El triangulo de oro

Edición, fanfics, o ilustraciones y creaciones hechas por ti.
Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 23 Jul 2018, 23:52

Vaya fue rápida la actualización y vaya que fue un capítulo bueno y el viaje fue bien movido al parecer me pregunto cual habrá sido la reacción de los demás personajes

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 25 Jul 2018, 20:56

Hola a todos ultimamente me e encontrado muy inspirado escribiendo este fic asi que estaran saliendo capitulos mas seguido y otra cosa es que me gustaria anunciar que ya tengo pagina en fanfiction para los que me leen la compartan y mas gente sepa sobre este fic, ahora sin nada mas que decir disfruten del capitulo.
Link a fanfiction

Capítulo 7: El mar hostil no se rinde

Únicamente recuerdo abrir los ojos y luego sentir unos fuertes remesones por parte de este condenado barco, me dolía todo mi cuerpo y la cabeza me daba vueltas, miré hacia arriba ¿aquel era mi camarote? Vaya que alto me e caído y no me e roto nada, debo ser o muy suertuda o mi cuerpo ya se acostumbró al duro castigo, sea como fuese al menos puedo ponerme de pie y ver como se encuentran mis compañeras de camarote, ojalá no se hayan lastimado tanto como yo que Serra la veo poco acostumbrada al trabajo duro y Rebecca aún tiene esa cara de muñequita que denota debilidad.

Di varias vueltas a la habitación con la vista y pude ubicar a Rebecca de pie ayudando a levantarse a la sacerdotisa, me acerqué a ver como se encontraban y realmente me sorprendió lo bien que la cara de muñeca lo estaba llevando.

-¿Están bien chicas, no se han roto nada?- pregunte mientras me aproximaba

La peliverde se volteó para mirarme por unos escasos segundos y luego casi de inmediato volvió su mirada hacia Serra a quien le estaba vendando un brazo, al parecer no todas corrimos con buena suerte, tal como lo sospeché, pero solo estaba acertada en un 80 por ciento pues como ya dije Rebecca se veía bastante bien.

-¡Hey! ¿Están bien las dos? – insistí, aunque sonase como una pregunta tonta

-¿No estás viendo?- respondió Rebecca mientras estaba muy concentrada vendándole el brazo derecho a Serra

-Me pregunta también iba para el lado emocional, Rebecca- conteste su respuesta muy calmadamente

-¿Qué estas insinuando? ¡¿Qué no ves que estoy ocupada?! ¿Sera por eso que no puedo charlar contigo ahora mismo? - dijo Rebecca con un dejo de rabia en su tono

Lo podía sentir, estaba ocultando algo y es muy común que la gente comience a enojarse cuando la otra persona está presionando al emisor para que rebele lo que está ocultando, es un mecanismo de defensa muy común en los mentirosos o las personas con muchos secretos.

-¿Rebecca…? Otra vez lo estás haciendo me estas mintiendo ¿Pero porque, acaso mi presencia te molesta? ¡Dime! ¡¿Qué nos ocultas?!

Y como si de un volcán a punto de erupcionar se tratase, ella dejó de vendar a Serra y comenzó a apretar los dientes en señal de que se estaba tratando de contener para no estallar frente al grupo.

-¡¿Por qué estas enojada?! ¡Vamos escúpelo muñequita!

Confieso que me excedí con esa última línea, pero para grandes problemas grandes medidas. Y obviamente con esas palabras moleste a su bestia escondida, ella se dio la vuelta, me miró fijamente y alzo su voz.

-¿Sabes no lo sé, acaso hay razones para dos personas se odien? Tal vez sí pero contigo no tengo explicación, simplemente te detesto me aborreces no se porque, verte tan pegada al capitán o que te creas la que tiene siempre el control de todo ¡No soy una inútil! ¿sabes? ¡E trabajado toda mi vida y puedo valerme por mí misma, no soy una princesa a la que tengan que estar rescatando!

Me había quedado sin palabras, me parecía muy raro que me odiase porque si, aunque después de lo que le dije no me sorprendería que de verdad no me quisiera para nada cerca, pero en un principio no sonaba nada racional eso, era como si solo le estuviese haciendo caso a sus instintos ¿Pero porque tenerme manía a mi solamente? Al final de nuestra discusión ella se fue inesperadamente llorando y como dejo a medias el vendaje de Serra yo tuve que terminar su trabajo.
------------------------------------------------------*****----------------------------------------------------------
En la cubierta cuando todo se calmó me dispuse a darle instrucciones a mis tripulantes, el vigía debía darnos un informe de donde habíamos llegado a parar por la tormenta, los encargados de las amarras de la sección Este del barco debían ir a ver si en la parte inferior de la nave había daños, anclamos el barco así que tanto el timonel como los demás encargados de las amarras les libere de sus obligaciones fundamentales y les ordene que arreglasen cualquier desperfecto en la cubierta del barco. Cuando di todas las instrucciones pertinentes me volví hacia Jake quien al parecer también quería hablar conmigo, este encontraba acompañado de Erk.

-Oye Dart yo… lo siento debí haberte despertado cuanto antes yo… no sé qué me sucedió- dijo Jake muy apenado inclinando la cabeza

-Tranquilo viejo amigo- le conteste sonriendo- actuaste mejor de como una persona ordinaria lo hubiese hecho y eso es lo que importa, te hiciste cargo de la situación no te quedaste temblando y eso es algo que un pirata aprecia mucho cachorro

-Gracias amigo- contesto el con una risa algo ahogada

-¿Oye de que te Ries Jake?

-Perdón es que… ya suenas como el capitán Fargus, Dart, te estás haciendo viejo

-¡Y que esperabas si aprendí el oficio mirándolo a él! ¿Además yo creo que no tiene nada de malo acabar de viejo como el capitán? Para mi seria todo un honor ser la mitad de lo que es él hoy- conteste tratando de mantener mi compostura, aunque si se me pudo notar que también quise reír por unos segundos

-Claro, lo que digas señor capitán- dijo Jake en tono bromista

Le devolví una sonrisa en señal de buena onda, luego el mago Erk nos interrumpió educadamente

-Perdóneme señor capitán, en medio de la tormenta pude registrar una precisa descripción de la tormenta y se la envié a Mark y ya recibí respuesta suya desde su grimorio

-En serio? - dije volviéndome hacia él- ¿Qué es lo que te dijo Mark?

-Pues…- parecía nervioso, al menos más que de costumbre y tras una pausa prosiguió- ¡Que no hay una explicación lógica para dicha tormenta, que lo más probable es que ya hayamos salido de la esfera climática de Elibe y que ahora estemos muy cerca de otro lugar con su propio clima!

-¡Un momento, detente ahí!- dije con mi voz un poco más gruesa- ¡No había pasado nada de tiempo que habíamos pasado por la altura de la isla de valor! ¿Cómo es posible que hallamos entrado en otro sector climático si aun ni salíamos de las islas aledañas a Elibe?

-No lo sé señor, nadie tiene idea de lo que estuvo detrás de aquella tormenta es todo un misterio, hasta yo estoy desconcertado
En eso mientras conversaban el vigía desde su puesto le gritó al capitán su informe sobre la localización del barco

-¡Capitán, es extraño la brújula no puede ubicar el norte, ni el sur ni ningún punto cardinal, tampoco veo el sol todo el cielo esta nublado, mucho menos puedo divisar algún pedazo de tierra tal parece que estamos perdidos!

Ese anuncio creó pánico en toda la tripulación, todos comenzaron a alarmarse y decir frases pesimistas, la moral había sido fuertemente golpeada en todos mis hombres y más el informe de Erk era imposible decir el ¿por qué? De todo esto. Cuando creí que todo no podía ponerse peor el cielo se volvió a nublar y el mar volvió a ponerse bravo, las olas rápidamente estaban golpeando otra vez el casco del barco y este mismo volvía a mecerse con mucha fuerza.

-¡¿Qué demo… porque así tan de repente?!- Me pregunte exclamando mientras me aferraba a una superficie del barco

-¡Imposible como es acaso si quiera posible que el clima se comporte de esta forma tan inestable y cambiante! ¿Habrá magia de por medio? – Dijo Erk algo confundido

-¡Da igual…!- agrego Jake mientras se aferraba a una baranda del barco- ¡Todos los hombres vuelvan a sus posiciones y sigan instrucciones del capitán, hay que mantener este barco a flote o estamos condenados!

El oleaje se puso mucho más inclemente y el viento comenzó a soplar mas fuerte que antes era como si la tormenta estuviese vengándose del anterior asalto y esta vez si buscaba su victoria sobre nosotros. Hice todo lo que pude pero gracias a las violentas corrientes de aire el barco perdió el control y de la nada salieron muchas rocas ocultas por la oscuridad del ambiente, tal vez la tormenta pretendía que chocásemos con ellas pero mi tripulación no tenía miedo y yo tampoco, hicimos unas maniobras que pusieron a salvo al barco y esquivamos las puntiagudas rocas con mucho esfuerzo, parecía que habíamos ganado y que no tenía como hundirnos, habíamos esquivado un ciclón, rocas y mantenido el curso con los violentos oleajes. Pero nuestra suerte finalmente se acabaría cuando la vengativa tormenta nos pondría enfrente una ola de miles de metros de altura ¡Era un maremoto de proporciones colosales, jamás en toda mi vida de marinero había visto algo igual, ni siquiera el cielo se podía ver con aquella ola encima! Era tiempo de que diera mi ultima orden.

-¡Manténganse fuertes en todo momento hombres y muéstrenle a la estúpida tormenta que no le tienen miedo, luchen hasta el final firmes y orgullosos!

