Mapa 8: El dragón sagrado Neuron

= ESCENA DE APERTURA =
(Se concentra en Holmes y Shigen)
- Shigen: Dime, Holmes, fuimos capaces de capturar Isla, pero ¿crees que él se retire por mucho tiempo?
- Holmes: ¿Él? Te refieres al jefe de los piratas de Isla quienes huyeron como niñitas? No puedo ni recordar su cara. ¿Cómo lucía?
- Shigen: Creo que era grande, bruto y feo. …er, o podría ser el pequeño enano patético... En realidad, yo tampoco puedo recordarlo...
- Holmes: Lo que sea, a quién carajos le importa, de todos modos. Más importante es Xeno y Yuni. ¿A dónde fueron? Bah... ¿¡Que ni siquiera pueden cuidar su propio pellejo!?



(Se concentra en Katri)
- Katri: Dónde estoy… Ayúdame… Xeno…



(Se concentra en Xeno)
- Yuni: Xeno… ¿Qué pasó con Katri?
- Xeno: Probablemente se ofendió y conmocionó después que Holmes le gritara. Podría estar sentada en alguna parte llorando...
- Yuni: ¿Por qué Holmes tiene que sonar tan malvado todo el tiempo?
- Xeno: Holmes es…
- Yuni: ¿Huh?
- Xeno: No… nada. No importa.



(Se concentra en Runan)
- Eugen: Lord Runan, ¿está seguro? ¿Por qué debemos visitar a tipos como Homes?
- Runan: Sólo quiero verlo, es todo. No hemos sido capaces de vernos el uno al otro en un tiempo...



[2do Turno]
(Se concentra en la base)
- Holmes: ¡Oye, Shigen!
- Shigen: ¿Pasa algo Holmes? Pareces estar pálido.
- Holmes: El brazalete de Katri… Recuerdo dónde lo he visto.
- Shigen: ¿Eso todavía te está molestando?
- Holmes: Mira, ¿recuerdas la vez que fuimos al Templo del Fuego en Salia?
- Shigen: ¿El Templo del Fuego? ¿Quieres decir el antiguo templo donde se supone que el Dragón Sagrado Neuron descansa?
- Holmes: Exacto.
- Shigen: Recuerdo el desastre que hubo cuando fuimos. No sólo fuimos atacados por monstruos raros, sino que ni siquiera encontramos algún tesoro. Ese Bastón Zombi fue lo único que encontramos que podría valer algo. Sí, ir fue definitivamente una mala idea tuya.
- Holmes: Seguro, ni siquiera encontramos algún botín, pero había un antiguo mural en la cámara del tesoro.
- Shigen: ¿Un mural? ¿A quién puede importarle eso? No es como si nos lo hubiéramos traído.
- Holmes: Sólo cállate y escucha. El mural era de un brazalete que la diosa Utona le dio a su hija Salia.
- Shigen: ¿Huh? …¡! Espera… Quieres decir…
- Holmes: ¡Exactamente! El brazalete de Katri es el Anillo de Salia. Es una herencia pasada a través de la familia real de Salia.
- Shigen: …¿Entonces la chica es descendiente de la familia real de Salia?
- Holmes: Sí… Pero ése no es el verdadero problema…



(Se concentra en Katri)
- Katri: Ah… No… más… Amada Utona… Dame fuerza…
*Katri se transforma en Neuron*



(Se concentra en la base)
- Shigen: ¿Qu-qué fue eso? ¿Un terremoto? ¡Holmes, tenemos que ir a ver qué pasa!
- Holmes: No Shigen, deberíamos esperar aquí un poco más.
- Shigen: ¿Pero qué sobre Katri?
- Holmes: No… Ella no es quien está en peligro. Son Xeno y Yuni…



[4to Turno]
*Neuron se transforma en Katri*
- Katri: …¡! ¿¡Qué fue eso? ¿Qué acaba de pasar…?



[5to Turno]
- Merhen: ¡Estamos de vuelta! ¡Muy bien chicos, ¿están listos para hacer ruido?!
- Pirata: ¡Aye aye, jefe!
- Merhen: Voy a atrapar a esos canallas… ¡Se arrepentirán de buscar pelea contra los Piratas de Isla! ¡Nadie merodea por mi patio!



