El triangulo de oro

Edición, fanfics, o ilustraciones y creaciones hechas por ti.
Responder
Simitar044
Soldado
Soldado
Mensajes: 39
Registrado: 27 Mar 2018, 13:59
FE Favorito: Blazing Sword

Mensaje por Simitar044 » 19 Jun 2020, 16:53

Muy buenas mis lectores ¿Como la llevan en el encierro? Bueno aquí viene su dosis semanal de fanfic en donde traigo dos capitulos frescos recien salidos de mi cesera, espero que los disfruten y no olviden comentar que les a parecido ¡Se me cuidan!

Capitulo 34 aqui abajo:
SPOILER:
Capítulo 34: Sin salida

“En los últimos capítulos, Jake se unió junto a Sir Sigurd y sir Roland al segundo evento del juego de las dimensiones desquebrajadas entre dos entidades guardianas llamadas Light y Shadow quienes a través de dicho juego se disputan el título de guardián del triángulo de oro que quien lo ostente tendrá acceso y control sobre la puerta hacia los multiversos. El primer evento fue ganado por Jake tras un accidentado inicio y ahora en el segundo evento el cual es una batalla posesiva entre dos grupos de tres campeones elegidos por ambos guardianes, han tomado la delantera los campeones de Shadow y parece que no han actuado honestamente y por ello llevan una injusta ventaja, pero entonces ¿Por qué el árbitro no se ha dado cuenta de estas trampas? Todo parece ir mal para nuestros héroes cuando Jake se ha separado de sus compañeros y Sigurd junto a Roland parece que se encuentran en medio de un posible enfrentamiento entre los dos ejércitos cara a cara ¿Cómo saldrán de esta los campeones de la luz?”

Era evidente que un campeón del lado de Shadow había poseído al príncipe Nohrio de aspecto más maduro quien aún no reaccionaba tras varios segundos que alarmaron a sus cercanos y comenzaron a hacer preguntas sobre su bienestar.
-¿Xander cariño estás bien? – Dijo la joven de aspecto maduro y sensual

-¡Nunca me he sentido mejor Camilla! – Dijo Xander alzando la vista con una malevolente mirada en el rostro

Y de improviso sin agregar una palabra más el príncipe hizo una cabriola en su montura hacia delante y empuñando su arma legendaria característica, golpeó sin piedad ni limitantes al príncipe Corrin quien se encontraba en medio, el impacto fue tan rápido que la víctima ni nadie tuvo tiempo de reaccionar para la defensa de este y fue tan duro que destruyó la armadura de Corrin y le hizo soltar una espada dorada que llevaba en la mano, la cual voló por aires y gracias al ágil movimiento en el caballo, Xander la atrapó antes de que siquiera bajase un poco de su altura inicial, esta vez el príncipe mayor Hoshidiano Ryoma intentó recuperar dicha espada pero cuando dio el salto para tomarla el caballo del príncipe Nohrio le dio una patada y lo mandó lejos, al igual que el antes mencionado golpe este evento fue tan rápido que solo estos dos rapidísimos guerreros fueron los únicos que pudieron reaccionar. Con el botín en sus manos volvió a su posición inicial frente a sus tropas.

-¿Esto es todo lo que puede hacer la realeza Hoshidiana? ¡JA, es muy risorio todo ese postureo que se sueltan cuando tratan de intimidarnos si ni siquiera tienen el talento para detener a un solo hombre! – Exclamó el príncipe poseído con un tono mucho más arrogante que de costumbre - ¡Ahora basta de monólogos inútiles y comencemos con el evento principal!

El nuevo Xander alzó las dos espadas sagradas que ostentaba y con ellas dio la señal para que todas sus tropas cargasen contra el enemigo, era la señal de fuerza absoluta, nada de avanzar de a poco ni nada de honor en el arte de la guerra ¡Le ordenó a todo el grueso de su ejército que se lanzaran como leones hambrientos a sus enemigos allí en frente! Y por si alguien no había entendido su lenguaje corporal agregó:

-¡Adelante orgullosos soldados de Nohr, aplasten a sus enemigos hoshidianos y reclamen lo que nos pertenece por derecho!

Todos los soldados correspondieron con un grito de guerra, luego se pusieron en guardia con sus armas y cargaron tal como había dicho el supuesto príncipe Xander, esto hizo reaccionar a sus tres hermanos que ya le miraban con algo de recelo.

