Corrinquest: "Los cazadores de Malicia"

Segundo Fire Emblem para 3ds, debes elegir con que país ir.
Responder
Nicolu-Chan
Sea Dragon
Sea Dragon
Mensajes: 1421
Registrado: 01 Feb 2017, 10:21
FE Favorito: Smash Bros.

Mensaje por Nicolu-Chan » 18 Dic 2018, 12:47

!!!!

Tiempo sin verte, Tecga!. Espero que la run siga. uwu

El cliffhanger de Kiegell me hace pensar de que tal vez sea como Rhoda. o.O

epel3
Recluta
Recluta
Mensajes: 51
Registrado: 21 May 2017, 12:05

Mensaje por epel3 » 19 Dic 2018, 07:21

Han pasado 84 años...
Se alegra el volver a ver que esto continúa , muy bueno como siempre

Zeiko
Pupilo
Pupilo
Mensajes: 148
Registrado: 14 Jul 2017, 18:24

Mensaje por Zeiko » 20 Dic 2018, 11:51

Y así fue como la "barra de pan duro" paso a formar parte de la "lista de comidas de destrucción masiva", justo debajo de la "tortilla de langosta y caviar".
Un placer ver que esto sigue. A ver si termino ese entreacto que tenía a medio hacer y te lo mando.

tecgarasil
Great Knight
Great Knight
Mensajes: 453
Registrado: 10 Abr 2015, 08:51

Mensaje por tecgarasil » 26 Dic 2018, 09:34

Steakbrine escribió:
18 Dic 2018, 11:11
Chaval ya ni me acordaba de la run :0
Ha sido una agradable sorpresa tras más de un año sin leerla :emoso:
Muchas gracias por contestar tan raudamente :3
Nicolu-Chan escribió:
18 Dic 2018, 12:47
!!!!

Tiempo sin verte, Tecga!. Espero que la run siga. uwu

El cliffhanger de Kiegell me hace pensar de que tal vez sea como Rhoda. o.O
Pues todo se sabrá a su debido momento, no daré pistas, eso es cosa de Daraen
epel3 escribió:
19 Dic 2018, 07:21
Han pasado 84 años...
Se alegra el volver a ver que esto continúa , muy bueno como siempre
Eh.. ni si quiera ha pasado un....

*Va a mirar fechas*

La culpa es del cierre de miiverse
Zeiko escribió:
20 Dic 2018, 11:51
Y así fue como la "barra de pan duro" paso a formar parte de la "lista de comidas de destrucción masiva", justo debajo de la "tortilla de langosta y caviar".
Un placer ver que esto sigue. A ver si termino ese entreacto que tenía a medio hacer y te lo mando.
La tortilla de langosta y caviar era tan destructiva que se necesitó la potencia de un ragnarok conjurado por Elise en forma de bruja para eliminarla, se perdieron hectareas de bosques por los daños colaterales.


Me alegra mucho saber que sigo teniendo audiencia, aun cuando este foro está mu muerto. Es hora se subir un par de entreactos, el primero me lo dejó Eru hace.... más de un año.....

Eru escribió:
28 Oct 2017, 11:15

"No te olvides de mí"
SPOILER:
Gesch caminaba con prisa por los pasillos de la Academia, cuando una puerta se abre de repente y es atraído a dentro:
- ¿Qué? ¿Pero que pasa?
- Menos mal que eres tú, sería la segunda vez que me equivoco. - Era una voz femenina la que hablaba, a pesar de la poca luz en esa habitación se podía entrever a quien le había hablado, su pelo anaranjado era algo que contrastaba en la penumbra.
- ¿Que pasa Neph? ¿Es importante, no?
- Hoy... Hoy vais de practicas a la montaña durante unos días - No era una pregunta - He oído que es duro, que algunos no consiguen llegar al final.
- Sí, yo también. Pero no puedo echarme atrás.
Se produce un silencio, parece que la conversación acaba tan súbitamente como empezó cuando la voz de Neph rompe de nuevo el ambiente.
- ¿Tanto merece la pena convertirse en caballero como para jugarte la vida?
- ¿Me has traído para esto? ¿Para tener esta conversación otra vez? - Demasiadas discusiones había provocado el empeño de Neph en que abandonara su sueño, empezaba a pensar que ella no quería verle feliz.
- No empieces a ponerte a la defensiva, no era mi intención que te lo tomaras a mal. Quería preguntarte si...
- ¿Sí?
- ¿Tienes miedo? - La luz que entraba brilló sobre sus ojos con heterocromía (azul y verde) mientras lo miraba. La forma tan directa de la pregunta le sorprendió, no era la primera vez que le preguntaba sobre eso pero sí que parecía genuina preocupación y sinceridad por una vez.
- ¿Estás preocupada por mí? Eso es nuevo. - Quiso reír para aliviar la tensión pero esta pudo más que su optimismo por una vez. - Pero no, no tengo miedo.
Neph soltó una risa aunque esta no era alegre, sino todo lo contrario, parecía la de alguien a quien acabaran de darle una noticia terrible.
- Se ve que después de tantos años aún no te fías de mí tanto como para decirme la verdad.
Gesch trató de sostenerle la mirada, de decirle que era verdad lo que decía pero no fue capaz
- En el fondo sí. Pero reconocer que lo siento significa que puedo sentir que puedo fallar y no puedo, fracasar no es una opción.
- ¿Que tiene de malo reconocer lo que sientes? Además estás todo el rato metiéndote presión a ti mismo, al final no podrás con todo. - Por segunda vez Gesch sintió preocupación real en ella, ¿que estaba pasando?
- ... Todavía recuerdo lo primero que me dijiste cuando nos conocimos, que no soy ni el primer intento de héroe que conoces ni el último, y que cuando finalmente fallase te olvidarías de mí. - Era algo que se decía así mismo todos los días, se lo repetía por las noches como un mantra. Lo hacía porque aunque le doliese sabía que decía la verdad y no quería perderla de vista.
- Te tomas las cosas muy enserio - Imperceptiblemente Neph empezó a acercarse a él
- Si... si no consiguiese pasar las practicas al final, ¿te olvidarías de mí?
- Esa no es la pregunta correcta - Ahora sí era visible el que ella estaba empezando a invadir su espacio físico cercano
- ¿A que te refieres?
- A que te asegures de preguntar bien la próxima vez - Inesperadamente le cogió de la mano derecha
- ¿La próxima vez? - El extraño comportamiento de Neph le impedía centrarse demasiado, ahora que se fijaba sus ojos eran muy bonitos.
- Cuando vuelvas de las practicas - Neph se puso de puntillas y muy ligeramente rozó su mejilla con los labios como un beso tímido, soltó su mano y se fue de la habitación.
Gesch se quedó ahí, intentando decirse algo así mismo, una explicación para lo que acababa de pasar... "No la entiendo" pensó finalmente con un suspiro.
Zeiko escribió:
23 Dic 2018, 22:54
SPOILER:
Bien conocido es que los reinos de Nohr y Hoshido llevan décadas enfrentados, prácticamente, nos acercamos a un siglo lleno de confrontaciones, pequeños enfrentamientos y guerra a gran escala.

Entre esa miríada de batallas entre los dos reinos, una de las más conocidas es aquella en la que el capitán Gesch, con unas fuerzas equivalentes a un pelotón, repelió a la compañía liderada por el príncipe Takumi, en su intento por apoderarse de la ciudad portuaria de Dia.

Así que, como venganza por los hechos acaecidos aquel fatídico día, Takumi decidió infiltrarse entre las filas de sus enemigos con el fin de destruirlos desde dentro.

Y tenía un plan perfecto para ello.

—¿Quién vive? —Preguntó una voz algo tosca, a pesar de provenir de una mujer.

Hoshidan Pizza. Traigo su pedido.

En efecto, nuestro querido príncipe hoshidano se disfrazó como repartidor de comida a domicilio con el fin de colarse en el campamento de los Cazadores.