[8vo Turno]
- Merhen: ¡Muy bien muchachos, es hora! ¡Vayan y enséñenles una lección!
- Pirata: ¿A dónde vas, jefe?
- Merhen: Me llevo a esta dama de regreso a la base. Y ustedes, más vale que no lo arruinen, ¿oyeron?
- Pirate: ¡Aw, carnal! ¡No otra vez!
- Merhen: Oye, tu nombre es Rene ¿verdad? Eres una dama desafortunada que su nave fue atacada por piratas, ¿no?
- Rene: ......
- Merhen: Je je je... ¡No te preocupes, nuestra base es ahora tu nueva casa!



[Conversación Runan-Xeno]
- Xeno: ¿¡Lord Runan!? ¿Qué haces aquí?
- Runan: Vine a visitar a Holmes. ¿Qué es lo que pasa? ¿Holmes está bien?
- Xeno: Yo tampoco tengo idea de lo que pasa, pero Holmes debe estar en el fuerte.
- Runan: Muy bien, nos dirigimos al fuerte. ¿Vienes con nosotros, Xeno?
- Xeno: No… Debo quedarme. Hay alguien a quien necesito proteger…



[Conversación Katri-Xeno]
- Xeno: ¡Katri! ¿Estás bien?
- Katri: ¿¡Xeno!? …¡Has venido por mi! Qué... ¿Qué me ha pasado Xeno...?
- Xeno: Katri… Regresemos al fuerte. Holmes está preocupado por ti…



= Después de acabar el mapa =
- Runan: Holmes...
- Holmes: Oye, Runan. Seguro que escogiste un mal tiempo para visitarnos.
- Runan: ¿Qué ocurre Holmes? Ese gran dragón que acabamos de ver, ¿no es el Dragón de Fuego Neuron de la leyenda? ¿Qué hace Neuron en una isla como esta?
- Holmes: Tranquilo carnal. Aquí hay alguien quien está más desconcertada que tu. Katri... ¿estás bien?
- Katri: Sí…
- Holmes: ¿Entiendes lo que has hecho?
- Katri: Yo… estaba asustada… Empecé a correr sin ver cuando los zombis vinieron tras de mi... y de pronto me encontré en un pantano venenoso. El veneno me rodeó y apenas podía respirar. Entonces cuando pensé que era el fin, de pronto me transformé en un gran dragón rojo. Yo... yo entré en pánico, y quemé a todos los zombis que iban detrás de mí. Fue un sueño, ¿verdad Holmes? Sólo fue una ilusión que vi cuando estaba cerca de morir, ¿verdad? Por favor, Holmes... ¡Sólo dime que fue un sueño!
- Holmes: Sabes bien que no fue un sueño, ¿verdad?
- Katri: Pero… Pero ¿por qué? ¿Por qué me volví un Dragón?
- Holmes: Es por que llevas la sangre de Utona. ¿Qué edad tienes, Katri?
- Katri: Hoy cumplo quince...
- Holmes: Eso pensé… Las escrituras dicen que la Sacerdotisa Dragón debe tener quince años de edad. Los poderes que la acompañan sólo salen por dos o tres años después que ella cumple quince.
- Katri: ¿La Sacerdotisa Dragón?
- Holmes: En nuestras leyendas, es como llamamos a una muchacha que puede transformarse en Dragón.
- Katri: Pero… ¡No quiero volverme un dragón!
- Holmes: Entonces quítate el brazalete. Eso debería dejarte vivir como una chica ordinaria.
- Enteh: ¡No! ¡Nunca debes quitarte el brazalete! Te está protegiendo. Si lo dejas ir, cualquiera que lo obtenga tendrá el poder de controlar tu mente. Si cae en las manos equivocadas, podrías convertirte en una salvaje bestia, asesinando a todo el que esté a tu vista. ¡Si deseas permanecer como eres, nunca sueltes el Anillo de Salia!
- Runan: ¿Enteh? Cómo sabes…
- Enteh: Lo siento, Lord Runan… Prometo que le diré algún día. Pero... no ahora...
- Holmes: Hmm.. Entonces ese es el caso… Oye Katri, ya deja de llorar. Escuchaste ¿no? Mientras te controles, no te transformarás. Pero necesitas mantener ese amuleto puesto todo el tiempo. ¿Entiendes?
- Katri: Pero Holmes… Estoy asustada…
- Holmes: No te preocupes. Sólo tienes que lidiar con eso un par de años, eso es todo.
- Katri: Pero…
- Holmes: Mira… No te preocupes, ¿bien? Me aseguraré que nada te pase hasta entonces. Prometo que te protegeré. Así que tienes que confiar en mi. ¿Lo tienes, Katri?
- Katri: Holmes…
- Eugen: Ahem… Perdone mi interrupción, Lord Runan, pero tenemos que apresurarnos.
- Runan: Tienes razón, Eugen. ¿Permanecerás aquí Holmes?
- Holmes: Nah, creo que todos se han cansado de este lugar. Zarparemos al continente una vez que estemos listos.
- Runan: ¿Es el viaje del que solías hablar en el que desenterrarás ruinas?
- Holmes: Sip, voy a viajar alrededor del mundo, buscando antiguos tesoros, reliquias y leyendas. Ese siempre ha sido mi sueño. Pero nunca me olvidaré de ti Runan. Si encontramos algo que te sea útil, nos aseguraremos de enviártelo.
- Runan: Gracias, Holmes. Gracias por todo lo que has hecho por nosotros.
- Holmes: Oye, no te fijes en eso. Quiero que un hombre como tu sea rey. No lo olvides Runan, si alguna vez necesitas algo, no dudes en preguntar. Eso es para lo que son los amigos después de todo.