-¡Hermano espera, Corrin sigue en medio! ¿Te has dado cuenta? Si no quieren que los soldados le pasen por encima deja que le saquemos primero ¿Xander? – exclamó la chica de aspecto infantil

-Ostentas un bastón y no veo ningún tomo mágico contigo, vete a la retaguardia y no estorbes niña, te llamaremos cuando haya algún herido – respondió fríamente el príncipe Xander poseído

-¡¿Xander pero qué demonios se te metió?! No puedes hablarle así a nuestra querida Elise – Interfirió la chica de aspecto sensual y maduro

-¡Le hablaré como se me dé la gana maldita mujer, soy el comandante supremo de este ejército y el príncipe Heredero de este reino así que hare lo que se me dé la gana con quien yo quiera!

-¡Xander te estás comportando como un cretino y no estoy de acuer…!

La chica de aspecto sensual y maduro no pudo continuar con su regaño pues de improviso su supuesto hermano sin previo aviso le atacó con su espada mágica “Siegfried” lanzándole una ráfaga oscura a distancia de la energía de la cual estaba imbuida, al ser un acto violento completamente inesperado la chica sensual y madura no tuvo tiempo de defenderse y el impacto aparte de causarle un gran daño la derribó de su montura voladora y le noqueó en el acto.

-¿Hermano pero que has hecho, porqué atacaste a Camilla? ¡Se que es algo desesperante, pero ni siquiera eso amerita dañar a tu propia familia! – reaccionó furioso el chico de aspecto intelectual

-Ella se puso desobediente asi que solo impartí un pequeño castigo por su traición, tranquilo no está muerta ¿Ves? La pequeña ya está atendiendo sus heridas, ahora si no quieres lo mismo más te vale unirte a mí o pagarás las consecuencias

-Está bien, hermano, entiendo, la traición no puede ser perdonada en una etapa tan crucial para el imperio Nohrio y como Corrin ha decidido darnos la espalda se le ha castigado apropiadamente como es debido, espero tus ordenes – Dijo el joven intelectual con algo de desagrado

El joven intelectual aun sin estar muy convencido decide obedecer a su supuesto hermano y se pone a su completa disposición. Por otro lado, la joven realeza de Hoshido miraban horrorizados la escena, a excepción claro del hermano mayor Ryoma quien siempre calmado en la adversidad aprovechó la discusión de los príncipes Nohrios para recoger a un inconsciente Corrin rápidamente y llevarlo a su lado del campo de batalla junto a sus demás hermanos.

-¡Rápido Sakura, aun podemos salvarle si tratamos ya sus heridas! – exclamó agitado Ryoma

-¡Pobre Corrin mi querido hermano! ¿Porqué te hicieron esto? – Dijo la joven Sakura entre lagrimas mientras usaba su bastón curativo

-¡Maldita basura nohria son unos malditos, les mataré de formas indescriptibles por este atroz crimen! – agregó el príncipe menor mientras preparaba su arco y flechas

-¡No pierdas la compostura Takumi, al menos nuestro hermano está bien! – contestó Ryoma llamando a la calma

-¿Cómo quieres que me calme si esas basuras han robado la Yato?

-¡Takumi! ¿Entiendo tu frustración, pero acaso la seguridad de nuestro hermano es menos importante que una espada? – Reclamó la princesa de aspecto masculino

-¡No es solo una espada Hinoka ,es la Yato, el tesoro de nuestro país! ¿Y tú dices que vale más la vida de un desconocido?

-¡Takumi te estás comportando como un imbécil! – Respondió la princesa de aspecto masculino que respondía al nombre de Hinoka

-¡Ya basta ustedes dos compórtense! – intercedió Ryoma separando a sus dos hermanos - ¡si van a seguir peleando vuelvan al castillo ahora mismo, si no entonces preparen sus armas y síganme, esta ofensa es una declaración clara de las intenciones de los nohrios!

Los dos hermanos en conflicto se calman, asienten con la cabeza y siguen a Ryoma, eso sí ambos caminaron muy distanciados el uno del otro para evitar siquiera cruzar sus miradas, antes de irse Ryoma le da una orden a Sakura para que se quedase con Corrin y lo cuidase, ella acepta y justo cuando los demás hermanos habían partido al frente de batalla llegan corriendo dos mujeres, una que usaba unos ropajes de criada y la otra de un cabello y ojos celestes tan profundos y claros como el agua.

-¡Mi Señor Corrin! ¿Pero quién le ha hecho esto? – dice exaltada casi llorando una de las recién llegadas que se destacaba por ir vestida de criada

-El combate está por estallar y… ¡La Yato! ¿Dónde está? Oh no… esto es malo muy malo ¿Cómo es que esto a podido suceder? ¡Los Nohrios no se supone que debían conocer su valor! Aun si han sabido de su poder al parecer no saben que solo Corrin puede portarla – Dijo la segunda mujer recién llegada que se destacaba por llevar el cabello celeste una ropa excéntrica

Todos estaban nerviosos y Sigurd junto a Roland los miraban perplejos sin saber cómo deberían actuar, sus enemigos ya habían golpeado fuerte y ellos no habían tenido oportunidad siquiera hacerles un rasguño. Hasta que ya cansado de no saber que hacer, Sigurd toma una decisión impulsiva.

