Transcripciones de apoyo (Lean primer post)

FE para 3DS. Chrom, descendiente del rey heroico, debe mantener la paz.
Responder
Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo LINFAN M-SEVERA


[Apoyo C]
SPOILER:
-Linfan: ¡Ah! ¡Ahí estás, Severa!
-Severa: Aaaaah... ¿Qué quieres, Linfan?
-Linfan: ¿Qué haces?
-Severa: Pues intento disfrutar de un momento de paz y tranquilidad. Así que, si no te importa... ¡ahueca!
-Linfan: ¡Uf! No tienes pelos en la lengua, ¿eh? Pero, si ya no tienes paz ni tranquilidad, ¿quiere decir que estás libre?
-Severa: ¡Je! ¡Sí que eres optimista!
-Linfan: ¡Ja! Lo sé. Soy de los que ven siempre el vaso medio lleno. ¡Je, je! En fin... Que todos estamos haciendo la cena en el comedor. ¿Por qué no vienes?
-Severa: Si está todo el mundo allí, no me echarás de menos.
-Linfan: Vamos, no seas así... A no ser que no sepas cocinar...
-Severa: ¡Una servidora cocina de maravilla, gracias!
-Linfan: ¡Pues venga! ¡Me encantaría probar un plato tuyo!
-Severa: ¿No se te ha pasado por la cabeza que tal vez NO QUIERO cocinar para ti?
-Linfan: Oye, que no tiene por qué estar rico. Con que sea comestible yo ya me conformo.
-Severa: ¡Anda! Pero ¡qué grosero!
-Linfan: ¡No es grosería! Es solo que tengo curiosidad por saber qué cosas comes.
-Severa: ¡SÍ QUE ES GROSERÍA! ¡¿Que qué "cosas" como?! ¡Pues lo mismo que todo el mundo!
-Linfan: P-perdona, no pretendía...
-Severa: ¡Vale! ¿Si te cocino algo, cerrarás la boca?
-Linfan: ¡Oh, ya lo creo!
-Severa: ¡Pues te voy a preparar una cosa que te va a sorprender! ¡Así verás que sí sé cocinar!
-Linfan: ¡Uuuy! ¡Qué ganas tengo!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Severa: Ah, por fin te encuentro. Ven aquí, Linfan.
-Linfan: ¿Mmm? ¿Necesitas algo?
-Severa: Decías que querías que te cocinara algo, ¿no? Pues ahora es tu oportunidad. Acabo de preparar una cosa.
-Linfan: ¿En serio? ¡¿Solo para mí?! ¡Caramba, qué honor!
-Severa: ¡No lo he hecho para ti! Es que estaba aburrida y quería matar el tiempo. Toma. Es un estofado.
-Linfan: ¡Ooooh, qué buena pinta tieneeee! ¡Y qué presentación más bonita! El rojo de los tomates combina con el verde de las judías y el naranja de la zanahorias!
-Severa: ¡Menos hablar y más zampar!
-Linfan: ¡Ñam, ñam, ñam!... ¡Mmmm! ¡Qué delicia! Pero...
-Severa: ¡¿PERO...?!
-Linfan: Noto que le falta algo.
-Severa: ¿Qué pasa? ¿Me he dejado alguna especia?
-Linfan: No, no es eso... Le falta... Mmmm... ¿Qué le falta? Ahora mismo no caigo.
-Severa: ¿Estás seguro de que sabes siquiera de lo que hablas?
-Linfan: Eeeh... Puede que no. Pero ¡estaba para chuparse los dedos! ¡Lo digo en serio! Sé que he sonado un poco quisquilloso, pero esa no era mi intención.
-Severa: ¡No puedes decirle a alguien que a su plato le falta algo y luego no decir qué es!
-Linfan: Ojalá lo supiera...
-Severa: ¡AAARGH! ¡Me estás poniendo de los nervios!
-Linfan: Lo sé... Perdóname. Tal vez ya está bien como está y soy yo, que me siento raro. Aun así, estoy impresionado. No te tenías por una cocinera. Quiero decir, pareces más bien del tipo princesa mimada, ¿sabes? Aunque este estofado de pescado y verduras es pura comida casera.
-Severa: ¡Y-ya has hablado bastante!
-Linfan: Pero si no me contradices es porque estás de acuerdo, ¿no?
-Severa: ¡A callar! ¡Termínate el estofado y después ya te estás largando!
-Linfan: ¡Vale! ¡Ahora mismo me voy! ¡Palabra! (...) Mmm... Pero ¿puedo repetir? Es que estoy hambriento de verdad.
-Severa: ¡Lo que sea! Pero vete ya.
[Apoyo A]
SPOILER:
-Linfan: Eeh... Hola, Severa...
-Severa: ¿Qué? ¿Qué pasa? ¿Por qué te pones a susurrar ahora?
-Linfan: Oh, es solo que... Bueno, después del otro día, me pareció que estabas... ¿enfadada?
-Severa: ¡Oh, no! ¡Para nada! ¡No, no, no! Noooo, señor... No. Es decir, si dijiste que a mi estofado le faltaba algo, ¡es que le faltaba!
-Linfan: Mmmm... Eso ha sonado muy sarcástico.
-Severa: Oh, no me digas...
-Linfan: Eeeh... Sí. Y eso también. Bueno, no sé si te interesará, pero creo que ya sé qué es lo que le faltaba. Daba la sensación de que seguías pasos de cocina en vez de... cocinar.
-Severa: ¡Eso es una estupidez como un templo, Linfan!
-Linfan: No, hablo en serio... Verás, si cocinas para alguien, lo que sientes por ellos se refleja en la comida. Cocinar es algo más que seguir una receta. ¡Es una forma de expresión! En fin... Que eso era lo que le faltaba al estofado.
-Severa: ¡Pues perdona que a tu estofado le faltara amor, pero es que no lo vendían a granel!
-Linfan: ¿Sabes qué? Si alguna vez quieres cocinar poniéndole más alma, me gustaría probarlo.
-Severa: Ah, ¿sí? ¿Hablas de sentimientos en general... o de mis sentimientos hacia ti?
-Linfan: Eeh... Creo que no entiendo lo que dices.
-Severa: ¿Qué te parece con sentimientos de furia y molestia por haber insultado mi cocina? ¿O tal vez de incredulidad al ver que tuviste las narices de zampártelo TODO? ¿Qué clase de sabores crees que tendrán esos sentimientos, eh, don Cocinitas?
-Linfan: ¡Aaaaay! ¡P-perdona, perdona, perdonaaa! ¡No me hagas comer todo eso, por favor!
-Severa: ¡Jua, ja, ja, ja!
-Linfan: ¡Noooooo!
-Severa: Bah, para ya. No voy a envenenarte ni nada.
-Linfan: No, si ya lo sé, pero... te veo capaz de echar demasiada guindilla "sin querer".
-Severa: ¡Ajá! ¡ESO sí que es una buena idea!
-Linfan: Qué he hecho...
[Apoyo S]
SPOILER:
-Linfan: ¡Hola, Severa! ¿Puedo pasar?
-Severa: Ah, te has decidido a venir, ¿eh?
-Linfan: Decías que ibas a cocinar otra vez, ¿no? ¡No me perdería eso por nada! Ni aunque me asfixie por exceso de guindilla.
-Severa: ¡Pues claro que voy a cocinar otra vez! ¡No iba a permitir que tu insultante crítica de la otra vez fuera la última palabra! Ya tengo localizado el ingrediente que faltaba y no hay nada que me detenga. ¡Ha llegado la hora del gran duelo! ¡Mi cocina contra tu estómago!
-Linfan: Mmm... La última vez te dije que tu cocina era deliciosa, ¿no?
-Severa: ¡Sí, claro! Y voy yo y me lo trago, y nunca mejor dicho. ¡Venga, a comer!
-Linfan: Parece el mismo estofado que me hiciste la última vez.
-Severa: ¡A ver si esta vez echas en falta algo!
-Linfan: Vale. Allá va... ¡Ñam, ñam, ñam! Sluuuuup...
-Severa: ¿Y bien?
-Linfan: (...) ¡Delicioso! ¡Absolutamente fantástico! ¡Mucho mejor que la otra vez! ¡De verdad que se nota la pasión que le has puesto! ¡Me has llegado al alma!
-Severa: Bien...
-Linfan: ¿En qué estabas pensando mientras lo cocinabas? ¿En cachorritos? ¿En gatitos? ¿En el olor a tierra mojada tras la lluvia?
-Severa: ¿Por qué quieres saberlo?
-Linfan: ¡Porque la receta, los ingredientes y el chef son los mismos, pero el sabor es distinto! Quiero saber qué clase de sentimiento ha hecho que el plato sea mucho mejor.
-Severa: ¡No es asunto tuyo!
-Linfan: ¿Quéeee? ¡Oh, vamos! ¿Por qué no? ¡Venga, porfaaaaa!
-Severa: ¡No! ¡De ninguna manera!
-Linfan: Aaah... Bueno, como quieras. Jolín, ojalá pudiera comer así de bien el resto de mi vida.
-Severa: ¡¡QUÉ?!
-Linfan: Eeh... perdón. ¿He dicho algo inapropiado?
-Severa: P-parecía que... ¡Que me estuvieras pidiendo que fuera tu esposa!
-Linfan: ¿En serio? ¡Ja, ja! Ya, no me extraña que hayas reaccionado de esa manera. Aunque sentiría celos de cualquier hombre que se casara contigo y pudiera comer así.
-Severa: No sé yo... Si cocinara para otro hombre, siempre faltaría un ingrediente.
-Linfan: ¿Zanahoria?
-Severa: ¡Por los dioses! ¡A veces eres tonto de remate!
-Linfan: Eeeeh... ¿Apio? ¿Laurel? ¿Caldo de verdura? ¿Ternera? ¿Foie-gras? ¿Almejas? ¡Venga, dímelo!
-Severa: ¡AAAARG! ¡Olvídalo! Podrás descubrirlo comiendo estofado casero cada día del resto de tu vida...
-Linfan: ¡¿Vas a cocinar otra vez para mí?! ¡Toma! ¡Ah, mil gracias, Severa! ¡Eso es...! ¡¿Eh?! ¡Un momento!... ¿Has dicho "cada día"? ¿Como si estuviéramos...?
-Severa: ¡Si has acabado, ve a lavar tu plato! ¡Y, de paso, friega las cazuelas! [Se va]
-Linfan: ¡Espera, espera! ¿Qué querías...? O sea que ¿¡quieres que nos...!? ¡Severa! ¡Oye! ¡¿Adónde vas, Severaaaaaa?! Creo que me he perdido algo...

