombre a la ligera, sin detenernos a pensar en su significado. Tal vez si fuéramos más atentos, nos habríamos dado cuenta de que se trataba de un término muy poco afortunado. Pero la verdad es que si os llamamos así es porque no sabíamos con qué otro nombre llamaros. Créeme.
- Lethe: ¿Así que no sabíais con qué otro nombre llamarnos? ¿De verdad somos tan insignificantes para vosotros los humanos? Vosotros, que nos convertisteis en vuestros esclavos... Me quedo de piedra al ver con qué facilidad olvidáis...¡Pero nosotros los laguz no olvidamos! ¡No olvidamos ni tampoco perdonamos el sufrimiento que nos habéis causado! El rey podrá decir lo que quiera, pero yo no pienso confiar en vosotros. Y os aviso... ¡Ni se os ocurra llamarme subhumana!
- Mordecai: Lethe...
*Aparece Soren*
- Soren: No entiendo a qué viene este sermón. ¿Habéis venido desde tan lejos solo para criticarnos con esa inquina? Ja, ja, ja... Subhumanos teníais que ser.
- Lethe: ¡Desgraciado! ¡Alguien como tú no se merece otra consideración que la de enemigo de Gallia!
- Mordecai: Grrr, grrr... Llamarnos "subhumanos"... Ser... Ser un enemigo...
- Soren: ¿Y vosotros creéis que sois humanos? Lo único en lo que os parecéis a nosotros es en el orgullo, bichos asquerosos.
- Mordecai: ¡Grrroooaaaaaaooorrrr!
*Mordecai se transforma*
- Lethe: ¡Mordecai! ¡Mátalo!
- Soren: Bah...
*Mordecai ataca y Ike se interpone*
- Soren: ¡¡Ike!!
- Ike: Ah...
- Lethe: ¿Pero qué...?
- Mordecai: I-Ike...
- Mordecai: Ike, perdón... Yo te... he herido... sin querer.
- Ike: No me has hecho tanto daño como piensas, Mordecai. Me encuentro bien.
- Soren: No eres más que una bestia inmunda.
- Ike: ¡Detente, ya basta!
- Soren: ¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué me has frenado? ¡Esa bestia te ha herido! ¡Podría haberte matado! ¿Y querías que escapara impune?
- Ike: Si tú no le hubieras provocado antes, no habría sucedido nada de esto. ¿Me equivoco?
- Soren: Pero... yo solo quería... Bueno, nada... Déjalo...
*Soren se aparta*
- Ike: Mordecai, Lethe, os pido disculpas por el lamentable comportamiento de mi compañero. Os ruego que le perdonéis. Ya sé que no sirve de excusa, pero en los últimos días hemos perdido a... seres queridos y por eso estamos algo alterados.
- Mordecai: Ike ha perdonado Mordecai. Por eso Mordecai perdona a Soren. Nadie está enfadado.
- Lethe: Yo también debo excusarme por mi falta de cortesía. Con este ajetreo he olvidado por completo la misión que nos había sido encomendada.
- Ike: ¿La misión?
- Lethe: El rey desea recibiros en audiencia. Por eso hemos venido aquí para guiaros hasta el palacio real de Gallia.

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de Fire Emblem Path of Radiance