FEH Fanfic-Kiran y el sacrificio níveo

Edición, fanfics, o ilustraciones y creaciones hechas por ti.
Responder
CobraVG
Soldado
Soldado
Mensajes: 3
Registrado: 17 Jul 2020, 18:56
FE Favorito: Three Houses

Mensaje por CobraVG » 23 Oct 2020, 22:34

Saludos a la comunidad, después de mucho tiempo decidí escribir una historia centrada en el avatar del juego FEH Kiran y su travesía para salvar a la princesa Fjorm de la maldición de hielo, es la primera vez que escribo, espero me ayuden con sus criticas y opiniones, espero que la historia sea de su agrado

CobraVG
Soldado
Soldado
Mensajes: 3
Registrado: 17 Jul 2020, 18:56
FE Favorito: Three Houses

Mensaje por CobraVG » 23 Oct 2020, 22:37

Capitulo 1: La nieve que cubre las flores

Era otro día cualquiera para el invocador de la orden de héroes me levante como siempre y empecé mi recorrido diario por el castillo para convivir y aprender más de los héroes que traje a este mundo y lo mejor de todo es que después de que derrotamos a la mismísima muerte Hel tuve el valor de pedirle a la princesa Fjorm que saliera conmigo. Ha no creo que exista un invocador más feliz que yo en los multiversos, claro esta que eso no dudaría mucho pues Sharena y Eir venían corriendo con una cara de extrema preocupación y lo que dijeron me dejo en completo shock.
: Rápido Kiran tienes que venir con nosotros la vida de la princesa Fjorm corre peligro.
Cuando llegamos a la puerta de su cuarto estaban Alphonse, Hríd hermano mayor de Fjorm e Ylgr su hermana pequeña, todos con una visible preocupación. Fue ahí que sus hermanos nos explicaron que para el Ritual de Hielo que llevo acabo para concederle el poder a mi arma de acabar con las llamas de la inmortalidad del Rey Ígneo Surtr era necesario un sacrificio humano, en ese instante me congele varios pensamientos iban y venían en mi mente sintiendo un miedo atroz de perderla para siempre, me arme de valor y abrí lentamente la puerta.
Ahí estaba recostada frente a mí, no podía hacer nada por ella mas que tomarla entre mis brazos mientras sentía como se desvanecía el calor de su cuerpo y decirle cuanto la amaba mientras mis lagrimas caían en su rostro, me sentía impotente de saber que todo esto fue causado por mi incapacidad de lidiar con las llamas de Surtr y eso obligo a la princesa Fjorm a realizar el pacto de hielo para obtener el poder que apagaría las llamas de la inmortalidad, en este momento mi tristeza solo era superada por la ira de mi incompetencia, al mismo tiempo Fjorm al ver la expresión de tormento de mi rostro me susurro sus últimas palabras.
Kiran, lo único que lamento es que no pudimos pasar más tiempo juntos.
Acto seguido cerro sus ojos y su respiración que antes era pequeña e irregular, pero estaba presente dejo de existir y así el amor que encontré en este mundo murió. No pude contenerme mas y lance al cielo un grito desgarrador lleno de tristeza mientras mis lagrimas salían a mares, me quede ahí por horas haciendo compañía el cuero sin vida de mi amada, presa de mis pensamientos y de una ansiedad que me carcomía desde dentro mientras estaba perdido en mis pensamientos Alphonse y Sharena entraron a la habitación para consolar a sus hermanos que también le hacían compañía.
[Alphonse] Se que es difícil confrontar esta situación, la segunda princesa Fjorm era una persona muy alegre y a la que todos en el castillo le tenían mucho aprecio.
Sharena con un nudo en la garganta y conteniendo las lágrimas les dijo: Es una verdadera lástima que esto haya acabado así, siento mucho no poder hacer nada mas que ofrecerles mi compañía y consuelo en este momento.
Pasaban las horas y los tres seguíamos en el cuarto en silencio absoluto, el ambiente era lúgubre y era evidente que no iba a mejorar, Hríd e Yglir que estaban al lado de su cama aun tenían los ojos rojos e hinchados ocasionados par el largo tiempo de llanto que tuvieron, yo por otra parte había estado reprimiendo mis emociones para no preocupar a nadie pero era obvio que no estaba bien en lo absoluto llegado el amanecer los encargados del servicio funerario llegaron para llevarse el cuerpo y prepararlo para el entierro, así que antes de salir le di un gentil bezo en la frente y me despedí de ella a punto de volver a caer en el llanto, me apresure a dirigirme hacia uno de los jardines traseros del castillo que a esta hora estaban regularmente solos.
La luz del amanecer se filtraba por las ramas de los árboles mientras que en las flores aún se podían ver las gotas de rocío y sobre el césped un invocador cuyos ojos estaban marcados por la falta de sueño y su túnico manchada por sus lágrimas.
Mientras miraba al cielo no podía dejar de pensar en la escena del ritual de hielo en ese momento pensé que era algo hermoso pero pensar que me quitaría al amor que conseguí, me moleste con la difunta princesa por no decirme algo tan importante como ser un sacrificio humano y que sabía que le quedaba poco tiempo de vida pero también sentí un nudo en el estómago al imaginar el miedo y angustia que tenía que superar día con día y que aun así encontraba fuerzas para dar lo mejor de sí misma y mostrar una cálida sonrisa a todos era difícil imaginar por lo que tuvo que pasar.
Pasado el mediodía sentí un punzón en mi estomago recordándome que llevaba más de 24hrs sin comer y aunque no me sentía con ánimos de ver a los héroes en el comedor recordé que Fjorm siempre me regañaba si me saltaba una comida decía que necesitaba fuerzas para apoyar a la orden jeje, mientras caminaba hacia el comedor una pequeña sonrisa se pintó en mi rostro.
Llegando al comedor se podía sentir el triste ambiente y cuando entre todos voltearon a verme a pesar de que estaba acostumbrado a los héroes de otras dimensiones podía sentir sus miradas como si fueran una carga en mis hombros, mientras comía con poco ímpetu un héroe algo viejo llamado Greil se acercó y me dijo.
Se por lo que pasas muchacho, yo también perdí a mi amada en un desafortunado giro del destino se que puede ser duro, pero debemos ser fuertes por los que quedan, acto seguido me dio unas palmadas en la espalda y se levantó.
Termine de comer y salí del comedor sabía que no podía estar deprimido para siempre pero no encontraba las fuerzas para levantar mi ánimo, hasta que escuche una voz en mi cabeza, me resulto familiar pero no podía distinguirla del todo, me decía que fuera hacia el altar donde se invocaban los héroes, empecé a caminar hacia ahí sin ninguna duda, esta voz estaba dándome instrucciones sobre cierto ritual que me permitiría cambiar las cosas, pero que el precio era alto y que una vez echo no se podría dar marcha atrás.
En cuanto escuche que podría evitar el destino de Fjorm mis ojos se abrieron como platos y toda duda fue eliminada de mí, una vez en el altar tome una ofrenda de quinientos orbes(Que son casi todos los orbes existentes de la orden) tal y como me dijo la voz los puse en el altar y dije: Dioses de otras eras, dioses de otros lugares por favor concédanle a esta pobre alma el deseo egoísta que les pide y déjenlo libre de sus cadenas, casi al instante mi arma Breidablik(que es una pistola de portales dimensionales) comenzó a brillar con los cuatro colores de las invocaciones rojo, verde, azul y gris.
Tal y como me dijo la voz apunte Breidablik hacia mi cabeza y dispare...

Responder