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo FREDERICK-MARIBELLE


[Apoyo C]
SPOILER:
-Maribelle: Mmm...
-Frederick: Ah, muy buenas, Maribelle. Espero que os encontréis bien.
-Maribelle: Sí, gracias Frederick. Me alegro de que estéis aquí. Quiero hablar con vos. ¿Es cierto lo que dicen? ¿Habéis recibido formación como senescal?
-Frederick: ¿Como senescal? Cielos, no. No sabría cómo hacer ese tipo de trabajo... Soy caballero, mi señora.
-Maribelle: Ah, ¿sí? Eso no es lo que he escuchado. En fin, supongo que solo era un rumor... Eeeh... ¿Qué estáis haciendo?
-Frederick: Estoy preparando los trajes que va a vestir la princesa Lissa mañana.
-Maribelle: Esa tarea parece típica de un... senescal, ¿no es así?
-Frederick: Quizá, pero solo la hago si tengo tiempo después de... matar enemigos y demás.
-Maribelle: ¿Y qué haréis cuando estos trajes estén listos y bien dispuestos?
-Frederick: Veré cómo marchan los preparativos para la cena y elaboraré el menú de mañana.
-Maribelle: ¡Sí que sois un senescal!
-Frederick: Mi buena señora, algunas de mis tareas son propias de un senescal, pero os aseguro...
-Maribelle: ¡Me he criado entre la nobleza, mi señor, y vos sois un senescal! ¿Servir el té? ¿Limpiar el polvo? ¿Pulir los cubiertos de plata? No hay duda de que...
-Frederick: ¡NO SOY NINGÚN SENESCAL! Ejem... Me gusta que todo esté limpio y ordenado, nada más y nada menos.
-Maribelle: Bueno, pues se os da extremadamente bien. Tal vez podíais venir a mi mansión para instruir al servicio. ¿Qué os parece?
-Frederick: ¿Instruir al...? ¡Mi señora, no creo que...!
-Maribelle: ¡Es que resulta asaz difícil conseguir un servicio decente estos días! Nuestro senescal es muy viejo ya y está de baja por la gota un día sí y otro también. Y no queremos que el pobre hombre muera de extenuación. ¡Sería un escándalo! Pero una mansión no se cuida sola. ¿Qué haremos cuando estire la pata?
-Frederick: Vuestra compasión resulta sobrecogedora.
-Maribelle: Sí, cuando llegue la hora, tendremos que jubilar a nuestro viejo senescal. Pero lo consideraría un favor personal si vos formarais al personal más joven. ¡Estoy segura de que podríais enseñarles infinidad de cosas! Y solo sería hasta que encontráramos otro senescal, por supuesto.
-Frederick: Por supuest... ¡No! Mi señora, no lo repetiré: ¡soy caballero! No soy, ni he sido jamás, un senes...
-Maribelle: ¡Es igual! ¡Solo debéis enseñarles a ordenar las cosas! O lo que sea que hacéis aquí... Entrenáis a los nuevos, ¿no? Esto es algo.... similar, con la suciedad por enemigo.
-Frederick: Bueno, sí, es cierto que colaboro en la instrucción de los nuevos reclutas... pero esos soldados son los mejores del reino; solo me limito a darles consejos.
-Maribelle: Por todos los dioses... Sí que me lo estáis poniendo difícil... Muy bien. ¿Por qué no me enseñas a mí para que yo pueda enseñarles a ellos?
-Frederick: ¿Enseñaros a vos, mi señora?
-Maribelle: ¡Yo también soy de lo mejor del reino! Así que sí, deberéis enseñarme a ser ordenada. Cuando conozca vuestros secretos, ¡podré poner orden en mi mansión por mi cuenta!
-Frederick: Bien, supongo que eso podría considerarse un poco más... aceptable.
[Apoyo B]
SPOILER:
-Frederick: ¡Ejem!... Maribelle... Mi señora... Ya es de día. Hora de levantarse.
-Maribelle: Gñññaah... ¿D-de día? ¿YA? ¡Espera! ¡¿Dónde está el Sol?! Ahí fuera aún está oscuro como boca de lobo.
-Frederick: El día de un senescal empieza antes del amanecer. Y, según tengo entendido, dejasteis claro que queríais aprender este... arte.
-Maribelle: ¿Arte? Eeeh... Sí, claro que lo dije, ¿verdad? Al menos, eso creo...
-Frederick: Bien. Pongámonos cuanto antes con las tareas matutinas. Un senescal debe preparar el té para sus señores antes de que se despierten.
-Maribelle: ¡OOOAAAAAH!... Estoy TAAAN cansada... Mmm... Supongo que puedo hervir un poco de... ¡Oh, rayos! ¡He tirado la dichosa tetera!
-Frederick: Pues volved a hervir el agua, pero esta vez, hacedlo con cuidado. Habéis malgastado una tetera con el mejor té de vuestro señor. ¿Qué debéis decir?
-Maribelle: ¿Lo decís en serio? Simplemente estamos... ¡Oh, está bien! Siento mucho haber tirado vuestro estúpido té y bla, bla, bla...
-Frederick: ¡INADMISIBLE! Ahora, volved a intentarlo. Y ponedle un poco de sentimiento...
-Maribelle: (...) ¡Oh, Frederick, mi estimado señor, disculpad mi torpeza! ¡No volverá a ocurrir! Porque la próxima vez me encargaré de que se derrame sobre vuestra estúpida cabeza.
-Frederick: ¡Daré por sentado que no decíais nada inapropiado mientras mascullabais! Bien. Ahora prepararemos la cubertería. Hoy estaréis al cargo de la cucharas.
-Maribelle: ¿Pulir la cubertería? ¿Cucharas? ¿Quién se cree que es? ¿O soy? ¡Soy una DAMA! Debería pulir esa lanza que lleva y ensartársela por el... ¡Aquí tenéis, mi señor! ¡Todo listo, mi señor! ¿El pulido satisface a mi señor?
-Frederick: (...) ¡INADMISIBLE! Quiero verme reflejado en la superficie... Volved a empezar.
-Maribelle: ¡GRRRRRRRRR!
[Apoyo A]
SPOILER:
-Frederick: ¡Ah, Maribelle! Ya veo que os habéis levantado temprano...
-Maribelle: Una vez que te acostumbras, esto de madrugar no está tan mal.
-Frederick: Excelente. ¿Seguimos con nuestro entrenamiento entonces? Primero, debéis hervir el té y, después, os daré un cajón con cubiertos para pulir.
-Maribelle: ¡Espera, Frederick! ¡Déjame que coja eso!
-Frederick: ¿Cómo?
-Maribelle: Es que me preocupa esa herida que te hiciste en el pie en la batalla del otro día. Tienes que intentar descansar.
-Frederick: Bueno... Sí, admito que la herida resulta algo molesta... Si os soy sincero, me halaga que os hayáis percatado. Nadie más lo ha hecho.
-Maribelle: Es gracias a todo el entrenamiento por el que me has hecho pasar tan gentilmente. Ahora me fijo en los pequeños detalles. Ejem... Bien, mi señor, ¿queréis té?
-Frederick: ¡Vaya! Esta infusión es sublime. ¿Estáis utilizando hojas diferentes?
-Maribelle: Lo cierto es que se trata de un preparado curativo especial para la herida de tu pie. Ayer por la noche hablé con el boticario y me lo recomendó fervorosamente.
-Frederick: Me sorprendéis, Maribelle...
-Maribelle: ¿S-sí?
-Frederick: Os habéis tomado mis lecciones en serio y ¡habéis entendido lo que significa servir!
-Maribelle: ¿Eso crees?
-Frederick: Puede que no sea senescal... pero siempre intento mejorar como caballero. Respeto por los que me rodean... Voluntad de ayudar a todo el que lo necesita... Me refiero, obviamente, al ideal de servicio sobre el que se asienta la caballerosidad.
-Maribelle: Nunca había visto tal conexión...
-Frederick: Cualquiera capaz de blandir una espada puede aprender esgrima y equitación. ¡Pero la caballerosidad reside en el interior! Maribelle, me acabáis de demostrar que entendéis lo que significa servir al prójimo.
-Maribelle: Frederick, me... Tus palabras me honran. ¡Voy a seguir con mi entrenamiento y nunca olvidaré tus lecciones!
-Frederick: ¡Bien! ¡Nada me complace más que expandir el amor por la servidumbre!
-Maribelle: Oh, pero SEGUIRÁS dándome lecciones, ¿verdad, Frederick?
-Frederick: Lo haré si así lo deseáis, mi señora.
[Apoyo S]
SPOILER:
-Frederick: ¿Qué os parece?
-Maribelle: ¡Está delicioso, Frederick! ¡Haces un té de saúco maravilloso!
-Frederick: Aunque así sea, no puede compararse con el que vos preparáis, Maribelle.
-Maribelle: Frederick, querido... he estado pensando... ¿Seguro que no te gustaría venir a mi mansión cuando esta salvaje guerra acabe?
-Frederick: ¿Cómo? ¡T-teníamos un trato! ¡Erais vos la que formaríais a vuestro servicio!
-Maribelle: Sí, lo sé, pero cuanto más pienso en ello, más me convenzo de que has de ser tú. Por favor... ¿Ni siquiera durante un breve periodo de tiempo? Porque entonces podríamos... Bueno, ya sabes... Pasar más tiempo juntos.
-Frederick: ¿Juntos? ¿Como señora y sirviente? No. Lo siento, mas debo negarme.
-Maribelle: ¿Me odias, Frederick? ¿Tan terrible te parezco?
-Frederick: En realidad... he empezado a apreciaros tal y como sois. Más de lo que podáis suponer.
-Maribelle: ¿Q-qué quieres decir?
-Frederick: De hecho, os aprecio tanto que me gustaría unirme a vuestra casa con una condición... ¡Que me aceptéis en ellas como consorte! ¡Maribelle, amada mía! ¿Me concederíais ese honor?
-Maribelle: ¿Es eso un anillo? ¡¿Y es para MÍ?! ¡Dioses, es precioso! ¡Y deja ya de vosearme!
-Frederick: Je, je... Está bien... ¿Podríais...? ¿Podrías aceptarlo? ¿Me aceptas a mí? La gema no es gran cosa, pero la he pulido para que brille tanto como tú, Maribelle.
-Maribelle: Oh, Frederick... ¡POR SUPUESTO que sí!

