El triangulo de oro

Edición, fanfics, o ilustraciones y creaciones hechas por ti.
Responder
Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 05 Jun 2018, 12:33

"Muy buenas me presento, soy nuevo en el foro y me fascinan los fanfiction sobre todo de fire emblem y esta es una de mis varias creaciones, espero que les guste y cualquier comentario lo tendré en cuenta para mejorar mi escritura"

Contexto: sucede desde el fin de blazing blade y 14 años antes que el sword of seals, trato de ser lo mas exacto posible asi que cualquier error haganmelo saber.

Introducción

Ha pasado 1 año desde el fin de la gran guerra en Elibe que implicó a todos reinos del continente y a la asociación de asesinos del colmillo negro, nuestros héroes después de aquel fatídico conflicto lograron hacer su vida normal y feliz: Lord Eliwood sucedió a su padre como marqués de Pherae pero, antes de ser nombrado se declaro a su amada Ninian y se casaron, ella no volvió a su tierra natal para vivir en paz junto a su amado. Lord Héctor se convirtió en el nuevo marqués de Ositia sucediendo a su hermano Uther pero el dolor de la muerte de su hermano lo mantenía frio y distante con su gente pero cuando se percató de que Florina lo venía a visitar todos los días por su compasiva naturaleza, se terminaron enamorando y se casaron. Por ultimo Lady Lindis dejó bajo el cuidado de Ositia el marquesado de Caelin para volver a las llanuras de Sacae donde se reencontró con Rath el arquero nómada y se enamoraron.

El panorama era pacifico lo que mantuvo en actividad mínima al ejercito provocando grandes retiros pero gracias al ocio productivo creado por la paz surgieron nuevas preocupaciones e inquietudes en la sociedad y una de esas inquietudes es en la cual nuestra historia se va a desarrollar.

Muchos estudiosos que se dedicaron a estudiar la magia le encontraron un uso poco practico en tiempos de paz lo que les hizo cambiar de foco en sus investigaciones para atender otras dudas mas simples pero que les carcomía la cabeza en su vida diaria y la mayor de todas era ¿Qué había mas allá de la línea del horizonte en el océano? Tras eras y eras de conflictos su gente nunca se preguntó que había fuera del continente que los vio nacer, esta apoca de paz era esa oportunidad que sus ancestros nunca tuvieron para proponer y tratar de validar sus teorías.

un grupo de eruditos provenientes de Pherae le solicitaron a su marqués ayuda monetaria para concretar su proyecto que ayudaría a probar una teoría que tenían con respecto a la línea del horizonte en el océano la cual proponía que podía haber muchas más islas iguales a esta e incluso puede que hasta mas grandes que Elibe. Pero lord Eliwood se negó porque decía que era muy arriesgado y que no le gustaría tener algo que ver con un idea que podría matar marinos con familias o sueños.
Aun por la negativa del marqués de su tierra natal, los eruditos no se rindieron y estaban seguros de sus ideas por lo que al no encontrar apoyo en la nobleza decidieron buscar apoyo en los mercaderes ambulantes y los piratas, los primeros aportaron en dinero mediante donaciones y los segundos en la tripulación, por lo que pasó menos de un año y juntaron los barcos y el dinero para crear una clandestina flota que ayudase con las investigaciones de aquellos intelectuales.
Pero entre todo el fichaje no había ningún hombre con aptitudes de mando para la tripulación, solo hombres de mar de poca monta con mas palabras que valor y motivados por el dinero mas que nada. Los intelectuales no podían pedir ayuda de los ricos por lo que era imposible contemplar el fichaje de un capitán de sangre azul así que la única opción de estos estudiosos era reclutar a un capitán pirata capacitado y de forma inconsciente su atención se puso en el famoso Fargus el capitán del Davros, la famosa nave que fue y volvió a salvo de la isla del terror “valor” Pero sus esperanzas se destrozaron al enterarse que el curtido hombre de mar se encontraba enfermo y muy debilitado.
Aun así fueron con él para consultar alguna referencia y tras una acalorada discusión los intelectuales lograron sacarle información al lobo de mar pero esta era nada mas que un rumor. Dicho relato les hablaba de su marino mas valiente, un chico que acompañó a un grupo de aventureros a valor y volvió para contarlo pero tiempo después de volver y reintegrarse a la tripulación sufrió una herida protegiendo a su capitán y desapareció en el mar. hace muy poco rondaba un rumor que ese marino seguía con vida en alguna parte de Pherae pero no se había confirmado por la falta de pistas y la gran variación de la información.

En esa negociación intervino Jake un hombre de mar entusiasta de la tripulación de Fargus quién se comprometió a encontrar a Dart el marino desaparecido. Los estudiosos aceptarían incluirlo en la expedición solo si regresaba con el chico extraviado dispuesto a unirse también, empezando de esta manera una aventura bastante peligrosa pero llena de misterio e infinitas posibilidades.


Esta es solo la introduccion desde el siguiente capitulo hay dialogos :yoshi:

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 08 Jun 2018, 05:31

Mira tu he visto pocos fanfics de FE donde el protagonista sea un personaje secundario del juego esperare el primer capítulo

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 08 Jun 2018, 12:59

Muy buenas este es el primer capitulo de mi Fanfiction en donde conoceremos los protagonistas del relato y su rara motivación para estar unidos, disfruten.

Capitulo 1: Rumbo al horizonte

Sabía que era un rumor vago y que posiblemente se tratase de algo inventado por el bajo pueblo pero ¿Qué otra opción tenía? Era mi única pista para localizar a Dart ¡me negaba a pensar en que estuviese muerto! El había sido un gran compañero y amigo en los días mas difíciles a bordo del Davros junto al capitán Fargus, me ayudó en innumerables ocasiones y compartimos nuestros sueños y esperanzas en esas noches de guardia en la borda, no podía dejarlo solo en donde fuera que se encontrase.

Habían pasado tres días de una exhaustiva búsqueda por Pherae y parecía que todo era una gran sarta de mentiras hasta que mis ojos vieron a una figura con una capucha en la cabeza que entraba en un callejón y mi corazón me dijo que probablemente era a la persona que estaba buscando. Le seguí por un oscuro callejón que parecía un intrincado laberinto por una gran conjunción de casonas y edificios comerciales, fueron 10 minutos de recorrido por ese callejón laberintico hasta llegar a un edificio abandonado escondido entremedio de las estrechas calles del oscuro laberinto, la figura obviamente miró si le seguían pero yo me escondí anticipándome a esa reacción de cuando vas a hurtadillas y cuando entró al lugar abandonado ignorando mi presencia yo le seguí dentro.

Parecía una vieja casa de dos pisos de una medida muy estrecha con la infraestructura obviamente descuidada y muy oscura debido a la falta de luz producida por los tablones que tapiaban todas las ventanas. La figura encapuchada subió por las escaleras yo le seguí con mucha discreción y cuando llegó al segundo piso volvió a checar su entorno pero no me detectó por mi talento para ocultarme y luego la persona misteriosa abrió un compartimiento en el techo el cual armó unas escaleras que llevaban a un desván.

Subió y no escondió las escaleras así que le pude seguir después de que subió al desván muy de cerca escondiéndome entre las cajas de aquél lugar, no le veía solo escuchaba sus pasos y luego solo su voz cuando comenzó a hablar con alguien mas allí.

-¡ya llegué! – era la voz de una jovencita- ¿me extrañaste Darty? Te traje algo de pan que compré en el mercado ¡no te preocupes podrás devolverme el dinero cuando te recuperes

-Pues gracias Farina supongo…- Era la voz de un joven que yo ya conocía

Después de lo ultimo que dijeron yo le llamé al joven por su nombre que sospechaba que tenía sin dejarme ver

-¡Dart! ¿Eres tu?

-¡¿Jake… imposible!? ¿Cómo me encontraste?