Mientras tanto, su interlocutora, una mujer con un desaliñado pelo azulado y una armadura tan pesada que podía verse como se formaban grietas en la tierra a cada paso que daba, lo escrutaba, intentando comprobar la veracidad de sus palabras.

<<Así que esta es la legendaria Kiegell, la Devastadora>>, pensó él, a la vez que tragaba saliva, al contemplar a la imponente guerrera. El hecho de que las leyendas de la acorazada habían llegado incluso a los oídos de la realeza hoshidana no era para nada extraño: después de todo, tragedias como su carga en el fuerte del Dragón Abatido, que acabó con las fuerzas del general Haitaka, o la persecución de desertores hoshidanos a pesar de haber declarado su intención de abandonar la batalla, no eran eventos que fuesen a pasar fácilmente desapercibidos.

Y fue entonces cuando el príncipe se percató de la iracunda mirada de la mujer, lo cual le hizo temer la posibilidad de que le hubiese descubierto, a pesar de su disfraz. El pobre no tenía forma de saber que la realidad era que el sexto sentido de Kiegell le estaba avisando de que alguien le acababa de llamar “la Devastadora”.

Tras varios segundos (que a Takumi le resultaron eternos), la acorazada suspiró.

—De acuerdo, puedes pasar. —le informó ella. Y acto seguido, añadió: —Pero como la líes, pimpollo, de mí no te salva ni Anankos. ¿Queda claro?

—S-sí, señora.

—¡NO TE OIGO!

—¡SÍ SEÑORA! —acabo gritando el repartidor (?) mientras hacía un saludo militar.

Takumi entró al campamento, con paso ligero, con el fin de poner tierra de por medio con la guerrera.

***

Una vez dentro, Takumi decidió marcar como su primer objetivo al capitán. Dicho esto, él no tenía ni la más remota de dónde podría hallarlo, así que decidió reconocer el terreno (es decir, explorar el campamento) hasta que se encontrase con Gesch o, en su defecto, alguien a quien pedir direcciones. Y no tardó mucho en encontrarse con alguien: al girar una esquina se encontró de bruces con un joven de pelo negro y corto y con una cicatriz debajo de su ojo. El joven llevaba una espada en el cinto y caminaba manteniendo siempre su centro de gravedad bajo control, como lo haría un experto en artes marciales. Por alguna razón, su cara le resultaba familiar al príncipe, pero decidió ignorar este hecho como “alguien que había visto en el campo de batalla”. Después de todo, era imposible que alguien como él tuviese alguna relación con la realeza hoshidana.

El espadachín, por otra parte, en cuanto vio a Takumi, abrió los ojos como platos, se dio media vuelta y se fue del lugar como si hubiese visto algo que no quería ver, mientras murmuraba sobre lo vacías que tenían que estar las arcas hoshidanas para que uno de sus príncipes se dedicase a repartir pizza. Takumi no fue capaz de oír ese murmullo, pero aun así no pudo evitar quedarse clavado en el sitio al ver la extraña reacción del joven.

Eventualmente, nuestro querido príncipe consiguió recuperarse del shock, y decidió proseguir su marcha, sin cambiar su objetivo.

Aunque claro, deambular por el campamento sin rumbo no parecía la idea más brillante para buscar a alguien. Si tan sólo fuese el propio capitán el que acabase encontrándolo a él…

—¿Mn?¿Eres el nuevo repartidor?—inquirió alguien desde detrás del príncipe.

Takumi, dándose por aludido, se giró, para encontrar la cara de aquél que había pronunciado aquellas palabras… que resultó ser nada más y nada menos que el susodicho capitán nohrio. Tras hacer mentalmente una pose de la victoria, el tirador se dispuso a responderle… Aunque no alcanzó a hacerlo.

—¡SHANKS, DEJA DE HACERTE PASAR POR EL CAPITÁN!

En aquel instante, el supuesto capitán dio un paso atrás, en el momento justo para evitar el gigantesco escudo de la joven que había intentado cargar contra él. Lo que no pudo evitar fue la cola del guiverno que la seguía, la cual lo lanzó por los aires, haciéndole impactar contra una construcción cercana.

—¡Bien hecho, Magnus!—admiró la muchacha, mientras el dragón alzaba su cabeza con orgullo al recibir las palabras de elogio de su dueña, y proseguía la persecución del su objetivo.

—Em… ¡Disculpa!—gritó el repartidor (?), al ver que la joven de pelo rojizo intentaba marcharse sin darle una explicación de lo que acababa de pasar.

—Oh. —murmuró ella, al percatarse de la presencia de Takumi—Perdonad, mas me temo que nuestro capitán no se halla disponible en estos momentos. Os recomiendo que, en su lugar, busquéis a Zeiko, a quien hallaréis en la tienda de accesorios; él os atenderá encantado. Ahora, si me excusáis…—y la muchacha, tras realizar una reverencia a modo de despedida, partió siguiendo la estela del imitador y el dragón, dejando al príncipe solo.

***

—“Tienda de accesorios”, ¿eh?—dejó escapar Takumi, al ver el lugar.

La primera impresión del príncipe fue la de un bazar: había toda clase de atuendos, productos y cachivaches desperdigados por la tienda, con precios para la venta apuntados en etiquetas. Dicho esto, era probablemente el bazar más organizado que había visto en su vida, viendo cómo todos los productos se hallaban perfectamente ordenados y clasificados según sus diversas funciones y propiedades.

Takumi se acercó a uno de los estantes, curioseando su contenido, cuando una voz le llamó.

—¿Puedo ayudaros en algo?

El príncipe se giró, buscando el origen de la voz. Y allí un el mostrador, encontró a un joven de peinado peculiar y con la clase de ropajes que el sirviente de un alto noble nohrio llevaría, mostrando una media sonrisa mientras le observaba.

—Buenas tardes. Soy de Hoshidan Pizza. Me dijeron que buscase a alguien llamado “Zeiko”.

—Pues aquí me tenéis. —contestó el muchacho, convirtiendo su media sonrisa en una sonrisa completa.

—De acuerdo. Aquí tienes el pedido.—dijo el hoshidano, pasándole las cajas de comida al nohrio—Perdona mi atrevimiento, pero, con esta clase de campamento, ¿no tenéis una cantina? ¿Por qué pedir a domicilio?

—Oh, sí, bueno, teníamos sería un término más exacto, teniendo en cuenta que la Devastadora decidió, ya sabéis, devastarla.

El príncipe no pudo evitar temblar al imaginarse semejante escena. ¿Qué clase de razón había empujado a la guerrera a tales extremos?

—Todo correcto. —respondió el joven nohrio, tras comprobar que no había ningún error en el pedido. Acto seguido, él le entregó al repartidor (?) una bolsa con el importe en cuestión. Y, una vez realizado el pago, añadió: —Muchas gracias por vuestro trabajo, príncipe Takumi.

—A ti… ¿eh?

Takumi tardó varios en procesar el comentario del joven; pero, cuando lo hizo, la sangre que corría por sus venas se heló.

—E-espera, ¿qué? Y-yo, ¿un príncipe?—esa fue la mejor defensa que pudo emplear.

—No mintáis: reconocería ese pelo de piña en cualquier parte. —contestó Zeiko. —De hecho, ¿qué bolganones sucede con los estilistas hoshidanos? Entre vos, la langosta y la discípula de Kiegell, creo que la imagen de vuestra familia es, cuanto menos, decepcionante. Menos mal que la princesa Sakura no ha heredado las malas maneras de sus hermanos… Espero que no tarde mucho un golpe de estado para ponerla al mando de Hoshido, porque si no…

Insultarle a él era una cosa, insultar a su familia era otra bien diferente.

—¡DEJA DE METERTE CON MIS HERMANOS! —gritó, interrumpiéndole, mientras agarraba el cuello de su camisa en un arrebato de ira.

—Oh, así que al final sí que reconocéis ser el príncipe Takumi. —replicó el estilista con una sonrisa, a pesar de su precaria situación.

Dicho esto, el comentario fue suficiente para helar una vez más la sangre del tirador, al darse cuenta de su error.