*Si Julia está viva*
- Shigen: Ahí estás, Julia.
- Julia: Hermano Shigen…
- Shigen: No sabía que también dejaste la isla. Nunca pensé que el viejo lo permitiera.
- Julia: Por supuesto que no estaba feliz. Incluso cuando te fuiste para ayudar a la defensa de Granada, tuve que permanecer atrás. Pero ya no soy una niña pequeña. Quiero probar mis habilidades como espadachín de El.
- Shigen: Y ahora eres una mercenaria trabajando por el Príncipe Runan. No tratabas de seguirnos, ¿verdad?
- Julia: ¡C-claro que no! Sólo fue coincidencia que me encontrara al príncipe. El hombre que me engaño está en Lazeria, así que quiero ir incluso con él. ¡Es por eso que me uní al príncipe!
- Shigen: Entonces, ¿qué haces en un lugar como este?
- Julia: …¡N-no me preguntes!



*Si Garo está vivo*
- Garo: Perdona, príncipe, me quedo con el jefe. Fue una buena lucha estar a tu lado.



(Se concentra el Mar de Senay)
- Merhen: ¡Muy bien, regresaremos a la base en el Puerto de Marl!



(Se concentra en Isla)
- Holmes: ¿Te vas Runan?
- Runan: Sí, necesitamos regresar a Lazeria tan pronto como podamos.
- Holmes: Nosotros vamos a limpiar el área de imbéciles antes de ir al continente. Los Bandidos de Taurus y los piratas de Isla pueden atacar Wellt ya que te llevas el grueso de sus tropas.
- Runan: Haces todo eso por nosotros…
- Holmes: Nah, no es eso. Sólo queremos su tesoro, es todo. Oh, casi lo olvido. Escucha con cuidado Runan. Tus batallas se volverán más y más fuertes una vez que alcances el continente. Si tienes algunas tropas que son demasiado débiles para ser de algún uso, ¿por qué no las dejas con nosotros? Nosotros tenemos el lujo de elegir a nuestros oponentes, y podemos luchar tan seguido como queramos. Creo que sería un gran entrenamiento para reclutas nuevos. Y como dije antes, estaré buscando armas y objetos que ayuden en tu jornada. Pero estamos en medio de la guerra justo ahora, y no sé cuándo nos volveremos a encontrar. Naturalmente no podemos intercambiar objetos a menos que nos contactemos. una vez que dejemos Isla, probablemente no podremos vernos en mucho tiempo. Así que, Runan, esta podría ser tu única oportunidad en mucho tiempo de administrar tu ejército. Piénsalo con cuidado.



[Aquí se puede elegir a los miembros que se formaran con el ejército de Runan y los que se unirán a Holmes]



== MOVEMENTO: MAR DE SENAY OCCIDENTAL ==
- Shigen: Que reunión tan conmovedora con tu amigo, ¿eh Holmes? Casi se me sale una lágrima.
- Holmes: Hmph, di lo que quieras. Runan y yo crecimos como hermanos. No podrías entender.
- Shigen: Bueno, no importa. No es de mi incumbencia. De todos modos Holmes, ¿ahora a donde vamos?
- Holmes: Aún no vamos a ninguna parte. Sin Runan, los rufianes que vagan por Wellt podían empezar a mostrarse. Especialmente ese pirata... Um... ¿Cuál era su nombre otra vez?
- Shigen: ¿Merhen?
- Holmes: Sí, eso es. No podemos dejar a un canalla cómo él correr libre. Vamos a encontrar su base para darle lo que se merece. Después de eso, podemos navegar al continente. Runan se preocupará si no mantenemos a salvo Wellt...
- Shigen: Sí…