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo GEROME-LAURENT


[Apoyo C]
SPOILER:
-Laurent: Hola, Gerome. Te estaba buscando. ¿Tienes un minuto?
-Gerome: ¿Qué pasa, Laurent?
-Laurent: He venido para informarte sobre la situación, como de costumbre.
-Gerome: Ah, sí. ¿Cómo iba a olvidarlo?
-Laurent: ¡Ejem! Me congratula anunciar que hoy todo el mundo sigue gozando de buena salud. Asimismo, no se han registrado reyertas ni conatos de insubordinación. En cuanto a la logística, no hay novedades y disponemos de suficientes efectos militares.
-Gerome: Muy bien. Eeh... Gracias, como siempre.
-Laurent: Tenerlo todo bajo el más estricto control es uno de mis talentos particulares. No obstante, aún hay un aspecto que me gustaría comentar.
-Gerome: A ver.
-Laurent: Bueno, quizá no sea tan relevante. Por favor, ignora lo que he dicho.
-Gerome: Mmm... Vale...
[Apoyo B]
SPOILER:
-Laurent: De modo que, en resumen, todo está en orden, como siempre.
-Gerome: Muy bien. Pero me gustaría decirte algo antes de que te vayas, Laurent...
-Laurent: ¿Qué ocurre, Gerome?
-Gerome: Pues que en este último informe no has sugerido que nos abastezcamos de flechas.
-Laurent: ¿Y por qué te aflige ese asunto en concreto?
-Gerome: Porque saldremos pronto y es probable que nos encontremos con unidades aéreas. Así que deberíamos llevar flechas de reserva en el carro de abastecimiento.
-Laurent: ¡Buena observación! Me encargaré de incluirlo en la lista.
-Gerome: Por lo demás, el informe ha sido bastante aceptable.
-Laurent: (...) Gerome, espero que no te ofendas, pero... te implicas más de lo que parece.
-Gerome: ¿Por qué dices eso?
-Laurent: Me has encomendado que haga un informe sobre la situación de los Custodios, ¿no? Pues, en cierto modo, esa es una forma de preocuparte por nosotros.
-Gerome: Solo me preocupa ganar, Laurent. Una victoria requiere preparación. Y odio cuando alguien o algo se interponen en mi camino durante una batalla.
-Laurent: Aun así, quisiera darte las gracias. En nombre de todos, por supuesto.
-Gerome: (...)
-Laurent: No obstante, me gustaría añadir algo...
-Gerome: Adelante.
-Laurent: Eeh... Bueno... No importa. Puede esperar.
-Gerome: ¡Venga, vamos! ¿Qué te ronda por la cabeza?
-Laurent: Ante todo, admito que se trata tan solo de una apreciación personal, más... Bueno, opino que deberías conversar más a menudo con el resto.
-Gerome: No sé adónde quieres llegar.
-Laurent: Creo que deberías dejar de usarme como intermediario para relacionarte con ellos. Así forjarías fuertes lazos de amistad con todos.
-Gerome: No se me da bien eso de hacer amigos.
-Laurent: Quizá aún sea pronto para empezar. En fin... Haré un nuevo informe mañana.
-Gerome: Muy bien... y gracias.
[Apoyo A]
SPOILER:
-Gerome: Laurent, ¿tienes un momento?
-Laurent: ¡Cielos! ¡Estás iniciando una conversación conmigo! ¡Esto sí que es singular!
-Gerome: Dime, ¿vas a realizar hoy un informe sobre los soldados y los suministros?
-Laurent: Sí, me disponía a comenzar ahora mismo.
-Gerome: ¿Te importa si te acompaño? Me gustaría ayudarte.
-Laurent: Pensé que preferías mantenerte al margen.
-Gerome: Le he dado vueltas al consejo que me diste la última vez. Tienes razón. No debería recurrir a ti para conocer la situación en el campamento. Debería dejar de ser un cobarde y hablar con mis camaradas cara a cara.
-Laurent: Mi intención no era abocetar que...
-Gerome: Tranquilo, Laurent. Tu consejo me sirvió para darme cuenta. He dejado que tú te encargases de todo mientras yo fingía ayudarte desde mi tienda.
-Laurent: Estás siendo muy duro contigo mismo.
-Gerome: No, hace tiempo que debería haber hecho esto. Entonces, ¿dejas que te acompañe? Me gustaría empezar cuanto antes.
-Laurent: Por supuesto. Estoy seguro de que se mueren de ganas por hablar contigo.
-Gerome: Y yo por conocerlos.
-Laurent: Entonces, sígueme.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo FREDERICK-YARNE siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Yarne: (...) (...)
-Frederick: Eeh... ¿Yarne? ¿Por qué me miras tan fijamente?
-Yarne: Estoy observando tus gestos para averiguar si estás engañando a mi madre.
-Frederick: ¡¿Engañarla?! ¡Jamás haría eso! ¡La lealtad es una de las virtudes de un caballero! ¡He sido fiel a Palne desde el mismísimo día en el que nos prometimos!
-Yarne: Bueno... Si tú lo dices...
-Frederick: ¿Y qué te hace pensar eso? ¿Has escuchado algún rumor?
-Yarne: No. Se me ocurrió el otro día. A veces me da por pensar demasiado, pero... ¿y si un día decidieras que mi madre ya no te gusta tanto? ¿Qué pasaría conmigo?
-Frederick: Mmm... No sabría decir...
-Yarne: Hasta ahora, solo me preocupaba que ambos siguierais con vida. Así... en algún momento... nacería yo y... ¡PUM! Mi existencia estaría garantizada. Pero ¿y si abandonas a mi madre por otra mujer antes de que eso pase? En el momento en el que tomases esa decisión... ¡Puf! ¡¡Dejaría de existir!! Solo de pensarlo, me dan escalofríos. Brrrrrr...
-Frederick: Mmm… Ya entiendo a qué te refieres.
-Yarne: ¡Así que voy a vigilarte MUY de cerca para asegurarme de que cumples con tu parte!
-Frederick: Pero ¡eso es...!
-Yarne: ¡Tranquilo! No me importará que te acerques a otras compañeras durante los combates. ¡Siempre y cuando estas interacciones SE LIMITEN al campo de batalla! Bueno, ahora tengo que irme. Recuerda, ¡no te metas en problemas! [Se va]
-Frederick: ¡Por el amor de los dioses...!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Yarne: ¡Ah! Hola, padre.
-Frederick: ¿Te ocurre algo, Yarne? Parece como si se fuera a acabar el mundo.
-Yarne: Ayer fueron trece veces y el día anterior, ocho. Sabes de lo que hablo, ¿no?
-Frederick: Mmm... ¿Hablas del número de golpes maestros que asesté a nuestros enemigos?
-Yarne: ¡NO! ¡Es el número de veces que hablaste con una mujer que NO era mi madre! ¡Y pensar que te creí cuando me dijiste que no tenías intención de engañarla! ¡Lo sabía! ¡No sabes controlarte! ¡Y voy a desaparecer por tu culpa!
-Frederick: Yarne, saludaba a mis compañeras. Solo intento ser educado.
-Yarne: ¡Pues a mí me pareció oír otra cosa! Recuerda que los taguel tenemos el oído muy fino.
-Frederick: Créeme, de eso ya me he dado cuenta... Mas debes ponerte en mi lugar. He de hablar con mis compañeros, sean hombres o mujeres. Durante la batalla, es fundamental conocer a la persona que lucha a nuestro lado. Dime, ¿qué pasaría si alguien te dijera que no puedes volver a hablar con Lucina?
-Yarne: Bueno... Supongo que sería un problema.
-Frederick: ¡Bien! Veo que en ese caso lo entiendes, pero ¿qué pasa cuando se trata de mí? Me gustaría que me creyeras cuando te digo que no engañaré a Palne.
-Yarne: Claro, ahora dices eso y probablemente lo haces de corazón, pero... ¿Qué pasará en el futuro? ¿Cómo sé que no vas a cambiar de idea? Una vez prometiste volver a casa y ¡nunca lo llegaste a cumplir!
-Frederick: Aaah, ya veo...
-Yarne: Eeeh... Olvida lo que he dicho. No importa. Dejaré de espiarte. Pero ¡jamás te perdonaré si rompes otra promesa y engañas a mi madre! [Se va]
-Frederick: Ahora lo entiendo todo.
[Apoyo A]
SPOILER:
-Frederick: ¡Te estaba buscando, Yarne!
-Yarne: ¿Qué quieres, padre? Ya te prometí que no volvería a espiarte.
-Frederick: No estoy aquí por eso, quería pedirte disculpas. En el futuro, te prometí que regresaría y... al final no lo hice. Lo siento.
-Yarne: ¡¿Qué más da que TÚ te disculpes?! ¡No fuiste TÚ el que me abandonó! ¡Fue otro tú de otro tiempo!
-Frederick: Sí, ya lo sé. Y también sé que tú no eres mi hijo... Al menos, no de sangre.
-Yarne: (...)
-Frederick: No solo nos separa el tiempo, procedemos de versiones diferentes de ese tiempo. A pesar de eso, yo te considero parte de mi familia. Y espero darte lo que tu padre del futuro no pudo. Porque eso es lo que quieres, ¿no?
-Yarne: S-supongo... Sé que es extraño, pero no puedo evitar verte como mi padre. Por eso me asusto cuando hablas con otras mujeres. ¡No soportaría que dejaras a mi madre, que otro fuera tu hijo! Sería como perder a mi padre otra vez.
-Frederick: ¿Te importa que te haga otra promesa? No moriré y no os abandonaré, ni a ti ni a tu madre. Te doy mi palabra de caballero. Os quiero más que a nada en el mundo y no haré nada que os cause daño alguno.
-Yarne: Vaya... G-gracias. No se me ocurre nada mejor que decir. La verdad es que creo que esta vez cumplirás tu promesa.
-Frederick: Perfecto, entonces.
-Yarne: ¡Menos mal! Quizá ahora pueda relajarme y dejar de preocuparme por mi existencia. ¡Ooh! ¡Qué suerte haberte conocido ahora que eres joven! Eres increíble...
-Frederick: ¡P-para, Yarne! ¡Deja de pellifcazme laf mejizllaz!
Última edición por Kirresk el 11 Abr 2016, 10:48, editado 1 vez en total.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo VIRION-YARNE siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Yarne: (...) (...)
-Virion: Saludos, Yarne. ¿A qué se debe tan insistente mirada?
-Yarne: Estoy observando tus gestos para averiguar si estás engañando a mi madre.
-Virion: ¡¿Qué?! ¡¿Cómo?! ¡¿Engañarla?! ¡¿Cómo osas sugerir tal cosa?! ¡He sido fiel a Palne desde el día en que nos prometimos!
-Yarne: Bueeeenooo... Si tú lo diiiiceees...
-Virion: ¿Y por qué habría de engañarla? ¿Es que has oído algún rumor al respecto?
-Yarne: No. Se me ocurrió el otro día. A veces me da por pensar demasiado, pero... ¿Y si un día decidieras que mi madre ya no te gusta tanto? ¿Qué pasaría conmigo?
-Virion: Mmm... Pues no sabría qué decirte.
-Yarne: Durante este tiempo, solo me preocupaba que ambos siguierais con vida. Así... en algún momento... nacería yo y... ¡PUM! Mi existencia estaría garantizada. Pero ¿y si abandonas a mi madre por otra mujer antes de que eso pase? En el momento en el que tomases esa decisión... ¡Puf! ¡¡Dejaría de existir!! Solo de pensarlo, me dan escalofríos. Brrrrrr...
-Virion: Creo ver a qué te refieres y entiendo tu preocupación, pero…
-Yarne: ¡Nada! ¡Voy a vigilarte MUY de cerca para asegurarme de que cumples con tu parte!
-Virion: ¡Espera! ¡Eso no creo que...!
-Yarne: ¡No te preocupes! Pasaré por alto los acercamientos a otras compañeras durante los combates. Siempre y cuando… ¡estas interacciones SE LIMITEN al campo de batalla! Bueno, ahora tengo que irme. Recuerda, ¡no te metas en problemas! [Se va]
-Virion: ¡Por el amor de los dioses!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Yarne: ¡Ah! Hola, padre.
-Virion: ¿Qué sucede, Yarne? Parece que el mundo fuera a llegar a su fin.
-Yarne: Ayer fueron trece veces y el día anterior, ocho. Sabes de lo que hablo, ¿no?
-Virion: ¿Te refieres al número de veces que me miré en el espejo?
-Yarne: ¡NO! ¡Es el número de veces que hablaste con una mujer que NO era mi madre! ¡Y pensar que te creí cuando me dijiste que no tenías intención de engañarla! ¡No sabes controlarte! ¡Y voy a desaparecer POR TU CULPA! ¡BUUUAAAAAAAA!
-Virion: Yarne, estaba saludando a las camaradas. Solo intento ser… cordial y educado.
-Yarne: ¡Pues a mí me pareció oír otra cosa! Recuerda que los taguel tenemos el oído muy fino.
-Virion: ¡¿Estabas escuchando?! Eeh… Digo… Me refiero a que… Ponte en mi lugar: he de hablar con las demás, sean mujeres o hembras taguel. En el fragor de la batalla, es fundamental conocer a la dama que lucha a tu lado. Dime, ¿qué pasaría si alguien te dijera que no puedes volver a hablar con Lucina?
-Yarne: Bueno... Supongo que sería un problema.
-Virion: Me alegra que lo entiendas. Y me gustaría que me creyeras cuando te digo que no voy a engañar jamás a Palne.
-Yarne: Claro, ahora dices eso y puede que hasta lo hagas de corazón, no sé... Aun así… ¿Qué pasará en el futuro? ¿Cómo sé que no vas a cambiar de idea? Una vez prometiste volver a casa y ¡nunca lo llegaste a cumplir!