—Y-yo, eh, e-esto…

—De acuerdo—soltó el nohrio, casi suspirando, al ver que su interlocutor rehusaba a darse por vencido—, supongamos por un instante que no sois el príncipe Takumi: ¿cuál es vuestra identidad, entonces?

Al oír la pregunta del estilista, los ojos del arquero empezaron a vagar por la tienda, con las esperanzas de que alguno de los cachivaches le ayudase a escapar de tan precaria situación. Y, allí, en un rincón, encontró su salvación.

—¿Quieres saber quién soy? Pues bien, te lo mostraré. —y, acto seguido, tras coger un sombrero mexicano y un bigote falso de la tienda, respondió—¡YO ZOY TAKOMI, OLÉ!

Esta vez fue el turno del nohrio de ver como su mente quedaba en blanco ante la inesperada situación, que consiguió borrarle temporalmente la sonrisa de la cara. Sonrisa que volvió, una vez fue capaz de procesar la ocurrencia, como preludio de una sonora carcajada, que persistió durante un buen rato. Al final, el joven acabó doblado y con las manos en los costados, intentando tomar aire.

—Ja… ja… de… acuerdo…—concluyó el nohrio, demostrando tener problemas en decir una frase entera. Tras una última inspiración, prosiguió, ya más calmado. —Disfrutad de vuestra estancia en nuestro campamento, señor Takomi.

Takumi suspiró de alivio al ver que su plan, de alguna manera, había funcionado. Considerando zanjado el asunto, decidió dirigirse a la puerta del establecimiento, con el fin de marcharse.

—Oh, y una última cosa. —añadió Zeiko, causando que el mexicano (?) se detuviera.

—¿Que quiere’, mi harma? —inquirió el príncipe, mientras dirigía su vista al joven por última vez.

—No pensaréis iros sin pagar eso, ¿verdad? —comentó el estilista, señalando los accesorios del tirador.

***

El príncipe siguió vagando por el campamento, sin rumbo, mientras intentaba olvidar lo que acababa de pasar, sin demasiado éxito. También hay que decir que el hecho de que aún tuviese puestos el bigote y el sombrero probablemente no ayudaba.

Con todo, estaba en territorio enemigo, así que tomó la decisión de desplazarse cubriéndose con las propias edificaciones. Si todos los miembros eran tan impredecibles como los que se había encontrado hasta ahora, más le valía no llamar la atención de ninguno más.

Aquello con lo que no contaba Takumi era con que uno de ellos hiciese lo mismo.

—¿Qu...?—intentó decir, al toparse de bruces con un mago de pelo rosado y puntiagudo, que se hallaba visiblemente alterado.

Sin embargo, el mexicano (?) no pudo terminar la frase, al verse interrumpido por el joven, que le hacía aspavientos para que se callara.

—Me estoy escondiendo de mis autoproclamados hermanos, que están intentando acosarme sexualmente. Por favor, pretende no haberme visto.—le susurró a sus oídos el mago, en un intento de explicar sus acciones.

El tirador hoshidano, por su parte, no pudo evitar preguntarse de qué clase de manicomio se había escapado su interlocutor.

Juzgando que no valía la pena molestarse con semejante lunático, nuestro querido príncipe asintió, pretendiendo comprender la situación del otro, y decidió continuar su camino.

Su decisión se probó correcta cuando, tras haberse alejado unos cuantos metros, vio al joven nohrio huir gritando cuando dos tipos musculosos descubrieron su escondite. ¿Acaso eran los guardias del manicomio, que habían venido a buscarlo?

En cualquier caso, no era asunto suyo.

Lo que sí era asunto suyo era buscar alguna forma de causar daño a sus oponentes.

Como, por ejemplo, causando estragos en el edificio que tenía enfrente.

<<¿Es ésta la armería? ¡Por fin algo de suerte! Si inutilizo su armamento…>>, empezó a maquinar el príncipe.

Una vez consiguió formular un plan adecuado en su cabeza, Takumi, con aire resoluto, decidió escabullirse dentro del almacén, con el fin de llevar a cabo su objetivo.

Aunque perdió parte de ese aire cuando oyó un estruendo proveniente del propio almacén.

El príncipe sacudió la cabeza. No conseguiría nada deteniéndose a estas alturas. Así, pues, se decidió a avanzar con cautela, intentando descubrir la causa del alboroto. Y, allí, en un rincón del arsenal, comprobó que se hallaba una muchacha medio sepultada bajo una pila de arcos.

La muchacha tenía su pelirroja coleta enredada con la cuerda de uno de ellos, y lágrimas en sus ojos, mientras sus labios se movían formando un murmullo inaudible.

Takumi se acercó sigilosamente, interesado en oír las palabras de la joven. Y lo que oyó fue:

—¿Cómo puedo ser tan inútil…? No valgo para nada…

Antes de darse cuenta de lo que estaba haciendo, Takumi había abandonado su escondite y se estaba aproximando a la muchacha, quién se sorprendió de la aparición de éste.

—¿Qu-quién…?—preguntó, nerviosa, mientras su interlocutor se arrodillaba junto a ella.

—Shh.—intentó tranquilizarla el príncipe.—Déjame ayudarte.

Acto seguido, se dedicó a emplear sus habilidosas manos para deshacer el enredo que habían sufrido los cabellos de la joven, y a retirar las armas que habían acabado sobre ella.

—G-gracias—le agradeció la muchacha, al parecer más calmada. Tras ello, dejó caer un pesado suspiro y añadió:—Menudo desastre que soy…

—Eh, no digas eso. Un accidente lo puede tener cualquiera.

—¡Pero es verdad! —replicó ella. —¡Se supone que soy una mercadera de objetos inusuales, pero no soy capaz de ganar ni un centavo! ¡Ni siquiera soy capaz de adquirir productos en condiciones! ¿Ves este arco? —preguntó, a la vez que señalaba el arco en el que su rojo pelo se había enredado previamente—¡Es uno de mis productos, y no consigo venderlo! ¡Después de todo, quién querría un arco de potencia 15, rango 1-4 y con las habilidades de crear una réplica del portador y lanzar un ataque masivo una vez cada tres turnos!

—Te lo compro—respondió él, dejando a la chica atónita.

***

Takumi caminaba, absorto, contemplando el arma que acababa de adquirir. Incidentalmente, se había olvidado por completo de todo el tema de “causar estragos”.

<<He… comprado algo absurdo, ¿no es verdad?>> pensó, mientras repasaba mentalmente los efectos que la mercadera había mencionado. Si todo lo que ella había dicho era cierto, Yumi Fujin, el legendario arco usado por generaciones de arqueros pertenecientes a la familia real hoshidana, y que Takumi actualmente poseía, simplemente palidecía a su lado. Quién le hubiese dicho que adquiriría semejante yumi de pura casualidad.

Dicho esto, Takumi podía sentir algo extraño proviniendo del arco; algo que no podía describir con palabras. En cualquier caso, era algo que no inspiraba confianza al tirador, así que juzgo preferible seguir usando su viejo arco si la situación lo hacía posible. Además, la razón principal por la que lo había comprado era para incentivar la autoestima de la pobre mercadera, así que…

En aquel momento, Takumi sintió un leve tirón en una de las mangas de su traje. Dirigiendo su mirada en aquella dirección, los ojos del príncipe encontraron a un pequeño niño, de unos 11 años y con pelo rosado, con la vista clavada en él.

<<¿Un niño?¿En el campamento?¿Acaso les ha dado a los nohrios por reclutar a niños soldado?>>, teorizó el hoshidano.

Ignorante de lo que se le pasaba por la cabeza al tirador, el pequeño siguió tirando de él. El joven lo interpretó como una petición para que lo siguiera, así que eso hizo, hasta llegar a lo parecía un juego de tiro al blanco. ¿Decidió el pequeño traerlo tras ver que tenía un arco? Chico listo.