(Se concentra el Mar de Senay)
- Runan: Eugen, ¿crees que seremos capaces de llegar al Puerto de Marl a salvo?
- Eugen: El Reino de Marl ha estabo bajo el dominio del Reino de Istoria desde que empezó la Guerra de Balt. Además, el Rey Guiness es un hombre traicionero quien se volvió con el Imperio durante la Guerra de Balt. Temo que no seremos bienvenidos en Marl, mi lord. Siendo así, perder poder aquí incluso antes de confrontar al Imperio podría ser una tontería... Mi lord, ¿qué dice si esperamos aquí a que el ejército del Príncipe Richard arribe?
- Runan: Príncipe Richard de Marl… Oí que partió al occidente para reorganizarse después que el Rey de Marl muriera.
- Eugen: Sí, pero después que la Princesa Tieh se le uniera, su ejército se ha vuelto una fuerza imparable. Tengo el reporte que ya se está aproximando al Castillo Marl desde el oeste.
- Runan: ¿Princesa Tieh?
- Eugen: El rumor es que ella es la única sobreviviente de la familia real de Ledah. Ella todavía es joven, pero es una hermosa y brillante comandante. Permaneció prisionera en Istoria, pero acaba de ser rescatada por sus vasallos. Entonces unió fuerzas con el ejército del Príncipe Richard y a liderado el Ejército de la Alianza Ledah con él desde entonces.
- Runan: El Sagrado Reino de Ledah… El reino que se derrumbó después de violar los sagrados preceptos de Utona.
- Eugen: Como nuestra patria de Lieve, Ledah era uno de los Cuatro Reinos Sagrados descendientes del Rey Carlyon. Sin embargo, Ledah fue destruida por que resucitó al Dragón Sagrado Cranion para usarlo en batalla. Mi lord, usted también lleva sangre de Carlyon. Debe tener cuidado de no cometer el mismo error.
- Runan: Sin duda, Eugen. En ese entonces, el Dragón de Agua Muse de Lieve fue usado para borrar una ciudad entera y matar a cientos de personas inocentes. Los Cuatro Dragones Sagrados fueron creados por Utona para proteger a la humanidad de dioses malvados. Resucitarlos para usarlos en guerra es imperdonable.
- Eugen: Lo que me recuerda, esa chica llamada Katri sin duda fue una sorpresa. Ella es una sacerdotisa del Dragón de Fuego Neuron... Sería un desastre si cayera en las manos de nuestros enemigos, mi lord.
- Runan: No te preocupes Eugen. Holmes cuidará bien de ella. Neuron nunca volverá a emerger.
- Eugen: Esperemos eso, mi lord.
- Runan: De todos modos, Istoria ha formado una alianza con el Imperio. Si el Ejército de la Alianza Ledah está peleando para liberar Marl, deberíamos ayudarles. Desembarquemos en el puerto de Marl. Esperar no es mi estilo Eugen.
- Eugen: Sí… Entonces continuaremos hacia el occidente. Deberíamos arribar a Marl en unos tres días.



(Se concentra el Castillo Marl)
- Albert: Príncipe Richard, general Lawrence, hemos roto el ala izquierda del castillo.
- Richard: ¿¡Qué!? ¡Buen trabajo, Lawrence…! ¡Muy bien, da a las reservas la orden de cargar! ¡Yo lideraré las líneas frontales!
- Albert: Sí señor.
- Richard: Tieh, esperarás aquí. Enviaré una escolta una vez que aseguremos la ciudad del castillo.
- Tieh: ¿Qué dices Richard? Te acompañaré como siempre...
- Richard: Marl es mi patria. Deseo asegurar mi palacio, y formalmente invitarte como una huésped honorable. Tal vez como una mujer no podrías entender, pero por favor Thia, debes mostrarme deferencia...
- Tieh: ......
- Richard: ¡Albert, concentra la ofensiva en el flanco izquierdo! ¡Mantén enviando tropas para abrumar la ciudad del castillo!
- Albert: ¡A la orden!