-Virion: Ooh, creo que ya te...
-Yarne: Eeeh... Olvida lo que he dicho. No importa. Dejaré de espiarte. Pero ¡jamás te perdonaré si rompes otra promesa y engañas a mi madre! [Se va]
-Virion: Pardiez, ahora lo entiendo todo...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Virion: Ah, Yarne, te estaba buscando.
-Yarne: ¿Qué quieres, padre? Ya te dije que no volvería a espiarte.
-Virion: No estoy aquí por eso. Venía a disculparme. En el futuro, te prometí volver y... no lo cumplí. Lo siento.
-Yarne: ¡¿Y qué más da que TÚ te disculpes?! ¡No fuiste TÚ el que me abandonó! ¡Fue otro tú de otro tiempo!
-Virion: Sí, ya lo sé. Y también sé que tú no eres mi hijo... Bueno, no exactamente.
-Yarne: (...)
-Virion: No solo nos separa el tiempo, procedemos de versiones diferentes de ese tiempo. A pesar de eso, yo te considero como a un miembro más de mi familia. Y espero darte lo que tu padre del futuro no pudo. Porque eso es lo que deseas, ¿no?
-Yarne: S-supongo... Sé que es extraño, pero no puedo evitar verte como mi padre. Por eso me asusto tanto cuando hablas con otras mujeres. Pensar que podrías dejar a mi madre, que otro sería tu hijo… ¡No podría soportarlo! Sería como perder a mi padre otra vez.
-Virion: Yarne, ¿te molestaría que te hiciera otra promesa? Te juro por lo que es más preciado que no os abandonaré; ni a ti, ni a tu madre. Os amo con locura y haría lo que fuese por vosotros.
-Yarne: V-vaya... Gracias. No se me ocurre nada mejor que decir. La verdad es que creo que esta vez cumplirás tu promesa sin dudarlo.
-Virion: ¡Perfecto!
-Yarne: ¡Menos mal! Quizá ahora pueda relajarme y dejar de preocuparme por mi existencia. ¡Ooh! ¡Qué suerte haberte conocido ahora que eres joven! Eres increíble...
-Virion: ¡Ay! ¡P-para, Yarne! ¡Deja de pellifcazme lof carrillof!
Última edición por Kirresk el 11 Abr 2016, 10:48, editado 1 vez en total.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo RICKEN-YARNE siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Yarne: (...) (...)
-Ricken: Eeh... ¿Yarne? ¿Por qué me miras tan fijamente?
-Yarne: Estoy observando tus gestos para averiguar si estás engañando a mi madre.
-Ricken: ¡¿Qué?! ¡¿Cómo?! ¡¿Engañarla?! ¡Yo nunca haría eso! ¡He sido fiel a Palne desde el día en que nos prometimos!
-Yarne: Bueeeenooo... Si tú lo diiiiceees...
-Ricken: A ver, ¿y por qué crees que la engaño? ¿Has oído algo? ¿Hay rumores?
-Yarne: No. Se me ocurrió el otro día. A veces me da por pensar demasiado, pero... ¿Y si un día decidieras que mi madre ya no te gusta tanto? ¿Qué pasaría conmigo?
-Ricken: Mmm... Pues no lo sé...
-Yarne: Durante este tiempo, solo me preocupaba que ambos siguierais con vida. Así... en algún momento... nacería yo y... ¡PUM! Mi existencia estaría garantizada. Pero ¿y si abandonas a mi madre por otra mujer antes de que eso pase? En el momento en el que tomases esa decisión... ¡Puf! ¡¡Dejaría de existir!! Solo de pensarlo, me dan escalofríos. Brrrrrr...
-Ricken: Eeeh... La verdad es que ya entiendo a qué te refieres.
-Yarne: ¡Así que voy a vigilarte MUY de cerca para asegurarme de que cumples con tu parte!
-Ricken: Pero ¡eso es...!
-Yarne: ¡No te preocupes! Pasaré por alto los acercamientos a otras compañeras durante los combates. Siempre y cuando… ¡estas interacciones SE LIMITEN al campo de batalla! Bueno, ahora tengo que irme. Recuerda, ¡no te metas en problemas! [Se va]
-Ricken: ¡Por el amor de los dioses!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Yarne: ¡Ah! Hola, padre.
-Ricken: ¿Te pasa algo, Yarne? Parece como si el mundo se fuera a acabar.
-Yarne: Ayer fueron trece veces y el día anterior, ocho. Sabes de lo que hablo, ¿no?
-Ricken: Mmm... ¿Hablas del número de conjuros que lancé contra nuestros enemigos?
-Yarne: ¡NO! ¡Es el número de veces que hablaste con una mujer que NO era mi madre! ¡Y pensar que te creí cuando me dijiste que no tenías intención de engañarla! ¡No sabes controlarte! ¡Y voy a desaparecer por tu culpa! ¡BUUUAAAAAAAA!
-Ricken: Yarne, estaba saludando a las compañeras. Solo intento ser educado.
-Yarne: ¡Pues a mí me pareció oír otra cosa! Recuerda que los taguel tenemos el oído muy fino.
-Ricken: Créeme, de eso ya me he dado cuenta... Pero tienes que ponerte en mi lugar. Tengo que hablar con mis compañeros, sean hombres, mujeres o taguel. Cuando estás en plena batalla, es vital conocer a la persona que lucha a tu lado. Dime, ¿qué pasaría si alguien te dijera que no puedes volver a hablar con Lucina?
-Yarne: Bueno... Supongo que sería un problema.
-Ricken: ¡Bien! Si en ese caso lo entiendes, ¿qué pasa cuando se trata de mí? Me gustaría que me creyeras cuando te digo que no voy a engañar a Palne.
-Yarne: Claro, ahora dices eso y probablemente lo haces de corazón, pero... ¿Qué pasará en el futuro? ¿Cómo sé que no vas a cambiar de idea? Una vez prometiste volver a casa y ¡nunca lo llegaste a cumplir!
-Ricken: (…)
-Yarne: Eeeh... Olvida lo que he dicho. No importa. Dejaré de espiarte. Pero ¡jamás te perdonaré si rompes otra promesa y engañas a mi madre! [Se va]
-Ricken: Vaya, vaya. Ahora lo entiendo todo...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Ricken: ¡Te estaba buscando, Yarne!
-Yarne: ¿Qué quieres, padre? Ya te prometí que no volvería a espiarte.
-Ricken: No estoy aquí por eso, quería pedirte disculpas. En el futuro, te prometí volver y... al final no lo hice. Lo siento.
-Yarne: ¡¿Qué más da que TÚ te disculpes?! ¡No fuiste TÚ el que me abandonó! ¡Fue otro tú de otro tiempo!
-Ricken: Sí, ya lo sé. Y también sé que tú no eres mi hijo... Bueno, no exactamente.
-Yarne: (...)
-Ricken: No solo nos separa el tiempo, procedemos de versiones diferentes de ese tiempo. A pesar de eso, yo te considero parte de mi familia. Y espero darte lo que tu padre del futuro no pudo. Porque eso es lo que quieres, ¿no?
-Yarne: S-supongo... Sé que es extraño, pero no puedo evitar verte como mi padre. Por eso me asusto cuando hablas con otras mujeres. Pensar que podrías dejar a mi madre, que otro sería tu hijo… ¡No podría soportarlo! Sería como perder a mi padre otra vez.
-Ricken: Yarne, ¿puedo hacerte otra promesa? Prometo por lo que más quiero que no os abandonaré; ni a ti, ni a tu madre. Os quiero más que a nada en el mundo y haría lo que fuera por los dos.
-Yarne: Vaya... G-gracias. No se me ocurre nada mejor que decir. La verdad es que creo que esta vez cumplirás tu promesa.
-Ricken: Me alegro.
-Yarne: ¡Menos mal! Quizá ahora pueda relajarme y dejar de preocuparme por mi existencia. ¡Ooh! ¡Qué suerte haberte conocido ahora que eres tan pequeño! Eres increíble...
-Ricken: ¡Ay! ¡P-para, Yarne! ¡Deja de pellifcazme laf mejizllaz!
Última edición por Kirresk el 11 Abr 2016, 10:49, editado 1 vez en total.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo GAIUS-YARNE siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Yarne: (...) (...)
-Gaius: Eeh... ¿Yarne? ¿Por qué me miras tan fijamente?
-Yarne: Estoy observando tus gestos para averiguar si estás engañando a mi madre.
-Gaius: ¡¿Qué?! ¡¿Cómo?! ¡¿Engañarla?! ¡Yo nunca haría eso! ¡He sido fiel a Palne desde el día en que nos prometimos!
-Yarne: Bueno, si tú lo dices...
-Gaius: ¿Y por qué crees que la engaño? ¿Has oído algo? ¿Hay rumores?
-Yarne: No. Se me ocurrió el otro día. A veces me da por pensar demasiado, pero... ¿y si un día decidieras que mi madre ya no te gusta tanto? ¿Qué pasaría conmigo?
-Gaius: Mmm... Pues no lo sé...
-Yarne: Hasta ahora, solo me preocupaba que ambos siguierais con vida. Así... en algún momento... nacería yo y... ¡PUM! Mi existencia estaría garantizada. Pero ¿y si abandonas a mi madre por otra mujer antes de que eso pase? En el momento en el que tomases esa decisión... ¡Puf! ¡¡Dejaría de existir!! Solo de pensarlo, me dan escalofríos. Brrrrrr...
-Gaius: Eeeh... La verdad es que entiendo a qué te refieres.
-Yarne: ¡Así que voy a vigilarte MUY de cerca para asegurarme de que cumples con tu parte!
-Gaius: Pero ¡eso es...!
-Yarne: ¡Tranquilo! No me importará que te acerques a otras compañeras durante los combates. ¡Siempre y cuando estas interacciones SE LIMITEN al campo de batalla! Bueno, ahora tengo que irme. Recuerda, ¡no te metas en problemas! [Se va]
-Gaius: ¿De qué rayos va todo esto?
[Apoyo B]
SPOILER:
-Yarne: ¡Ah! Hola, padre.
-Gaius: ¿Qué pasa, Yarne? Parece como si alguien te hubiera robado el postre.
-Yarne: Ayer fueron trece veces y el día anterior, ocho. Sabes de lo que hablo, ¿no?
-Gaius: Mmm... ¿Del número de pasteles que me he comido estos días?
-Yarne: ¡NO! ¡Es el número de veces que hablaste con una mujer que NO era mi madre! ¡Y pensar que te creí cuando me dijiste que no tenías intención de engañarla! ¡Lo sabía! ¡No sabes controlarte! ¡Y voy a desaparecer por tu culpa!
-Gaius: Yarne, estaba saludando a mis compañeras. Solo intento ser educado.
-Yarne: ¡Pues a mí me pareció oír otra cosa! Recuerda que los taguel tenemos el oído muy fino.
-Gaius: Créeme, de eso ya me he dado cuenta... Pero tienes que ponerte en mi lugar. Tengo que hablar con mis compañeros, sean hombres o mujeres. Cuando estás en plena batalla, es vital conocer a la persona que lucha a tu lado. Dime: ¿qué pasaría si alguien te dijera que no puedes volver a hablar con Lucina?
-Yarne: Bueno... Supongo que sería un problema.
-Gaius: ¡Bien! Veo que en ese caso lo entiendes, pero ¿qué pasa cuando se trata de mí? Me gustaría que me creyeras cuando te digo que no voy a engañar a Palne.
-Yarne: Claro, ahora dices eso y probablemente lo haces de corazón, pero... ¿Qué pasará en el futuro? ¿Cómo sé que no vas a cambiar de idea? Una vez prometiste volver a casa y ¡nunca lo llegaste a cumplir!
-Gaius: Ya lo pillo...
-Yarne: Eeeh... Olvida lo que he dicho. No importa. Dejaré de espiarte. Pero ¡jamás te perdonaré si rompes otra promesa y engañas a mi madre! [Se va]
-Gaius: Vaya, vaya. Ahora lo entiendo todo.
[Apoyo A]
SPOILER:
-Gaius: ¡Te estaba buscando, Yarne!
-Yarne: ¿Qué quieres, padre? Ya te prometí que no volvería a espiarte.
-Gaius: No estoy aquí por eso, quería pedirte disculpas. En el futuro, te prometí que regresaría y... al final no lo hice. Lo siento.
-Yarne: ¡¿Qué más da que TÚ te disculpes?! ¡No fuiste TÚ el que me abandonó! ¡Fue otro tú de otro tiempo!
-Gaius: Sí, ya lo sé. Y también sé que tú no eres mi hijo... Bueno, no exactamente.
-Yarne: (...)
-Gaius: No solo nos separa el tiempo, procedemos de versiones diferentes de ese tiempo. A pesar de eso, yo te considero parte de mi familia. Y espero darte lo que tu padre del futuro no pudo. Porque eso es lo que quieres, ¿no?
-Yarne: S-supongo... Sé que es extraño, pero no puedo evitar verte como mi padre. Por eso me asusto cuando hablas con otras mujeres. ¡No soportaría que dejaras a mi madre, que otro fuera tu hijo! Sería como perder a mi padre otra vez.
-Gaius: Yarne, ¿te importa que te haga otra promesa? Juro por todos los dulces del mundo que no os abandonaré; ni a ti, ni a tu madre. Os quiero más que al azúcar y haría lo que fuera por vosotros.
-Yarne: Vaya... G-gracias. No se me ocurre nada mejor que decir. La verdad es que creo que esta vez cumplirás tu promesa.
-Gaius: Me alegro.
-Yarne: ¡Menos mal! Quizá ahora pueda relajarme y dejar de preocuparme por mi existencia. ¡Ooh! ¡Qué suerte haberte conocido ahora que eres joven! Eres increíble...
-Gaius: ¡Ay! ¡P-para, Yarne! ¡Deja de pellifcazme laf mejizllaz!
Última edición por Kirresk el 11 Abr 2016, 10:49, editado 1 vez en total.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo AVATAR F-KJELLE