Entonces, el niño se giró y, con ojos llenos de expectativas, señaló un flotador con la forma de un pequeño dragón blanquiazul. Al ver esto, el príncipe acarició la cabeza del pequeño y se acercó a la vestal pelirrosa que se hallaba en el mostrador.

—¿Puedo probar? —preguntó el hoshidano.

—Por supuesto, señor con sombrero exótico y bigote falso para nada sospechoso. —respondió la chica. Takumi parpadeó, al darse cuenta de que se había olvidado de su atuendo actual con todo el ajetreo.—Tenéis tres intentos, en caso de acertar podéis elegir un premio. Aquí tenéis el arco y las flechas.—añadió, dándole un arma de una calidad un tanto cuestionable.

El tirador tensó el arma, apuntando al blanco y disparó con un movimiento claramente practicado. Por desgracia, la mala calidad del arco hizo que se desviase ligeramente la flecha, causando que el tiro fallase. El joven chasqueó la lengua, visiblemente molesto, y preparó la siguiente flecha, aprovechándose de su pericia para compensar los defectos del arco. Una vez consideró estar listo, disparó de nuevo, esta vez con la saeta siguiendo la trayectoria deseada.

Al menos, hasta que se partió en pleno vuelo.

El príncipe observó durante unos instantes, atónito, el punto donde la flecha había sufrido la incidencia, para después redirigir su mirada hacia la muchacha.

—¿Rompearcos?¿En serio?

—¿Me está acusando de hacer trampas?¡Me vais a hacer llorar!—replicó ella, mientras se llevaba las manos a la cara en un ademán de limpiarse las lágrimas. Teniendo en cuenta que la muchacha mantenía una expresión neutral en todo momento, la escena resultaba un tanto surrealista.

Takumi sintió como se le hinchaban las venas de la sien. Le quedaba una única oportunidad y la vestal no parecía estar por la labor. Sin embargo, se negaba a rendirse en semejante situación. Así, pues, decidió que, dado que al parecer el uso de habilidades no estaba prohibido, el usaría las suyas.

El hoshidano respiró hondo, concentrándose al máximo, y preparó el último proyectil. Un aura violácea comenzó a recubrir la flecha y, una vez se acumuló suficiente energía, soltó la cuerda, causando que saliese disparada contra el objetivo. Una vez la flecha alcanzó el mismo punto, se volvió a partir, mas, gracias a la fuerza adicional proporcionada por la habilidad, la punta siguió avanzando hasta impactar. El príncipe le lanzó una sonrisa burlona a la vestal, mientras el pequeño alzaba los brazos para celebrar el triunfo del arquero.

***

—¿Y esas pintas?—inquirió la Devastadora.

Tras todos los sucesos que había experimentado aquel día, a cada cual más caótico, el príncipe decidió retirarse, a pesar de no haber cumplido su objetivo. Dicho esto, aún debía por tratar con la guerrera de nuevo, muy a su pesar. Ella no tardó en percibir su cambio de look.

—P-pues… El tipo de la tienda de accesorios…—empezó él, a lo que Kiegell respondió con una mirada de comprensión al joven.

—Oh. Mis condolencias. ¿Quieres que le dé una torta de tu parte?

—Por favor.—respondió el hoshidano, sin pensárselo dos veces, antes de despedirse y seguir su camino.

Una vez se alejó lo suficiente del campamento, se quitó el disfraz, y comenzó a reflexionar sobre lo que había pasado. Ciertamente, había sido un día extraño. El pelotón liderado por el capitán Gesch era un grupo de lo más variopinto y, aunque no todo lo sucedido había sido malo, su pequeña “misión” claramente se había ido al garete.

Teniendo en cuenta todo lo acaecido aquel día, Takumi alcanzó una conclusión:

Están locos estos nohrios.

tecgarasil
Great Knight
Great Knight
Mensajes: 453
Registrado: 10 Abr 2015, 08:51

Mensaje por tecgarasil » 26 Dic 2018, 10:02

Y ahora, planes de entreacto me obligan a adelantar mis propios planes, quiero decir... aun no he terminado de subir los capítulos que tenía desde ANTES del cierre de miiverse (Creo que eso no me deja en buen lugar) sin embargo una vez recuperada la posibilidad de sacar capturas nuevamente......
SPOILER:
Imagen
Para allanar el camino de los entreactos voy a adelantar mis planes con respecto a las habilidades, ¿Recordáis como funcionaban las habilidades? Puedes tener la habilidad que gustes pero a niveles 10,15,20,25,30.

Como ahora no es necesario reenviar un avatar para ello, este sistema de habilidades será obligatorio, de hecho cada usuario podrá cambiar las habilidades a su propio antojo, sin embargo ahora habrá una condición restrictiva, todas las habilidades serán únicas, es decir, no se pueden repetir. Además quiero recordar de que cada habilidad debe tener su propio lore, no vale tenerla y ya, el lore puede ser oculto claro, para personajes con cierto clifhanger, aunque el autor debe conocerlo.

Esto perjudicará mucho a personajes como FDuart que quieren el monopolio de las contra armas, y a todos esos usuarios de espada como maestría de espada, como a los de recuperación y duplicar. Sin embargo ahora puedo decir que los personajes tienen acceso a TODAS las habilidades, y cuando digo todas quiero decir......


Por ejemplo
SPOILER:
Imagen

FDuart.. con esa cara de Poker, ¿Hacia donde va a moverse, a donde va a disparar?
Gesch es un estratega y el capitán de los cazadores de malicia, ¿Que mejor habilidad que esa?
Anna #23 sigue siendo Anna
¿Que da más pavor que la barra de pan duro? La barra de pan congelado.

Y por ultimo voy a recordar las habilidades de cada personaje, para saber a cual tenéis acceso y a cual no, recordad que solo las habilidades que estén equipadas en ESE MOMENTO son las que están ocupadas, es decir si un personaje tiene planeado aprender teletransporte a nivel 25, aun no la tiene,. No acaparéis todas las que están rotas, dejad espacio para la diversión y creatividad y no os privéis de negociar entre vosotros.
SPOILER:
Setsuko: No voy a ocupar ninguna por el momento.

FDuart: Partesables, Quiebralanzas

Nicol: Duplicar, Recuperación

Gesch: Recuperación, Maestría grimorio

Roy: Duplicar, Ejecución Fuerte

Anna#23: Saqueo Postumo, Brebaje Brujesco

Kiegell: Replica lacerante, Amateratsu

Shanks: Ejecución Curativa, Golpe Certero

Hito: Parangón, Fobos

Mendoza: Fobos, Selene

Epel: Helios, Descerrajar

Itachi: Muerte Inminente, Partesables

Abel: Emboscada, Rompearcos

Eleonora: Maestría Hacha, Pavés

Zeiko: Ventura, Desgarrar cielo


Mucha información lo se, muchas gracias por leer todo esto.

YPeled
Soldado
Soldado
Mensajes: 43
Registrado: 20 Oct 2016, 17:55

Mensaje por YPeled » 26 Dic 2018, 11:25

Aunque no comente el capítulo pasado porque cuando llega la hora de comentar me quedó en blanco, lo digo ahora, me alegro muchísimo de que estes de vuelta, tu corrinquest me encanta, eres una de las razones por las que entro todos los días. Con las habilidades no tengo problema ya que te las envié (aunque, ¿podrían cambiarse?, ¿o cuando ya tienes el personaje es imposible?) aunque por supuesto si hay algún problema dm.

Me alegro mucho de que hayas vuelto, ¡y también espero el próximo capítulo! (y esa habilidad de Kiegel, dios, la destructora y con razón)

Zeiko
Pupilo
Pupilo
Mensajes: 148
Registrado: 14 Jul 2017, 18:24

Mensaje por Zeiko » 26 Dic 2018, 11:51

tecgarasil escribió:
26 Dic 2018, 10:02
¿Que da más pavor que la barra de pan duro? La barra de pan congelado.
[...]
Zeiko: Ventura, Desgarrar cielo
Qué poco ambicioso: podrías haberle dado la habilidad de bastones infinitos que tiene Iago.