(Dentro del Castillo Marl)
- Soldado: ¡Lord Ronald! ¡Los muros han sufrido una brecha! Las tropas de Richard penetran a la ciudad del castillo. ¡No podemos detenerlos, mi lord!
- Ronald: Parece que no tenemos opción. Hemos perdido esta batalla. Da a las tropas la orden de retirarte.
- Soldado: Pero Lord Ronald, ¿por qué el Imperio no ha enviado refuerzos? ¡Han alcanzado la costa de Senay, pero se quedan sentados y no hacen nada!
- Ronald: Es una fuerza expedicionaria liderada por el Príncipe Barca. Barca no es un tonto. Él sabe lo que es mejor que correr ciegamente al peligro.
- Soldado: ¿Qué?
- Ronald: Ja… El tonto más grande es el Rey Guiness. El mismo no puede con las ambiciones que tiene. Su codicia le ha llevado a la destrucción de su nación. Debe enfrentar sus propios pecados.
- Soldado: Lord Ronald, eso es…
- Ronald: Si, si mi padre me oyera, sería ejecutado. Ja, pero mi destino se selló cuando ayudé a Tieh a escapar. Ella es una chica inexplicable... Richard puede pensar que la está usando, pero ella es quien lo tiene a él en la palma de su mano. Pronto él seguirá mi mismo destino...



(Se concentra en el Puerto de Marl)
- Meriah: Discúlpame, ¿pasa algo en la ciudad?
- Mujer: Aparentemente, el Príncipe Richard finalmente ha regresado. La gente de la ciudad está encantada. Los hombres se han emocionado y dicen que pelearán junto a él, pero no, lo más probable es que se aparten del camino.
- Meriah: Ya veo… Tal vez debería ayudarlo yo también...
- Mujer: Ven, ahora ¿qué puede hacer una pequeña muchacha como tú en el campo de batalla?
- Meriah: Soy la nieta del Gran Sabio Mios. Tengo un poco de confianza en mi magia.
- Mujer: Entonces dime, ¿puedes matar a otro ser humano? ¿O has matado a alguien antes?
- Meriah: Bueno… No, no lo he hecho.
- Mujer: Entonces hazte un favor y permanece afuera. Deja la lucha a los hombres... Ellos son lo suficientemente tontos como para disfrutarla. Nunca piensan dos veces sobre los sentimientos de los demás... Tanto mi esposo bueno para nada como el necio de mi hijo corrieron directo a que los asesinaran en batalla.
- Meriah: Oh… Yo…
- Mujer: Dijiste que estabas en un viaje para encontrar a tu hermano. Entonces deberías permanecer aquí hasta que la batalla acabe. Sabes, siempre he deseado tener una hija como tu en vez de un hijo necio. Entonces nunca hubiera sufrido tanto...
- Meriah: Lo siento mucho…
- Mujer: Oh no, yo lo lamento. No quería regañar a una invitada. Ahora prepararé algo para ti, entonces ¿qué tal si nos sentamos para la cena?



(Se concentra en el Castillo Marl)
- Albert: ¡Príncipe Richard, el enemigo se retira! ¡La victoria es nuestra!
- Richard: Déjenlos ir. No tenemos la suficiente fuerza como para perseguirlos hasta Istoria.
- Albert: ¿Tal vez las fuerzas de ocupación del Imperio nos atacarán desde Senay?
- Richard: Exactamente. Debemos prepararnos para un ataque desde el este. Primero aseguraremos las defensas del castillo, y luego nos encontraremos con el Ejército de Lazeria.
- Albert: ¿El ejército de Lazeria, mi lord?
- Richard: No se cómo lo consiguió, pero un chico de Lazeria ha reunido tropas de Wellt. Clama que liberará a su nación del Imperio. Parece ser un poco más que un inocente idiota, pero podría servirnos de algo...



(Se concentra en Isla)
*Si Roger está en el equipo de Holmes, y Mel en el de Runan*
- Roger: Holmes… Debo regresar al ejército de Lord Runan. Necesito a Mel a mi lado...
- Holmes: Bien… hazlo. ¡No nos sirve un cobarde que pasa su tiempo persiguiendo chicas!
- Shigen: Vaya vaya, Holmes, eso te hace sonar celoso. Ve Roger. No te detendremos.



*Si Mel está en el equipo de Holmes, y Roger en el de Runan*
- Mel: Holmes… Debo regresar a lado de Roger. No puedo soportar estar separada de él. Perdona mi egoísmo...
- Holmes: Bien… hazlo. No es como si me importara.



