Mapa 10: Por la Libertad y Justicia

= ESCENA DE APERTURA =
- Runan: Señor, ¿podría reconsiderar?
- Alcalde: Como he dichos muchas veces ya, el Imperio ha garantizado la autonomía sólo bajo la condición que permanezcamos neutrales. No puedo permitir que un ejército ponga un pie en nuestra ciudad.
- Eugen: Mi buen Sir Alcalde, seguramente ha visto una legión imperial estacionada en el norte. ¿Simplemente se esconderá atrás de sus puertas y nos dejará a la misericordia de ellos?
- Alcalde: Nosotros los civiles ordinarios no tenemos nada que ver con su guerra. Amablemente pido que se retiren de inmediato. Si insisten en entrar a la ciudad, entonces nos veremos obligados a pelear en defensa propia.
- Eugen: ¿Por qué, tú...? Tal egoísmo...
- Runan: Basta Eugen. Muy bien, Sir Alcalde, has dejado claro tu posición. Tendremos que pensar en alguien más...



(Se concentra en la casa del noreste)
- Cantinera: Oh, una caballero femenina, ¿eh? Es una rareza. ¿Eres una soldado imperial?
- Sharon: No, soy una mercenaria. Fui contratada por el alcalde de la ciudad.
- Cantinera: Vaya, vaya, ¿qué es lo que piensa nuestro alcalde? Al menos lo que debió hacer era contratar mercenarios que pudieran pelear. Contratarte es como tirar el dinero a la alcantarilla.
- Billford: ...Oye, dama. Pareces tener buen ojo para las cosas, ¿qué tal yo? ¿Parezco lo suficientemente fuerte?
- Cantinera: Veamos... Sí, pareces ser un fuerte y sazonado veterano. Con mucho más valor que esa pequeña chica de ahí.
- Billford: ¿En serio? ¡Bueno, suponiendo eso, esa pequeña chica de ahí puede pataerme el trasero y servírmelo en bandeja de plata! ¡La próxima vez, deberías pensar antes de abrir tu gran boca, dama!
- Cantinera: ¡L-lo siento!
- Sharon: Es suficiente, Billford. Estás haciendo una escena.
- Billford: ¡Sí, perdóneme Lady Sharon!
- Sharon: De todos modos, hemos caído tanto como podemos... Pensar que una vez peleamos para liberar a nuestro país... Y ahora aquí estamos atascados como mercenarios.
- Billford: Es por eso que sugerí que esperara en el hotel, Lady Sharon. Puede confiar en mi para recolectar suficiente dinero al menos para mantener a nuestros estómagos llenos.
- Sharon: No Billford, no es lo que quería decir. Sólo estoy un poco preocupada sobre cuando seamos capaces de ir a casa. No me quejo de nuestro trabajo como mercenarios.
- Billford: Si dice eso, mi lady. Cualquiera que sea su decisión... mi deber es simplemente permanecer a su lado.
- Sharon: Es hora de nuestra ronda. Vamos Billford. Necesitamos trabajar si queremos que nos paguen...
- Billford: Sí.



*Billford y Sharon salen*
- Hombre: ...¿Quién demonios eran aquellos dos? No los había visto antes...
- Cantinera: Hm... Probablemente sólo dos pobres almas quienes perdieron a su país y no saben a donde ir.
- Hombre: Hm, esa chica se veía bien, pero tal vez era mucho trabajo para que nosotros manejáramos. Debemos buscar a alguien que sea más fácil de dominar.
- Cantinera: Entonces eres capaz de secuestrarlas y enviarlas a ser bailarinas en Oaks, ¿eh? Eres un hombre muy, muy vil.
- Hombre: : Ja, ¿y tú eres quién habla? De todos modos, me esconderé en la parte trasera. Hazme saber cuando una buena candidata entre.
- Cantinera: Entendido.