En cuanto a las habilidades, tengo el lore de Ventura y Desgarrar cielo en el documento público. (También el de Recuperación, pero viendo que tiene tantos pretendientes...).

Ya veré que hago con las otras.

tecgarasil
Great Knight
Great Knight
Mensajes: 453
Registrado: 10 Abr 2015, 08:51

Mensaje por tecgarasil » 26 Dic 2018, 12:04

YPeled escribió:
26 Dic 2018, 11:25
Aunque no comente el capítulo pasado porque cuando llega la hora de comentar me quedó en blanco, lo digo ahora, me alegro muchísimo de que estes de vuelta, tu corrinquest me encanta, eres una de las razones por las que entro todos los días. Con las habilidades no tengo problema ya que te las envié (aunque, ¿podrían cambiarse?, ¿o cuando ya tienes el personaje es imposible?) aunque por supuesto si hay algún problema dm.

Me alegro mucho de que hayas vuelto, ¡y también espero el próximo capítulo! (y esa habilidad de Kiegel, dios, la destructora y con razón)
Puedes cambiarlas perfectamente, así que solo dime y se te dará
Zeiko escribió:
26 Dic 2018, 11:51
Qué poco ambicioso: podrías haberle dado la habilidad de bastones infinitos que tiene Iago.

En cuanto a las habilidades, tengo el lore de Ventura y Desgarrar cielo en el documento público. (También el de Recuperación, pero viendo que tiene tantos pretendientes...).

Ya veré que hago con las otras.
Okey, Bastón austero para Zeiko, pero tienes que ponerle un lore ¿Cual otra quieres tener? ¿Ventura, desgarrar cielo o alguna otra?

Una pregunta ¿Porque no aparece mi firma?

Zeiko
Pupilo
Pupilo
Mensajes: 148
Registrado: 14 Jul 2017, 18:24

Mensaje por Zeiko » 26 Dic 2018, 12:33

tecgarasil escribió:
26 Dic 2018, 12:04
Okey, Bastón austero para Zeiko, pero tienes que ponerle un lore ¿Cual otra quieres tener? ¿Ventura, desgarrar cielo o alguna otra?
En realidad dije lo de Bastón austero medio en broma, pero bueno, Bifröst con usos infinitos, por qué no.

A ver:
  • Nivel 10: Ventura: Zeiko es una persona un tanto impulsiva, y eso se refleja en su estilo de combate, incrementando las probabilidades de causar un golpe crítico, a costa de algo de golpeo.
  • Nivel 15: Desgarrar Cielo: Como estilista, Zeiko ha estado practicando su habilidad con las navajas durante años, hasta el punto de poder crear una ilusión de cortar el cielo mismo. Esta es la principal razón por la que un no combatiente como él puede sobrevivir en el campo de batalla.
  • Nivel 20: Maestría Shuriken: Buscando reinventarse, Zeiko ha practicado para adaptar su técnica habitual al campo de batalla, permitiéndole usar su navaja para algo más que para cortar el pelo. Por alguna misteriosa razón, también funciona en panes.
  • Nivel 25: Bastón Austero: ... Creo que mejor le dedicaré un entreacto en su momento. Probablemente involucre a la familia de Zeiko.
  • Nivel 30: Rajagrimorios: Simple y llanamente, es una "medida higiénica" diseñada por Zeiko en el caso de que se tenga que enfrentar al señor Pelo de Acelga. (En caso de que alguien más la desee, se puede reemplazar.)

Eru
Tirador
Tirador
Mensajes: 385
Registrado: 16 Ene 2015, 18:45
FE Favorito: Blazing Sword

Mensaje por Eru » 27 Dic 2018, 13:19

+ Os lo dije, os dije que algo con un desarrollo como éste no podía quedarse colgado de esta manera.
- No lo dijiste.
+ Pero lo pensé.

Creo que entendi la copla de las skills ahora, nada de repetir skills y justificar con historia el porque las tiene. Tras pensarlo un poco terminé reworkeando a Gesch.

  • 10: Caballeroso: Dada la educación que recibió y su propia personalidad Gesch no puede evitar ser muy proyector con las chicas que parecen niñas pequeñas, a las cuales protege de un modo excesivo. ¿Por qué? Pues porque son demasiado monas e inocentes para que les pase nada malo. Y si él no las protege ¿quién lo hará?
  • 15: Superación: Desde niño Gesch a estado entrenando para mostrar que está a la altura de los mejores. Cuánto más grande era el objetivo más se esforzaba, quería que los demás vieran que lo que también hacía falta era dedicación y no solo talento natural, aunque el mismo tiene algo de eso.
  • 20: Perspicacia: Gracias al cuaderno Gesch está preparado para casi todas las circunstancias y situaciones. Excepto para lo que ocurre en el Reino Sideral, lo que pasa ahí se queda ahí.
  • 25: Entusiasmar: Algo así como una versión mejorada de "Perspicacia", a través de palabras de ánimo Gesch puede motivar a sus compañeros a seguir peleando y dar lo mejor de sí.
  • 30: Maestría Grimorio: Tras años de estudio ahora conoce muchos hechizos y demás materia mágica, esto se traduce en que incluso con un Grimorio Fuego puede sacar mucho juego y ser peligroso para quién no se ande con cuidado.

tecgarasil
Great Knight
Great Knight
Mensajes: 453
Registrado: 10 Abr 2015, 08:51

Mensaje por tecgarasil » 06 Ene 2019, 19:21

Zeiko escribió:
26 Dic 2018, 12:33
En realidad dije lo de Bastón austero medio en broma, pero bueno, Bifröst con usos infinitos, por qué no.

A ver:

Muchas habilidades :yoshi:

Eru escribió:
27 Dic 2018, 13:19
+ Os lo dije, os dije que algo con un desarrollo como éste no podía quedarse colgado de esta manera.
- No lo dijiste.
+ Pero lo pensé.

Creo que entendi la copla de las skills ahora, nada de repetir skills y justificar con historia el porque las tiene. Tras pensarlo un poco terminé reworkeando a Gesch.


Muchas habilidades :yoshi:

Apuntados ambos, recuerdo que solo se toman las habilidades que se tienen en el momento (lvl 10 y 15), así que cualquiera Menos yo os la podría quitar, de todos modos como ahora las firmas no están a simple vista tengo que ir recordando la dirección del documento publico.


Capitulo 10: Mantengo la formación... y pasa esto
SPOILER:
Gesch: Estaba tan consternado por lo de mi hermana... que no me di cuenta de como caía en la desesperación.
Abel: Capitán, lo entendemos
Gesch: No me refiero a eso, yo mismo he exparcido la malicia, junto a los inhumanos como mis aliados
Setsuko: ¿Como? ¿Es eso posible?
Gesch: Lo recuerdo muy bien, pasamos por Cheve, y lo arrasamos entero a nuestro paso... yo tomé parte.
Setsuko: Eso... eso es raro...


Imagen

Epel: Pro si Xeve está Xevere
Anna #23: Mis clientes están infectados de malicia, pero aparte de eso...
Kiegell: ¿Estás seguro de que paso lo que recuerdas?
Gesch: Estoy seguro, o... lo estaba
Nicol: …..
Gesch: Bien bien, tenemos que curar de malicia a los infectados, luego debo trazar un plano arquitectónico, si Cheve se encuentra en buenas condiciones, tal vez me confundiera de ciudad.


¿Sabías que...

"....Los lugares donde están Setsuko e Hito son fortalezas?"



Imagen

Takumi: Vale, he estudiado sus tácticas y se como ganarles, nos quedamos aquí, y cuando ellos vengan los arrasamos con una combinación de armadura, magia y mi Yumi Fujin.
Acorazado: Principe Takumi, los veo, están ahí
Takumi: ¡¡Ni se te ocurra moverte!!


Imagen

Hito: Ji-to agradecer Machacar corpunto
Eleonora: No se dice así se dice...
Hito: ¡NO ACERCAR BESTIA DEVORA JI-TOS A POBRE JI-TO!
Eleonora: ¿Por que dices eso? Magnus es alguien totalmente....