[Apoyo C]
SPOILER:
-Kjelle: La luz de las antorchas en el acero pulido... filas imponentes de yelmos temibles... Aaah... Nunca me cansaré de este espectáculo.
-Avatar: Kjelle, ¿qué haces aquí sola murmurando?
-Kjelle: Ah, hola, Avatar. Estaba echándole un vistazo al arsenal. ¿No crees que el equipo queda genial dispuesto en pequeñas filas ordenadas?
-Avatar: Pues nunca había caído en eso, pero parece que para ti es algo importante.
-Kjelle: ¿Importante? ¡Ahí te has quedado corta! ¡Me ENCANTAN las armaduras! Son obras de arte y útiles vitales en el campo de batalla al mismo tiempo. Además, le otorgan poder y majestad al guerrero. Esas son las razones principales que me llevaron a unirme a la infantería pesada.
-Avatar: Supongo que una armadura profesional de buena calidad tiene un algo especial. Sobre todo esos modelos tan elaborados que llevan los nobles y la realeza.
-Kjelle: ¡Ja! Tendría que haber adivinado que compartes mi interés por este tema.
-Avatar: Bueno, sí. Aunque creo que no sé tanto como tú.
-Kjelle: Eso tiene fácil solución. Te contaré con gusto todo lo que sé sobre las armaduras. ¡Así podrás aumentar tus conocimientos y enardecer tu interés en la materia!
-Avatar: Pues gracias... Eres muy amable. Quizá cuando tengamos más tiempo.
-Kjelle: ¡Bien! La próxima vez te daré una clase en nueve partes sobre la cota de malla. Se trata de un asunto serio, Avatar, ¡así que no vayas a echarte atrás! [Se va]
-Avatar: Cielos... En qué lío me he metido...
[Apoyo B]
SPOILER:
-Kjelle: ¡Ajá! ¡Por fin doy contigo! ¡Te he buscado por todas partes!
-Avatar: ¡Maldición! ¡Me ha encontrado! Estooo... O sea... Hola, Kjelle.
-Kjelle: Bien, ¿estás lista para para [sic] nuestra pequeña charla sobre armaduras?
-Avatar: Ah, sí... A ver, sobre ese tema... Ejem... Bueno, para serte sincera... Mira, nunca me fascinarán tanto las armaduras como a ti. Es un hecho. Y lo más probable es que te acabe decepcionando, así que mejor que...
-Kjelle: ¡Tonterías! ¡Dame tiempo y te prometo que tu interés en las armaduras se disparará! Quizá no como objetos de arte, pero sí como equipo para las tropas. A fin de cuentas, quieres llegar a ser una gran estratega, ¿no? Pues, para ello, es vital que aprendas todo lo posible sobre el equipo de protección.
-Avatar: Eeeh... Bueno, sí. Supongo que tienes razón. Gracias.
-Kjelle: ¡No tienes nada que agradecer! ¿Para qué están los amigos? Además, los mejores son los que comparten la pasión por el yelmo y el escudo.
-Avatar: Estoy... deseando empezar.
-Kjelle: ¡Muy bien! ¡Pues empecemos! ¡Ejem! Creo que comenzaré por enumerar todos los atractivos de las armaduras. Primero, el aroma. ¡Es una maravillosa mezcla de metal y cuero caliente!
-Avatar: Uf, Kjelle... Casi has conseguido que pierda el interés. Detesto el olor de las armaduras. Huelen a sudor rancio, sobre todo si llevas semanas luchando.
-Kjelle: Oh, Avatar, Avatar... ¿Por qué no lo aceptas de una vez? No hace falta que lo ocultes. ¡Escucha a tu corazón! ¡Liberas tus sentimientos!
-Avatar: Eeeh... Sinceramente, no tengo ni idea de qué estás hablando.
-Kjelle: Ah, vale. Pues continuemos. Veamos, ¿qué toca ahora?... ¡Ah, sí! ¡El sonido de la armadura! ¿No te parece genial? ¡CLINK, CLANK! ¡CLINK, CLANK! Aaaaaah... Podrías pasarme todo el día escuchándolo...
-Avatar: Debería haber salido corriendo cuando la vi acercarse. ¿Por qué no lo hice? Supongo que ya no hay remedio... Seré educada y esperaré a que termine...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Kjelle: Ah, ahí estás, Avatar. ¿Lista para otra charla sobre las excelencias de las armaduras?
-Avatar: Kjelle, a ti no te gustan las armaduras. ¡Tú ADORAS las armaduras! ¡Es algo que te fascina! ¡Te absorbe! Creo que estás obsesionada con el tema.
-Kjelle: ¿Obsesionada? ¿Yo?
-Avatar: ¡E-espera! ¡No lo decía en el mal sentido de la palabra! Quería decir que es difícil hablar contigo de otro tema y... Eeh...
-Kjelle: No, no, no pasa nada. Lo he pillado, Avatar. Te aburro, ¿verdad? Empiezo a hablar de armaduras y no paro. Armadura por aquí, armadura por allá, bla, bla, bla, bla... Ya no me aguantas, ¿verdad? Nada más verme te echas a temblar.
-Avatar: ¡¿Qué?! Kjelle, ¡eso es absurdo! ¡Me... encanta tu compañía! Y tampoco es que odie las armaduras... ¡Es que te lo tomas demasiado en serio! Pero ¿por qué te gustan tanto? ¿De dónde te viene esa tremenda obsesión?
-Kjelle: ¿Quieres saber por qué me encantan las armaduras, Avatar? ¿Seguro? Pues porque las armaduras han sido mis únicas amigas.
-Avatar: No te entiendo.
-Kjelle: En mi futuro, la humanidad está al borde de la extinción y hay resurrectos por doquier. En un mundo así, mi supervivencia dependía de mi armadura. Después de que mis padres y camaradas desaparecieran, mi armadura seguía ahí. Al final, era todo cuanto tenía. Siempre estaba a mi lado. Nunca me abandonó.
-Avatar: (...)
-Kjelle: Y gracias a mi armadura, hoy estoy aquí y vivo para contarlo. ¿Lo entiendes? Mi armadura es más que un objeto; en un amigo al que debo la vida.
-Avatar: Pero eso era entonces... Ahora puedes confiar en algo mucho mejor...
-Kjelle: ¿Hablas de una armadura más sólida?
-Avatar: ¡Hablo de nosotros, Kjelle! ¡De tus amigos! Mira el campamento. Mira cuántos amigos se preocupan por ti. Cuando estamos juntos no hay nada que pueda hacerte daño.
-Kjelle: Lo que dices es cierto, Avatar. Pero no me conformo con que me protejan; ¡también quiero proteger a mis camaradas!
-Avatar: Y todos esperan que lo hagas, porque todos compartimos ese sentimiento. Cuidamos los unos de los otros.
-Kjelle: ¡Esa SÍ que es la mejor armadura del mundo!