-¡Argh, no lo soporto más, no sacamos nada quedándonos como idiotas sin hacer nada! Ya es hora de que hagamos nuestro movimiento y contraataquemos

-¿Sir Sigurd en que está pensando? ¡No vaya a hacer nada imprudente!

-Ayudaré directamente en el enfrentamiento con mi gran fuerza a nuestro ejército ¡Aun si debo cargarme a todos los enemigos yo solo! ¿Está conmigo Sir Roland? – Dijo Sigurd mientras extendía su mano

-¿Cargar directamente ante un enemigo que no podemos ver? Admiro su valentía Sir Sigurd ¡Pero esto es una completa locura, no puedo consentir esto!

-¿Qué otra cosa quieres que hagamos entonces? ¿Seguir mirando sorprendidos el campo de batalla? ¡La señorita Light cuenta con nosotros y no estamos correspondiéndole por estar como corderos asustados, si tienes una mejor idea entonces dimela!

Pero no hubo respuesta, Roland no dijo nada, solo silencio lo que hizo que Sigurd tomase eso como una negativa a su pregunta.

-Entonces que no se diga más sígueme o puedes seguir mirando como un cobarde, yo me pondré manos a la obra y tomaré mi posición como un soldado más

Roland persistió con su absoluto silencio lo que provocó que Sigurd dejase de prestarle atención, se diera media vuelta y continuase por su cuenta con su pseudo plan, por otro lado, el lord Lyciano se quedó pensando en algo con la mirada perdida en la escena que tenía enfrente donde dichas mujeres cuidaban del príncipe Corrin.

-¿Qué acaso ya nos han derrotado? No… debe haber alguna Salida solo que aún no la he encontrado ¡Solo debo esforzarme aún más!
Por otro lado, mientras Sigurd se entregaba a la desesperación y Roland se quedaba congelado, Jake salía del bosque donde tuvo el encuentro con el hombre del arco mágico, no había duda que se trataba de un miembro del equipo rival y debido a eso nuestro héroe se sentía impotente por no poder haberle hecho frente, pero la desventaja era tanta que por puro instinto decidió ocultarse y permanecer inmóvil.

-Eso fue desastroso, no tuve el valor de salvar a ese jinete que pudo haber sobrevivido si tan solo hubiese intercedido, pero no ¡Fui tan cobarde y por ello falleció ese pobre hombre!

En medio de sus lamentos se acercaron corriendo dos guerreros a su localización en medio del bosque, se trataba de un monje de cabello aleonado y de una joven arquera con una expresión perezosa como si siempre estuviese cansada. Cuando llegaron la arquera se sentó en el suelo y el monje comenzó a revisar la escena.

-¿Azama dime porqué hemos venido hasta aquí? - Preguntó la arquera con la mirada perdida en el cielo

-Vi un Auriga celeste caer por aquí Setsuna y pensé que podría tratarse de nuestra señora Hinoka pero… - El monje se acerca donde yacía el jinete muerto junto a su pegaso – … Al parecer fue una completa pérdida de tiempo, debí haber confundido el cabello rojo de nuestra señora con el casco de este fiambre – Decía el monje mientras picaba el cadáver con su bastón

-No sueles preocuparte por la gente y eres flojo en tu deber, me sorprende que alguien como tú se tomase la molestia de venir hasta aquí

-¡Pues pensaba que era la señora Hinoka! Si le pasa algo y se enteran que no la ayudé el señor Ryoma rebanaría mi cuello con su katana, a menos claro que el señor Takumi me encuentra antes y me llena de agujeros con su arco

-¿Entonces solo lo haces para salvar tu cuello y no porqué estabas genuinamente preocupado por la señora Hinoka?

-¿Por qué otra razón lo haría? Si ella fuese una plebeya no me tomaría la molestia ni de verle, aunque estuviese aullando de dolor en suelo

-¿Enserio? ¿Y por qué te vi sudar la gota gorda cuando viste al jinete caer y luego correr sin pensarlo dos veces? ¡Admítelo te preocupa la señora Hinoka!