Me dejé ver y me dirigí hacia donde estaba mi amigo, sentado en un sillón en una sección donde llegaba un haz de luz por una gran ventana con mosaicos, el no había cambiado nada lo único diferente eran las vendas que traía en su cuerpo y su ropa estaba mas desgastada y rota.

-Dart te e estado buscando compañero ¡El mar nos llama!- le dije con mi voz llena de entusiasmo
El no parecía muy entusiasmado por volver al responder con un suspiro y una mascada al pan que la chica le llevó.

-oye que sucede amigo ¿me perdí de algo o es que de verdad no quieres volver?

-Pues yo…- me miró triste y algo preocupado- …no tengo el valor para volver, esa tormenta que hizo caer por la borda en aquél abordaje no me dejó buenos recuerdos, me hizo… analizar mi vida y apreciarla un poco mas ¿sabes? Tal vez fue una señal de que no correré mas con la misma suerte que en ese entonces, tal vez deba dejar el mar y vivir en paz aquí…-Dijo desviando la mirada

Me molestaron sus palabras y solo pude mirarlo con mi cara enojada haciendo que me volviera a mirar y luego hablé

-¿Eres acaso a quien yo busco? No… no puedes ser él, Dart el hombre de mar que yo conocí era valiente, amaba el mar y jamás le daría la espalda a los suyos sobre todo al capitán que a dado todo de si para mantenerte vivo ¿O es que vas tirar por la borda todo lo que te a enseñado el capitán, no ibas a pagar la deuda que tenías con él?- Le dije enojado

Y bruscamente le di la espalda esperando a que me dijera algo en respuesta a mis palabras pero no dijo nada en esos minutos así que pronunciando un gran suspiro me dispuse a irme y dejarlo allí a que siguiera sintiendo lastima por él mismo. Escuché un grito que me ordenaba detenerme, pero no era de mi amigo si no de la chica que lo acompañaba.

-¡Un momento!- Dijo hacia mi para luego volverse hacia Dart- ¿Si no querías volver al mar entonces porque me pedias que te ayudara con tanta prisa si no ibas a tener con que pagarme de vuelta?

Si ella intentaba motivarlo iba por mal camino, eso es lo ultimo que uno quiere oír cuando te han ayudado por tanto tiempo, que te pasen factura por lo que creías que iba a ser un servicio de buena voluntad, Dart le respondió con poca seguridad en su voz:

-oye, oye, oye… ¡solo dije que me ayudaras no que te pagaría por ello!- desvió la mirada y dijo con vergüenza- La verdad es quee… esperaba queee…

-¡No iras a pensar que yo te iba a mantener por siempre!? ¡Mis hermanas me necesitan y no puedo no cobrarte todo mi tiempo contigo e invertido valiosos recursos en ti! ¡¡¡Asi que tú volverás a la mar y me devolverás cada moneda de oro que me debes!!!- Exclamó la chica casi perdiendo los estribos.

Dart se veía muy nervioso y no le quedó nada mas que asentir con la cabeza y ponerse de pie, acto seguido se arrancó las sucias vendas en su cuerpo y fue hacia donde yo estaba de pie para aceptar mi proposición, solo le sonreí y nos dimos la mano sellé el trato con un “bienvenido de vuelta” y procedimos a irnos pero la chica nos detuvo por ultima vez.

-¡Alto! ¿adonde creen que van?

-Pues de vuelta al trabajo Farina ¿A dónde mas si no?- respondió Dart confundido

-No claro que no ¿y si no vuelves del mar y no tengo mi dinero de vuelta? ¿Cómo voy a asegurarme de que no te irás por siempre solo para huir de mi, eh?

-¿Oye a donde quieres llegar con todo esto niña?- Dije interviniendo

-Que para asegurar mi pago voy a unirme a ustedes ¡seré una pirata también!

-¡¡¡QUEEE!!! Oye espera ¿no deberías pensarlo con un poco mas de calma? Ser un marinero no es un trabajo fácil mucho menos seguro, la muerte nos acecha a cada esquina

-Estoy consiente de ello y realmente no me importa, el dia que partí de casa me dije que haría lo que fuese para ayudar a mis hermanas y esto no es nada en comparación a mi amor por ellas, sobre todo Florina que aun no se casa y debe estar asustada del mundo trabajando como una jinete de pegaso ¡así que no se diga más los acompañaré les guste o no!

Y así recluté a dos marineros muy particulares, mi viejo amigo Dart del Davros en quien confió mucho aunque sospecho que hay algo que no sé de él y esa rara chica obsesionada con el dinero llamada Farina, no parecía ser muy fuerte pero si es buena hablando y convenciendo y seguro que será de mucha ayuda en la expedición hacia mas allá del horizonte, así que solo puedo decir ¡Vamos a la aventura!

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 08 Jun 2018, 20:53

Buena forma de hacer una historia que enlace el final de Dart con Farina veo que va por buen camino

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 09 Jun 2018, 00:58

Se agradece mucho tu opinion amigo y eso me motiva a seguir escribiendo y me dice que el tiempo invertido no gue tiempo perdido. Soy activo asi que habra capitulos mas seguidamente y cualquier sugerencia es biembenida, hasta el proximo capitulo :)

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 10 Jun 2018, 01:19

Muy buenas aqui traigo el siguiente capitulo de mi fanfic, espero que lo disfruten

Capitulo 2: Problemas en el puerto

Ahora mismo voy camino a reencontrarme con el mar una compañera que no e visto desde hace un año ya y no se como vaya a tratarme, todo porque salido casi de la nada llegó mi amigo y compañero del Davros, Jake. Él vino a convencerme de que me hiciera a la mar otra vez, no me a dado los detalles pero estoy seguro que sea como sea no va a ser fácil volver a retomar esa vida, mucho mas si ya le e tomado el gusto a la paz. Lo que era importante ahora era saber de que naturaleza era el trabajo que me ofrecía mi colega pues ya había oído el rumor que fargus no andaba muy bien de salud, lo suficientemente grave para incapacitar a un tenaz lobo de mar como él.

Apenas salimos de mi escondite le tomé del hombro a mi amigo y nos adelantamos unos pasos dejando a Farina atrás para tener una conversación un poco mas privada.

-Hey jake no me has dado los detalles de tu proposición, se que no volveremos al Davros e oído los rumores gracias a farina, dime ¿Qué clase de trabajo vamos a hacer?

Mi colega se volvió hacia mi y mientras caminamos hacia el puerto me contó todos los detalles sobre la expedición hacia el horizonte del océano, sobre los intelectuales y su clandestinidad con la operación al no encontrar apoyo con los nobles y sobre que Fargus me recomendó para liderar dicha flota expedicionaria.

-…Y además podremos quedarnos con una gran parte del botín que encontremos si regresamos y tenemos éxito, claro- dijo Jake finalizando su largo discurso.

-¿Con que capitán, eh? Sin duda el viejo esperaba eso de mí – solté una risa y proseguí- No se si realmente podré ser como él capitán pero daré mi mejor esfuerzo si te tomaste tantas molestias para buscarme amigo
Jake sonrió y me dio unas palmaditas en el hombro las cuales devolví con un golpe amistoso en su hombro lo que nos hizo echar unas risas hasta que llegamos al puerto en donde vimos una imagen desesperanzadora para nuestro trabajo.

Era lord Eliwood junto al caballero comandante Marcus quienes habían llegado con unas tropas, cerraron el paso al barco de la expedición y arrestaron a la tripulación que estaba cuidando del barco anclado al muelle. Nos asomamos con discreción a través de un edificio y pudimos oir lo que decía el marqués junto a su mas fiel Paladín.