Todos gritaban a lo que más les daba el pulmón mientras hacían lo posible por mantener estable el barco y que si teníamos suerte pudiese resistir el paso de este poderoso oleaje, no era seguro si todos viviríamos, pero de lograrlo al menos el sacrificio de los caídos no sería en vano.
La ola finalmente nos golpeó, yo me agarre de la baranda más cercana al mástil y en ese momento vi toda mi vida pasar a través de mis ojos, era extraño porque debía recordar solo lo que aún vivía en mis recuerdos pero entre las imágenes habían muchas que ni yo mismo reconocía como un niño jugando con otra niña con trenzas, el mismo niño tomando desayuno en una mesa junto a la misma niña y sus padres o una donde esos dos un poco más grandes miraban el mar ¿Saben que es lo más extraño? Lo veía todo desde los ojos del varón. Los siguientes recuerdos si los reconocía, la vez que desperté y lo primero que vi fue al capitán fargus (Mi primer recuerdo) mis días en el Davros junto al capitán y mi compadre Jake, mis años solo en esa casa abandonada viviendo en la azotea con la ayuda de farina y lo acontecido en los últimos días.

Cuando termine de recordar pude ver como el barco se iba inclinando para escalar la ola pero esta era mucho más fuerte y fue destruyéndolo de a poco, primero el espolón, luego el mástil, algunas barandas y podía ver como muchos de mis hombres salían despedidos hacia afuera encontrando su posible final, cerré mis ojos y rece por el bien de mis amigos y mis demás hombres, por primera vez derrame una lagrima no podía negar que estaba angustiado y quien no lo estaría si no sabes si vivirás o morirás. Ahora viene ese periodo de sueño en el que si fuiste afortunado despertaras, pero si no dormirás por siempre.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 26 Jul 2018, 10:39

Buen capitulo ya le eche un vistazo en fanfiction

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 26 Jul 2018, 20:24

Muy buenas a todos los seguidores de este fic como corresponde hoy les traigo un capitulo del mi trabajo, espero que disfruten de la lectura

Capítulo 8: Levantarse y andar

Mis ojos se abrieron y al sentir el helado suelo sobre el cual mi cuerpo descansaba respire aliviado ¡Estaba vivo! Mi vista se aclaró y la fuerza volvió a mis extremidades pudiéndome poner de pie, estaba en una playa y al parecer fui arrastrado por la corriente ya que no veía señales de mi barco de alguno de mis amigos o de mi tripulación, estaba totalmente solo.

El lugar no se veía nada bien era una playa con arena muy oscura, el cielo estaba nublado y hacia un viento muy helado, lo mejor sería que encontrase un lugar seco donde hacer fuego para calentar mi cuerpo y secar mis ropajes. Anduve por la playa por unos minutos antes de irme para buscar algún rastro de mis amigos y que bueno que lo hice porque, aunque no encontré señales del barco encontré a alguien, la verdad no me importaba quien fuese con que dejase de estar solo a mí me bastaba, no podía distinguir a la figura que yacía en el suelo cara abajo pues tenia algo de arena y algas encima.

Cuando me acerque se trataba de la polizonte que encontramos ayer en la tarde en el barco escondida en la bodega ¿Cómo era que se llamaba? ¡Ah claro, Rebecca!

-¡Oye, Rebecca! ¿Me oyes? ¡Rebecca! – Dije moviendo su cuerpo en busca de señales de vida

Cuando creí que de verdad ya no habían esperanzas para ella y me rendi, la chica tocio y abrió los ojos.

-¿Ca-capitán? ¿Dónde estamos? – dijo ella con una débil voz

-No lo sé tampoco e encontrado a nadie más de la tripulación, eres la primera persona a quien veo

-Debemos… ahh!!! – trato de hablar pero solo tocio y se desvaneció en mis brazos

Toque su frente y supe de inmediato el porqué de su débil tono, estaba en llamas y la sentía temblar de frio, era evidente que se encontraba enferma y no sobreviviría quedándonos aquí debía encontrar un lugar seco y caliente para poder cuidar de ella. Mire hacia adelante y no vi nada más que planicies y montañas nada de civilización, el cielo estaba nublado y era imposible saber qué hora era, el ambiente era frio y desolador como si aun la tormenta nos siguiese golpeando aun cuando ya no estábamos en el mar.

Desconocía por completo nuestro paradero, pero eso no podía importarme menos ahora, necesitaba establecerme en un buen lugar lejos del mal clima para siquiera tener una oportunidad de sobrevivir y con Rebecca en mis brazos caminé lejos de aquella playa y hui hacia el interior esperando encontrar un clima más seco. En mi larga marcha ella se despertaba a ratos, pero solo para alucinar o balbucear cosas sin sentido.

-¿Dónde… donde… Dan?- me abraza con más fuerza- sabía que volverías por mi lo sabia

Y siempre que decía esto último se ponía a llorar y se quedaba dormida, al menos lo hizo unas tres veces hasta que encontré una base hueca de un árbol y allí es donde la coloqué sobre una cama de hojas que hice sin mucho esfuerzo pues habían varias de estas esparcidas cerca del lugar ¿Quién era Dan? ¿Acaso tenía un parecido con ese chico o era solo objeto de su alucinación? Al menos ahora no podía saberlo con ella en ese estado, luego de dejarla en una superficie bastante más seca me dispuse a crear un encendedor rudimentario con ramas, cortezas y algo de yesca como combustible para poder encender algo de fuego. Tras unos cuantos intentos lo logre, había logrado sobrevivir a la bienvenida de este extraño lugar, pero solo por unas cuantas horas ¿Qué haría cuando el fuego se apagase o cuando Rebecca comience a sentirse peor? No podía curarla y aunque tuviese muchos árboles y hierbas cerca no sabría cómo hacerlo pues no tenía ni la más mínima idea de cómo tratar una fiebre.

Cuando creí que las cosas se habían civilizado un poco sentí el rugido de unos monstruos y los gritos de un ser humano muy cerca de donde yo estaba, salí a ver de quien se trataba, cuando mis ojos se posaron sobre la persona en problemas. Parecía una mujer espadachín quien se enfrentaba con una bestia verde, corpulenta y horrible. Yo corrí en su auxilio y juntos derrotamos a la bestia, ella parecía extrañada de verme, era de facciones muy finas y con una chaqueta roja larga de cuero y el cabello lo era rubio y lo llevaba recogido con una cola de caballo sin dejar ningún tipo mechón sobre su cara, lo que más me intrigaron fueron sus ojos de color violeta.

-¿Quién eres guerrero, tenía entendido que no habían más humanos en esta isla? – me dijo ella con curiosidad mientras me apuntaba con su espada

-Me llamo Dart- le contesté sin miedo- Estaba navegando en mi barco y una tormenta nos hizo naufragar, desperté hace un par de horas en una playa hacia el sur de aquí y no e podido encontrar a toda mi tripulación, solo soy yo y otra chica que iba en el mismo barco, apenas somos dos de una tripulación de más de 50 personas

Ella me creyó al instante pues bajo su espada de inmediato y la guardo en su funda la cual estaba en su espalda.

-Bueno suena plausible y no es que los demás humanos vengan a esta isla a vacacionar, mencionaste que eran dos ¿y tú compañera donde se encuentra?

-Esta en esa base hueca de aquel árbol, ella esta muy enferma y no se que hacer por eso nos refugie allí e hice un fuego para mantenernos vivos pues estábamos mojados tras el naufragio

-Bueno creo que puedo confiar en ti humano, me llamo Harunnas y soy una miembro de las “Dragon Sentries” pertenezco a un reino no muy lejano de aquí, si asi lo prefieres puedes venir conmigo y nuestros médicos pueden curar los males que afligen el cuerpo de tu amiga, pero si por si acaso eres de ellos no dudare en rajarte el cuello de lado a lado ¿Comprendes?

No entendí mucho de lo que me había dicho, pero estando a la intemperie y sin conocimiento alguno no podría cuidar adecuadamente de Rebecca lo mejor sería confiar en ellos y esperar lo mejor de todo esto. Cuando le respondí positivamente ella me espero hasta que llegue con mi compañera en brazos, su expresión al ver a Rebecca no fue muy esperanzadora seguramente con solo verla supo lo enferma que estaba y por eso me incito a que la siguiera rápidamente, anduvimos a paso raudo hasta que en medio del camino volvieron a aparecer esas bestias horribles verdes.
-¡Volvieron esos malditos ogros!- dijo Harunnas algo enfadada- ¡Guerrero quédate detrás mío, deberé hacer esto de la manera poco convencional!
No sabía a qué se refería, pero solo con ver esos decididos ojos supe que hablaba muy enserio y como recién la estaba conociendo le tuve que dar el beneficio de la duda y así vería de lo que era capaz esta misteriosa mujer. Ella se abrió su chaqueta roja y debajo de esta sostenía unos pantalones de tela un cinturón con una gran hebilla la cual tenía una gran joya incrustada.

-¡Muy bien malditos es hora de que sepan a donde a llegado el ingenio de toda mi gente, quienes se han reusado a morir ante sus manos y ante las de esos otros que planean conquistarnos!

La hizo enfadar a dichas criaturas las cuales se lanzaron en su contra blandiendo sus armas con una furia descomunal, pero ella muy tranquila tocó la joya de su cinturón de la cual salió una luz que la cubrió por completo y comenzó a moldear su cuerpo y en un abrir y cerrar de ojos la luz se desvaneció, aquella mujer había desaparecido y ante mis ojos podía ver un gran dragón rojo igual al que había visto en el final de mi viaje con lord Eliwood y todos los demás guerreros.

El gran dragón solo abrió su gran boca y expulsó una colosal llamarada que hizo cenizas a la pandilla de aproximadamente 12 ogros que habían aparecido delante de nosotros, tras haber acabado con ellos la misma luz de antes cubrió al dragón y este volvió transformarse en la mujer de antes, quien parecía sentirse incluso mejor después de eso.