Imagen
Imagen

Hito: FMFMMFHMMMHHH


Imagen

Setsuko: La verdad, me empiezo a acostumbrar a estar en primera linea
Nicol: .......
Setsuko: No no, eso era en Awakening, aquí Nosferatu no está tan roto
Nicol: ….....
Setsuko: Pero hombre, eso no es estar roto.... solo un poquito.

Imagen

Acorazado: Entonces nos quedamos aquí y esperamos
Takumi: Sí
Acorazado: Y ¿Cuando lanzamos el ataque?
Takumi: No lo haremos nosotros, vamos a esperar a que ellos ataquen

Imagen
Abel: Vuela alto mi pegaso, caeremos sobre ellos
Shanks: Iiiiihh
Abel: Shanks, imitas muy mal a los pegados
Shanks: No es fácil, nadie sabe que sonidos hace un pegaso.
Abel: No es tan difícil... es un sonido de relincho de Yegua, solo que tres tonos más agudo
Shanks: Venga hazlo tu, listillo
Abel: …..

Imagen

Gesch me está quedando muy solido, destaca en su habilidad y no parece tener debilidades.

Gesch: Por supuesto practico todas las areas de entrenamiento para mantenerme en forma, boxeo, meditación, mover rocas, alpinismo, estudio, footing, y para la suerte, soy aficionado a la lotería.


Imagen

Augur: Parece que se están tomando su tiempo
Takumi: Tu hazme caso, tienen que pasar por aquí tarde o temprano ¿Que cazurro llevaría a todo su ejercito por el mismo camino?


Gesch: Pues tenías razón Setsuko, esto de mover a toda la unidad por el mismo camino tiene sus ventajas.




Imagen

Setsuko: ¿Porque tengo que estar yo delante?
Nicol: …...
Setsuko: ¿COMO PUEDES ESTAR TAN TRANQUILO?
Nicol: …..


Imagen

Acorazado: El ejercito se está moviendo, ¿Y si provamos a atacarlos desde nuestra posición y flanquearlos?
Takumi: Que no, que me hagas caso, te digo que cuando te ataquen y no penetren tu armadura, van a a estar expuestos a nuestra contraofensiva
Acorazado: Su líder es un mago
Takumi: Y nosotros tenemos otro.


Imagen

Hito: ¿Porrr que desnudar a pobrrre?
Eleonora: Porque..... es el mejor modo de derrotarlos
Hito: Niña rrica mirarr a musculoso hombre con lujuria
Eleonora: Que cosas te inventas.

Epel: BUAAAAA PIXA T VIA EXA DE MENO
Replica: BUAAAAA PIXA T VIA EXA DE MENO
Gesch: ¿Y a ti que te pasa?
Epel: Con la nueva ley de habilidades no puede haber más de una replica.. *snif*
Gesch: Está tan lúgubre que incluso es capaz de hablar correctamente


Imagen

Que raro que Setsuko no me suba magia.
Abel: Y...
Augur: ¿Que?
Abel: un segundo...
Augur: ¿?
*Pown*
Augur: AU AUAUAUA ¡¡Esa javalina ha venido desde el agua!!
Abel: Sublime

Imagen

Orochi: ¡Nos tienen rodeados! Pero... todos vuestros aliados están muriendo ahora mismo en el otro puente... jajajajaja

Takumi: …...
Augur: Veintitres elefantes, se balanceaban, sooobre la tela de una araaaaaña, y cooomo veiiian que nooo se caiiian fueron a llamar a otro elefaaaaante


Imagen

INTENSE PVP FIGHT OVER A YEAR LIKE AND SUBSCRIBE FOR MORE
Nicol: ….
Setsuko: Ni yo.... pero bueno al menos entretienen a Kiegell
Nicol:.......

Acorazado: ¿KIEGELL? ¿LA DEVASTADORA?
*Tira su arma y su armadura y se va corriendo *
Jin. Wyvern: ¡NO ME DEJES AQUI!
*Toma su wyvern en brazos y sale corriendo *




Imagen

Augur: nanananaaaana nanananananaaaana tiiiiroriro rariroraaaaaaro
Acorazado: ¡ESCALERA DE COLOR!
Acorazado 2: ¡TIENES LAS CARTAS BAJO LA ARMADURA!
Acorazado 3: ¡SI ES QUE CONTIGO NO SE PUEDE JUGAR!


Imagen

Epel: Misi misi misis
Nicol: …..
Gesch: ¿Que haces?
Epel: yama al bixo
Gesch: Un momento, ha subido de nivel, ¿Ya no aprendes nuevo vocabulario?
Epel: E llegao al tope
Gesch: *Empieza a escribir en su cuaderno*


Imagen
Shanks: Estos caen como moscas
Kiegell: Son unos flojuchos
Shanks: Pues tu no ayudas
Kiegell: ¿COMO? Repite eso pimpollo
Shanks: ¡NUNCA ME COGERAS!


Imagen

Takumi: Y entonces... tuve que coger un gorro mexicano y un bigote y le dije “Yo soy... Takomi”
Acorazado: BUAJAJAJAJ
Augur: AJAJAJAJAJ
Acorazado 2: Porras... No voy a poder superar eso


Imagen
Acorazado 2: Pues... esto era...
Augur: Ahora que lo pienso. ¿No deberían haber llegado ya?
Takumi: Se habrán rajado

Imagen
Epel: Que rapido caen los palomos

Acorazado: Bueno pues si se han rajao
Takumi: Tu espera... yo que tu no me movía de ahí, mira que bien puestos estamos.. saca una foto pal face
Augur: Me he dejado la camara en casa
Takumi: Si es que no vales pa na


Imagen

Reyna: ¿Acaso es esta la Devastadora?
Kiegell: QUE NO ME LLAMEIS...
Reyna: Fantástico, nada ansiaba más que batirme a muerte con la legendaria Devastadora
Kiegell: oh... bueno, si crees que estás a la altura.

Imagen

Kiegell: No soportarás un asalto pipiola
Reyna: Espero que tu fortaleza supere a tu lenguaje

Gesch: Epel y Anna, vosotros os encargareis de la jinete Kinshi

Kiegell: ¿QUE?

Epel: A manda capitan
Anna: Espero no fallar

Kiegell: ¡ATRAS! ¡ES MIA!

*pown* *pown*

Reyna: Así... que... la... devastadora.. nos es más.... que una... cobarde.

Kiegell: NOOOOOOOO


Imagen

Niveles para todos...

Kiegell: ***** para alguien que quería enfrentarse a mi.
Imagen

Takumi: Estaba yo pensando...
Augur: Hip....
Takumi: Si ya hemos ganado, me puedo apuntar el merito
Acorazado: Pero si no hemos echo nada
Takumi: Tu solo encárgate de que nadie sepa eso, y te compro una armadura de oro




Imagen

Takumi: ¿Soy yo o faltan efectivos?
Augur: ...Hip....
Takumi: ¿Miro para otro lado y ya estás borracho?
Augur: Si e que....hip, que pocua... verguensaaaa

Imagen

Abel: ¿Lista?
Anna #23: ¡Ay! No lo se...
Abel: Tu tranquila, solo tienes que disparar a ese wyvern
Anna #23: Pero es que no quiero dar a Magnus
Abel: …. Magnus está en la otra punta de la ciudad
Anna #23: ¡¡Ya lo se!!


Imagen

Epel: Oie capi
Gesch: Dime
Epel: K kería deci..... mira, he subio do nivele
Gesch: Y tu intelecto no ha mejorado
Epel: Aro k si, tengo ma magíaaaaaaa
Gesch: Bueno, será muy útil cuando promociones

Imagen

Epel: To esto es un festin
Anna #23: Ay... lo siento es mi culpa que tengas hambre.
Epel: ¿Eh? ¿Por que decís eso mi buena dama?
Anna #23: Se me cayo el desayuno esta mañana y nos quedamos sin comer
Epel: ¡¡ASI QUE FUISTE TU!! No... pera un moento, si yo he jalao esta mañana
Anna #23: Soy tan torpe
Epel: ¿De verda... se exa la culpa de cosas k no han pasao?