== MOVEMENTO: PUERTO DE MARL ==
(Se concentra en el Castillo Marl)
- Richard: Entonces el Príncipe Runan del Ejército Aliado de Wellt-Lazeria ha arribado a Marl... Es sólo un muchacho de diecisiete, pero supongo que debo pagarle mis respetos. *Suspiro*... Que molestia.
- Tieh: No deberías ser tan rudo, Príncipe Richard. Creo que es un hombre honorable por pelear por su gente a esa corta edad.
- Richard: Ja… ¿Quien sabe de sus verdaderos motiovos? Tieh, algún día te apuñalarán por la espalda si te empeñas en mirar el buen lado de la gente.
- Tieh: Entonces no tendré arrepentimiento. Compadezco a aquellos que no pueden confiar en otro ser humano.
- Richard: Ja ja ja… En verdad eres inocente. Pero tal vez eso es lo que me gusta de ti.
- Tieh: ¡!
- Richard: No te enfades. He enviado a una escolta, así que debería llegar pronto. Veremos cómo es cuando lo encontremos. Pero no tengo duda que es un simple chico brillando por la fama de su padre. Él no es el héroe que los rumores quieren hacer.



(Se concentra en el Puerto de Marl)
- Meriah: Lo siento… tengo que ir. ¡No puedo estar aquí sentada sin hacer nada!
- Mujer: Ve entonces…. Ya no trataré de detenerte. Pero sólo recuerda una cosa. Mi esposo e hijo pelearon para proteger a las mujeres y niños de los Istorianos durante la invasión. Dije que eran unos tontos, pero aún así, no puedo dejar de sentirme orgullosa de ellos al mismo tiempo. Ambos dijeron que peleaban para protegerme. Chica, recuerda que la razón por la que deberías pelear es para proteger lo que te es más querido. No lo olvides.



(Afuera)
- Meriah: ¿¡Lady Meveh!? ¿Es usted, Lady Meveh?
- Enteh: ¿¡Meriah!? ¿Dónde estabas...? ¿No estabas en la iglesia de Lady Rene?
- Meriah: Dejé la iglesia para buscar a mi hermano Rhysuel. Pensé que la vigilancia del Imperio podría haberse relajado por un poco por ahora...
- Enteh: ¿Te fuiste sin decirle nada a Lady Rene? Ella debe estar muy preocupada por ti.
- Meriah: Dejé una carta a Rene. Le dije que no se preocupara.
- Enteh: Meriah … Deberías…
- Meriah: He tomado mi decisión. ¡No quiero escuchar tu regaño!
- Enteh: *Suspiro*… Pero ¿qué haces aquí en el puerto?
- Meriah: Los caminos han sido cerrados por el Imperio, así que me figuré que el camino más seguro podría ser por mar. Pero no pude encontrar una nave para Lieve, así que he permanecido en una posada local.
- Enteh: Meriah … ¿Vas a pelear?
- Meriah: Nunca podré perdonar a Garzel... Ellos tomaron a mi abuelo, y ahora a mi amado hermano... Lady Meveh, yo... ¡Yo he elegido no esconderme más! ¡Encontraré a mi hermano y pelearé contra Garzel!
- Enteh: Meriah...



*Si Maruju está en el equipo de Runan*
- Maruju: Enteh, ¿quién es esta chica?
- Enteh: Ella es Meriah, una de las Sacerdotisas de Agua. Es mi prima. Cuídala Maruju. Ella es una maga como tu, así que puedes enseñarle lo que sabes.
- Maruju: Hmm… ¿Una maga, dices?
- Meriah: Sí, pero no soy una maga ordinaria. Puedo usar los poderosos hechizos de luz heredados del Templo del Agua. Como este hechizo Luz de Estrella...
- Maruju: ¿Qué utilidad tiene sentirse orgulloso por tus libros de hechizos? Un libro es inútil a menos que sus usos hayan sido vaciados. Necesitas preparar tus habilidades y poder mágico si quieres convertirte en una buena maga.
- Meriah: ¡Y-ya se todo eso! ¡No tienes que decírmelo de esa manera!
- Enteh: Je, je, ¿qué pasa? ¿Ya están peleando? Parecen un par de niños...
- Maruju: Enteh, ¡no tengo tiempo de ser niñero de niñas pequeñas como ella!
- Meriah: ¡Qué..! ¡Espera! ¿¡Ergh, cuál es su problema!?