-¿Nos vamos ya? – me dijo ella con una gran sonrisa en la cara

No podía dar crédito a lo que veía, pensé que eso de los dragones eran bestias del pasado e irrepetibles en la actualidad, pero llego a este lugar y me encuentro con esta sorpresa. La verdad no sabría que pensar si llego a encontrar algo más grande de lo que e visto ahora.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 27 Jul 2018, 15:28

Vaya eso si fue rápido rebecca y dart sobrevivieron ¿que sera de farina serra y erk?

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 29 Jul 2018, 21:59

¡Muy buenas! aqui tengo el nuevo capitulo de mi fic, en facfiction mañada sacare un nuevo fic no relacionado con Fire emblem asi que si lo quieren leer deberan revisar mi paguina de fanfiction y tambien subire los capitulos que faltan de este fic alli, sin mas que decir disfruten de la lectura.

Capitulo 9: Una salvaje expedición

La cabeza me daba vueltas y sentía mi pecho helado ¿estaba viva o acaso mi alma tenía un viaje agitado por el mas allá? Pues cuando abrí mis ojos supe que aun vivía, estaba tirada en medio de una playa de arena blanca y cuando me moví pude ver en dirección al mar un montón de rocas con nuestra nave incrustada en ellas.

-Parece que no podremos volver en un rato – me dije a mi misma en un tono juguetón

Al ver que nadie había a mi alrededor mi risa se desvaneció y me preocupé al instante ¿Dónde estaban todos? Desesperada me puse de píe y corrí por la playa en busca de mis colegas. Cerca de una zona rocosa pude ver una figura femenina de rodillas aparentemente rezando, sin pensarlo dos veces corrí hacia ella y grité un ¡Hey! Cuando se dio la vuelta le reconocí, se trataba de Serra y no se veía muy feliz.

-¡Farina eres tú, que alegría verte! – me dijo con los ojos empapados en lagrimas

Cuando llegué a una distancia considerablemente cercana ella se abalanzó sobre mí y soltó su llanto contenido, cuando terminó de llorar mas fuertemente hice mis preguntas.

-¿Serra que sucede has visto a alguien mas?

-s-si y-yo ¡les vi! Muchos de ellos ¡¡¡Fue horrible!!!

-¡un momento! ¿de que hablas?

La sacerdotisa se despegó de mi y me enseñó el lugar hacía donde ella estaba rezando, realmente era una imagen espantosa de ver, la tripulación estaba…

-Todos cayeron sobre las rocas… ya es muy tarde para ellos ni tu ni yo podemos hacer algo por ellos ahora, ya has rezado y con eso deberá bastar para que sus almas descansen

-Pobres hombres no pude hacer nada para sanar sus heridas, pero tienes razón solo puedo rezar y esperar que sus almas estén descansando- respondió ella mientras se ponía en posición para rezar con unas lágrimas escurriendo de su rostro- ¡Oh dioses por favor denles paso a estas pobres pero valientes almas que murieron en aquella tormenta!

Mientras la sacerdotisa continuaba efectuando sus rezos yo observaba la terrible escena y dentro de ella pude ver un agradable detalle que nos podía dar esperanza en el futuro.

-Oye Serra ¡mira! – le dije suavemente mientras tocaba su hombro levemente- ¡Allí! ¿Qué crees que hay de bueno allí?

-¡¿Bueno, pero cosa habrá de buena en esta atroz escena Farina?!

-¿Qué no lo ves? – dije con una sonrisa llena de seguridad – Allí solamente hay 43 cuerpos y si obviamos que faltamos porque vivimos aún hay 5 tripulantes que no están y si te fijas mejor ni el del capitán ni el de Erk o el de alguno de nuestros amigos se encuentran allá, créeme tengo buen ojo

-¿Quieres decir que ellos pueden aun estar con vida, nuestros amigos?

-Si y puede que haya alguno por aquí rondando

-¿Qué te hace decir eso?

-Hay muchas pisadas en la arena, pero hace poco me fije que hay algunas que van en dirección a la jungla de por allá ¿Pero porque si todos estábamos aquí en la playa?

-Seguramente fue por hiervas medicinales o algo de comida, hay muchas razones para internarse en una jungla después de un naufragio

-No lo creo Serra hay muchas razones para NO internarse en una jungla tras un naufragio, pero sí que es extraño, además no veo que nada de la bodega haya sobrevivido, supongo que nos toca ir a la jungla de todas formas

No era una muy buena opción, pero ¿Qué más podíamos hacer? Era peligroso porque éramos dos chicas sin ningún armamento en nuestras manos, pero era adecuado porque no teníamos que comer y además siempre es bueno encontrar más supervivientes en una situación como esta.
Caminamos en dirección hacia la jungla de la isla y no sabía lo espesa que era por eso al poco tiempo de estar en ella nos perdimos y Serra me lo recriminó.

-¡Sabia que debías girar a la derecha! ¡¡¡Pero no!!! debías girar a la izquierda, no entiendo cómo puedes tener tan mala dirección siendo una jinete de pegaso o como puedes perderte tan fácilmente habiendo sido militar ¿No te enseñaron nada en el entrenamiento, acaso sabes a dónde vamos? ¡Anda, habla, HABLA!

-Ya sé porque Erk quiere morirse estando cerca tuyo – le conteste bastante irritada, pero conteniendo toda mi frustración

-¡Claro que no querida Farina, Erk me adora!

-¿Ah sí? – dije con una mirada maliciosa - ¿Cuándo fue la última vez que dijo un cumplido o que fue con gusto a una expedición contigo?

-Bueno la verdad… el me lo dice siempre que le pregunto

-¡Mientes! Puedo sentirlo, él te odia y puedo apostar lo que quieras a preferiría estar entrenando junto al bruto de lord Héctor que pasar un solo segundo más contigo pequeña sacerdotisa

-¡No tu mientes, no tienes pruebas para apoyar tu hipótesis!

-¡¿Qué hipótesis!? ¡Estúpida! ¡Es una afirmación! ¿No has visto su cara cuando lo llevas de aquí para allá o cómo reacciona cuando te apareces? ¡Él te odia y lo puedes ver, pero eres tan necia y estas tan sola que no quieres siquiera darte cuenta!

Eso hizo que la sacerdotisa se detuviera y sentara en el suelo, mostrando una profunda tristeza en su rostro la cual pronto se convirtió en una cara llena de lágrimas y mucho dolor.

-Yo… lo sabía… él me agrada mucho no sé porque, pero vi algo en su persona que me hizo suspirar, cuando él se encuentra cerca disfruto mucho mas de cada momento y que detenga mis impulsos lo encuentro tan maduro y tan…

-¿Lindo? – Dije algo extrañada- ¿No será que tú? ¡Ah claro ahora la idiota soy yo! ¿Cómo no me di cuenta?

-¡¿Qué cosa no entiendo de que me hablas?!

-¿Tu tampoco? Bueno al menos no me siento tan mal conmigo misma, ahora sé que eres más despistada que yo

-¡¿Pero que no entiendo a que te refieres!? Me siento muy bien cuando Erk está cerca no es que yo…

-¿Lo amas verdad, él te gusta, no será por eso que te sientes rara estando cerca del mago sufrido?

-Eh… argh… ¡No claro que no!

-¿Lo sigues negando pequeña Serra? ¡Muy tarde chica, ya me di cuenta de que Erk te vuelve loca!

Así continuamos dándole vueltas al mismo asunto por un rato hasta que sentí un piquete en mi espalda y comencé a sentirme adormecida, luego muy débil y caí inconsciente después.

Cuando me desperté estaba de alguna manera flotando y con mis extremidades atadas, mi visión se aclaró y pude ver que mi levitación se debía a que mis manos y pies se encontraban maniatados en dos palos fuertemente fijados al suelo quedando completamente inmovilizada, mire a mi izquierda y pude ver a Serra que estaba atada igual que yo pero aun inconsciente, luego al frente y una gran multitud me estaba observando, eran personas de piel oscura vestidas con pieles de animales y ojos rojos tan claros como la sangre joven y sana. Después escuche una voz, no podía ver quien era así que posiblemente estaba detrás mío hablando.

-¡E aquí dos intrusas que deshonraban a los dioses con su presencia en el bosque sagrado que solo debe ser pisado para conseguir los sacrificios para nuestros magnificas deidades!

Me sonaba muy familiar la voz, pero por alguna razón me sentía aun adormecida y me costaba trabajo distinguirla.

-¡Con esta daga abriremos sus estómagos y honraremos a nuestros dioses con su sangre y sus entrañas! – La voz familiar se aproximó y luego se puso delante de mí, pero de espaldas – Partiremos con esta pues los dioses me han hablado y me han dicho que es la más impura

Trataba de liberarme, pero éxito alguno, era un hombre con una gran capa, una gran corona de hojas y unos cabellos morados saliendo de esta. Este hombre se dio la vuelta y dejo ver su cara para mi… no lo podía creer ¡Se trataba de Erk!

-¡Oh piadoso Tezclalm encuentra misericordia en tu ser y guía a esta pobre vida a tu lado, señor de la vida y hacedor de todo, guía mis manos y hazme honrar tu memoria!

-¿¡Sacrificarme, honrar a tu señor, impura!? ¡Erk soy yo Farina venimos en el mismo barco!

-¡Callad mujer del demonio, es hora de que pagues tus crímenes!

Esto es malo si no hago entrar en razón a Erk me matará, mi única esperanza es que Serra se despierte y ella lo haga razonar porque de lo contrario no viviremos para ver otro día ¿Aunque porque está actuando así? ¿Qué lo hace comportarse como un loco? No podía saberlo, todo se reducía a un montón de palabras dichas por dos personas que sienten cosas muy opuestas del uno y del otro.
Última edición por Simitar044 el 29 Jul 2018, 22:05, editado 1 vez en total.