-¡Lo lamento pero no autoricé una expedición de esta naturaleza y aunque no les guste yo soy el marqués y deben obedecer lo que digo!- Exclamó lord Eliwood a los marinos arrestados

-¡Pero señor no hemos tomado nada que le pertenezca al pueblo o las casas nobles, el viaje fue financiado por nosotros y algunos mercaderes, no puede interferir si es un viaje particular!- dijo un marino arrestado en defensa de sus amigos

-¡Ya basta!- intervino Marcus- No seas inconsciente grumete ¿no sabes que Lord Eliwood lo hace todo por su propio bien? Es estúpido arriesgar sus vidas por algo que no nos afecta en absoluto ni que necesitamos saber tampoco, tenemos todo para que vivan plenamente aquí ¡solo deben trabajar por ello! ¿Es tan difícil poner de tu esfuerzo para hacer de pherae un lugar mejor? ¿O es que todo debe ser por el camino fácil para ustedes?

Los marineros apresados miraron al paladín con desprecio y guardaron silencio, cuanto este dejó de hablar los hombres de mar apartaron la mirada del joven marqués y su guardaespaldas a quienes no dirigieron mas la palabra o tomaron en cuenta.

-¡Déjalo ya Marcus!- Exclamó suavemente lord Eliwood- solo llévatelos a prisión por unos días y luego libéralos cuando hayan pagado su deuda, los que no encontremos dejémoslos ir, no estamos para cazar culpables

Marcus asintió con la cabeza y lo iba a hacer pero justo en ese momento cuando pensaba intervenir de la manera que fuese sucedió algo que nos dejó impresionados en todo sentido, tanto por lo inesperado y asombroso que fue. Una potente voz salió de unos de los callejones y detuvo a Marcus con un simple ¡alto! Fue un grito tan grueso y potente que le heló la sangre al paladín veterano.

-¡Hector!!!- Exclamó Eliwood completamente asombrado- ¿Qué estas haciendo aquí?
-¡A-hoi marinos! ¿no es un hermoso dia para navegar?- Dijo Lord Hector ignorando la pregunta del joven marqués

-¡He-Hector! ¿Qué haces aquí?- Insistió el pelirrojo
-¡Oh! ¡Eliwood no te ví! – dijo Hector con sarcasmo- ¿acaso un amigo no puede visitar a un viejo amigo que no ve hace un año?

Héctor o Lord Héctor como era llamado por sus soldados o compañeros de baja alcurnia, es un joven muy alto de estatura, recio y de una voz gruesa y potente, es el marqués del prospero marquesado de Ositia quien tiene bajo su tutela a todo el pueblo de caelín. Además de eso es amigo de infancia de Lord Eliwood y aunque tengan ciertas diferencias a la hora de liderar ambos se aprecian como si fueran hermanos.

-¿visitarme? – Eliwood sonrió cálidamente por unos segundos luego se puso serio y prosiguió- Estoy seguro que tienes que ver con esto ¿pero porqué? ¿no te importa sacrificar sus vidas?

-oye despacio amigo déjame explicarlo todo ¿quieres?- Héctor tomó algo de aire y se acercó amistosamente a su colega- Tienes razón yo estoy detrás de esta expedición, un grupo de intelectuales vino a mi y me pidió ayuda monetaria para esta idea y la verdad estaba igual que tu en un principio, sabía que era arriesgado y con poca taza de supervivencia al ir completamente a ciegas a un lugar que no conocemos, pero luego me puse a pensar… ¿Qué sucederá el día en que estas tierras se gasten y su recursos comiencen a mermar? ¿que pasará si otra guerra asola Elibe? Estamos en una isla y entre tantas naciones es fácil acabarse los recursos muy rápido, no a una velocidad de unos cuantos años o meses si no de las generaciones futuras ¿acaso entregaremos una tierra pobre y casi muerta a nuestros descendientes? Es por eso que decidí tomar esta oportunidad para buscar un nuevo sustento en otro lugar que quizá ignoremos su existencia y sea basto y pueda beneficiarnos, pero como era arriesgado y muy peligroso decidí mantener mi participación en secreto si algo salía mal y justo ahora venía de encubierto a verificar el estado del barco y me encuentro esta situación, solo puedo pedir que me disculpes por esto pero te oculté porque sabía que no lo permitirías aunque el sacrificio de estos hombres pudiese salvar millones de vidas por generaciones y admito que es cruel y poco ético pero no pude evitarlo mas aun cuando florina se vuelve cada día mas importante para mi yo… lo siento…- El lord de cabello azul tras pronunciar estas ultimas palabras soltó un llanto ahogado y muy controlado pero con muchas lagrimas que cayeron como una cascada de su cara.

-Héctor… No yo lo siento, siempre pensé que era él listo, se que tu lo haces porque te preocupas por tu pueblo y tus seres queridos, no esperaría menos de ti Héctor eres un hombre con un gran corazón y te duele tener que permitir esto porque estos hombres aunque se ofrecieron para sacrificarse uno se siente con su sangre en tus manos por permitir su partida, pero es parte de ser líder él velar por todos y tomar decisiones difíciles como esta que no siempre no tendrán victimas pero eso es mucho mejor que inocentes sufran por no poder ser capaces de cargar con toda esta responsabilidad en nuestros hombros- El marqués Eliwood le da unas palmaditas en la espalda de su amigo y le sonríe- No podemos siempre proteger a todos y ahora entiendo que la única manera de valorar el esfuerzo de quienes decidieron dar su vida por una causa es creer en ellos y brindarles nuestro apoyo, porque si saben que tienen a un lugar al cual volver darán todo para regresar y es muy probable que logren lo imposible, así que no tienes que disculparte Héctor solo fui yo que pequé de ingenuo y solo le corté las alas a quienes se armaron de valor para protegernos a todos.

Los dos amigos se quedaron mirando hasta que el triste momento pasó y Lord Héctor recuperó su sonrisa y respondió a la resolución de Eliwood dándole un golpe en el hombro amistoso para luego romper en una risa alegre pero gruesa por su solida voz.

-¿pues que esperamos amigo? ¡dejemos andando esta compañía de héroes entonces!- Dijo Hector riendo
-Bueno esta bien pero no se forzará a nadie, solo lo permitiremos a quien desee ir por voluntad propia ¿bien, Héctor?

-¡claro, lo que tu digas Eliwood! Ahora ayúdame a reunir a los voluntarios- Lord Héctor se volvió hacia la zona en la que estábamos escondidos- Y ustedes también chicos ¡se que te escondes ahí Dart y compañía! Mejor vayan a reportarse con los demás nosotros los alcanzamos luego ¿entendido?

Nosotros solo hicimos una seña en señal de aprobación y seguimos nuestro camino hasta la zona de reunión que Jake me había descrito y mientras nos alejábamos vimos como dos amigos se daban el valor para poder ver a su gente partir a un destino posiblemente sin retorno.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 10 Jun 2018, 20:04

¿Hector llorando en frente de personas? Eso es raro normalmente lo hace a solas y en muy contadas ocasiones pero eso le da algo de humanidad al personaje en fin el capítulo estuvo bueno y sugiero que este fanfic también lo coloques en Fanfiction puede que recibas algún comentario allí también

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 12 Jun 2018, 02:10

Tardé mas de lo creía con este capitulo porqué necesité leer apoyos y ver la posibilidad de una nueva aparicion de ciertos personajes, espero que lo disfruten

Todos estos capitulos y los futuros además de subirlos aquí estarán en fanfiction.net por si les interesa revisar otras cosas que publique alli aparte de este fic, pasaré el link cuando tenga algo. Ahora sin mas rodeos el capitulo

Capitulo 3: Hambre de conocimiento

Fuimos al punto de reunión acordado por los superiores de Jake en donde nos reuniríamos con los demás hombres de la tripulación y los intelectuales detrás de todo este proyecto expedicionario, la idea era discutir el plan de viaje, la distribución de recursos en alta mar y cuando saber a que hora regresar si algo comienza a salir mal.