- Enteh: Lord Runan, si me permite…
- Runan: ¿Qué ocurre Enteh? Es inusual que me pidas algo.
- Enteh: Deseo mantener a esta muchacha bajo nuestra protección por un tiempo. Prometo que cuidaré de ella, así que si fuera tan amable...
- Runan: ¿Eres una… hechicera?
- Meriah: Sí, encantada de conocerle, Lord Runan. Mi nombre es Meriah.
- Runan: ¿Enteh, te importaría hablarme un poco más sobre ella?
- Enteh: Si... Es la nieta del Gran Sabio Mios de Lieve...
- Eugen: ¿¡Espera!? ¿Es la descendiente del clérigo del Templo del Agua?
- Meriah: ¡Sí! ¿Sabe del ataque al templo por Garzel hace dos años?
- Eugen: He oído mucho sobre el incidente. Canallas de Garzel saquearon el templo, matando al Gran Sabio y a muchos de sus clérigos... Pensé que su familia entera de sacerdotes había sido eliminada.
- Meriah: No, fui rescatada por mi hermano y escapé. Huí a Brahd, donde me escondí en una iglesia llevada por mi prima hace un año. Pero no he tenido noticias de mi hermano desde ese incidente, estoy muy preocupada.
- Runan: Entonces dejaste la iglesia para encontrar a tu hermano... Eugen...
- Eugen: Entiendo mi lord. El amor por nuestra familia es algo que todos compartimos. Muy bien, Lady Meriah, si es del Templo del Agua, entonces debe ser una poderosa hechicera sin importar la edad. Le aceptaremos en nuestras filas si pelea para nosotros.
- Runan: Perfecto... Meriah, tienes que seguir mis órdenes, pero prometo que no te enviaré a las líneas frontales. ¿Estás de acuerdo Enteh?
- Enteh: Sí. Lamento el atrevimiento. Muchas gracias Lord Runan.
- Meriah: ¡Gracias Lord Runan, Lady Enteh! ¡Y a usted, Anciano!



(Se concentra en el Puerto de Marl)
- Albert: Ah, debe ser Lord Runan de Lazeria. Saludos, soy Albert, un caballero que sirve al Príncipe Richard. El príncipe le está esperando. ¿Por favor podría venir al castillo conmigo?
- Runan: Sí, con gusto. Nosotros tenemos la intención de reunirnos con el Príncipe Richard y la Princesa Tieh de la Alianza de Ledah.



== MOVEMENTO: CASTILLO DE MARL ==
- Runan: Saludos, Princesa Tieh, Príncipe Richard. Soy Runan de Lazeria. Es un honor ser invitado al poderoso Castillo de Marl.
- Richard: Sir Runan, seguramente no hay necesidad de tales pleitesías fabricadas en estos tiempos turbulentos. Después de la Guerra de Balt, he estado en batalla casi todos los días, peleando con uñas y dientes en las líneas frontales con mis hombres. Ver a un simple chico creyéndose un héroe me hace sentir nauseas.
- Runan: ¿Está refiriéndose de mi, Príncipe Richard?
- Richard: ¿Oh? Estaba medio esperanzado que corrieras llorando con tu consejero. Parece estar bastante confiado, Sir Runan.
- Eugen: ¡Príncipe Richard! ¡Un insulto más que salga de su boca, y juro que...!
- Runan: ¡Silencio Eugen! ¿Por qué me prueba, Príncipe Richard? ¿Qué es lo que el Rey León de Merl teme? Istoria, su odiado enemigo, se ha aliado con el Imperio. Con el Castillo Marl recuperado, seguramente el Imperio enviará tropas. Marl no tiene oportunidad si se le ataca conjuntamente desde septentrión y oriente. En orden de avanzar hacia Balt, el Ejército de la Alianza Wellt-Lazeria necesitaba atravesar por Marl. ¿Entiende, Príncipe Richard? Una alianza es el único camino que nos queda para la victoria.
- Richard: ..... Sin duda es verdad, Sir Runan. No tenemos otra opción. Con la batalla contra Istoria aproximándose rápidamente, no tenemos hombres con quienes enfrentar al Imperio. Una alianza con su ejército podría ser exactamente lo que necesitamos. Sin embargo, he sido traicionado tanto en Balt como en Marl. Muchas de nuestras preciosas tropas se han perdido, y desde entonces he maldecido mi torpeza. Siendo así, siento que debo probar su confianza. Me disculparé por mis anteriores insultos. Perdóneme, Sir Runan.
- Runan: Por supuesto. Su precaución es toda la prueba que necesito de su sinceridad. Tanto usted como yo entendemos cómo ha sido luchar bajo condiciones extremas con un escaso número de tropas. Entiendo su cuidado, porque un solo movimiento del aliado podría determinar su destino.
- Richard: Bien, bien, veo que los rumores son verdad. Usted es un buen líder a su edad. Lord Runan, me gustaría que se encontrase con la Princesa Tieh, la líder de nuestro ejército.
- Runan: Sí, eso es por lo que vine hasta aquí, después de todo.
- Richard: Lord Runan, la Princesa Thie es una descendiente directa de la familia real de Ledah. Ella es una dama del más alto rango para nosotros, los lord de las naciones de Occidente. Espero que la tratará con el debido respeto.
- Runan: ...Entiendo.
- Richard: Lady Tieh, este es Lord Runan de Lazeria.
- Tieh: Encantada de conocerlo, Lord Runan. Soy Tieh, hija del Duque Trente. Entiendo que ha aceptado una alianza entre nuestros ejércitos. Tiene mis más sinceras gracias.
- Runan: Princesa Tieh, ¿qué planea hacer después de conquistar Istoria? ¿Reconstruirá el Reino de Ledah?
- Richard: ¡Ha sido irrespetuoso, Lord Runan! ¡Cuidado con lo que dice!
- Tieh: Espera Richard. Lord Runan, no deseo la destrucción de Istoria o la reconstrucción de Ledah. Tengo una cosa... Sólo hay una cosa que absolutamente deseo cumplir, y uno a la gente bajo esa causa. La batalla contra Istoria es solamente un paso hacia mi meta.
- Runan: ¿Qué desea cumplir? ¿Podría decirnos?
- Tieh: Destruir el Estado Teocrático de Garzel y derrotar al Papa Gwenchaos. Ésa es mi misión...
- Runan: ¿Derrotar a Gwenchaos? ¿Usted?
- Tieh: Debo hacer esto, de otra manera tendré que vivir el resto de mi vida con en el miedo. He escogido el camino de enfrentarme contra mis miedos, en lugar de huir de ellos.
- Richard: Eso debería ser suficiente, Lord Runan. La princesa está muy exhausta.
- Runan: Princesa Tieh, Gwen es un odiado enemigo para mi también. ¿Hay algo que pueda hacer en beneficio de su causa?
- Tieh: Gracias... Pero estoy segura que estamos destinados a reunirnos otra vez. Asi que hasta entonces, rezaré por su éxito. Que Utona esté con usted, Lord Runan.