Lisbeth-chan

Mensaje por Lisbeth-chan » 30 Jul 2018, 13:54

Esto se acaba de complicar! Aunque te había dicho que mejor tuviesen que rescatar a Erk pero igual sirve un lavado de cerebro, sigue asi de bien compañero.

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 30 Jul 2018, 19:47

Antes que cuaquier cosa me gustaría dar las gracias esta vez a master falcon quien sigue y apoya este fic, muchas gracias hermano se agradece la atención por eso este fic tendrá un final y no quedará inconcluso.

AVISO:

Lamento si e metido mucho capitulo de sopetón es que ya empezó el segundo semestre en mi universidad y me tocará desaparecer por grandes cantidades de tiempo por eso lanzo los capitulos a diestra y siniestra, para dejarlo en un punto que considere interesante y motive la lectura se mi fic lo mas pronto posible al no saber con exactitud cuando me tocará estar inactivo. Sin mas que decir aqui el capitulo 10, la co autora me dijo que me e desviado de lo que es la franquicia fire emblem pero eso solo lo juzgaran quienes me leen, ahora si disfruten de la lectura.

Capítulo 10: Alma viajera

¿Acaso estaba muerto? No podía ver nada, solo oscuridad, me sentía muy ligero y no podía sentir nada. Muchos se desesperarían en estas situaciones, pero yo estaba tranquilo, podía estarlo, solamente pensaba en Anna y ya nada más me preocupaba con solo recordar su voz y visualizar su dulce rostro.

-¡Jake! ¿puedes oírme? ¡Jake, vamos mírame cuando te hablo!

De alguna forma podía escuchar la voz de Anna en mis oídos como si estuviese a mi lado ¿Acaso era posible? ¡¿De verdad era ella?!

-¡Anna! ¿Dónde estás? Puedo oírte ¡Anna! – grite desesperado

Trate de moverme en ese vacío, pero de alguna forma no podía hacerlo, trate mirarme las manos, pero tampoco pude era como si ya no tuviera brazos o pies, se sentía como si solo fuera una gran cabeza flotante. Comencé a desesperarme y a llamar a Anna a todo lo que me daba mi voz, estaba a punto de llorar por esta angustiante soledad y la imposibilidad de moverme un centímetro, hasta que desde la oscuridad emergió la figura de mi querida Anna.

-Aquí estas Jake – me dijo ella dulcemente mientras me sonreía – Dulce alma condenada… no estés triste, Anna está aquí y tiene algo que proponerte

-¡Un momento! ¡¿Que?! ¿De qué estás hablando?

-Bueno tengo una proposición que hacerte Jakey ahora que estás así puedes serle útil a los cosmos y podrás volver con tu Anna

-No entiendo nada ¡¿Entonces estoy muerto?!

-No del todo querido Jake porque aquí está tu cuerpo – Esa Anna chasqueo los dedos e hizo aparecer un portal que me mostro a mí mismo tirado en una playa – Tranquilo aun puedes volver si regresas a tu cuerpo en menos de 24 horas y ya he leído el destino y unas amables personas cuidaran de ti así que no te preocupes

-Pero si me encontraran sabrán que estoy muerto no tendré pulso…

-¡Nope, las personas no mueren en el acto! Piensa que los cuerpos son como un frasco de mermelada, cuando sacas su interior quedan restos lo mismo con el alma y el cuerpo, cuando esta sale deja residuos de la energía espiritual de su usuario, otorgando una pequeña franja de tiempo de vida al residen fallecido, pero como cualquier cosa en este mundo caduca esos restos se extinguirán y finalmente el usuario morirá definidamente sellando el paso al alma ya que esos restos son la conexión entre alma y cuerpo.

-¿Pero porque estoy aquí y no camino al otro mundo?

-Eso es porque eres especial Jake, vuelve a mirar tu cuerpo

Hice lo que me pidió esa Anna y esta vez vi algo salir de mi cuerpo, como una especie de Aura celeste.

-Eso es tu aura y es del color más especial de todos, el celeste, solo la gente más especial y con gran energía espiritual pueden lucir esa clase de aura, es por eso que yo te he escogido para esta labor

-¿Pero quién eres? Estoy seguro de que no mi Anna, aunque hables y luzcas como ella

-Solo llámame Light como luz o trueno y escogí esta cara para presentarme ante ti para lucir más amigable y cercano contigo… - Light me volvió a sonreír y me dio un guiño – Pues como tu espíritu guía deberás pasar mucho tiempo conmigo ¿Qué me dices, ayudaras a llevar luz a quienes la necesiten?

No parecía tener más opción, no tenía cuerpo ni podía moverme así que más como una decisión sonaba como una imposición, llevada a cabo con un dulce rostro engañoso.
-Ok vale voy a ayudarte, quiero ver a Anna…

-Pero aquí me tienes ¿No, jakey?

-…Mi Anna, no una copia creada por quien sabe quién seas tú, no te lo tomes a mal Light

-Tranquilo de todas formas no tienes más opción que ayudarme, tú quieres algo de azúcar y yo soy quien tiene los únicos sacos en la región

-¡Dioses hasta hablas como ella! Te ayudo, pero deja de hacer eso que me voy a volver loco si continúas jugando conmigo

-Perdón es que me divierte ver tu cara, de donde vengo no hay mucha diversión y bueno… Mejor prosigamos

Light chasqueo nuevamente los dedos cerrando el anterior portal y abrió otro con una imagen diferente en él. Podía ver a un hombre de armadura de cabello azul sentado en un trono junto a otro con el cabello del mismo color, pero más joven y este se encontraba haciéndole una reverencia, parecían estar hablando.

-Mi señor ya hemos revisado el área y la Reina Caeda se encuentra fuera de peligro y tal como usted ordeno ella no se a enterado de su comprometedora situación

-Gracias cris eres un gran guardia y el mejor de los amigos, será mejor que el escuadrón B releve a los tuyos, has trabajado mucho últimamente y no me digas que no porque lo noto en tus ojeras

-Habla con razón alteza, pero sepa que no me molesta trabajar para usted es todo un placer, desde que me volví su guardia real supe que debía ser diligente y no temo al cansancio o la fatiga

-Tienes razón, pero no eres solo un caballero para mí, eres mi amigo cris y me preocupa tu salud, por favor si no lo quieres hacer entonces hazlo por mi

-No lo sé alteza no puedo faltar a mi deber, aunque me lo pida usted

-Entonces cris te ordeno que tomes un descanso y que te dejes relevar por el escuadrón de apoyo ¿Ahora lo harás?

-Ok alteza me rindo, descansare – dijo el caballero nombrado como cris entre risas – Pero mañana tomare doble turno

-Vaya trabajas mucho, pero si no puedo frenarte entonces ten en cuenta que cuentas todo mi apoyo

-Gracias rey Marth es honor…

El caballero se despidió y se retiró, luego Light cerro el portal chasqueando una vez más los dedos.

-Muy bien ya sabes lo que pasa, unos asesinos y un miembro de la realeza en peligro, he visto todos los futuros para esta realidad y solo puedo decirte que no hay un futuro donde esa reina se salve si tú no interfieres, de alguna manera solo tú la puedes salvar ya que si muere, aquel rey que viste allí llevara a la ruina a su país, no soportara la pérdida de su amada y no podrá gobernar, el descuido dejara vulnerable al país dando paso a los bandidos y los países enemigos, muchas vidas inocentes se perderán y muchas otras valientes almas también serán condenadas, por esa razón no puedes dejar que la reina Caeda muera también porque… - Light suspiró y me miro preocupada – dos vidas se perderán si ella cae

-¡Me estás diciendo que ella…!

-Exactamente Jakey por eso debes evitarlo a toda costa, el fallo no es una opción

-¿Pero cómo voy a hacerlo? Soy solo un alma que ni siquiera puede moverse ¿Qué puedo hacer yo?

-Bueno en primer lugar yo te estaba reteniendo por eso no te podías mover ¡Lo siento! No quería que huyeras y que te tuviera que perseguir en este espacio infinito

Light chasqueo los dedos y de repente pude moverme, era como si volara, solo debía ejercer fuerza hacia la dirección que deseaba ir y me movía sin ningún problema, era difícil de controlar al principio, pero fue cosa de segundos para que me familiarizaba como conducir siendo un alma.

-En segundo lugar… - ella prosiguió- como alma tienes un poder único y es el de poseer cuerpos humanos ¡Pero escucha con atención! No puede ser cualquiera, bueno si puede, pero es algo complicado ¿Cómo te lo explico? Cualquier ser vivo dormido o inconsciente puede ser poseído ya que no tienen conciencia e imponiendo tu voluntad puedes dejar su alma en segundo plano muy fácilmente pero si no hay nadie así tu mejor opción es encontrar a alguien despierto pero en ese caso hay diversas restricciones como que debe ser alguien sensible, con gran energía espiritual y de un espíritu noble de lo contrario te arriesgas a que te expulse sepa que te encuentras allí y comprometer la misión, así que eso también es importante ¡No dejes que sepan que no eres la persona a quien posees o harás que la gente que te rodea desconfíe de ti y pierdas valioso tiempo o que te desvíes de tu objetivo! Nunca lo olvides ya que si fallas… te quedas muerto ¿Ok? – finalizó sonriendo muy aterradoramente

-Me queda muy claro – conteste algo asustado – ¡n-no fallare lo prometo!

-Muy bien entonces prosigamos – light chasquearía por última vez para hacer aparecer un portal más grande- Por aquí es tu puerta a dicha realidad, recuerda jake ¡Fallas y te quedas muerto!