Cuando arribamos al punto antedicho el cual estaba dentro de una casa convertida en un laboratorio nos encontramos con un rostro bastante conocido que no esperaba encontrar entre las mentes maestras de toda esta idea.

-¡Hey Jake, regresaste rápido nunca pensé que todo comenzara con tanto tiempo de anticipación a lo predicho! Yo le di una semana mas de plazo pero con Dart en nuestra tripulación ya podemos comenzar con todo

Fui el ultimo en ingresar al lugar justamente cuando el intelectual dejó de hablar con jake, el estudioso se volvió hacia mi y me miró amistosamente, cuando nuestras miradas se encontraron supe al instante de quien se trataba.

-¡Oye! ¿tu no eres el estratega que estaba junto al marqués Eliwood hace un año? ¡me acuerdo de ti, tu brillante plan evitó la pelea con nuestra tripulación y pasaste la prueba del capitán Fargus! ¿te llamabas…?

-Mark…- me interrumpió- Me llamo Mark y yo también te recuerdo Dart, te nos uniste cuando pasamos la prueba, fuiste de gran ayuda en valor y hoy te solicito tu ayuda una vez mas.

-Vaya… con que tu eres el intelectual en jefe de todo esto ¡ya sabía que solo una mente brillante como la tuya podría estar detrás de todo esto! Pero antes de prestarte mi ayuda necesito saber ¿que te llevó a estudiar todo esto? Me gustaría saberlo.

-Pues verás planee salir de pherae pero no pude irme, alguien venía a verme después de la ascensión de Lord Eliwood al poder se trataba de…

-De mí…- se escuchó una voz masculina muy serena y se hizo ver después de decir eso- La magia ya no era una prioridad en tiempos de paz como el que se avecinaba, nuestra propia tierra es el misterio, la madre tierra es muy caprichosa si se enfurece un día y no la conocemos bien podría irnos muy mal.

El misterioso hombre finalmente se mostró en un cien por cien y vimos de quien se trataba, un sujeto de mediana estatura vestido de una túnica lavanda, cabello morado y un monóculo el cual ajustó cuando dijo sus ultimas palabras antes de dejarse ver.

-Dart, este es Canas un ilustrado de ilia y él fue quien me ayudó con la estrategia para superar la prueba de tu capitán fargus- Dijo Mark con algo de vergüenza.

-Es un placer conocerle sir Dart ya nos habíamos visto antes pero nunca tuvimos tiempo de conocernos mejor, mis razones para buscar a mi colega en aspiraciones fueron una investigación que llevaba pensando hace un tiempo, desde que me subí a ese barco y miré hacia el horizonte esa línea donde se pierde el mar…- El erudito se dejó caer en una silla cercana y continuó hablando gesticulando las manos- La verdad es que pensé que sería una duda pasajera que resolvería con una consulta a uno de los marineros del barco pero cuando me respondió negativamente me inquieté y fui con otro pero recibí la misma respuesta, parecía una coincidencia pero así lo hice con todo el barco incluyéndote a ti y a tu amigo...

La verdad es que no recordaba que este sujeto me haya hablado una vez en el viaje que hicimos con lord Eliwood y para ser sincero hasta pongo en duda si de verdad viajó con nosotros pero juzgando por sus ropas podía ser esa la razón por la cual no nos vimos nunca, yo soy un hombre mas cercano al combate cercano en la primera línea, mientras que hombres como él son mas ajenos al combate duro de cortas distancias pero se especializan en guiar nuestros movimientos y brindar apoyo desde atrás.

-…Cuando acabé de hacer mis consultas me dejó inquieto sus respuestas ¿podría ser el clima tempestuoso lo que imposibilitase el transito en esa zona? ¿tal vez bestias que desafiasen el limite humano de fuerza? ¿o una combinación de ambos quizás? No existía respuesta para esas dudas porqué podía ver en sus ojos que ni siquiera lo habían intentado por todas esas ideas que les intimidaban, esa fue razón mas que suficiente para buscar a otra mente brillante que compartiese mi visión y como me fue imposible contactar con Lord Pent busqué a este chico quien para su corta edad es bastante curtido en campos del conocimiento que yo me tardé en adentrarme y hemos trabajado juntos todas las opciones para averiguar algo pero no a habido resultado alguno.

-Así es…- Mark continuó con la idea de Canas- Buscamos en los grimorios mas antiguos, investigamos de otras mentes prominentes, hasta hemos estudiado a la naturaleza para encontrar algún indicio pero nada hemos logrado ¡Es tan frustrante!

-Por eso solo nos quedaba una opción- Canas retomó el dialogo- Necesitábamos datos de primera mano pero no teníamos como hacerlo nosotros mismos debido a nuestra pobre condición física por lo que buscamos apoyo organizando una expedición que nos ayudase a recolectar datos.

-¡Pero, un momento!- interrumpí bruscamente- ¿Cómo iban a saber los datos si no volvía la expedición? ¿No están arriesgando demasiado?

El erudito de cabellos morados soltó una risa suave y poco burlesca, se paró de su asiento y de otra mesa de trabajo sacó un libro muy extraño.

-Esto es un grimorio arcano que estuve guardando para alguna emergencia o situación critica como esta
El druida abre el libro con suavidad y de este comenzó a salir una luz muy destellante y una especie de bruma, cuando se abrió por completo una esfera trasparente flotaba en medio de las paginas del libro.

-Esto es un grimorio de transmisión de pensamientos, quien lo sostenga puede transmitirle sus pensamientos para a quien sostenga esta piedra- Canas muestra una piedra azul con una cuerda- No sabría responderles que es porque ni siquiera yo lo e investigado aún pero ambas cosas son un regalo de mi madre cuando cumplí 10 años, cuando ella me consideró digno de usar un tomo mágico, desde ese momento pasaron 10 años mas hasta que me convirtiese en un chamán y hasta hace un año alcancé el nivel de un druida, son dos objetos muy preciados para mi pero ahora los dejo en sus manos, la piedra para mi colega estudioso y él libro lo dono a la expedición solo que aún no se a quien dárselo, porque para poder usarlo debes ejercer un oficio mágico como el mío o de cualquier rama de la magia.

-¿Es decir que debemos buscar a un mago para que nos acompañe?- Preguntó Jake con algo miedo porqué sabía que no habían reclutado a alguien así.

-Me temo que sí amigo mío- respondió Canas muy tranquilo- yo no podré ir porque debo volver con mi esposa y mi colega es quien deberá archivar los datos que recopilen, un mago debe acompañarles para que sirva de conexión entre ustedes y nosotros, no hace falta decir que tanto el libro como ese mago son cruciales para la misión.

-Y no olviden que también un sacerdote los deberá acompañar para curar a los heridos- agregó Mark.

Vaya… Cuándo creía que íbamos a un lado un plan ideado por un erudito frena nuestra marcha hacia el horizonte al darnos cuenta que aún faltaban elementos para nuestro viaje pero cuando creí que todo estaba por alargarse más, un brusco golpe abrió la puerta ¡Era el marqués Héctor! Quien vino acompañado de dos personas que me da la idea de haberles visto un par de veces en el pasado.

-¡Tranquilos! Ya me habían contado de este plan y me adelanté a dicha situación trayendo conmigo a dos conocidos que les cubrirán esas dos posiciones ¿Por qué creen que les dije que los alcanzaba luego? Porqué estaba esperando a estos dos amigos…- Lord Héctor les hizo pasar haciéndose a un lado de la puerta.

-¡¡¡HOLA MARK!!! ¡VAYA HACE TIEMPO QUE NOS VEIAMOS!!! ¿ME EXTRAÑASTE? APUESTO TODO A QUE SÍ

-¡Serra no hace falta que grites, es una habitación pequeña!