-¡¿Pero qué boberías dices eso es absurdo?! Debiste haberte imaginado todo eso ya que usualmente andas por la vida más dormida que despierta

-Bueno es posible, antes de que los Nohrios armaran todo este jaleo quería echarme una cabeceadita pero no se pudo al final y ahora creo que me entró algo de sueño

¡De repente el monje llamado Azama se puso serio y atento con su entorno! Al parecer había detectado algo cerca suyo, aunque Jake no podía ver a nadie más de ellos y el mismo, a menos que…

-¡Siento una poderosa fuerza cerca de nosotros! – dijo serio Azama

-¿Un enemigo quizá? – respondió la arquera Setsuna poniéndose de pie de un brinco

-No, es algo más, como ente…

-¡¿Es decir un fantasma?!

-Algo así pero no tanto, pues un fantasma es un ente con poderes psíquicos que se encuentra atascado en una locación y que puede ser una amenaza para la demás gente, por otro lado, lo que estoy sintiendo ahora mismo es más como el alma de un ser humano, el cual es un ente sin tanto poder psíquico y que se encuentra atascada en este mundo por diferentes razones que un fantasma o espectro

-Oh… ¿Y puedes hablar con él o ella? Tal vez sea un buen tipo o tipa – sugirió Setsuna con su tono calmado y adormecido

-Podría, pero ahora no está molestándonos así que no será necesario, pues tenemos cosas más importantes que hacer como buscar a la señora Hinoka

-Es verdad Azama, mejor vamonos de aquí y dejemos en paz a nuestro amigo

Jake quien estuvo escuchando la conversación de estos dos desde el principio a diferencia de ellos el si quería tener contacto con los dos Hoshidianos pues gracias al derribo que sufrió se encontraba desorientado en aquel bosque pues no tuvo tiempo de reconocer bien el terreno, asi que quizá estos dos guerreros podrían ser su única posibilidad de regresar a tiempo a la batalla con sus amigos ya que si demoraba demasiado podrían sufrir una gran desventaja y encaminarse a una derrota segura.

-¡No puedo dejar que se vayan debo hacer que ese monje me note y quiera hablar conmigo! No tengo mas elección que mosquearle y creo que se me ocurre una manera de lograrlo

Azama se puso en cabeza y Setsuna le siguió, ambos se encaminaron de regreso a la civilización hasta que Jake de manera completamente impulsiva y sin pensarlo vuela hacia la arquera Setsuna, se apodera de su cuerpo y de inmediato le dispara una flecha. En el minuto que disparó el proyectil, Jake se dio cuenta que quizá no fue una muy buena idea para llamar su atención ya que podría lastimarle y dejarlo incapacitado para ayudarle, afortunadamente ese no fue el caso y el monje rápidamente la desvió usando su bastón y en cosa de segundos se dio media vuelta y alzó su guardia.

-¡Vaya, vaya que travieso espíritu tenemos acá! Sabía que ibas a intentar algo así, el constante cansancio de Setsuna la volvía una presa muy fácil y apetecible para un espectro de tu calaña

Tras terminar la frase Azama lanza un pergamino a jake quien se encontraba habitando el cuerpo de Setsuna y tras un breve rezo por parte del monje, Jake sintió una gran corriente que le obligó a arrodillarse y soltar el arma que empuñaba.

-Ahora creo que te voy a exorcizar de ella y con ello te daré un pase al más allá Ja, ja, ja…

-¡No espera, no era mi intención hacerte daño!

-¡No te oigo! Estoy muy ocupado ¡ja, ja, ja! Ahora es tiempo de que te mande al más allá

-¡Nooo oye necesito tu ayuda! ¿No se supone que los sacerdotes son gente compasiva? ¿Eres un sacerdote verdad?

Pero Azama se hacía el sordo y no tomaba en cuenta las palabras de Jake, lo único que le interesaba era cumplir con su objetivo, no había manera de evitar el trágico desenlace que con cada segundo se acercaba inexorablemente para nuestro héroe y desafortunadamente no pudo hacer nada para evitar lo que pasaría a continuación.

-¡Ahora desaparece de aquí espíritu malévolo vuelve al más allá donde perteneces!

Tras girar su bastón tres veces y hacer ciertas posiciones con las manos, el monje lanzó una ráfaga de energía que de llegarle de lleno a Jake exorcizaría su espíritu y lo expulsaría de este mundo para siempre ¿Acaso así se iba a terminar todo? ¿Sin siquiera poder escuchado? ¿Solo y en una dimensión diferente lejos de sus seres queridos? Cuando Jake finalmente aceptó su fatídico destino y cerró los ojos para pensar en esos últimos segundos en su amada Anna… el milagro ocurrió ¡La energía en cuando tocó a Jake se dispersó y eso dejó al monje muy sorprendido!