No sabía muchas cosas y seguramente era el peor para enviarme a una misión que requería delicadeza pero ya estaba allí y no podía echarme atrás, fui elegido para esta tarea y debía cumplirla sin importar que, sin importar lo que me cueste ¡Voy a vivir y volveré con Anna, mi Anna!

Lisbeth-chan

Mensaje por Lisbeth-chan » 30 Jul 2018, 23:46

No se ustedes pero este capitulo como que saca de la tematica de un fire emblem, pero no suena tan mal a ver que sale de todo esto

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 31 Jul 2018, 01:00

Lo de erk me recordó a un hackrom donde el aparecía como un enemigo XD

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 27 Ago 2018, 22:59

Muy buenas a mis lectores, me alegro de que el foro vuelva a funcionar y para celebrarlo voy a incluir en esta publicación los dos capitulos que salieron mientras el foro estuvo inactivo, ya saben, cualquier comwntario aobre el contwndio de la obra lo colocan contestanto este topico ya sea una critica o un comentario sobre una parte en especifico ¡disfruten de la lectura!

Capítulo 11: Alma exploradora

Me concentré lo mas que pude y crucé el portal que light había abierto para mi, cuando ya estaba del otro lado escuché su voz por ultima vez repitiéndome lo ultimo que me había dicho, luego se despidió y el portal se cerró, estaba solo desde este punto y debía ser cauteloso. Me encontraba en un jardín, seguramente del mismo castillo en este mismo pude ver a una mujer de pelo azul cuidando de este acompañada de dos guardias y otras dos chicas, una de cabello purpura y otra pelirroja con una bandana en la cabeza.

-El arreglo de estas flores se hace así, deben poner las mas claras en los bordes y las mas opacas en el centro, puede sonar sin sentido, pero solo así hacen destacar a las flores mas oscuras – le decía la mujer de cabello azul a las otras con un tono gentil y relajado

-¿así o estoy haciendo algo mal mi reina? – dijo la de cabello purpura enseñando un ramo de flores bastante mal hecho

-¡lo estas haciendo mal katarina, pareciera como si las estuvieses estrangulando a las pobres flores! – respondió la reina mientras soltaba una dulce risita - ¿Por qué no pruebas tratar de ser mas selectiva con la variedad de flores? así tendrás un ramo menos pronunciado y podrás unirlas todas

La reina mientras ayudaba a la primera chica observó que la otra permanecía en silencio muy concentrada en su ramo de flores.

-veamos que tienes cecile ¿me enseñas tu ramo? – pidió amablemente la noble de pelo azul

-yo… eh… la verdad no sé es que esteee… -respondió la pelirroja mientras escondía su ramo

-Tranquila yo no voy a burlarme si lo has hecho mal, solo quiero enseñarles bien y la única manera de hacerlo es que me muestres lo que has hecho cecile, anda sin miedo que no muerdo.

La pelirroja con la bandana enseñó el ramo que ella estaba confeccionando a las dos que estaban junto a ella causando un gran revuelo debido a lo perfecto que este era y de una belleza sin igual, era incluso mejor que el que había confeccionado la reina.

-¡Eres increíble cecile no creí que supieras hacer cosas de chicas! – dijo la antes nombrada como katarina

-¡¿A qué te refieres con eso?! ¡¿Insinúas que por ser un soldado debo ser estúpida?!

La reina Caeda se puso entremedio de las dos chicas y dibujó una expresión dulce en su sublime rostro

-¡Haya paz chicas! Hoy es un día hermoso ¿Por qué no disfrutarlo juntas o prefieren desperdiciarlo peleando entre ustedes?

-Tiene razón reina Caeda, no deberíamos pelear, lo siento katarina

-No, es mi culpa yo te ofendí, yo debería disculparme
Las dos chicas se quedaron viendo por unos momentos hasta que con gestos la reina Caeda las obligo a abrazarse y a dejar atrás sus problemas.

Analicé el aura de las tres chicas y realmente me sorprendió que ninguna fuera compatible para sincronizarse con mi alma. Primero se me ocurrió poseer a la reina ya que mi misión era protegerla y así se facilitaría todo al poder percibir todo de primera mano, pero cuando intente acercarme su cuerpo parecía tener una especie de barrera, no entendí porque pero justo cuando me iba a apresurar a lanzar conclusiones escuche una voz en mi cabeza.

-¿Jake, Jake, me oyes lo suficientemente claro, Jake?

-¿Light, pero como puedes hablar conmigo si te quedaste del otro lado del portal?

-Así es chico perspicaz, pero si puedo abrir un portal puedo usar telepatía básica para hablar contigo y una pequeña torsión para observarte, nada muy complicado chico

-Si estás viendo lo que yo entonces sácame de una duda ¿Por qué la Reina caeda tiene una barrera protectora alrededor suyo, no dijiste que la gente sensible y con una gran aura pueden ser poseídas mientras están despiertas?

-Bueno si pero hay algunas otras excepciones y creo que olvide explicarte otros fundamentos de la posesión fantasmal, mejor te explico desde el principio…

“Veras… como ya te dije un fantasma de tu nivel tiene el poder de poseer un cuerpo humano, pero hay ciertos principios que debes tener en cuenta: Un cuerpo solo puede tener dos almas en un mismo cuerpo ¿Pero porque? Bueno la verdad es que una persona común con aura corriente no puede ser poseída ya que como su aura es débil no puede soportar la carga de dos almas dentro un mismo cuerpo es por eso que la posesión solo puede llevarse a cabo en personas con una energía interior grande ya que son las únicas que pueden soportar el peso del alma invasora, ahora respondiendo la pregunta que me hiciste antes, sabiendo todo esto es muy fácil responder, la reina Caeda no puede ser poseída porque ya esta gastando su energía interior en criar y mantener con vida al ser vivo que crece dentro de ella lo que debilita su aura a tal punto que la vuelve un anfitrión nada indicado. Otra cosa que debes tener en cuenta es la voluntad de las personas, puede que algunas sean accesibles por su nivel de aura pero otra barrera es su fuerza de voluntad, si una persona tiene una personalidad más atrevida o con cualidades de líder nato es muy probable que su voluntad rechace al alma invasora ya su aura literalmente es de fuego y quema a los invasores, en esos casos es mejor tratar de negociar con el usuario original para que así le baje a la intensidad de su aura y que esta no te mate al tratar de poseerle. Para finalizar un dato que puede serte muy útil es que si buscas a un anfitrión adecuado y tienes mucha gente común cerca, siempre busca a las mujeres del grupo ya que es un hecho que ellas tienen una energía espiritual ligeramente mas grande que la de los hombres al ser seres con mayor contacto con sus sentimientos, así que si tienes suerte puede que te sirva alguien que este justo por encima del promedio, es cosa de mirar bien las auras”

-¿Entendiste ahora? No te vayas a equivocar o a cometer torpezas ahora que sabes todos los fundamentos de tu habilidad, ahora continua, me voy a desconectar de la telepatía, estoy gastando demasiada energía al usar estos dos poderes al mismo tiempo, cambio y fuera.

Ahora entiendo, entonces la Reina Caeda es inaccesible debido a que ya hay dos vidas dentro de ella, la siguiente es esa chica llamada katarina, tiene una buena aura, pero por alguna razón hay una oscuridad que me bloquea el paso, eso no me explicó Light, pero deduzco que es otra barrera que reduce su aura. Por último, Cecile es común su aura no es lo suficientemente fuerte para aguantarme, esto complicaba mi misión, no quería quitarle los ojos de encima a la reina ya que el asesino perfectamente podría estar disfrazado y eso le da más margen para asesinar al objetivo.

Debía ser rápido e ir a alguna cercanía para encontrar un anfitrión adecuado para defender a la reina, aparte me estaba sintiendo débil con el tiempo, otra cosa que no explicó Light.

Armándome de valor volé hacia el castillo y ya dentro me caí al suelo, estaba aún más débil, esto era malo al parecer mi energía mermaba con el tiempo al permanecer como alma. Lo peor de todo es que como alma no tienes piernas y si no puedes volar no puedes moverte, recordé todo lo que me sucedería si fallaba así que rompiendo mis limites pude volar aun cuando me sentía muy agotado.

Anduve por un tiempo hasta que finalmente vi pasar a un hombre de cabello verde leyendo un libro, pude ver que su aura era optima, pero por alguna razón al tratar alcanzarlo solo lo atravesé y no pude poseerle ¿Estaba acaso tan débil que no podía usar mi poder? ¿Pero porque mi energía cayo tan rápido? No tiene lógica que me haya debilitado en apenas 5 minutos, cuando parecía que mi duda no iba a tener respuesta el hombre de cabello verde se detuvo y dijo algo en el corredor vacío.

-Vaya… vaya… - El hombre cerro el libro- No eres el único con un objetivo, este hombre se llama merric y es un amigo cercano a la reina Caeda, lo que lo vuelve un candidato perfecto para matarla…

-¡¿Eres un fantasma?! ¿Por qué quieres matar a la reina?

-¿¡Que ganas con eso!? ¿Por qué acabar con la vida de dos personas al mismo tiempo?

-¡JA! Tu eres solo un peón en este juego al igual que yo, esos seres solo buscan ver quien es más poderoso que el otro y así lo demuestran, poniendo en peligro a otras vidas para probar su estatus y nosotros somos quienes están aquí para crear todo ese teatro que ellos buscan, yo al igual que tu si no cumplo con este cometido permaneceré muerto y mi condena se extenderá

-¿Cómo, no entiendo, todo esto es un juego?