(Se concentra en Mintz)
- Mintz: Ha pasado un largo tiempo Ernst.
- Ernst: Mintz, me alegro de verte bien. He decido poderte bajo mis órdenes después que escuché que fuiste liberado de prisión, pero espero que no tengas ninguna objeción a mi juicio.
- Mintz: No, estoy agradecido por tu generosidad. Incluso trabajar para ti nunca será tan malo como ser enviado al Valle de Zoa.
- Ernst: Ja ja ja... Debo admitir que extrañaba esos sabios comentarios tuyos. De todos modos, los sacerdotes de Garzel no pueden tocarnos aquí en las líneas frontales. Nuestra 15va Legión defiende estos prados, pero no pelearemos a menos que el enemigo se nos acerque primero. Tienes suficiente tiempo para recuperarte.
- Mintz: ¿Qué hay sobre Pavlov, el comandante del Fuerte Senay? ¿Qué harás si se pone en peligro?
- Ernst: Dejarlo morir, por supuesto. ¡Para decirte la verdad, me gustaría bastante matar al malnacido yo mismo con mis manos!
- Mintz: Ja ja ja... Me alegro de ver que no has perdido tu honor, mi amigo. Una cosa más, ¿qué harías si yo decidiera desertar?
- Ernst: No tienes esposa ni hijos Mintz. ¿Que habría que temer?
- Mintz: Pero serás responsable como mi comandante.
- Ernst: ¿Debería importarme? Un sólo desertor no puede ser suficiente causa para ejecutar a un general.
- Mintz: Sí, probablemente sea cierto. Gracias Ernst. Lo más seguro es que me vea forzado a huir... Voy a tener que matar a unos cuantos soldados para salvar a la chica. Seré marcado como un traidor, y no hay nada que pueda hacer contra eso...



[4to Turno]
- Mintz: Hmm... No puedo dejar de preguntarme si Rennie está bien. Tal vez deba regresar al fuerte...



(Mintz alcanza el fuerte)
- Mintz: ¡Oye tú! ¿Dónde está la chica que estaba en esta celda?
- Guardia: Bueno... el Duque Pavlov acaba de llevársela hace poco. Dijo que iba a quemarla en la hoguera del patio trasero. ¿Cómo puede hacer algo así a una chica tan joven...?
- Mintz: ¿Qué? ¡Pavlov, ese bastardo enfermo!



[10mo Turno]
*Si no se está posicionado dentro del rango de ataque del ejército de Pavlov*
- Pavlov: Je je je... ¿Qué se siente estar en los últimos momentos de tu vida? Sólo puedo imaginar que tan doloroso sería ser quemado vivo. Sin embargo, si me suplicas perdón, tal vez reconsidere dejarte viva el resto de tus días como mi esclava personal.
- Rennie: ¡Tú enfermo pedazo de mierda! ¡Apúrate y acaba ya! ¡No tengo miedo!
- Pavlov: Erg... ¡Puta imprudente! Muy bien, concederé tu deseo. ¡Enciendan el fuego!
- Rennie: ..... Padre... Madre... Pronto estaré con ustedes al lado de Utona...



*Si Mintz alcanzó el fuerte*
- Mintz: ¡No tan rápido!
- Pavlov: ¡Qu-qué dem...? ¡Ugh! ¡Suéltame... de inmediato! No puedo... respirar...
- Mintz: Dile a tus tropas que suelten a la chica, o romperé tu tráquea.
- Pavlov: Mu-muy bien... Li-liberen... a la chica...
- Mintz: ¡Muy bien Rennie, sal de aquí!
- Rennie: ¡Mintz! ¡En verdad viniste por mi!
- Mintz: Soy un hombre que cumple sus promesas. Eres libre ahora Rennie. ¡Haré todo el tiempo que pueda, corre mientras puedes! ¡Y que no te atrapen esta vez!
- Rennie: Pero...
- Mintz: ¡Sólo cállate y vete!
- Rennie: S-sí...
- Mintz: Muy bien Pavlov, sólo tienes que mantenerte quieto un poco más hasta que la niña salga. Entonces te dejaré ir.
- Pavlov: Ugh... Tú... ¡Te... arrepentirás...!
*Rennie escapa*
- Mintz: Muy bien, parece que ella se ha ido. Bueno, ¡supongo que tendrás que encerrarme en su lugar!
- Pavlov: Cough... ¡Por qué tú...! Te arrepentirás... ¡Te torturaré hasta hacerte pedir misericordia gritando!
- Soldado: Sí, señor. Además, hay fuerzas hostiles acercándose, Duque Pavlov. ¿Cuales son sus órdenes?
- Pavlov: ¡¿Qué!? Erg... ¡Basura molesta! ¡Los enfrentaré yo mismo!