-¡¡¡NO SEAS GRUÑON ERK!!! LE HECHAS AGUAS A NUESTRO HERMOSO REENCUENTRO-Dijo esta ultima enojada

-Hola Erk, hola serra, también me alegra verlos ¿Cómo han estado?- respondió Mark contento hasta cierto punto

Un mago y una clériga, lo que nos hacía falta para partir, aunque por como lucen ambos serán difíciles de aguantar a cada uno de diferentes maneras, uno por falta de entusiasmo y la otra por exceso de entusiasmo. No me molesta conocer gente así, el problema está en que estaré recluido con ellos en un barco por quien sabe cuanto tiempo en alta mar.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 12 Jun 2018, 19:24

Vaya aparecieron muchos personajes conocidos Erk y Serra junto al estratega Mark le darán algo mas de vida al viaje

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 15 Jun 2018, 22:37

Muy buenas lamento la demora pero tengo los examenes finales encima y me cuesta coordinar los tiempos, pero una amiga me ayudó a terminarlo, espero que no haya cometido muchos errores con el fic ¡bueno disfruten!

Capitulo 4: Entre despedidas y emociones

Conocimos a los amigos de Lord Héctor, se trataba de Erk un mago bastante experimentado en magia anima pero de una actitud muy sufrida lo que le vuelve bastante rezongón ante las tareas que se le ordene, siendo alguien difícil de dirigir por su falta de entusiasmo. Lo mismo es con su compañera Serra solo que es su polo opuesto, es una clériga muy escandalosa, aunque es muy diligente su exceso de entusiasmo la hace ir a su propio aire lo que le vuelve una persona difícil de instruir y ni hablar que siga instrucciones pues su enérgica actitud no le permite estarse quieta provocándole ciertos problemas de atención, lo que en una tripulación no es bueno sobre todo si vamos a aguas peligrosas. Pero era lo que se nos daba y lo regalado no se le suele mirar con recelo aunque sean dos tripulantes muy imposibles de llevar.
Después que lord nos presentó ante estos dos de manera formal, se nos ordenó descansar hasta mañana por la mañana que era la hora de salida, no hicimos mucho solo descansamos, comimos y bebimos lo que se nos entregó de manos de Mark, hasta que la luna se escondió y arribó el sol nuevamente, era muy temprano en la mañana pero no helaba nada y podía ver como él sol se asomaba nuevamente por el horizonte.

-Buenos días Dart ¿Qué haces aquí afuera, no deberías aun estar descansando? Es temprano aun para zarpar- dijo Jake mientras se me aproximaba

-Buen día jake, yo solo no pude quedarme en la cama ya extrañaba admirar el océano- miré con nostalgia el mar y bebí un sorbo de mi bebida- Vaya ya llevaba tiempo encerrado y no acordaba de lo bien que me hacía sentir estar frente a esta maravilla

-Si, esta maravilla era lo mejor de ser pirata, podía ser cruel y tormentoso pero tambien muy glorioso y sublime en las noches de verano o en los amaneceres y gracias a él conocí a mi Anna

-¿En serio?- eché una risa calida y bebí el resto de mi botella- ¿Cómo fue? Anda quiero detalles

-Bueno, era verano y el mar estaba tranquilo, recién me había reclutado el capitán fargus y yo era un marino arrogante que buscaba impresionar mas a las chicas que ser mejor y cometía varias estupideces…

-Si me acuerdo de esa etapa tuya-dije entre risas- Aun no te hablaba porque me parecías muy idiota

-Y no te culpo porque en ese momento nuestro barco atracó en la costa de pherae tras un atraco exitoso a una goleta de mercaderes ¡me sentía eufórico y me creía algo así como un héroe del mar! Y traté de impresionar a unas chicas que pasaban contándoles una de mis anécdotas pero desafortunadamente uno de los guardias de Lord Herbert me escuchó y me puso bajo arresto… me sentí estúpido por mi inmadura actitud e incluso quería llorar por ese nefasto resultado, ya que si el capitán se enteraba de eso no me volvería a hablar nunca mas, perdería todo su respeto y el de mis compañeros- Jake cambió su postura sentado y prosiguió- No se cuanto tiempo pasó pero el sol iluminó mi cara y accidentalmente la vi, era ella una chica pelirroja tratando de aflojar los barrotes de la ventana de mi celda y en un principio creí que solo perdía su tiempo, hasta que sucedió lo impensable ¡Ella lo logró! Y cuando lo hizo me dirigió una dulce sonrisa y el resto creo ya es historia ¿no es cierto dart?

-Si me acuerdo viejo amigo, ella te visitaba constantemente cada vez que llegábamos al puerto y te llevaba unas botanas las cuales yo te pedía porqué no se que les hacía pero eran muy sabrosas

Ambos reímos de nostalgia y continuamos hablando hasta que la puerta de la casa donde estábamos se abrió y se asomó Farina

-Oigan chicos el desayuno está listo, Mark hizo huevos estrellados con algo de pan calentado al horno y un poco de café

-Suena sabroso mejor vayamos de inmediato Dart, podemos hablar luego

Y así fue, nos levantamos y entramos a disfrutar el desayuno, fue bastante silencioso para estar cerca de Serra, seguramente necesita energía para ser ella misma, y mientras pienso en eso me comienzo a lamentar lo terriblemente irritante que esto se pondrá, asi que tomé un poco de medicina para prevenir futuras jaquecas. El tiempo pasó hasta que la mañana comenzó a ponerse mas cálida, el lapso entre el desayuno y la salida del sol lo aprovechamos para empacar nuestras cosas y dejar operativo el barco, ya era hora.

Nos reunimos en el muelle, nadie faltaba de la tripulación, desde los marinos de menor importancia hasta los especialistas y amigos cercanos participantes de la expedición. No me había detenido a pensarlo pero justo ahora voy a subirme a ese barco no como marino mas si no como él capitán, era un echo que me asustaba un poco por lo rápido que todo estaba sucediendo pero debía ser valiente, todos esperan que su capitán fuese el que inspire mas confianza y diese el ejemplo, porque de lo contrario toda la tripulación se desorganiza y todo se va al diablo.

Me aproximé a jake para tener una conversación mas relajante y así tratar de no ponerme nervioso pero el si lo estaba y me lo transmitía, se hubiese puesto peor hasta que escuché la voz de Lord Héctor acercándose.

-¡Hey Dart! ¿Cómo está el capitán del primer barco que saldrá del horizonte de Elibe?- dijo animadamente

-Mas o menos, la verdad no se si en realidad estoy capacitado para ejercer un cargo tan importante en una misión tan peligrosa, es como ir de 1 a 10 de golpe, no se si podré hacerlo…

-¿problemas de confianza, eh? Se como es que te caiga una responsabilidad tan grande cuando aun eres algo verde- Lord Héctor le da unas palmaditas en el hombro a Dart y continuó- Pero aquí vino alguien que piensa que puedes hacerlo

Al parecer Lord Héctor traía consigo a una persona consigo y yo no me había enterado porque el marqués de ositia es un hombre grande y grueso, perfecto para esconder cosas y personas detrás suyo. Su invitado se aproximó… al verlo se me dibujó una sonrisa en el rostro, aunque no me alegraba verle en ese estado tan deplorable de salud.