Shanks: Nadie se da cuenta de que he subido de nivel.... *snif*
Abel: Normal, si en lugar de disfrazarse se camufla
Shanks: Aaaah... es verdad.

Imagen

Eleonora: ¿Por que? ¿Por que...?
Abel: Que bien, he tenido un nivel perfecto, soy tan feliz
Eleonora: ¿Por que el sí y yo no? ¡¡Si además tiene más nivel que yo!!
Abel: ¿Te pasa algo pequeña Eleonora?
Eleonora: ¿A mi? Que va... esto.... Mis buenos augurios por tu gran nivel


Imagen

Gesch: Ya hemos terminado
Kiegell: No, mira por allí quedan infectados
Takumi: ¿Eh? ¡¡LOS HAN DERROTADO A TODOS!!
Acorazados y Augur: ¡¡ NANIIIIIIIIIIIIIIIIIII !!
Gesch: A.. ¿Pero que esos luchaban?
¿Gesch?: No venían apuntado en las tácticas para el enfrentamiento de hoy
Gesch: SHANKS QUITATE MI TRAJE... que me lo arrugas

Imagen

Epel: Ara k ma dao cuenta
Hito: ¿Que decir tu?
Epel: ¿Tu taba aki?
Hito: Ji-to llevar luchando toda la batalla
Gesch: Es verdad, yo no me había dado cuenta
¿Itachi?: El me ha quitado el puesto de hoy
Gesch: SHAAANKS
Imagen


Gesch: Buen trabajo equip.....
Kiegell: ¿Están desapareciendo?
Gesch: Se están evaporando como... las almas en pena
Nicol: ….
Eleonora: ¡¡Capitán!! La ciudad se está desmoronando
Gesch: ¿Que significa esto Setsuko?
Setsuko: No lo se... la malicia solo afecta a los organismos vivos...
Epel: Pera.. ¿Ta diciendo que nos afecta a tos?
Setsuko: La malicia pasada del capitán y Hito no es tan fuerte... para que nos hiciera recrear eventos pasados debería existir un catalizador.
Gesch: ¿Un catalizador?
Setsuko: ¿Como decirlo...? Algo... que interaccione al llegar aquí y convierta toda la ciudad en un hervidero de malicia.
Gesch: …. ¿Puedo ser yo acaso?
Setsuko: Imposible, debe ser un recipiente de gran poder, algo así no pasaría desapercibido ante nuestras narices, tal vez haya algo así en Cheve, deberíamos organizar una búsqueda.


Documento público, entra y deja las descripciones de tu personaje.

epel3
Recluta
Recluta
Mensajes: 51
Registrado: 21 May 2017, 12:05

Mensaje por epel3 » 07 Ene 2019, 08:06

Epel aprendió flama
Epel: k capitulo mas flama ermanito , azi k hay etaba er nuevo vocablo
Creo que no nos has avisado de nuevo capítulo, yo me he metido de casualidad pero quizás los demás no se hayan enterado todavia

Zeiko
Pupilo
Pupilo
Mensajes: 148
Registrado: 14 Jul 2017, 18:24

Mensaje por Zeiko » 07 Ene 2019, 16:34

Qué raro. Un capítulo en el que no aparece mi personaje.
Y bendito Takomi.
¿Habrá alguna referencia al primo de Zeiko que estaba apostado en Cheve?

tecgarasil
Great Knight
Great Knight
Mensajes: 453
Registrado: 10 Abr 2015, 08:51

Mensaje por tecgarasil » 05 Feb 2019, 09:54

epel3 escribió:
07 Ene 2019, 08:06
Epel aprendió flama
Epel: k capitulo mas flama ermanito , azi k hay etaba er nuevo vocablo
Creo que no nos has avisado de nuevo capítulo, yo me he metido de casualidad pero quizás los demás no se hayan enterado todavia
Baia pues ni cuenta me dí, im sorry

Por cierto, lo que te pasa es que tienes la bandeja de mensajes llena, tienes que borrar algunos mensajes y luego pinchar en donde te dice "Recibir mensajes en espera" o algo así
Zeiko escribió:
07 Ene 2019, 16:34
Qué raro. Un capítulo en el que no aparece mi personaje.
Y bendito Takomi.
¿Habrá alguna referencia al primo de Zeiko que estaba apostado en Cheve?
Básicamente en este capitulo me esforcé en quitar a los fijos para dar más papel a todos... si pudiera quitar de vez en cuando a Setsuko, lo haría.
Entreacto: Orden en el caos
Zeiko escribió:
17 Ene 2019, 20:31
SPOILER:
Era un día soleado como otro cualquiera en el plano astral. La clase de día que invita a uno a tumbarse en el césped a la sombra de un árbol y ver pasar las nubes. Hito no podía evitar preguntarse, mientras contaba las nubes en el cielo, qué clase de brujería había sido usada para ello, teniendo en cuenta lo mucho que el clima del plano desentonaba con el clima nohrio en esta época del año. No era la primera vez que los Cazadores habían salido del plano por diversas razones y se habían visto obligados a volver inmediatamente a por ropa de abrigo.

Era la clase de pregunta a la que no encontraría respuesta por más que pensase; mas, al no tener nada mejor que hacer servía como pasatiempo. Hito siguió dándole vueltas mientras contemplaba los cielos, hasta que llamada de alguien interrumpió sus pensamientos.

—¡Eh, Jito!—gritó una voz, claramente femenina, lo que causó que Hito se incorporase lo suficiente como para poder ver el origen de la voz, el cual resultó ser Eleonora. La amazona, que se hallaba acompañada de Kiegell, parecía dirigirse rumbo a la entrada del campamento, aunque había desviado su rumbo al ver al espadachín.

Espera… ¡¿Eleonora?! Hito se levantó de inmediato y se dedicó a observar sus alrededores. Nada por el este, nada por el oeste… Hito suspiró, aliviado. Parece que la “bestia devora Ji-tos” no planeaba hacer acto de presencia por el momento.

—Ji-to saludar a mujeres.—respondió él, mientras bajaba su nivel de alerta.—¿Desear algo de Ji-to?

—Síguenos, pimpollo—contestó la acorazada, a la vez que hacía un gesto para que Hito se acercase.

El joven, dándose por aludido, decidió obedecer, y avanzó a zancadas en la misma dirección que seguían las dos, con el objetivo de alcanzarlas.

—¿Adónde ir grupo?—preguntó, una vez lo consiguió.

—El servicio de reparto ha traído varios pedidos al campamento, y necesito algo de ayuda para llevar los míos.—explicó Eleonora, mientras continuaban caminando.

—La pregunta viene tarde, pero… ¿Qué leches has pedido para que nos necesites a los dos?—inquirió la acorazada.

—Pues… Un piano de cola, diez botes de caviar, siete vestidos nuevos…—empezó a enumerar ella.

Hito y Kiegell no podían evitar temblar al imaginar el precio de los caprichos de la señorita nohria… o las artimañas que cierto capitán y cierto estilista empleaban para que, a pesar de dichos caprichos, las meteduras de pata de cierta mercadera, el sueldo de cierto mercenario y cierto adivino (especialmente el adivino), el pago de las reparaciones de la cantina destruida por cierta guerrera y los destrozos causados habitualmente por cierto trío, los Cazadores consiguieran, de alguna forma, llegar a fin de mes.

—Entonces, ¿por qué no traer bestia devora Ji-tos para ayudar a cargar?—preguntó el espadachín, mientras Kiegell soltaba una sonora carcajada al oír el original título que había adquirido el pobre (?) guiverno.

—¿Qué os ha hecho Magnus para que lo llaméis así?—le reprochó la amazona, lo que causó que el joven le devolviese una mirada incrédula.—En cualquier caso, la razón por la que no se halla disponible de momento es porque Zeiko le está haciendo la manicura.