....y ahora ya sí que estoy perdido. Quedan 8 en la segunda tabla (4 grupos de 2) + ??? de la primera y ??? de la tercera. Pero el total no supera los 30. Ya no queda nada, pero esta penúltima actualización ya si que es necesaria, sorry :/

RoyM
Site Admin
Site Admin
Mensajes: 22424
Registrado: 26 Jul 2005, 19:19
FE Favorito: Awakening
Personaje fav.: Nowi y Nah y Morgan

Mensaje por RoyM »

Ya estuve actualizándolo.

> No Virion x Tharja cuando sus ilusiones aparecen juntos en #FE

Había pedido una lista de enlaces a los apoyos con otro formato? Si no alcanza envíamelo en un rar, mientras sea como el formato de foro (o html, o remplazo el formato de foro por html automáticamente).

De 759 faltan 45.

Mage Fighter
Shaman
Shaman
Mensajes: 1275
Registrado: 09 May 2015, 21:25
FE Favorito: Holy War
Personaje fav.: Seliph-Leif-Marth

Mensaje por Mage Fighter »

Veamos, queda:

1°Gen:

-Sully/ Stahl, Donnel.
-Miriel/ Lon'qu, Gregor.
-Olivia/ Vaike, Gauis, Maribelle, Panne.
-Cherche <3 /Libra.

2°Gen (Padre e hij@):

-Laurent/Ricken, Gregor, Libra, Henry.
-Kjelle/Vaike, Stahl, Kellam, Donnel.
-Morgan M/Virion, Stahl, Lon'qu, Gaius, Henry.

2°Gen (No familiares):

-Avatar F/Cynthia, Severa.
-Iñigo/Gerome.
-Brady/Yarne.
-Yarne/Cynthia.
-Laurent/Kjelle.
-Morgan M/lolCina, Cynthia.

Y eso faltaría... Algún día pondré mas, esto debe terminarse al menos antes de que salga Fates en Europa (?)
Última edición por Mage Fighter el 17 Abr 2016, 15:27, editado 1 vez en total.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo RICKEN-LAURENT siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Laurent: Sospecho que esto te pertenece, padre. Lo encontré tirado en el suelo. Procura tener más cuidado con tus pertenencias en el futuro.
-Ricken: ¡Ja! Hablas igual que tu madre, Laurent.
-Laurent: Naturalmente. Por algo soy su hijo.
-Ricken: Bueno, sí, pero me refería a que... ambos os parecéis mucho y... No sé... Me pregunto si has heredado algo de mí...
-Laurent: No seas ridículo, padre. Por supuesto que sí.
-Ricken: ¿En serio? ¿El qué?
-Laurent: Pues... el color del pelo, por ejemplo.
-Ricken: ¡Ah, sí! Es verdad, pero no me refería a eso exactamente, sino... Sino algo más significativo. No sé… ¿Te gusta lanzar conjuros para hacer volar los sombreros de otros magos?
-Laurent: Mmm... No. No me gusta perder el tiempo con conjuros de tan poca utilidad. Y, francamente, es un gran alivio.
-Ricken: ¿Ves? A eso es a lo que me refiero. Se te ve tan serio, tan grandilocuente... Deberías relajarte un poco. Mmm... Quizá actuar más como los chicos de tu edad...
-Laurent: Estamos en guerra. No es el momento más indicado para la puerilidad y la sensiblería. No deberías alentarlas. En momentos como estos, es vital mantener la seriedad. Además, soy un hombre adulto. De hecho, ahora mismo soy mayor que Lucina.
-Ricken: Espera, ¿cómo es posible? Lucina ya ha nacido en esta época y, sin embargo... tu madre y yo aún no te hemos tenido. ¿Cómo puedes ser mayor que ella?
-Laurent: M-me temo que no dispongo de más tiempo por hoy. Ahora, si me disculpas... [Se va]
-Ricken: ¿Laurent? ¡Un momento! ¡Explícame de qué va todo esto!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Ricken: Hola, Laurent.
-Laurent: Padre, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
-Ricken: He estado pensando en lo que me dijiste; en eso de que eras mayor que Lucina. No consigo entenderlo. Estoy un poco perdido. ¿Te importaría explicármelo?
-Laurent: Por supuesto. No tiene mayor complicación. Los viajes en el tiempo son imprecisos. Existen... variables. Lucina llegó a esta era hace dos años, cuando estalló la guerra contra Plegia. Yo, sin embargo, llevo en esta línea temporal unos cinco años.
-Ricken: ¡Caramba! Media bastante tiempo entre los dos hechos, ¿no?
-Laurent: En efecto. En un momento de nuestro viaje me desvié y llegué a esta era antes que ella. De ahí que, actualmente, mi edad física sea tres años superior.
-Ricken: Entonces, ¿llevas cinco años en esta era? ¿Tú solo?
-Laurent: Sí. Como ves, tengo edad suficiente como para dejar a un lado la puerilidad. Confío en que mis explicaciones hayan aclarado tu confusión. Si me disculpas...
-Ricken: ¡Laurent, espera! ¿Por qué no me lo habías contado antes? Estuviste aislado del mundo durante cinco años. ¿No te sentiste... solo?
-Laurent: Como he mencionado anteriormente, soy un hombre adulto. Sé cuidar de mí mismo. [Se va]
-Ricken: Laurent...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Ricken: Laurent...
-Laurent: ¿Tienes más preguntas, padre? Pensaba que había sido bastante claro la última vez.
-Ricken: Sí, sí, lo fuiste, pero hoy se trata de otra cosa. Es que… ¡Cuchi, cuchi, cuchi!
-Laurent: ¡Jaaa! ¡Ja, ja, ja! ¡Ji, ji, ji! ¡D-detente! P-padre, ¡¿has perdido el juicio?!
-Ricken: ¡Ajá! ¡Así que sí eres capaz de reírte!
-Laurent: ¡¿Cómo?! ¡¿A qué se debe esto?!
-Ricken: Es que te empeñas en actuar siempre como un adulto; te tomas las cosas tan en serio... Me tienes preocupado. Creo que te exiges demasiado y que tanta presión no es buena.
-Laurent: Por última vez, padre... ¡No soy un crío!
-Ricken: ¡¿Y qué importa la edad?! ¿Qué más da que seas mayor que Lucina? ¡Como si eres mayor que yo! Aún eres un niño, MI niño... Mi hijo.
-Laurent: Eeh... Yo...
-Ricken: Y ya no estás solo, así que deja de aislarte. Tienes amigos y me tienes a mí.
-Laurent: (...) Tienes razón. Todo ese tiempo... me he sentido tan solo... Año tras año, en soledad, deambulando en una era en la que no conocía a nadie… Esperando encontrar a los demás, a pesar de saber que las posibilidades eran ínfimas. No había nadie que pudiese ayudarme o consolarme. Fue... horrible. Muchas noches pensaba que moriría solo, que la congoja acabaría conmigo o que...
-Ricken: Siento no haberte encontrado antes, Laurent. Te pido disculpas. Te prometo que jamás volveré a separarme de ti.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo GREGOR-LAURENT siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Laurent: Sospecho que esto te pertenece, padre. Lo encontré tirado en el suelo. Procura tener más cuidado con tus pertenencias en el futuro.
-Gregor: ¡Ja, ja, ja! Tú usar lenguaje difícil como madre, ¿sí?
-Laurent: Naturalmente. Por algo soy su hijo.
-Gregor: Gregor entender esto, pero tú y ella ser como dos gotas de agua, ¿sí? Pensar si tú heredar también algo de Gregor… o no.
-Laurent: No seas ridículo, padre. Por supuesto que sí.
-Gregor: ¿Sí? ¿Qué?
-Laurent: Pues... el color de pelo, por ejemplo.
-Gregor: ¡Ah, sí! Ser verdad, pero Gregor no referirse a eso exactamente, sino… Algo más importante, ¿sí? ¿Gustar pelear y bolsas de dinero fresco?
-Laurent: Mmm... No. Esas nimiedades no me interesan. Y, francamente, es un gran alivio.
-Gregor: ¡Ooh! ¡Otra vez tú ser serio! Tú deber relajar un poco. Mmm… Quizá actuar más como chicos de misma edad…
-Laurent: Estamos en guerra. No es el momento más indicado para la puerilidad y la sensiblería. No deberías alentarlas. En momentos como estos, es vital mantener la seriedad. Además, soy un hombre adulto. De hecho, ahora mismo soy mayor que Lucina.
-Gregor: ¡¿Tú mayor que Lucina?! Pero ¡¿cómo ser posible?! Lucina ya haber nacido aquí, ¿sí? Gregor y mujer no tener aún a hijo Laurent.
-Laurent: M-me temo que no dispongo de más tiempo por hoy. Ahora, si me disculpas... [Se va]
-Gregor: ¡Momento! ¡Gregor tener muchas más preguntas!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Gregor: Hola, hijo.
-Laurent: Padre, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
-Gregor: Gregor pensar cómo posible que tú ser mayor que Lucina. Pero… no entender. Ser muy confundido, ¿sí?
-Laurent: No te preocupes. Te lo explicaré. No tiene mayor complicación. Los viajes en el tiempo son imprecisos. Existen... variables. Lucina llegó a esta era hace dos años, cuando estalló la guerra contra Plegia. Yo, sin embargo, llevo en esta línea temporal unos cinco años.
-Gregor: ¡Ooh! ¡Haber mucha diferencia de tiempo!
-Laurent: En efecto. En un momento de nuestro viaje me desvié y llegué a esta era antes que ella. De ahí que, actualmente, mi edad física sea tres años superior.
-Gregor: Así que tú estar aquí por cinco años ya… ¿Y todo tiempo tú estar solo?
-Laurent: Sí. Como ves, tengo edad suficiente como para dejar a un lado la puerilidad. Confío en que mis explicaciones hayan aclarado tu confusión. Si me disculpas...
-Gregor: ¿Por qué tú no haber contado a Gregor antes? Si tú estar sin alguien por cinco años, tú deber sentir muy solo, ¿sí?
-Laurent: Como he mencionado anteriormente, soy un hombre adulto. Sé cuidar de mí mismo. [Se va]
-Gregor: Laurent...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Gregor: Laurent...
-Laurent: ¿Tienes más preguntas, padre? Pensaba que había sido bastante claro la última vez.
-Gregor: Pero hoy ser distinto, ¿sí? Hoy… ¡Cuchi, cuchi, cuchi!
-Laurent: ¡Jaaa! ¡Ja, ja, ja! ¡Ji, ji, ji! ¡D-detente! P-padre, ¡¿has perdido el juicio?!
-Gregor: ¡Aah! Entonces tú sí poder reír, ¿eh?
-Laurent: ¡¿Cómo?! ¡¿A qué se debe esto?!
-Gregor: Tú siempre intentar ser hombre enfadado y serio. Y Gregor estar preocupado por ti. Presión no ser bueno para salud.
-Laurent: Por última vez, padre... ¡No soy un crío!
-Gregor: Edad no tener nada que ver. Gregor no importar eso. ¡Gregor dar igual que tú ser mayor que Lucina o incluso mayor que Gregor! Tú aún ser niño, ¿sí? Niño de Gregor… Hijo de Gregor.
-Laurent: Eeh... Yo...
-Gregor: Tú ya no estar más solo, tú no tener que aislarte, ¿sí? Ahora tener amigos y familia y Gregor. ¿Qué más necesitar?
-Laurent: (...) Tienes razón. Todo ese tiempo... me he sentido tan solo... Año tras año, en soledad, deambulando en una era en la que no conocía a nadie… Esperando encontrar a los demás, a pesar de saber que las posibilidades eran ínfimas. No había nadie que pudiese ayudarme o consolarme. Fue... horrible. Muchas noches pensaba que moriría solo, que la congoja acabaría conmigo o que...
-Gregor: Gregor lamentar no haber encontrado antes a Laurent. Pero Gregor no separar de tú nunca más.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo LIBRA-LAURENT siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Laurent: Sospecho que esto te pertenece, padre. Lo encontré tirado en el suelo. Procura tener más cuidado con tus pertenencias en el futuro.
-Libra: ¡Ja! Hablas igual que tu madre, Laurent.
-Laurent: Naturalmente. Por algo soy su hijo.
-Libra: Bueno, sí, pero quería decir que... ambos os parecéis mucho y... No sé... Me pregunto si habrás heredado algo de mí...
-Laurent: No seas ridículo, padre. Por supuesto que sí.
-Libra: Ah… ¿Y qué es?
-Laurent: Pues... el color del pelo, por ejemplo.
-Libra: Ya lo sé, pero no me refería a eso exactamente, sino... Sino a algo más... significativo. No sé… ¿Rezas a los dioses todos los días?
-Laurent: Mmm... No. Y no te ofendas, pero no soy demasiado espiritual. Lo mío son las ciencias empíricas.
-Libra: ¿Ves? A eso es a lo que me refiero. Tienes tan poca fe y eres tan grandilocuente... Exactamente como tu madre. Deberías relajarte un poco. Mmm... Quizá actuar más como los chicos de tu edad...
-Laurent: Estamos en guerra. No es el momento más indicado para la puerilidad y la sensiblería. No deberías alentarlas. En momentos como estos, es vital mantener la seriedad. Además, soy un hombre adulto. De hecho, ahora mismo soy mayor que Lucina.
-Libra: Espera, ¿cómo es posible? Lucina ya ha nacido en esta época y, sin embargo... tu madre y yo aún no te hemos tenido. ¿Cómo puedes ser mayor que ella?
-Laurent: M-me temo que no dispongo de más tiempo por hoy. Ahora, si me disculpas... [Se va]
-Libra: ¿Laurent? ¡Un momento! ¡Explícame de qué va todo esto!
[Apoyo B]
SPOILER:
-Libra: Hola, Laurent.
-Laurent: Padre, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
-Libra: He estado pensando en lo que me dijiste; en eso de que eras mayor que Lucina. No consigo entenderlo. Estoy un poco perdido. ¿Te importaría explicármelo?
-Laurent: Por supuesto. No tiene mayor complicación. Los viajes en el tiempo son imprecisos. Existen... variables. Lucina llegó a esta era hace dos años, cuando estalló la guerra contra Plegia. Yo, sin embargo, llevo en esta línea temporal unos cinco años.
-Libra: ¡Por todos los dioses! Media bastante tiempo entre ambas venidas, ¿no?
-Laurent: En efecto. En un momento de nuestro viaje me desvié y llegué a esta era antes que ella. De ahí que, actualmente, mi edad física sea tres años superior.
-Libra: Entonces, ¿llevas cinco años en esta era? ¿Tú solo?
-Laurent: Sí. Como ves, tengo edad suficiente como para dejar a un lado la puerilidad. Confío en que mis explicaciones hayan aclarado tu confusión. Si me disculpas...
-Libra: ¡Laurent, espera! ¿Por qué no me lo habías contado nunca? Estuviste aislado del mundo durante cinco años. ¿No te sentiste... solo?
-Laurent: Como he mencionado anteriormente, soy un hombre adulto. Sé cuidar de mí mismo. [Se va]
-Libra: Laurent...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Libra: Laurent...
-Laurent: ¿Tienes más preguntas, padre? Pensaba que había sido bastante claro la última vez.
-Libra: Sí, sí, lo fuiste, pero hoy se trata de otra cosa. Verás… ¡Cuchi, cuchi, cuchi!
-Laurent: ¡Jaaa! ¡Ja, ja, ja! ¡Ji, ji, ji! ¡D-detente! P-padre, ¡¿has perdido el juicio?!
-Libra: ¡Ajá! ¡Veo que sí eres capaz de reírte!
-Laurent: ¡¿Cómo?! ¡¿A qué se debe esto?!
-Libra: Es que te empeñas en actuar siempre como un adulto; te tomas las cosas tan en serio... Me tienes preocupado. Creo que te exiges demasiado y que tanta presión no es buena.
-Laurent: Por última vez, padre... ¡No soy un crío!
-Libra: Esto no tiene nada que ver con la edad, hijo. ¿Qué importa que seas mayor que Lucina? ¡Como si eres mayor que yo! Aún eres un niño, MI niño... Mi hijo.
-Laurent: Eeh... Yo...
-Libra: Y ya no estás solo, así que deja de aislarte. Tienes el apoyo de tus amigos y el mío.
-Laurent: (...) Tienes razón. Todo ese tiempo... me he sentido tan solo... Año tras año, en soledad, deambulando en una era en la que no conocía a nadie… Esperando encontrar a los demás, a pesar de saber que las posibilidades eran ínfimas. No había nadie que pudiese ayudarme o consolarme. Fue... horrible. Muchas noches pensaba que moriría solo, que la congoja acabaría conmigo o que...
-Libra: Siento no haberte encontrado antes. Ojalá los dioses puedan perdonarme. Te prometo que jamás volveré a separarme de ti.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo HENRY-LAURENT siendo padre e hijo