-¿Pero que demon…? ¡E usado mi mejor encantamiento, ningún espíritu se a podido resistir a mi poder! A menos que… este sea…. ¡Una divinidad! – exclamó Azama boquiabierto

-No sé qué ha pasado, pero sea lo que sea lo mejor será seguirle el juego a este tipejo si quiero que me ayude – pensó rápidamente Jake y luego agregó – Eso es lo que trataba de explicarte servidor de los dioses yo me llamo eh… soy J (Yei) y soy servidor de la diosa Light la cuidadora del tiempo y el espacio

-¿Eres el mensajero de un dios? Ya veo por eso no te afectó mi encantamiento, seguramente la bendición de tu diosa te protege para evitar mal entendidos como este… lo siento mil disculpas mi señor, no me percaté que se trataba de una posesión divina y no de una ordinaria, ruego su perdón y espero que este servidor sea útil de alguna manera para usted para completar vuestra misión, dígame ¿Qué os trae por aquí?

-En primer lugar ¿Podrías liberarme de esta parálisis? Tómalo como una prueba de tu capacidad, pues como tu exorcismo no ha funcionado conmigo me gustaría ver eh… la capacidad de tus poderes ¿Sí?

-¡Si mi señor como usted diga, este servidor lo hará enseguida!

Tan solo bastó con retirar el talismán encima de Jake para que este recuperase la movilidad del cuerpo de Setsuna, tras ponerse de pié la conversación se reanudó.

-Eres bastante hábil servidor de los dioses, me servirás bien para la misión que se me a encomendado

-Tan solo dígame que hacer y daré lo mejor que pueda en lo que me ordene

-Bien escucha, mi diosa me a mandado a este mundo junto a dos compañeros más con la misión de ayudar al ejercito Hoshidiano a alzarse con la victoria en la inminente guerra que tendrá contra la malvada nación de Nohr

-¿Los dioses envían su apoyo a nosotros? Entonces eso quiere decir que nosotros siempre estuvimos en lo correcto y esas asquerosas ratas Nohrias nunca tuvieron razón de ser ¿verdad?

-Eeehh… ¡Si, exacto! Les venimos a ayudar porque efectivamente Hoshido es la nación más noble y que merece prevalecer por sobre Nohr, pero desafortunadamente durante mi viaje fui separado de mis compañeros por los demonios

-¿Demonios? ¿No me diga que estos entes demoniacos apoyan a Nohr, mi señor?

-Si, al contrario de nosotros, ellos se han puesto del lado de los Nohrios para que la oscuridad reine en este mundo por toda la eternidad

-¡Oh dioses! ¡Esto es realmente grave, si Hoshido no gana la guerra el mal prevalecerá por siempre en nuestro mundo el cual se convertirá en un paraíso para que malvados como Garon gobiernen a su antojo! ¡Que no se diga más entonces! ¿Qué puedo hacer para ayudarle?

-Pues lo primero es que me ayudes a llegar donde están mis compañeros, temo que estén luchando ahora mismo con el enemigo sin mi apoyo y lo segundo es si puedes conseguir algunas tropas para que nos acompañen, pues hasta hace poco tuve un encuentro con uno de los demonios y estoy seguro que aún está cerca

-Entiendo, veré que puedo hacer, pero antes ¿Le molestaría liberar a mi camarada? Creo que necesitaré de su ayuda para reunir alguna buena gente para dirigirnos donde usted dice, yo puedo sentir su presencia así que no será problema mantenerle a mi lado y guiarle por el lugar

-Si, creo que puedo permanecer un tiempo fuera de un anfitrión, pero no por mucho tiempo, cada minuto que permanezco fuera mi fuerza baja y solo puedo recuperarme dentro de un anfitrión, asi que te sugeriría que te apresures con ello no es por presionar ni nada

-Entiendo, entonces mas vale realizar este encargo con celeridad u os meteré en un gran apuro mi señor, pero no se preocupe yo estaré de su lado y no permitiré que nada malo le ocurra

-Te lo agradezco noble servidor de los dioses, ahora dejaré libre a tu compañera y te estaré siguiendo, cuento contigo

Luego de liberar a Setsuna de su control, Jake se dejó guiar ingenuamente por el monje Hoshidiano que se puso en cabeza y quien a su vez mientras aun sentía la presencia de Jake detrás suyo, en su cara esbozó una sonrisa maliciosa como si algo malvado estuviese planificando.