-¿No lo sabes verdad? Son ellos quienes nos escogen, nos llenan la cabeza con lo que quieren que sepamos para así llevar a cabo nuestro rol concretamente, pero yo ya se mucho de esto porque e fallado miles de veces y no es porque sea incompetente, es porque me ha tocado ser el villano de este show muchas veces y ellos siempre confabulan para que el bien triunfe sobre el mal ¡Y estoy cansado de eso, cansado de participar en esto, cansado de tener que obedecerles! Me olvide de volver a mi vida hace mucho tiempo, yo solo quiero escapar para descansar finalmente y es por eso que he hecho lo que te hecho, ahora a menos que alguien quiera que ocupes su cuerpo no podrás hacer nada más, yo gano y podre irme al final… lo siento

¿Acaso decía la verdad? ¿Todo lo que me dijo Light era una mentira? ¿Qué quiere probar y frente a quién? ¿¡De que somos parte!?

Era mucho que asimilar en tan poco tiempo, pero si lo que esa otra alma decía era cierto mi única opción de llegar a algún lado era jugar este juego y ganar, de lo contrario sabría la verdad, pero a un costo muy alto. allí afuera había personas que me estaban esperando y no podía decepcionarlos, sobre todo a mi Anna o a mi capitán ¡Simplemente no podía!

-¡Vamos Jake muévete! – me dije a mi mismo - ¡No puedes rendirte aquí!

Me moví con mucho esfuerzo sobrepasando nuevamente mi limite casi desgarrando mi ser para alcanzar una puerta donde sentía una presencia con un aura muy poderosa, no importaba de quien se tratase solo quería sobrevivir. Lentamente levitaba hacia la puerta, ya casi no tenía fuerzas, pero mi voluntad me impulso a llegar más allá.

-Ya casi… solo un poco más ¡No moriré aquí!

Cuando atravesé la puerta perdí el conocimiento, sentía como si mi alma se estuviese extinguiendo… oh Anna yo… lo siento mucho.
------------------------------------------------------*****-----------------------------------------------------
La princesa Elice estaba sentada en un rincón de la habitación lamentando muchas cosas y sintiendo melancolía.

-Merric ¿Qué te a sucedido? Pareces tan distante en este último tiempo, como si te sucediera algo ¿Acaso estas dolido? Oh… Merric quisiera aliviar su dolor
Me lamentaba que no pudiera hacer algo por ayudar a mi amigo y cuando mis ojos estaban casi anegados pude oír una débil voz

-Ya casi… solo un poco más ¡No moriré aquí!

-¿Quién es, hay alguien por aquí?

Pero no obtuve respuesta de la voz que escuché, no podía ignorar lo que acaba de oír si alguien estaba en problemas debía ayudarlo. Revisé la habitación e incluso vi afuera de esta pero no encontré a nadie ¿Qué es lo que acaba de oír? Me sentía mal por no poder ayudar a nadie, ni a Merric ni a esa pobre voz que se oyó en mis oídos ¿Por qué soy tan inútil? Me iba a derrumbar, pero cuando me sentí así mi vista se aclaró y pude ver una especie de fuego fatuo flotando, estaba casi extinto y pude escuchar su voz otra vez.

-Anna… perdóname… no pude lograrlo…

-¡El fuego fatuo habla! Y se encuentra muy triste – me acerque a él y trate de hablarle – Pequeño fuego fatuo, alma que vagas sin rumbo ¡Por favor dime que te aqueja para poder aliviar tu dolor!

El me contestó muy débilmente:

-Por favor… sé que es mucho pedir pe…pero l-la… reina… morirá si no hago nada, podría encontrar sin problemas al asesino, pero me encuentro muy débil y para lograrlo necesito un cuerpo, amable mujer… ¿Podrías prestarme el tuyo? Tengo tan poco poder que solo puedo poseerte si tu así lo deseas

-Confió en ti… pequeña alma – le respondí sin titubear

-¿Por qué así de simple mujer? Cualquiera hubiera si quiera desconfiado de mi a la primera ¿Por qué tu no?

-Porque puedo sentir una gran luz ti, como usuaria de bastones puedo ver tu energía interna y sé que tú no eres malo, tienes fines nobles lo que me garantiza que vas a cuidar bien de mi mientras ocupes mi lugar, además si dices la verdad yo soy débil para ayudar a la reina Caeda, no tengo las cualidades para detener a ese asesino, pero si puedo ser más fuerte contigo en mi lugar, apostare por ti y voy darte lo que me pides.
----------------------------------------------------*****-------------------------------------------------------
Esa mujer… era la luz personificada ¿Se estaba poniendo en riesgo por un alma que ni siquiera conoce? La cual perfectamente podría hacerle daño, pero ella puede percibir mis buenas intenciones y deposita su confianza en mí.

-Bueno entonces si así lo quieres acércate un poco más para que pueda alcanzarte – le dije

Ella se puso más cerca mío y se arrodillo frente a mí, luego cerró sus ojos y me dijo:

-Estoy lista, no opondré resistencia alguna soy toda tuya
Eso sonó bastante raro en la mente de un pirata como yo, pues como saben no somos conocidos por tener una mente limpia, cuando estaba a punto de llegar a ella me detuvo y me pidió una última cosa

-¡Un momento! Antes de que hagas lo que debas hacer me gustaría pedirte un favor

-¿Que sucede amable mujer? Mejor que sea rápido siento que la vida se está a punto de extinguir en mi…
-Solo quería pedirte que si vas a ayudar a la chica de mi hermanito ¿Podrías también ayudar a un amigo mío? Su nombre es Merric

¿¡Que Merric!? Ese era el nombre del cuerpo que estaba utilizando esa malvada alma que trataba de matar a la reina Caeda, yo sabía que debía enfrentarme a ese sujeto y si las cosas se ponían feas podría incluso llegar a matarlo por accidente, eso no le iba a gustar a esa mujer que podría negarse si sabía que el culpable se paseaba con la piel de su amigo, yo solo asentí con unas palabras a la falta de una cabeza para no perder mi oportunidad.

-Lo haré y no olvidare tu generosidad amable mujer

-Soy Elice princesa de Altea, mi hermano es el rey Marth y Caeda es su esposa, siempre e sido muy amable con todos y me preocupa cada ser querido cercano incluso mis amigos… ahora ven, confío en ti

-Gracias… juntos lo lograremos… princesa Elice

Utilicé mi último aliento para alcanzarla y por la falta de energía caí de golpe en el cuerpo de la princesa provocando que se cayera en el suelo, fue como si yo desapareciera, pero a la vez no ya mi conciencia se mantuvo intacta pero ya no tenía esa forma de llama. Abrí mis nuevos ojos y levanté las manos para poder verlas, en efecto me había convertido en ella, cuando pensé en todo lo que me había dicho casi me emociono por lo gentil que fue ¿Fue ingenuidad o de verdad pudo ver mi luz interior? La verdad es que eso no importaba ahora y debía ponerme en marcha, ese malvado pudo haber puesto ya en marcha su plan para matar a la Reina.

-¡Muy bien solo debo ponerme de pie y alcanzar al asesino!

Me paré de un brinco y traté de salir corriendo, pero ese vestido que traía la princesa enredó mi caminar y volví a caerme.

-Estas cosas limitan el movimiento de las chicas ahora sé porque a algunas no les gusta que las obliguemos a usarlas, será mejor que me apresure e intente de encontrar una manera de correr con este vestido.
------------------------------------------------------------------------------------------

Capítulo 12: De carrera al castillo

No sentía que podría moverme debido a la impresión que tuve, es verdad que ya había visto uno en ese viaje con lord Eliwood pero nunca pensé ver a otro tan de cerca y que estuviese de nuestro lado. Luego como si nada el dragón volvió a transformarse en la mujer espadachín que había conocido anteriormente con el mismo halo de luz de la primera vez.

-¿Eh chico, que sucede, te comió la lengua el dragón? – dijo Harunnas entre risas

-¿Qué se supone que eres, no serás un…?

-¿Manakete? Si lo soy…

-La verdad iba a decir fenómeno, pero creo que también sirv…

Cuando estaba a punto de finalizar mi frase, la espadachín se enfureció e hizo tronar sus nudillos y me dio un buen sopapo en la cabeza como si hubiese dicho el peor de todos los insultos existentes.

-¡Me vuelves a decir fenómeno y te juro por el gran dragón que te engulliré sin remordimiento alguno! ¿Te queda claro?

Con un susto de muerte solo pude asentir, cuando lo hice ella se tranquilizó y me pidió que le siguiese, el resto del viaje fue con una atmosfera silenciosa y muy pesada, parecía que viaja como prisionero más que como un invitado o un amigo. A decir verdad nunca antes me había asustado así y se supone que he visto cosas terribles en mis días como pirata, aunque supongo que mi capitán no preparo para lidiar con gente mitad dragón.

El paisaje era bastante bonito a decir verdad, muchos árboles, flores, el sonido de un viento gentil y fresco y me sorprendí todavía más al ver la ciudad a la que me había llevado, era una colosal ciudad pero de alguna forma su construcción no perturbaba la naturaleza parecía integrarse a esta ya que no habían suelos pavimentados o edificios muy altos con excepción del castillo, todos ellos estaban entre los arboles no parecía que hubiesen perturbado la naturaleza al asentarse aquí ya que esta misma ciudad incluso tenía mitades de bosque que seguramente se quedaron allí por haber construido a su alrededor y no encima de lo natural.

-¡Te presento el bosque de los colmillos gemelos, hogar de los manaketes de la isla del norte! – dijo Harunnas con mucho orgullo en su pecho

Ella esperaba una respuesta positiva de mí, debido a la situación no podía decir algo que no sonase lindo o halagador a esta urbe, a parte que aún tenía algo de miedo a esta mujer. Y si los cuentos poseían algo de verdad entonces esas cosas a parte de poder calcinar todo con su aliento también son inmunes a las armas de filo o cualquier otro tipo de corte o perforación debido a su muy resistente piel, pueden volar y provocar huracanes con el batir de sus gigantes alas y sobre todo intimidan con su colosal tamaño, ahora ya se porque nadie se ha venido a meter con esta gente, porque este lugar luce muy pacifico, no vuela ninguna mosca o hay agitación, toda la gente que transitaba por sus calles lucia tranquila y amigable entre si.