(Se concentra en el Mar de Senay)
- Barca: General Keimos, ¿todo está bajo control?
- Keimos: ¡¿¡Pr-príncipe Barca!? ¿Qué le trae a las líneas frontales?
- Barca: El Emperador mismo me ha confiado esta división. No puedo sentarme confortablemente mientras mis generales arriesgan sus vidas en el frente. Ahora, ¿todo está bajo control?
- Keimos: Sí, hemos asegurado tanto el camino como la línea costera.
- Barca: Los reportes dicen que el Príncipe Runan de Lazeria lidera el Ejército de Wellt hacia Lieve. Ya han arribado el Puerto de Marl.
- Keimos: Sí señor. Sin embargo, este ejército es sólo un grupo poco respetable consistente en reclutas nuevos y soldados voluntarios. No serán pelea contra el Ejército Imperial.
- Barca: ¿No te has enterado de la humillación que sufrimos en Granada? ¿No recuerdas cuántas tropas perdimos ante el grupo poco respetable del que hablas?
- Keimos: Si me permite objetar, nuestras dificultades en Granada se debieron a las estrategias del Almirante Valce. Sin él, ¿qué daño puede hacer un chico de diecisiete?
- Barca: No subestimes al Príncipe Runan. Su padre fue un héroe quien derrotó al dragón Cranion junto a mi hermano. Y su madre es miembro de la realeza de Lieve, que lleva la sangre de Carlyon . Después de muchos años son un rey competente en Lieve, la gente llama al Príncipe Runan el “Héroe de Granada”, y creen que él liberará su reino de una vez por todas. Y ahora, el joven a regresado al continente liderando una legión de tropas de Wellt. ¿No puedes comprender la amenaza que viene, Keimos?
- Keimos: Sí... Es como lo dice, señor. Mis disculpas.
- Barca: Disculpas aceptadas. Ahora, patrulla las líneas frontales con la más cuidadosa precaución. Nosotros estamos reuniendo una legión en el Fuerte Senai, pero necesitamos tiempo. Debes mantener esta posición hasta entonces. Un pequeño número de refuerzos deberían llegar en unas horas.
- Keimos: ¡Sí, mantendré el enemigo a raya con mi vida!
- Barca: Aprecio tu valentía, pero si te encuentras incapaz de mantener la posición, debes retirarte al fuerte Senay. Tanto tú como las tropas son ciudadanos invaluables de nuestro Reino de Canan. No debes dar tu vida en vano. ¿Entendido, General Keimos?
- Keimos: ¡Sí, su Majestad! ¡Escucho y obedezco!

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de TearRing Saga