Simitar044
Soldado
Soldado
Mensajes: 39
Registrado: 27 Mar 2018, 13:59
FE Favorito: Blazing Sword

Mensaje por Simitar044 » 19 Jun 2020, 17:06

Capitulo de relleno 1 parte 1 abajo:
SPOILER:
Capitulo de relleno 1 parte 1: Despedazado por el colmillo

Tras la partida del “Flor salvaje” todos los Lycianos parecían muy ilusionados con la idea de verlos nuevamente llegar y que cuenten todo lo que vieron más allá del horizonte o que enseñen todos los tesoros que han encontrado por esos lugares, además con el anuncio de la boda de Lord Héctor todos han enloquecido y ahora toda lycia se encuentra de fiesta. Realmente envidio a todos esos aldeanos, nobles y gente variopinta que pueden permitirse gozar de esta alegre atmósfera, que pueden vivir cada día sin tener que preocuparse por sus vidas, así vivo yo por si se lo preguntan, cada día es una lotería de la muerte y siempre me las arreglo para ganar el premio mayor “la vida” A veces me pregunto si un día se me acabará la suerte pero cuando ese oscuro pensamiento ronda mi cabeza… solo pienso en mi querida Leila y me tranquilizo, al menos por unas cuantas horas hasta que completo mi misión del día.

-Fragmento del diario de Matthew, Estación de la cosecha, novena luna.


*Mathew:

Esta mañana Lord Héctor me ha informado que nuestro infiltrado logró enviar una carta con información sobre el culto que estamos siguiendo, se hacen llamar la sociedad del ojo de la verdad y dicen poder poner en contacto con los muertos a sus fieles, ellos dicen consolar las almas que han perdido a sus seres queridos, pero yo creo que todo es una gran patraña.

Lord Héctor no tardó en darme la razón pues ellos para poder conectar a la gente con sus seres queridos pedían ofrendas altísimas y no solo hablo de dinero, nuestro informante detalla en la carta que estos se apropiaban de otros bienes a parte del dinero como por ejemplo propiedades, gente e incluso títulos nobiliarios, si les permitíamos crecer podrían convertirse en una potencia casi tan poderosa como el marquesado de Ositia y eso volvería problemática la tarea de mantener la paz en nuestra patria, por lo tanto era natural que en ese mismo momento Lord Hector me pidiese rescatar a nuestro agente y sus caballeros se encargarían de desmantelar el culto, todo parecía igual que siempre hasta que mi señor me complicara un montón mi misión.

-¡Un momento Matthew! Antes de que te vayas quiero solicitarte algo

-¿De que se trata mi señor? Solo hable y yo haré todo lo posible para cumplir lo que me solicite

-Buenos verás, la información no va a ser una misión muy complicada así que creo que es el momento idóneo para que acojas bajo tus alas a nuestra recluta mas nueva

-¡Pero señor es una misión de rescate, no hay margen para los errores!

-¡Tu tranquilo Matthew, dejaré aparcadas a mis tropas muy cerca del lugar así que cuando estés en problemas solo lanza una bengala roja al cielo y yo mandaré a mis chicos para que destrocen todo el escondite de la secta y acaben con los que no saquen la bandera blanca! Listo problema solucionado, con esa gran red de seguridad no deberías temer

-Esta bien creo que eso funcionará mi, señor, pero ¿No cree que es algo imprudente sacar efectivos del ejército de Ositia para una misión breve como esta?

-¡No hay problema con los soldados Matthew justamente hoy nos sobran efectivos!

-Es verdad, casi se me olvida que hoy lady Lindis abdicó a su puesto como marquesa de Caelin y todos sus efectivos se agregaron a las filas Ositia

-¡Correcto! – dijo el marqués Héctor con una gran sonrisa en su rostro - ¡Eso incluye también a sus talentosos oficiales dentro de los cuales hay caras conocidas! De las cuales enviaré a una de ellas con las tropas de respaldo ¿Te parecen suficientes esas medidas?

-Si señor obedeceré en lo que me diga y confiaré en sus decisiones

-¡Excelente Matthew! Ahora déjame presentarte a la nueva integrante de la unidad de espionaje de Ositia ¡Ven aquí Laila!
Lord Héctor tronó los dedos e hizo pasar a la sala del trono a una chica de cabello rosa vestida ya con el uniforme de los espías de ositia el cual consta nada mas de una capa con capucha, esto… tenía que ser una broma….

-No… ¿Enserio? Todos los nobles son iguales, yo creía que usted era diferente mi Lord

-¿Uh? ¿Qué te sucede Matthew?

-¡¿Esto una broma verdad? ¿¡Una maldita broma?!

-¡Matthew cálmate! ¿Qué te a sucedido, porque te comportas así?