-B-bonito lugar eh… chica… pero mi colega no creo que resista mucho mas ¿Podríamos buscarle un médico?
Harunnas se acercó a ella quien descansaba en mis brazos, le tocó la frente y se asustó así de repente como si algo malo hubiese sucedido

-¿¡Como es posible que haya empeorado tanto en tan poco tiempo!? ¡Es como si fuese un super virus o algo así!

-¡¿Cómo si fuese?! ¿No me digas que ni siquiera tú sabes lo que tiene?

-¡Sera mejor que vayamos cuanto antes al castillo y que los médicos del gran dragón la vean! Eso es lo mejor que podemos hacer por ahora.

Corrimos por las calles de la ciudad y mientras lo hacíamos podía ver cómo la gente andaba tranquila por las calles sin ninguna clase de apuro, todos parecían llevarse bien sin siquiera parecer tener algún lazo que los obligase a socializar es decir todos eran amables con todos. Si no fuera por nosotros la paz en el lugar seria perfecta, el agua de los canales era pura y muy azul, a lo lejos se veían los arboles de un verde impresionante que decoraban el entorno, los puentes y caminos estaban hechos de madera y decorados con solo elementos naturales como flores o arbustos. En cosa de minutos llegamos a las puertas del castillo la cual parecía la estructura que atentaba más con la armonía del paisaje.

Cuando llegamos, Harunnas pegó un grito y muchos otros con un equipamiento similar al de ella se acercaron y nos ayudaron apartando a toda la gente que se nos ponía en nuestro camino y guiándonos al ala clínica del castillo.

-¿Tienen un hospital en el castillo? – dije mientras corríamos

-¿Castillo? Me gusta llamarlo más una fortaleza o ciudadela si el termino me lo permite, pues si te fijaste la estructura está construida entre el anillo boscoso y una línea montañosa que se encuentra detrás de los bosques y que divide la isla, esas montañas a su vez conectan con el otro castillo en una frontera construida dentro de las montañas.

-¿Y a que querías llegar con eso?

-Pues que las inmediaciones de esta construcción van más allá de la infraestructura que puedes ver desde fuera

-Bueno hablamos de eso después ahora parece que llegamos – dije frenando paulatinamente

Uno de los espadachines abrió una puerta y me hizo un gesto para que fuese dentro, mientras que el otro acomodó las almohadas de la cama de la clínica e indico para que pusiera a Rebecca allí. Luego de recostar a mi colega en el lugar indicado apareció la doctora, una mujer de aspecto maduro con unas gafas redondas y un cabello rizado con rizos voluminosos.

-Oh… Lady Harunnas ¿A quién me traes hoy? ¡Por el gran dragón dime que no lo lastimaste tú!

-¡Claro que no! La encontré en el bosque junto a este hombre – dijo señalándome- padece de algo que jamás e visto asi que deberías ponerle de todo tu talento

-Tranquila, yo soy la mejor medico de todos los tiempos puedo con lo que sea, ahora váyanse solo personal autorizado que abruman mi concentración

Salimos del cuarto tal como la médica nos dijo, Harunnas parecía molesta por la actitud de la doctora, pero aguanto su ira y se volvió hacia mi.

-Ah bueno como te decía, hay una especie de frontera en el anillo montañoso…

-No te ofendas, pero no me interesa lo que me tienes que decir con respecto a este lugar al detalle, me interesa más saber en dónde estoy ahora mismo es decir ¿Dónde se ubica esta isla en que parte de todo el océano?

-Que mal educado, se nota que eres un hombre de una calaña abominable pero bueno… - dijo ella cabreada finalizando esa anterior frase con un suspiro – si quieres saber algo sobre la historia global de toda esta isla será mejor que te lleve con el Gran dragón, aunque sea irrespetuoso pedir una audiencia con él por algo tan banal como una lección de historia para un forastero mal educado supongo que puedo hacerlo para pasar el tiempo, además confieso que ahora que lo preguntaste yo también estoy curiosa por saber

-¿No sabes la historia de tu isla, pensé que todos tenían idea de eso?

-Soy una guerrera no una académica, no es necesario para mi saber lo que dice en los libros si me voy a dedicar a exterminar monstruos o intrusos de cualquier naturaleza, ahora vamos chico que el gran dragón es un líder muy ocupado.

Harunnas me guío hacia el lobby central del castillo y allí me fije que habían 3 puertas, seguramente por el apuro de llevar a Rebecca para que la sanen me cegó y no me fije en cómo era este lugar la primera vez que pasamos por aquí. Como iba diciendo con las puertas, nosotros salimos por la puerta Este y ella me incitó a pasar la puerta norte.

-¡Por aquí! Cruzando esta puerta podrás ver al Gran dragón, cuida tu vocabulario ¿si? No podrás hablar como lo hiciste conmigo con el gran dragón, es nuestro gobernante y la figura mas sagrada de nuestro reino ¡Que ni se te ocurra ser grosero o te mataré antes de que él lo haga! Ahora pasa y trata de no quitarle mucho tiempo.

Esta nervioso ¿Cómo iba a ser ese gran dragón del cual Harunnas hablaba con tanto decoro? ¿Era acaso un gobernante con poca paciencia y cascarrabias? Eso si sería nuevo de ver ya que con el tiempo me fui acostumbrando a tratar con nobles como lord Eliwood o Lord Héctor, deberé entonces volver tomar la costumbre de tratar con gente odiosa como era en mis primeros días de pirata, si puedo volver a hacerlo no será muy difícil.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 28 Ago 2018, 16:14

Ya veo como se va desarrollando la historia como hay tres grupos de protagonistas que tienen distintos sucesos al mismo tiempo la historia los cuenta por patrones primero Jake luego Dart con Rebecca y por ultimo Farina y Serra buen movimiento ese

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 06 Sep 2018, 23:10

Muy buenas a quienes me lean, deben saber que ultimamente e estado muy ocupado para avazar con mi fic por eso e tardado mucho mas de lo acostumbrado y ademas que me toco un capitulo con tematica dificil pues menciono una parte de la historia de fire emblem que no esta muy clara y de ademas un punto de vista particular, ojala disfruten del capitulo que a sido uno de los que mas trabajo me dado, ahora sin nada mas que decir ¡disfruten de la lectura!

Capítulo 13: El flujo del triangulo

Cuando me sentí listo atravesé la puerta y llegué a una habitación con un techo muy alto y de un ancho bien amplio, como si hubiese sido hecha para unos gigantes, Harunnas me siguió, cerró la puerta y se quedó vigilándola como para que nadie nos interrumpiese o yo me fuese corriendo.

-¡Qué lugar más grande! Aquí alcanzaría toda la flota de Elibe ¿No me digas que esta habitación es para…?

Antes de terminar mi frase mire hacia adelante y pude ver una gran cortina que tapaba parte de la habitación y a los lados de esta había dos espadachines muy parecidos en equipamiento y vestimenta a harunnas solamente que la ropa de ellos era enteramente de color negro, cuando me acerque lo suficiente uno de los guardianes de la cortina me detuvo.

-¡Un momento no puedes pasar Humano, tus ojos te delatan! ¿Quién te trajo y porque razón? – dijo el espadachín poniéndose en una pose de defensa con su espada

-Me trajo Harunnas y me dijo que podría saber más sobre este lugar si hablo con un gran dragón – dije sin acobardarme
El espadachín de negro me miró en shock tras escuchar lo que me dijo y dejó su pose defensiva, el otro también me miro asombrado, pero en vez de quedarse en su lugar ese otro dejo su posición y observo hacia la puerta de entrada, cuando pudo ver a Harunnas este volvió corriendo con el otro guardia.

-¿¡Qué demonios hace la senescal aquí no debía estar combatiendo a los ogros con su destacamento!? – dijo el recién llegado hacia el guardia que me detuvo

-¿Estás seguro que era la senescal? Te equivocas y estamos de patitas en la calle

-Si, estoy seguro además no oíste que este humano nos dijo que lo trajo una tal Harunnas ¿Ese acaso no es el nombre de pila de la senescal Augustra?

-¿Entonces debemos dejarle pasar si lo trajo la senescal?

-Pues claro que debemos recién fui a ver a la puerta y ahí estaba de pie la gran senescal lo que prueba que este sujeto si habla con la verdad

-Vaya que lio me hubiera vuelto carpintero como mi padre en vez de ser un pobre guardia que debe lidiar con este tipo de situaciones- el primer guardia se volvió hacia mi – Esta bien humano te vamos a dejar pasar para que puedas ver al gran dragón, pero se breve que él debe descansar para mantener sus fuerzas

Los dos guardias se apartaron y me permitieron el paso, aunque cabe decir que iba a cruzar sin pensarlo, pero cuando di un paso adelante la sangre se me heló al oír una respiración enorme que provenía del otro lado de la cortina, los guardias me apresuraron y se pusieron en posición para sacar sus espadas, antes de que lo hicieran me apresure y Cruze al otro lado, estando allí no tuve tiempo para procesar nada y de golpe me encontré con la criatura gigante que estaba detrás de la cortina.

-¿Tu eres al que llaman el gran dragón? – Examiné de pies a cabeza al lagarto con alas gigante que estaba al frente mío – Ya veo porque te dicen “Gran…”

Después de mi burlesca observación el gran dragón rugió, pero no en tono amenazante, incluso parecía hacerlo con cierto ritmo ¿No será que se estaba riendo? No me sorprende ver a un bicho como este pues en mi viaje con lord Eliwood pude ver dos, pero lo que si me impresiona es verle reír, nunca pensé que estas bestias pudiesen hacer eso.