-¡Argh cachorro! Mis ojos no me engañan en verdad Jake pudo encontrarte- Dijo el recien llegado Fargus mientras tocía

-¡Capitán! Es una alegría verlo, aunque no se ve muy bien…

-¡tonterías Dart, hace falta mas que esto para matarme voy a estar bien!-dijo fargus forzando su voz lo que provocó una tos pesada y fea

-capitán!- el capitán se desplomó en frente de mis ojos y corrí a ayudarlo- Yo… no quisiera decepcionarlo capitán

-¡no te comportes como una mujer Dart, se que puedes hacerlo! O no te hubiese recomendado para el cargo, tu saber mejor que nadie que siempre busco la forma de hacer las cosas por mi mismo pero si no me cuido no volveré a capitanear una nave en mi vida, el mar es un lugar lleno de libertad y posibilidades pero también puede ser cruel y muy cambiante, sabiendo esto mas toda tu experiencia no hace decir nada mas me has visto muchas veces como hacerlo

-mi capitán gracias, le juro que volveré y cuando todo esto termine volveré a su lado en el Davros y todo será como antes nuevamente

Fargus miró con una expresión triste a Dart y le puso la mano en el hombro para luego decirle seriamente

-Estoy seguro que después de este viaje muchas cosas cambiaran tanto contigo como conmigo, puede que incluso yo…

-i…no diga eso capitán aun le queda mucho por dar, aun hay mares que no hemos conocido, tesoros que no hemos encontrado, gente que no hemos conocido, porfavor mi capitán no me diga que se va a rendir!

-¡Escucha cachorro! ya estoy viejo y esta enfermedad no me ayuda a mantenerme, el medico dijo que no me voy a curar que mi hora ya está cerca, es verdad que aún hay cosas que no e echo pero para eso tengo un hijo como tú a quien transmitirle mi voluntad, en quien depositar mis sueños y esperanzas, este marino ya ha visto suficientes viajes y cuando regreses estarás capacitado para sucederme como capitán

-mi…mi capitán- dije con mis ojos anegados- ¡no le voy a defraudar, viviré para cumplir su sueño yo…!

-Vuelves a estar mal chico- dijo fargus tiernamente como un padre- Es verdad que te deposito mis esperanzas pero no para que tu debas cumplir mi sueño, lo hago para desearte una larga vida como un gran capitán y para que busques un propio sueño que cumplir, mi sueño morirá conmigo

-Si me convertiré en un gran capitán, buscaré mi mayor sueño y lo cumpliré pero eso no quiere decir que me olvide del hombre que me lo dio todo, yo no podría hacerlo por eso voy a vivir para cumplir ambos sueños para que así nadie olvide al capitán fargus ¡porque un hombre muere de verdad cuando lo olvidan!

-oh cachorro… ahora vas a hacerme llorar a mí ¿Qué hice para pedir un hijo tan grandioso como tu Dart? Bueno no respondas creo que ya va siendo hora- dijo el lobo marino apuntando el barco

-no aún no- dije mirando la embarcación- es de mal augurio que una nave parta sin antes nombrarla

Tomando una botella de brebaje la puse sobre su casco y dije “yo te nombro…” lo pensé un instante y de alguna forma en mi mente sonaba un nombre “flor silvestre” pero ¿porqué? ¿tendrá que ver con alguien que conocí? No tenía tiempo para ponerme quisquilloso así que le nombré así rompiendo la botella en el barco para luego proponerme a subir a este.

-Bueno capitán ya va siendo hora, si esta es la ultima vez que nos veremos debo decirle que a sido como un padre para mi, uno muy valiente y atento con un chico tan temerario como yo…

-Y a veces idiota pero gracias a eso salvaste mi vida varias veces y te estoy muy agradecido Dart, has sido el hijo con el que sueña todo hombre de mar, solo cuídate allí afuera Dart, un capitán no sirve de nada si está muerto y cuidado con ser muy duro con tus hombres puedes provocar un motín y cuidado con ser muy blando pasará lo mismo

-lo tendré en cuenta capitán ahora ya es tiempo de que me vaya

Intercambiamos sonrisas y nos terminamos abrazando fuertemente como un padre que ve partir a su hijo hacia la independencia, yo me subí al barco y pude ver a quienes estaban en el puerto para despedirnos, mark se despedía algo triste, seguramente quería ir de aventuras pero es esencial que se quede con la piedra para escuchar lo grabado en el grimorio que nos dio Canas. Lord Héctor se despedía con una calida sonrisa igual varios civiles que se unieron al ver lo que pasaba, mientras que él capitán me miraba orgulloso como diciéndome “no te preocupes nos volveremos a ver” yo también quise y creerlo y me despedí esbozando una sonrisa y el barco partió, no solo era yo todos mis amigos también se despedían y estaban igual de emocionados que yo porque este era el amanecer de una gran aventura ¿podría resultar fatal? Talvez, pero debíamos verle el lado bueno si queríamos mantener la moral alta hasta llegar a nuestro destino.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 16 Jun 2018, 05:43

Y aquí empieza la travesía y la parte interesante de la historia quien sabe que cosas pasaran en el viaje

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 22 Jul 2018, 19:12

Despues de haber estado sin publicar por mas de un mes por situaciones personales e vuelto a la accion y pido disculpas a quienes me leen, aqui tengo el capitulo 5 de mi fic el triangulo de oro espero que les guste.

Capitulo 5: Problemas en alta mar

Con viento en popa el barco se movía con rapidez, el viento chocaba en mi cara y todos los marinos trabajaban laboriosamente incluyendo a Jake. Mientras que yo iba observando el camino y le daba indicaciones al timonel, en medio de mi labor se me acercó Serra dando brincos.

-¡Oye señor capitán! ¡¡¡Hey Lord capitán me oyes!!!- dijo serra elevando gradualmente su tono de voz

-¿si, que es lo que quieres? ¿no ves que estoy algo ocupado?

Trate de conservar la calma y contestarle lo mas educadamente posible pero su tono de voz y su actitud me hacían querer tirarla por la borda pero aunque no tuviera corazón y si pudiese hacerlo sería una estupidez al ser ella la única curandera del barco.

-Puedo verlo señor capitán pero hay algo raro en la bodega y me da miedo averiguarlo ¿no ve que podría ser un monstruo y yo soy una dama indefensa?

-¿un monstruo dices, en este barco? Eso es absurdo lo construyeron hace poco y no se cargado con nada vivo con anterioridad- saqué una botella de brebaje y le di un buen trago luego proseguí- Debes estar imaginando cosas pequeña clériga

-¡QUE!!! ¿¡A quien le dices pequeña?! Soy una hermosa y madura clériga ¡nada de pequeña!- contestó serra haciéndome una mueca de disgusto
Continuó discutiendo conmigo por un rato, yo no le prestaba atención y eso provocaba su insistencia en reprenderme y que aumentara su frustración, hasta que farina se reportó interrumpiendo la discusión.

-¡capitán! Traigo noticias… estaba ordenando la bodega cuando de repente escuché unos ruidos muy inusuales, no se trataba de un animal estoy segura eran pasos de un humano

-¿ok pero no hiciste algo para remediarlo?

-no es que yo…- Farina se avergonzó y de repente se enojó- ¡No me lo recrimines Dart, sabes que me dio miedo por eso estoy aquí contándotelo y no solucionando este problema por mi misma!

-Esta bien entiendo como continúa esto- bebí un gran trago de brebaje y le di unas ultimas instrucciones al timonel para luego hacer gesto para que las chicas me siguieran- voy ver que es pero vendrán conmigo aunque no les guste o de lo contrario no voy ¿entendido?

No les parecía gustar la idea pero si sabían que en el barco debían respetar mi autoridad como capitán, así que fuimos juntos al área de carga y verificamos el problema juntos. A primera vista todo parecía tranquilo y no escuché nada fuera de lo común, hasta que claro resonó el mítico sonido al que se referían y como era de esperarse la sacerdotisa echó a gritar y se escondió detrás mío.

-¿Qué a sido eso? ¿capitán? ¡capitán!- Dijo Serra gritando media histérica

-no debe ser nada, una rata talvez se metió en el tiempo que estuvo detenido en el puerto iFarina cuida de la sacerdotisa! Iré a checar detrás de las cajas

No parecía haber otra solución, estos problemas precisamente no se resuelven porque la gente se asusta demasiado ante lo desconocido y gracias a eso evitan estos problemas. Pero no en el caso de un hombre de mar como yo que vivo aventurándome a lo desconocido cada día de mi vida, en el Davros no podíamos sentir miedo o el capitán se encargaba de ponernos en cintura, por lo que debíamos forjar carácter y perder el miedo a morir desde tus primeros días en la tripulación.