-¡No se haga el tonto! Usted fue testigo de lo que me pasó, puede que segundos después le hubiese puesto mi misma cara de bobo, pero en el fondo mi corazón se hizo pedazos al igual que mi alma y hasta el día de hoy no lo e superado

No ayudó que lord Héctor fuera un lento y se tardara en darse cuenta del fallo antes de que Matthew se largara del cuarto.

*Laila:

-Lo siento mi lord, pero no podré cumplir con su pedido, desempeñaré mi misión sin fallar, pero deje a esa novata fuera, talvez sea de utilidad limpiando nuestro cuartel, aun es muy pronto para que salga con nosotros, ahora si me disculpa me retiro

-¡Oye espera Matthew! Aun no te he dado todos los detalles de la misión

-Yo estuve allí la vez que nuestro infiltrado se fue el primer día, se donde tengo que ir a buscarlo, ahora si me disculpa debo irme
Y Matthew se fue en silencio de la sala del trono sin decir una palabra mas.

-Vaya con el chico – dijo Lord Héctor suspirando- ¿Cómo le explico que todo fue una maldita coincidencia? ¿No sabía que aún le dolía esa vieja herida, seguramente tuvo una recaída últimamente y por eso anda así de sensible?

-¿Mi señor, que sucede con el jefe espía Matthew? – preguntó la novata confundida

-No se si yo debería contártelo, pero si quieres hacerte una idea, tu le causas un muy mal recuerdo

-¿Yo, mi señor? ¿Pero porqué, yo que hice?

-Nada, no has hecho nada malo, digamos que es culpa de los dioses por hacerte de esa forma

-¿De esta forma? ¿Se refiere a que mi cara es el problema?

-Bueno algo así, pero tranquila, estoy seguro que se le pasará así que ve con él y acompáñalo en esa misión y si te deja de lado dile que tu participación son ordenes mías

-Muchas gracias lord Héctor le estoy muy agradecida por todo lo que a hecho por mi

-Ni lo menciones, pero ten mucho cuidado, si la palmas allí lograras todo lo contrario a lo que querías y además Matthew será un daño colateral de esa decisión

-Entiendo mi señor, pero no se preocupe no pienso caer en ningún momento, alguien me espera al final, no pienso palmarla

-Me alegra oír eso pero en todo caso llévate esto…

Lord Héctor invita a la novata para que se acercase hacia su persona y cuando lo hizo recibió un anillo bastante peculiar

-¿Un anillo? No quiero parecer desagradecida, pero ¿Porqué me lo regala y que se supone que hace?

-Es un amuleto quizá te proteja, llévalo puesto en todo momento y la magia te rebotará

-¿¡Esto es un anillo antimagia?! Pero estos son muy escasos, solo hay uno por cada marqués ¿Porqué me regala un tesoro tan valioso?

-Por qué no quiero que la palmes, si lo haces no solo “esa” persona sufrirá, también Matthew lo hará por todo lo que tu le recuerdas y aunque no lo parezca yo lo aprecio mucho y no me gustaría que sufriera ¡Ahora vé! Si no te mueves él se irá sin ti

-¡Claro! Con su permiso me retiro mi señor

-Adelante, mucha suerte y no la palmes

La espía novata hizo una reverencia y se fue corriendo al lugar donde los espías se reunían. Casi sin aliento logró llegar a tiempo, pero desafortunadamente cuando le tocó bajar por las escaleras al cuartel de los espías ella se tropezó con sus pies y calló rodando por las escaleras. Eso provocó que los demás se alarmaran y se pusieron en guardia pensando que se trataba de algún sirviente curioso o algún intruso, al ver que llevaba la misma capa que ellos con el mismo broche en el frente guardaron sus armas y un espía regordete le ayudó a levantarse, cuando estuvo de pie Matthew le dirigió la palabra.

-¿Qué haces aquí? estamos a punto de salir a una misión asi que vete a jugar a los espías a otro lado

-No soy ninguna intrusa ni nada parecido me llamo Laila, soy la nueva recluta asignada a esta unidad, personalmente elegida por el marqués Héctor ¿Y tu quien te crees que eres para hablarme así? Ser amigo de lord Héctor no te da el poder para ser un cretino conmigo

Los demás espías le hacían señas con las manos a la chica para que se detuviese, Matthew no era solamente un amigo de lord Héctor, también era el comandante de la unidad de espionaje y un espía de clase cero, el más alto rango únicamente concedido a un solo recluta con méritos legendarios, además también poseía un titulo de caballero que se ganó tras sobrevivir a la gran aventura contra el colmillo negro y nergal.

-¿Enserio? ¿Y comandante de la unidad de espionaje de Ositia me da autoridad para eso?