[Apoyo C]
SPOILER:
-Laurent: Sospecho que esto te pertenece, padre. Lo encontré tirado en el suelo. Procura tener más cuidado con tus pertenencias en el futuro.
-Henry: ¡Ja, ja, ji, ji! Hablas igual que tu madre, Laurent.
-Laurent: Naturalmente. Por algo soy su hijo.
-Henry: Ya, ya, pero quería decir que... ambos os parecéis mucho y... No sé... Me pregunto si has heredado algo de mí...
-Laurent: No seas ridículo, padre. Por supuesto que sí.
-Henry: ¿En serio? ¿El qué?
-Laurent: Pues... el color de pelo, por ejemplo.
-Henry: ¡Ah, sí! Es verdad, pero no me refería a eso exactamente, sino... Sino a algo más... significativo. ¿Eres risueño? ¿Te gusta lanzar maleficios?
-Laurent: Mmm... No. Mi conducta es absolutamente normal. Y, con franqueza, es un gran alivio.
-Henry: ¿Ves? Ahí quería llegar yo. Se te ve siempre tan aburrido, tan grandilocuente... Deberías relajarte un poco. Mmm... Quizá actuar más como los chicos de tu edad...
-Laurent: Estamos en guerra. No es el momento más indicado para la puerilidad y la sensiblería. No deberías alentarlas. En momentos como estos, es vital mantener la seriedad. Además, soy un hombre adulto. De hecho, ahora mismo soy mayor que Lucina.
-Henry: Espera, ¿mayor que Lucina? Pero si ella ya ha nacido en esta época y, sin embargo... tu madre y yo aún no te hemos tenido. ¿Cómo puedes ser mayor que ella?
-Laurent: M-me temo que no dispongo de más tiempo por hoy. Ahora, si me disculpas... [Se va]
-Henry: Mmm… Me gustaría saber de qué va todo esto.
[Apoyo B]
SPOILER:
-Henry: Hola, Laurent.
-Laurent: Padre, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
-Henry: He estado pensando en lo que me dijiste; en eso de que eras mayor que Lucina. No consigo entenderlo. Estoy un poco perdido. ¿Te importaría explicármelo?
-Laurent: Por supuesto. No tiene mayor complicación. Los viajes en el tiempo son imprecisos. Existen... variables. Lucina llegó a esta era hace dos años, cuando estalló la guerra contra Plegia. Yo, sin embargo, llevo en esta línea temporal unos cinco años.
-Henry: ¡Por todos mis cuervos! Media bastante tiempo entre los dos hechos, ¿no?
-Laurent: En efecto. En un momento de nuestro viaje me desvié y llegué a esta era antes que ella. De ahí que, actualmente, mi edad física sea tres años superior.
-Henry: Entonces, ¿llevas cinco años en esta era? ¿Tú solo?
-Laurent: Sí. Como ves, tengo edad suficiente como para dejar a un lado la puerilidad. Confío en que mis explicaciones hayan aclarado tu confusión. Si me disculpas...
-Henry: ¡Laurent, espera! ¿Por qué no me lo habías contado nunca? Estuviste aislado del mundo durante cinco años. ¿No te sentiste... solo?
-Laurent: Como he mencionado anteriormente, soy un hombre adulto. Sé cuidar de mí mismo. [Se va]
-Henry: Laurent...
[Apoyo A]
SPOILER:
-Henry: Laurent...
-Laurent: ¿Tienes más preguntas, padre? Pensaba que había sido bastante claro la última vez.
-Henry: Sí, sí, lo fuiste, pero hoy se trata de otra cosa. Verás… ¡Cuchi, cuchi, cuchi!
-Laurent: ¡Jaaa! ¡Ja, ja, ja! ¡Ji, ji, ji! ¡D-detente! P-padre, ¡¿has perdido el juicio?!
-Henry: ¡Ji, ji, ja, ja! ¡Así que sí eres capaz de reírte!
-Laurent: ¡¿Cómo?! ¡¿A qué se debe esto?!
-Henry: Es que te empeñas en actuar siempre como un adulto; te tomas las cosas tan en serio... Me tienes preocupado. Creo que te exiges demasiado y que tanta presión no es buena.
-Laurent: Por última vez, padre... ¡No soy un crío!
-Henry: ¡¿Y qué importa la edad?! ¿Qué más da que seas mayor que Lucina? ¡Como si eres mayor que yo! Aún eres un niño, MI niño... Mi… hijo.
-Laurent: Eeh... Yo...
-Henry: Y ya no estás solo, así que deja de aislarte. Tienes a tus amigos y me tienes a mí.
-Laurent: (...) Tienes razón. Todo ese tiempo... me he sentido tan solo... Año tras año, en soledad, deambulando en una era en la que no conocía a nadie… Esperando encontrar a los demás, a pesar de saber que las posibilidades eran ínfimas. No había nadie que pudiese ayudarme o consolarme. Fue... horrible. Muchas noches pensaba que moriría solo, que la congoja acabaría conmigo o que...
-Henry: Siento no haberte encontrado antes, Laurent. Te pido disculpas. Te prometo que jamás volveré a separarme de ti.