Me acerqué con cuidado a las cajas y verifiqué tener mi hacha cerca para estar preparado ante cualquier cosa que se escondiese entre la carga de este barco ¿me tocará limpiar una alimaña de mi embarcación en mi primer día a cargo? Me sonaba a muy mala suerte como cosas que solo podrían pasarme a mi, no podía echarme atrás ya estaba aquí y si retrocedía un paso todo el mundo me iba a juzgar, mucho mas si actué tan valiente ante la sacerdotisa y Farina ¡no podía darme el lujo de que me vieran mostrando debilidad!

Cuando ya estaba cerca me aproximé a la caja dando pequeños brincos para apresurar mi paso, hasta que sin pensarlo dos veces me abalancé detrás de donde provenía el ruido y cuando ya estaba listo para atacar a lo que me encontrase allí detrás me quedé congelado ¡no era ninguna bestia era una persona! Mas concretamente una chica de cabello verde que se cubría la cara con las manos mientras temblaba como gelatina en suelo, seguramente se asustó de mí. Guardando mi arma me arrodillé para mirarle mejor y le dije con suavidad:

-oye tranquila, no soy nadie malo puedes mirarme, anda quita esas manos de tu cara me gustaría verte

Aun tímida no me hizo caso a la primera pero cuando pareció reconocer mi voz se quitó las manos de su cara y puede verla ¡se me hacía familiar! Antes de que pudiera decir algo se acercaron Farina y Serra y la segunda habló

-¡Hey, yo te conozco eres la compañera de Wil, Rebecca!

La chica de cabello verde sonrió y se puso de pie a tumbos con mi ayuda, sacudió su ropa y nos miró

-¡Serra no esperaba verte aquí! ¿Cómo está Erk?

-Arriba haciendo cosas aburridas con un libro ¿Y tu, que es lo que haces aquí?-respondió la sacerdotisa

-Bueno yo planeaba desde un principio unirme a esta expedición junto con Wil pero él se arrepintió por un trabajo que le salió de la guardia de Caelín, asi que me vine sola pero se me hizo tarde y cuando el barco ya partía logré agarrarme a la popa del barco y terminé en esta bodega de la cual intenté salir pero estaba cerrada aquella puerta así que me quedé hasta que alguien entrase pero como escuché gritos temí que viniera alguien a hacerme daño asi que me escondí por instinto pero resultaron ser ustedes así que estoy un tanto aliviada

Las chicas le tomaron de la mano y la acompañaron a la cubierta del barco mientras me miraban algo enojadas al creer que fui excesivo con mi actitud cautelosa que habría asustado a Rebecca. Díganme loco pero no me creí en nada su historia, algo me decía que estaba mintiendo ¿pero porqué? Ya todos sabemos que se coló al barco y yo estaba observando por la popa el puerto cuando zarpamos y no me pareció verla alcanzando el barco, ella se metió a esta embarcación después que cargaron los suministros o posiblemente se metió en una caja, pero haberse introducido al barco en el momento que zarpamos fue imposible.

Subí a cubierta y me acerqué a las chicas para hablar con la recién llegada pero Serra me apartó

-lo siento señor capitán aterrador pero aquí tratamos de tranquilizar a nuestra compañera, ya está aquí y le espera un largo viaje y lo menos que necesita es que alguien como tu le meta mas miedo- dijo la sacerdotisa algo seria

Perfectamente pude decir algo pero solo me aparté y fui a ver como iba mi compañero Jake en las velas, no quería tener mas líos idiotas preferí guardarme la solución de problemas para unos mas reales que seguramente nos encontraremos mas adelante
---------------------------------------------------*****-------------------------------------------------------------
Serra confrontó a Dart y este se alejó sin decir ni hacer nada como si nuestro problema fuese tremendamente insignificante y creo entender eso, seguramente como capitán debe afrontar problemas que comprometan nuestras vidas y seguramente no quiso hacerse problema por algo que seguramente no causará mas problemas en el barco.

Me apoyé en la baranda del barco al igual que la chica de cabello verde y me dispuse a hablarle, algo en su historia no me calzaba y ahora que el capitán estaba lejos era el momento perfecto para que nos dijera la verdad sin temor ante cualquier sanción.

-Rebecca ¿algo que nos quieras decir, como la verdad? Se que no te metiste cuando el barco zarpó suena ridículo pensar en eso, dime porque estas en realidad aquí

La chica de cabello verde se quedó mirando el mar por unos segundos y yo le iba a reiterar mi pregunta porque pensaba que no me escuchó pero la verdad si lo hizo solo que esta no fue nada fácil de responder según me lo decía su expresión.

-La verdad es que vine por mi cuenta y Wil no sabe que vine, yo vine a buscar a mi hermano mayor Dan, estoy segura que si viajo por el ancho mar con esta tripulación tal vez pueda encontrarlo pues el mundo es muy grande y tal vez esta en un lugar que no conozco aun- Dijo ella mirando al mar apoyada en la barandilla del barco

Me dijo su verdadera intención pero aun así no quedé conforme, llámenme loca pero su respuesta no me dejó del todo conforme ¿me habrá vuelto a mentir, porqué? ¿se estará cuidando de algo? Era igual de complicada de entender que a Florina, simplemente no entiendo sus razones para siempre ocultar algo, para mi cabeza era mejor dejarlo de momento y disfrutar del inicio de este viaje.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 22 Jul 2018, 22:51

Al fin regresaste y bueno Rebecca no sabe nada que su hermano esta mas cerca de lo que cree XD

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 23 Jul 2018, 17:06

Muy buenas, no es usual que publique al dia siguiente de la salida de un capitulo pero lo hago para compensar esa falta de capitulos que hubo en ese mes, no fue tanto trabajo gracias a mi amiga que colabora conmigo en estos fic y gracias a ella se escribio este capitulo mucho mas rapido asi que me gustaria compartir los creditos con ella por esta vez, ahora ya sin mas rodeos espero que disfruten el capitulo.

Capitulo 6: Una noche muy movida

La flor silvestre zarpó desde las costas de Elibe y no a parado de navegar hasta el anochecer, el día se apaga al igual que las energías de la tripulación y no tienen donde atracar para poder descansar, no les queda mas opción que ir a media vela y dormir al arrullo de las corrientes marinas.

-¡Capitán ya ajustamos las velas como solicitó además ya escogimos al timonel de turno y al vigía, ya puede irse a descansar señor!- dijo un marinero hacia el capitán Dart

-Bien hecho marino estaré en mi cuarto, confío en que pueden manejar esto así que nos vemos hasta mañana a primera hora- respondió Dart mientras se retiraba

-¡Si capitán no le decepcionaremos!- remato el marino haciendo el saludo de las fuerzas armadas

Obviamente ese marino no fue quien organizo todo, este fue solo un mensajero del verdadero hombre que se quedaría a cargo esa noche y que por situaciones ajenas a su competencia tendría una de las noches más movidas de su viaje, el oficial de cubierta Jake.
-------------------------------------------------------------------------------*****-------------------------------------------------------------------------------------------------
Después que deje al timonel y al vigía de la atalaya en su lugar, solamente me quedaba hacer unas rondas y supervisar el desempeño de los tripulantes ya que para los que no lo saben la jerarquía del barco es así:

“El capitán es la máxima autoridad del buque y es responsable de la seguridad de todo lo que esté dentro de este mismo y además debe estar presente en la cubierta cada vez que se deban hacer maniobras decisivas o atracar, pero eso solo es obligatorio durante el día o si hay tormenta durante la noche ya que de lo contrario el capitán no tiene ninguna obligación de hacer guardia durante la noche esa obligación cae en el oficial de cubierta es decir yo. El oficial de puente o cubierta es el segundo al mando y en el día se encarga de aconsejar al capitán y ayudarlo a difundir sus órdenes a los demás de la tripulación, pero durante la noche es su responsabilidad la seguridad del barco”
Ahora como ven durante la noche yo soy la ley y aunque suene atractivo por el hecho de tener poder déjenme decirles que no es para nada genial esto, la noche trae consigo un manto de oscuridad que puede ocultar grandes peligros así que no puedo distraerme o eso quería creer pero la verdad es que mi mente esta muy distraída porque no dejo de pensar en mi novia Anna. Solo tenerla en mi cabeza me hace suspirar, ella es tan linda y tan lista que yo…

Aun inmerso en mis pensamientos debí darme cuenta que el mundo sigue fluyendo aun cuando mi conciencia no se encuentre allí, el barco sufrió un violento remezón que me tiro al suelo sin piedad alguna. Estaba aún en mi camarote así que no sufrí mucho por el golpe, pero me preocupaba la situación en la cubierta así que fui corriendo de inmediato a verificar el estado de todo, cuando llegue no daba crédito a lo que veía.
El mar se había vuelto violento de repente y el iluminado cielo estrellado se había nublado sin razón aparente, comenzó a llenarse de nubes negras, se podían oír unos rayos rugir desde arriba y de improviso un viento muy gélido comenzó a soplar de la nada. No podía ver al capitán en ninguna parte de la cubierta ¿Acaso de verdad no piensa interferir hasta mañana o es que de verdad no pudo escuchar todo este caos? El vigía de la atalaya confirmo el hecho más evidente que todos ya veníamos venir.

-¡Tormenta, señor por favor vaya a despertar al capitán!- dijo el marino hacia mi

No sé si fue el pánico o la idiotez los que e hicieron actuar, pero en ese entonces tomé la peor de todas las decisiones que pude haber tomado.

-¡No hará falta marino, yo me encargare de esto!- dije lleno de confianza- ¡Ustedes, vayan a los camarotes y despierten al mago!- dije volviéndome hacia otro grupo de marinos

-¿Por qué él, señor?- respondió uno de los marinos

-Es la persona más sabia en este barco necesitare una segunda opinión y además también necesito que use el grimorio para sincronizarse con el que tiene Mark e informar esto ya que si no lo logramos... pero eso no pasara así que has lo que te digo y muévete

El marinero hizo el saludo y fue corriendo a toda prisa, mientras tanto yo subí donde el timonel a recibir el informe de la situación del barco.

-¿El barco como va marino? – pregunte muy rápidamente

-No muy bien señor, el timón ya casi no me obedece lo que quiere decir que puedo perder el control de la nave en cualquier momento, quizá debamos resistir la tormenta soltando el ancla ya que aún no hay oleajes

Hubiese sido una buena hace unos segundos, pero como si de un acto de magia se tratase comenzó a llover y el mar se puso mucho más violento que antes, ya no solo meneaba al barco si no que esta vez las olas comenzaron a golpear fuertemente a la nave lo que hacia la labor del timonel aún más difícil, justo en ese momento llego Erk corriendo a tropiezos por el violento movimiento del barco.

-¿Qué demonios, porque el capitán aún no está en cubierta?- dijo Erk gritando debido al fuerte ruido de las olas que opacaba el volumen de nuestras voces

-No ha despertado, pero puedo manejar esto ¡Se que puedo hacerlo!

-¿Pero de que hablas idiota? ¡Estamos atrapados en una tormenta necesitamos al capitán para que nos guie!

-¿¡A quien llamas idiota, idiota, soy un oficial superior y me debes obediencia y yo digo que tomare el control de la situación!?- respondí colérico

No entendí porque lo hice, no era propio de mi actuar de esa manera solo que cuando llegue a la cubierta pude ver el cielo tormentoso y creí que podía encargarme de todo, seguramente lo hice porque estaba pensando en ella y sin darme cuenta lo hacía para impresionar a alguien que ni siquiera se encontraba allí, una actitud egoísta que no se perdonaría. Debido a mi arrogancia y a la satisfacción de sentirme como un líder competente descuide el barco discutiendo con Erk lo que causo lo inevitable.

-¡¡¡CICLON MARINO!!!- gritó aterrado el vigía

Su estruendoso grito me regreso a la realidad, pero ya era demasiado tarde, el timonel alegaba que el barco ya no le obedecía y además el ciclón tenía mucha fuerza, íbamos a morir indudablemente.
--------------------------------------------------------------------------*****------------------------------------------------------------------------------------------------------
Me desperté de un sobresalto al sentir unos gritos desgarradores de afuera, no necesité ni dos segundos para darme cuenta que de una tormenta se trataba, me levanté de un brinco y abrí violentamente la puerta de mi cuarto para encontrarme con una cubierta empapada con la lluvia, un violento y gélido viento y un pánico adueñándose de mi tripulación.

-¡Capitán en cubierta!- gritó uno de los marinos encargado de las amarras

Sin dudarlo fui hacia donde estaba el timonel y gracias a la altura extra de esa parte del barco le grité a mi tripulación:

-¡Nadie morirá hoy si se aguantan el miedo y obedecen mis ordenes!- todo el mundo intento ponerme atención y proseguí- Va a ser complicado pero si lo logramos saldremos vivos de esta, cuando les diga todos quítenle toda la vela…

Todos insinuaban que sería un suicidio si deteníamos el barco cerca de un ciclón marino, pero si mi teoría era correcta, como el viento sopla desde el sur de nuestro barco si detenemos las velas y dejamos que el barco gire en el Angulo preciso y las damos todas en ese mismo momento seremos remolcados del ciclón y saldremos lejos de este, pero debía ser todo preciso y al menor error moriríamos en el intento.

Le dije lo antedicho a mi tripulación y no parecían muy contentos, pero no discutieron mi plan y se pusieron todos en posición porque sabían que no tenían otra opción más para sobrevivir era todo o nada

Y asi la tripulación detuvo por completo el barco y se metieron dentro del ciclón, ya dentro iban a dar su primera vuelta, todos estaban nerviosos incluido Jake y Erk que miraban aterrados afirmándose de las barandas de la cubierta. El barco completó esa vuelta y se preparó para dar una segunda pero justo en ese instante le ordené al timonel girar el timón a estribor con todas sus fuerzas, como me dijo que no podría solo yo le ayude y le pegue un grito a jake para que viniera también a colaborar con el duro timón que con la fuerza de tres hombres giró violentamente hacia la derecha y justo en ese momento di la orden para que dejaran el barco a toda vela.

Todo estaba perfectamente ejecutado según mi plan pues verán: deje que el ciclón nos atrapara para que el barco ganase impulso, luego giramos el timón para fijar la dirección más cercana hacia la salida del fenómeno climático y por ultimo dimos todas las velas para que el viento más el impulso ganado por el barco fueran suficientes para sacar el barco de aquel desastroso fenómeno climático, esto fue posible gracias a que el viento soplaba en dirección norte a nuestro barco y empujó nuestra nave por detrás, eso sumado por el impulso generado por el mismo ciclón nos dio la fuerza para escapar de la muerte y burlar a la tormenta, de lo contrario habríamos muerto.

Nuestro barco navegó rápidamente lejos del epicentro de la tormenta gracias al impulso de salida, lo siguiente no fue fácil porque tuvimos que maniobrar la nave con mucha velocidad en un aun violento mar, pero fue mucho más llevadero al yo tener un vasto conocimiento sobre las maniobras en una tormenta gracias a las enseñanzas del capitán Fargus, pasadas unas horas la tormenta amainó y pudimos descansar.

Lisbeth-chan

Mensaje por Lisbeth-chan » 23 Jul 2018, 19:22

Muy buena está nuestra historia compañero y gracias por compartir los creditos se agradece

Responder