-¿Eres el comandante? Pero me dijeron que era un hombre experimentado y talentoso y tu… bueno no tienes la cara de…
Antes de que la chica pudiera pronunciar una palabra mas el espía regordete intervino

-¡Pero que tarde es! ¿No deberíamos irnos ya sir Matthew?

-si vamos, escucha no iremos a jugar a donde vamos y es una misión peligrosa, es demasiado para una recién llegada, así que quédate aquí y limpia este cuchitril que tenemos por guarida, no olvides lavar la ropa y pulir las armas novata

-¡No, lord Héctor quiere que participe en esta misión, me dijo que eran órdenes directas suyas mi participación! ¡Mira, hasta me regaló un anillo antimagia como prueba de lo que digo!

-¿¡Como, un anillo antimagia, Lord Héctor le ha dado una reliquia tan importante a una buena para nada como tú?! ¡Eso es imposible, debiste haberlo mangado de la sala de mi señor, ahora mismo iré a preguntarle por eso, asi que tu no te mueves de aquí y tú gordo te quedas vigilandola! ¿Entendido? – exclamó Matthew desconcertado

El espía regordete asintió con una reverencia y luego Matthew se largó casi echando humo por la cabeza como si de todo un ultraje se tratase todo lo acontecido.

-¡Que cretino! ¿Cómo lo soportan todos a ese patán? – Preguntó Laila molesta hacia sus demás compañeros

Pero nadie quizo decir nada, hasta que el espía regordete se armó de valor y accedió a contar más sobre la trágica historia de su comandante.

-Escucha, el señor Matthew no siempre era así ¿Me creerías si te digo que era el payaso del grupo cuando era un recluta más como nosotros? Era de esa clase de personas que nunca se molestaban con nada y que ante la dificultad usaban el humor para lidiar con el dolor o el estrés

-¿Enserio? La verdad no me lo puedo imaginar siendo buena gente a ese cretino ¿No estarás mintiendo para defenderlo?

-No, es la verdad, el señor Matthew era la persona más simpática que pudiese existir en la faz de todo Elibe, pero tras esa misión especial el cambió

-¿Misión especial, de que se trató? – se preguntó Layla curiosa y algo confundida

-¿No lo sabes? ¿Recuerdas la gran guerra que estalló en todo Elibe?

-Si claro que sí, la que nuestros valerosos soldados lucharon junto a Pherae contra los perros de Bern comandados por el maniaco del rey Desmond y sus amiguitos de Laus

-Correcto, el señor Matthew participó de dicha guerra como espía junto a su novia…

-¿El comandante estaba en una relación? Eso es difícil de creer con el genio que tiene

-Eso era así porque como dije antes el comandante era diferente, un hombre divertido, feliz, amable y muy noble, casi nunca se enojaba y era muy agradable convivir con él, hasta que pasó aquello

-¿Aquello, no me digas que su novia…?

-Si, ella murió y el comandante la encontró atada a un árbol cerca de una base enemiga, muerta…

Laila tras escuchar esto se quedó de piedra, eso explica una gran parte de su comportamiento más duro pero no explicaba todo, como por ejemplo su completa aversión hacia ella, así que la chica le pregunta a su compañero sobre ello.

-¿Pero que hay su actitud hacia mí, porqué me desprecia tanto? No considero que sea normal ese desprecio únicamente por ser la nueva

-¿Cómo te llamas, novata?

-¿Mi nombre? Soy Laila, dime ¿Es importante para este asunto?

-Laila… ¡Oh claro! Eso lo explica todo por completo

-¿Todo? ¿Qué explica, porque dices eso?

-Tu apariencia, tu nombre, tu voz, incluso la postura que tienes para hablar y tus expresiones son idénticas a las Leila, la novia del comandante

-¿¡Que?! ¿Leila? Debes estar bromeando ¡Debes estar bromeando, esto no puede ser cierto! ¿Cómo pudo pasar una coincidencia tan jodidamente grande como esta? ¿Qué tan desafortunada puedo ser?

-Lo sé, pareces una reencarnación de la señorita Leila, por eso él te aleja tanto de el mismo y de la misión, al parecer él no quiere ver morir nuevamente a su novia ante sus ojos, ya que tu increíble parecido hace que sea inevitable que el proyecte a su amada Leila en ti

El jefe de espías Matthew al parecer tenía una herida en su corazón que no se había cerrado todavía y producto de ello se desquitaba con Laila, la novata ¿Podrá Laila adaptarse al escuadrón de espías? ¿Podrá hacer las paces con su jefe? Todo esto y más en la siguiente parte ¡No se la pierdan!

Responder