Kirresk
Guerrero
Guerrero
Mensajes: 573
Registrado: 29 Abr 2006, 06:28

Mensaje por Kirresk »

Apoyo GREGOR-MIRIEL


[Apoyo C]
SPOILER:
-Gregor: ¡Miriel! ¿Querer sentar con Gregor? ¿Apetecer té de saúco?
-Miriel: Me intriga que estés contantemente invitando a las féminas a consumir té.
-Gregor: Gregor ser hombre, ¿sí? Disfrutar de compañía de mujeres. ¿Hacer falta más razón?
-Miriel: ¿Afirmas que las mujeres ejercen una clase de fuerza que te atrae irremediablemente?
-Gregor: ¡Vaya, sí! ¡Miriel muy atractiva! Por eso Gregor ofrecer té.
-Miriel: No era mi intención inicial, pero es lo que cabe esperar de alguien con tu intelecto... En fin, ¿qué aspectos de una mujer la hacen atractiva a tus ojos? ¿Podrías definirlos? Me interesaría enormemente evaluar este fenómeno en la medida de la posible.
-Gregor: Tú usar palabras muy extrañas. Gregor estar... muy confundido.
-Miriel: Es simple: debe de haber reglas que rijan el atractivo y el modo en que este opera. Si se es capaz de definir dichos parámetros, después sería posible recrearlos.
-Gregor: Cada hombre gustar cosas diferentes. Gregor solo poder hablar por Gregor.
-Miriel: Ah, ¿entonces afirmas que es imposible establecer una definición universal? Ello implicaría que hay contradicciones patentes en la misma naturaleza humana...
-Gregor: Gregor sorprenderse de que tu cerebro no echar humo.
-Miriel: ¿Eso es una broma? Porque deberías saber que tal fenómeno es altamente improbable. En cualquier caso, mi vida está dedicada al estudio meticuloso y riguroso.
-Gregor: Parecer que tú pasártelo pipa.
-Miriel: Y bien, ¿no me habías ofrecido té? De saúco, si no me equivoco.
-Gregor: ¡D-de hecho, Gregor ocupado de pronto! ¡Tener mucho que hacer en otra parte!
-Miriel: Ah. Bien. Continuaremos esta amena charla en otra ocasión.
[Apoyo B]
SPOILER:
-Gregor [solo]: Mmm... ¡Interesante! ¡Gregor nunca pensar eso! [Se va]
-Miriel [sola]: (...) [Se va]
-Gregor [solo]: ¡Jo, jo! ¡Eso hacerte reflexionar!
-Miriel [entra]: ¿Ya no despierto tu interés? ¿No afirmaste que la compañía femenina te complacía?
-Gregor: ¡Demonios y demonias! ¡¿Por qué espiar a Gregor?!
-Miriel: El otro día me explicaste que un hombre como tú se interesa por mujeres atractivas. Estoy llevando a cabo un experimento para ratificar la existencia de reglas constantes. Pero si carezco de los atributos necesarios, el grupo de control no sería adecuado.
-Gregor: ¡Gregor todavía pensar que tú atraer como imán gigante! Pero hoy Gregor estar leyendo libro magnífico. Gregor avergonzado por no notar presencia de mujer preciosa.
-Miriel: ¿Y de qué trata esa obra que ha acaparado tu atención de tal manera?
-Gregor: Gregor encontrar tirado en suelo cerca de campamento. Ser fascinante. Gregor no saber que existir reglas y leyes gobernando fenómenos naturales. Pero ¡este libro hacer tema interesante! ¡Tiempo volar para Gregor!
-Miriel: Ah. Lo cierto es que llevo tiempo buscando ese libro. Me pertenece a mí. Es obra de mi difunta madre.
-Gregor: ¡Vaya! ¡Diez mil disculpas de Gregor, querida señora! ¡Gregor no pretender robar preciado libro de madre muerta!
-Miriel: No debes disculparte, no es algo que resulte especialmente evidente.
-Gregor: ¡No! ¡Ser gran problema! ¡Gregor escribir muchas notas en márgenes!
-Miriel: A mi madre le hubiera complacido saber que encuentras su trabajo tan fascinante. Y yo te estoy agradecida por haberlo localizado: ¡lo creía perdido para siempre!
[Apoyo A]
SPOILER:
-Miriel: Eeeh, ¿Gregor? ¿Podríamos mantener una breve conversación? ¿Recuerdas haber redactado ciertas notas en los márgenes del tratado de mi madre?
-Gregor: Estar enfadada porque Gregor escribir tonterías en libro, ¿sí?
-Miriel: No, en absoluto. Es solo que algunos de tus comentarios son muy... singulares. Esperaba encontrarte para que me iluminaras acerca de un par de ellos. Por mero interés científico, claro está. Entre iguales, podría decirse.
-Gregor: Eeh... Gregor confundido. ¿Sus comentarios no tener sentido?
-Miriel: Tal vez un ejemplo concreto nos sea de ayuda en esta situación. En esta página, por ejemplo, has borrado la frase "lo que ayuda a establecer la teoría". Y la has remplazado por una única palabra: "experiencia".
-Gregor: ¡Oh, sí! ¡Gregor recordar! Eeeh... ¿Miriel no gustar cambio?
-Miriel: No, es exactamente lo contrario. He estado repasando este pasaje durante bastante tiempo creyendo poder mejorarlo. Pero tú has conseguido ver lo que fallaba, mejorando el texto notablemente. Me sorprende que estés tan especialmente dotado para la pedagogía.
-Gregor: ¡Jo, jo! Ser normal. Gregor nunca ir a clase. ¡Gregor graduarse en escuela de vida!
-Miriel: No estoy familiarizada con esa institución. ¿Es una facultad reconocida?
-Gregor: Gregor decir secreto para ganar sabiduría: no hacer nada. Eso hacer Gregor.
-Miriel: Me temo que no alcanzo a comprender eso.
-Gregor: Gregor no hacer nada especial. Gregor aprender observando vida. Conocimiento ser natural. Como pájaro aprender a volar o gato a escupir pelos.
-Miriel: Qué afirmación más fascinante.
-Gregor: Mayoría de gente siempre correr, no ser pacientes. Pensar en hacer cosas urgentes. Pero si ir más despacio y observar, ¡poder ser tan listo como Gregor!
-Miriel: Bien. Ya tengo algo sobre lo que discurrir. Muchas gracias, Gregor.
-Gregor: ¡Volver pronto! ¡Gregor siempre listo para compartir sabiduría con iguales!
[Apoyo S]
SPOILER:
-Gregor: Ah, Miriel. ¡Nariz metida en libro otra vez!
-Miriel: Llevo un tiempo discurriendo seriamente sobre nuestra conversación del otro día. Encuentro difícil dar mi visto bueno a la teoría de que exista aprendizaje sin estudio. Examinar fenómenos, investigar, postular corolarios... ¡Eso es de vital importancia!
-Gregor: Gregor no decir que libros y otras cosas de ciencia no ser importantes. Gregor solo pensar que haber muchas maneras de aprender, ¿sí?
-Miriel: No, lo siento... Por mucho que lo pienso, sigo sin encontrarle el sentido.
-Gregor: Mmm... Vale, Gregor poner ejemplo. ¿Cómo definir amor la ciencia?
-Miriel: ¿El amor?
-Gregor: ¿Sí? Cuando dos personas gustarse y luego querer hacer...
-Miriel: Estoy familiarizada con el concepto, Gregor, muchas gracias. Retomando tu pregunta, yo empezaría por confirmar empíricamente ciertas actitudes. Por ejemplo, determinaría la influencia de la cultura en los rituales de cortejo.
-Gregor: Como cogerse de mano, ¿sí? O darse besos. O... ¿darse regalos como este?
-Miriel: ¡Ah, un anillo!... Sí, este es un ejemplo muy concreto de los rituales que mencionaba. El macho de la especie ofrece este regalo como indicación de su deseo de casarse. Esto en verdad constituiría una prueba evidente de la existencia de amor.
-Gregor: Gregor querer saber: ¿poder Miriel explicar con ciencia qué sentir ahora mismo?
-Miriel: Percibo mi pulso acelerado, sudoración en las manos y un cierto nerviosismo. No obstante, me veo incapaz de explicar la razón de este fenómeno tan... turbador. ¡Tch! ¡Esto no es correcto! Debo analizar los hechos desde una perspectiva imparcial.
-Gregor: ¿Ver? ¡Justo esto querer decir Gregor! Tú no dejar que experiencia enseñarte. Tú analizar todo con matemáticas. Tener que hacer callar a cerebro tan grande y escuchar corazón, ¿sí? ¡Muchas experiencias y descubrimientos nuevos provenir de corazón!
-Miriel: Nunca había considerado que el corazón pudiera esconder tantos secretos. Tal vez halle un mundo nuevo lleno de maravillas si sigo tu consejo.
-Gregor: ¡Escuchar a Gregor! El corazón humano ser demasiado complejo para entender solo con teoría. Deber mirar en interior y vivir ahí como animal en madriguera. Si tú querer... Gregor enseñar y juntos ¡encontrar mundo nuevo de Miriel!
-Miriel: ¿Es esto posible? ¿Osaré apartar toda lógica y aceptar la guía de las emociones? Muy bien, Gregor... Te acompañaré gustosa en esta expedición hacia el corazón.
-Gregor: ¿Ser eso un sí?

Responder