-Me caes bien chico eres la primera persona que dice algo divertido en años, con tanto sirviente que te venera todos son muy serios y nunca nadie suelta un chistecito o alguna ocurrencia y me aburro como ostra – dijo juguetonamente el gran dragón con su voz profunda y muy ronca mientras recostaba su cabeza sobre el suelo.

-Bueno gracias – respondí asombrado- La verdad es que nunca e tenido que tratar con gente de alta alcurnia y no tengo palabras para hablar con ellos, mucho menos si son dragones o alguna otra criatura mítica

El gran dragón volvió a echarse a reír, pero esta vez no levantó su cabeza y fui víctima de su aliento el cual se sintió como un gran vendaval y con un olor muy pútrido, debido a la agitación producida por la risa de la criatura sagrada los guardias entraron alarmados. En un principio los guardias parecían algo confundidos, pero luego se alegraron de ver al gran feliz después de tanto tiempo.

-¿Que has hecho humano para que el gran dragón se haya regocijado de esa manera? No le habíamos visto tanto feliz en décadas
Iba a disponerme a responder, pero la misma criatura se contuvo de reír más y se dirigió a sus guardianes

-¡Después discutiremos eso nobles guerreros ahora déjenme hablar un poco más con este humano! Sus dudas pueden esperar, pero algo me dice que no tendremos a este chico por aquí cerca mucho tiempo

Los guardias hicieron una reverencia y salieron al otro lado de la cortina devuelta a sus posiciones originales, después de que esos dos se fueron reanudamos nuestra conversación original

-Perdona todo este alboroto pequeño humano es que nunca antes esto había estado tan animado y esos pesados son tan serios que se alteran por cualquier cosa- el gran dragón volvió a ponerse cómodo con su cabeza recostada en el suelo- Ahora dime ¿a qué has venido?
-Harunnas me mando aquí para que me contases un poco la historia de esta isla y asi saber donde esta isla se ubica pues veras yo navegaba con mi tripulación y una tormenta nos hizo naufragar, yo desperté en la costa de esta isla junto a una sola persona de toda mi tripulación y temo por la seguridad de mis hombres ¿tendrán oportunidad de sobrevivir, hay más islas aparte de esta?

El gran dragón acomodó su cabeza entre sus manos y se dispuso a hablar:

-La verdad es que no me apasiona hablar de esto, pero ¡demonios! soy el más sabio y eso me obliga a contestar las preguntas de los más jóvenes. Te encuentras en el triángulo de oro, son tres islas unidas por una fuerte corriente lo que hace que cualquier cosa que se acerque a ellas sea atraído a una de las islas dependiendo de la corriente en la que te metas pues cada una tiene una corriente única que lleva directamente a una isla, por lo que si queremos viajar a la que se encuentra al otro extremo tenemos que pasar obligadamente por la isla que no queremos ir y hacer todo el recorrido por el triángulo, a eso lo llamamos el flujo del triángulo pues solo va en una dirección y no podemos salir de la corriente

-Entonces ¿Si no pueden salir del triángulo cómo llegaron? - pregunte escéptico

-Los dragones llegamos a esta isla hace más de mil años, justo después de la batida cuando mi gente vivía en paz en nuestro amado continente junto a los humanos, yo de verdad creía que éramos amigos y que podíamos compartir con ellos hasta que llego ese día fatídico…
El gran dragón parecía rememorar un recuerdo muy doloroso ya que de su escamoso rostro comenzaron a brotar lágrimas y yo me sentí algo incomodo estar cerca suyo y no saber qué hacer para ayudarle. Solo pude prestarle atención y mostrarme comprensivo con su relato, tratar de creerle su versión para que se sintiera mejor, después de unos minutos de pausa y contener el llanto para evitar la intromisión de sus guardias el gran dragón prosiguió.

“Yo era un joven dragón para ese entonces y como toda cría dormía acurrucado junto a mis padres, no tenía los ojos abiertos, pero me desperté cuando mi padre salió a ver el alboroto que estaba ocurriendo afuera… oh padre… mis ojos se abrieron de golpe y pegue un salto al escuchar un fuerte rugido de dolor, ambos sabíamos a quién pertenecía y cuál era su destino. Mi madre se comunicó con las demás dragonas del clan y usaron nuestra cueva como refugio para nosotros los pequeños, pero no sacábamos nada con escondernos pues los humanos avanzaban rápidamente y muchos de los nuestros caían sin piedad, viejos dragones, adultos, incluso jovenzuelos que recién habían desarrollado sus alas habían muerto defendiendo nuestro hogar. Cuando dimos la batalla por perdida nuestras madres decidieron sacarnos y tratar de volar a otro lugar mas seguro, no estaba preparado para las cosas que vi cuando salimos de nuestro refugio… siete sombras atemorizantes 4 con armas y 3 con libros y bastones ¡Siete demonios con armas sedientas de sangre! Yo lloré y mi madre igual…”

El relato se detuvo porque el gran dragón se puso a llorar y no se detuvo por varios minutos, caían lágrimas y soltaba rugidos desgarradores que reflejaban una furia sin igual, pero ahogada ya que más que odio era frustración, el sentirse impotente por no poder haber hecho nada y solo observar cómo te van quitando todo lo quieres y has amado alguna vez. Obviamente con su llanto llegaron los guardias, pero esta vez estaban acompañados de Harunnas quien me miraba molesta y me hizo un gesto de que saliera de allí de inmediato.

Ya afuera Harunnas desquito toda su ira conmigo regañándome por haber molestado al gran dragón, cuando su reprimenda acabó me preguntó lo sucedido y yo le Conte todo lo que paso. cuando escuchó mi historia se calmó un poco, respiró hondo y se disculpó por el repentino arranque de ira y tuvimos una conversación más civilizada.

-Aun así, es extraño Humano que el gran dragón te abriera así su corazón enrollándose contando su pasado el usualmente va al grano cuando cuanto sus historias, al parecer tú le agradaste no sé cómo lo has hecho, pero se ha encariñado contigo

-Oye, pero te dije que le caí bien porque me consideró divertido ¿Me estas escuchando?

-Como dije ¡No sé cómo lo has hecho! Es todo un misterio como él te ha abierto el corazón- finalizo negando mis palabras y yéndose por el pasillo
No insistí en el tema por su obvia negación y trate de hablar nuevamente con ella pero cambiando el tema de nuestra conversación

-¿La doctora ya habrá terminado, me gustaría saber si Rebecca está fuera de peligro mortal?

-¡Tranquilo humano! Estaba enferma sí, pero no era como para morirse y apenas a pasado media hora eso es muy poco, ni siquiera nosotros nos recuperamos de un malestar tan rápido

-¡No dije que quiero ver resultados solo quiero saber si estará bien!

-Te dije que te tranquilices… -mientras trataba de mantenerme alejado de allí me hizo una nueva pregunta - ¿Así que al menos sabes lo que fuiste a buscar antes de que le produjeras una crisis emocional al gran dragón?

-¡Ah claro ya lo se! Me encuentro en una red de islas que se conectan por un cinturón de corrientes muy fuertes que solo viajan en una dirección especifica lo que me da esperanzas ya que mis amigos podrían estar en alguna de esas otras islas

-¡Muy bien humano! Pero no podemos viajar a esas otras islas, están habitadas por otros clanes de dragones y como toda civilización con alguna antigüedad tenemos nuestras diferencias es decir ¡Nos odian a muerte y nosotros a ellos! Sobre todos los cretinos de la isla del suroeste y los de la isla del sureste… bueno son los del sureste aún viven adorando ídolos de madera y comiéndose entre ellos, ni siquiera les hablamos por lo brutos que son – dijo ella mientras caminaba rápidamente por el corredor

Yo trataba de seguirle el paso, pero ella parecía querer dejarme atrás, cuando le alcancé ya habíamos salido de la puerta por la que entramos y estábamos de vuelta en el lobby, Harunnas me guio hacia la otra puerta por la que aún no habíamos entrado y continuamos hablando, mientras caminábamos muchos espadachines se le acercaban y le pedían firmas, consejos o permisos para hacer ciertas cosas entonces yo pregunté.

-¿Oye Harunnas dime, allí dentro me dijeron que eras una senescal, me podrías decir qué demonios es eso y que tan importante eres tú? o mucho mejor ¿Quien eres tu?

Sin dejar de caminar ella se volvió hacia mí y contempló su mirada por unos segundos, luego se hecho a reír burlonamente y tras unos largos y estresantes minutos finalmente se detuvo.

-Oh pequeño idiota… todas tus preguntas quedaran resueltas cuando lleguemos a donde te llevo.

Master Falcon

Mensaje por Master Falcon » 10 Sep 2018, 18:43

Oh se rompió el patrón mi teoría de que cada capítulo mostraría cada grupo se fue a la basura XD aun asi al parecer están llegando a la parte central de la historia

Simitar044

Mensaje por Simitar044 » 10 Sep 2018, 22:10

Master Falcon escribió:
10 Sep 2018, 18:43
Oh se rompió el patrón mi teoría de que cada capítulo mostraría cada grupo se fue a la basura XD aun asi al parecer están llegando a la parte central de la historia
No tu teoria no se fue a la basura el patron es el mismo solo que ahora son dos capitulos por grupo porque si te fijaste hubieron dos capitulos de jake uno donde le explican las nociones de ser fantasma y el otro donde posee a Elice llo mismo paso con Dart ahora el de camino al castillo y el recien pasado por lo que ahora se viene el del grupo de farina asi que preparate para dos capitulos de ese grupo.