—¿Y cómo leches se le hace la manicura a un dragón?

—Kiegell poder preguntar a hombre trajeado sobre eso.

—¿Te refieres a Zeiko? Pero si Eleonora acaba de decir que está ocupado.

—¿Entonces quién ser ese?—preguntó Hito, mientras señalaba a alguien con la misma apariencia que el estilista, organizando los diversos productos que había traído el repartidor.

Al ver la escena que el espadachín estaba señalando, Eleonora decidió aproximarse, haciéndose una idea de quién se trataba.

—Buenas. ¿Puedo ayud…?—intentó decir el impostor, al ver acercarse a la muchacha.

—No hace falta, Shanks.—le interrumpió la amazona.—¿Dejaréis de suplantar a los demás algún día?

—… Que conste que tengo el permiso de Zeiko.—replicó el augur.

—O-oh.—dejó escapar la noble ante la inesperada respuesta.

—Y ahora, si me disculpas… mi trabajo aquí está hecho.—se despidió Shanks, dándose media vuelta y marchándose.

En aquel momento, una ráfaga de viento se levantó, causando que Eleonora, inconscientemente, se cubriese los ojos con su brazo. Ella podría jurar que, en aquel momento, le pareció una capa mecerse al viento. El vendaval cesó tan rápido como comenzó y, cuando volvió a fijar la vista en el lugar donde estaba el adivino, se dio cuenta de que éste había desaparecido. Ella pestañeó, perpleja, mientras los otros dos observaban con cara de no entender lo que acababa de pasar.

***

—¿Estáis preparada, Kiegell?

—¡Nací lista! Uno, dos, y… ¡TRES!

<<Mujeres nohrias estar hechas de otra pasta.>>, pensó Hito, al ver al dúo levantar el pesado piano de cola, en lo que resultaba una escena un tanto surrealista, especialmente tras tener en cuenta la diferencia de altura entre ambas. Dejemos de lado el pequeño detalle de cómo Kiegell intentó llevarlo sola al principio y fracasó espectacularmente cuando se hundió en el suelo como mantequilla, con el instrumento sobre los hombros.

En cuanto al propio Hito, él estaba a cargo de cargar las bolsas que contenían, básicamente, todo lo demás. Pese a que, gracias a Anankos, no eran más pesadas de lo que espadachín podía cargar, la salvaje cantidad le causaba problemas incluso para ver por donde caminaba.

Continuaron su camino a la alcoba de Eleonora a través del campamento (y con un ritmo sorprendentemente rápido, teniendo en cuenta el enorme equipaje que llevaban). Y, durante el camino, lograron cruzarse con una somnolienta Anna que les saludó con la mano entre bostezos; un vagabundo Itachi que no pudo evitar parpadear ante el inusual desfile que conformaba el trío; un apresurado Abel que, por alguna misteriosa razón, estaba huyendo de la inexpresiva FDuart, la cual corría detrás de él con un fasto en alto; y un alegre Nicol, que se hallaba acariciando lo que parecía ser un perro.

En aquel momento, el perro se giró, su mirada dirigiéndose primero a Eleonora, y después a Kiegell. Y, cuando sus ojos se cruzaron con los de la segunda, el can dio un bote y salió corriendo en la dirección opuesta. Nicol, tras la repentina reacción del animal, tardó varios segundos en reaccionar y, cuando lo hizo, se dedicó a perseguirlo.

—Veo que le hacéis honor al epíteto de “Devastadora”.—comentó la pelirroja, divertida por el desarrollo de los acontecimientos.

—¡¿CUÁNTAS VECES TENGO QUE DECIR QU…?!—rugió la peliazul, intentando recriminar a la anterior por usar ese odioso (?) título.

—¡NO SUELTES EL PIANO!—le interrumpió ésta, al notar como el instrumento se tambaleaba debido al brusco movimiento de la acorazada.

Hito sintió como su corazón casi se paraba al ver el peligro de estrellarse contra el suelo que corría el piano. Por suerte, el dueto pudo reaccionar a tiempo y evitar la tragedia, tras lo cual decidieron pararse un rato a descansar, por el bien de la salud mental de los tres.

Una vez se hubieron calmado lo suficiente, Hito decidió mencionar un detalle que llevaba vagando por su cabeza un buen rato.

—Ji-to preguntarse de dónde salir perro.—eso fue lo que dijo.

—Ahora que lo decís… quizás debiéramos consultarlo con el capitán.—respondió Eleonora.

—Lo que sea. Terminemos primero con esto.—concluyó Kiegell, dirigiéndose hacia el piano para continuar.

***

—¿Hmm? ¿El perro con el que Nicol estaba jugando?

Gesch se hallaba en su despacho, tratando con una apabullante pila de papeles y documentos varios. Normalmente, esta clase de trabajo debería pertenecer a oficiales de asuntos civiles, y un capitán como Gesch sólo necesitaría dar el visto bueno a los documentos ya procesados; desafortunadamente, los Cazadores de Malicia carecían de la clase de personal necesario para ello. Y el hecho de que, a pesar de ser técnicamente una compañía, no tenían ni una cuarta parte del personal mínimo que se espera de esa clase de unidad militar, demostraba lo poco interesados que estaban los altos cargos nohrios en todo el tema de la malicia. Al estratega no le apetecía ni recordar la cantidad de hilos que tuvo que mover sólo para conseguir el plano astral.

Dicho esto, la mente del capitán no se hallaba en estos momentos centrada en los dichosos papeles, si no en la pregunta que Hito, quien había venido a su despacho, le acababa de formular.

En cuanto a dónde habían desaparecido Eleonora y Kiegell, que acompañaban a Hito hasta hace un rato, la acorazada había decidido que, dado que no le interesaba en demasía el tema en cuestión, iría a la ya reconstruida cantina a por un tentempié, mientras que la amazona se encargó de acompañarla para asegurarse de que el incidente de la última vez no se repetía. Aunque claro, eso implica que Eleonora sería la que acabaría manipulando los alimentos. Si la Devastadora supiese de la habilidad de la joven en la cocina, probablemente se lo hubiese planteado dos veces antes de acceder.

Tras tomar unos instantes para aclarar sus ideas, el capitán acabó respondiendo a las dudas del espadachín.

—Hace un par de días, Epel volvió de una de sus escapadas, y al parecer encontró al cachorro cerca de los límites del plano astral. Lo trajo de vuelta ya que no estaba seguro de qué hacer con él, y ... parece que Nicol se encariñó del animal.—explicó.—Por cierto, no es un perro.

—Entonces, ¿qué ser animal?—inquirió Hito, con una visible expresión de confusión en su rostro a causa de la última declaración.

—Es...—comenzó el estratega, mientras rebuscaba intentando rescatar su cuaderno, que se hallaba sepultado bajo la pila de documentos. Una vez lo consiguió, lo abrió y enseño una página con un dibujo y datos sobre la especie del cachorro.—…una cría de lobo.

—… Ji-to preguntarse si ser seguro tener lobo en campamento.

—Por lo menos, no creo que sea más peligroso que un wyvern.—razonó Gesch.—Por cierto, ¿tienes alguna sugerencia para su nombre? Que la única opción propuesta hasta ahora sea “Cacahuete” por parte de Setsuko es, francamente, desalentador.

<<¿Joven mago comer lobos?>>, fue la “lógica” deducción que, por su parte, Hito realizó.

Zeiko
Pupilo
Pupilo
Mensajes: 148
Registrado: 14 Jul 2017, 18:24

Mensaje por Zeiko » 05 Feb 2019, 12:03

Nicolu-Chan escribió:
HoshidoNoble escribió:
Epsilon escribió:
FDuart10 escribió:
epel3 escribió:
Eru escribió:
Zeiko escribió:
Daraen escribió:
Shanks MudFish escribió:
YPeled escribió:
Steakbrine escribió:
Anteox escribió:
Zandaruss escribió:
Manakete escribió:
Quiero propuestas para el nombre de la mascota.

Responder