*Si Mintz no alcanzó el fuerte*
- Pavlov: Ja ja ja... Esto ciertamente es algo digno de recordarse.
- Soldado: Fuerzas hostiles se acercan, Duque Pavlov. ¿Cuales son sus órdenes?
- Pavlov: ¡¿Qué!? Erg... ¡Basura molesta! ¡Los enfrentaré yo mismo!
(Se concentra en Mintz)
- Mintz: Maldición, esto no está funcionando. Estoy preocupado por Rennie, pero tal vez debería ser mejor dejar que el Ejército de Liberación se encargue de ella...



*Se ingresa al rango de ataque de los mercenarios*
- Billford: ¡Lady Sharon, tenemos intrusos en la ciudad! Tal vez no sea tan fácil como esperábamos.
- Sharon: No tenemos opción. Después de todo, ya nos pagaron por defender la ciudad. ¡No deben ser más que bandidos errantes, no les muestres piedad!



*Se ingresa al rango de ataque de la 15va Legión*
- Ernst: ¿¡Qué!? ¿El enemigo ha entrado en los prados? Tontos... ¿No se dan cuenta que van directo a sus muertes?
- Soldado: General Ernst, un mensajero del Príncipe Barca está aquí. Él desea que usted se retire de inmediato al Castillo Lieve.
- Ernst: ¡No seas ridículo! ¡No puedo retirarme de cara a la batalla!
- Soldado: Es una orden directa del Príncipe Barca, General Enst. El mensaje dice que no puede confiar en los otros generales, así que usted es al único hombre a quien puede confiar el castillo.
- Ernst: Hmm... El príncipe debe temer una rebelión de los generales quienes se aliaron con la Iglesia de Garze. Veo que las cosas han empeorado mucho en mi ausencia. Parece que no tengo opción... Debo regresar al Castillo Lieve. Perdónenme, pero debo dejar el resto en sus manos.
- Soldado: ¡Sí, por supuesto, General Enst!



*Se ingresa al rango de ataque del ejército de Pavlov*
- Soldado: Fuerzas hostiles se aproximan, Conde Pavlov. ¿Cuáles son sus órdenes?
- Pavlov: ¡¿Qué!? Erg... ¡Basura molesta! ¡Los enfrentaré yo mismo!
- Soldado: ¿Y qué pasará con la ejecución de la chica?
- Pavlov: ¡Tonto, no tengo tiempo de pensar en eso! ¡Encárguense ustedes!
*Si Mintz está vivo*
- Mintz: Hmm... Parece que el Fuerte Senay tiene mucho que hacer. Estoy preocupado por Rennie, pero tal vez debería ser mejor dejar que el Ejército de Liberación se encargue de ella...



[Conversación Raffin-Sharon]
- Raffin: Ha pasado tiempo, Sharon. Sabía que te había reconocido.
- Sharon: Raffin... Nunca pensé en volverte a ver.
- Raffin: La última vez que nos encontramos fue en Canan... Parece que lo has hecho bien.
- Sharon: Han pasado cinco años desde que hicimos aquel juramento...
- Raffin: Lamento que no pude regresar. Con el Imperio creciendo más fuerte, incluso cruzar el Río Lieve no es una tarea fácil para un hombre buscado como yo. Y además...
- Sharon: No quiero oír tus excusas. Esperé, confiando que vendrías, pero fallaste a nuestro juramento... Te odié tan fuerte que honestamente quería matarte. ¿Sería un pecado si escucharas al menos un poco de mi resentimiento?
- Raffin: Sharon...
- Sharon: Pero no te preocupes, es todo pasado para mí ahora. Todavía quiero ser tu camarada, y pelear a tu lado. Además, tenemos asuntos más importantes que están pendientes.
- Raffin: Tienes razón. Por ahora, deberíamos alegrarnos que hemos sido capaces de vernos el uno al otro a salvo. Tal vez podríamos ir a beber un trago después que ganemos esta batalla.
- Sharon: Suena como un plan. Muy bien, me uniré a tu ejército. Terminaré peleando contra mis compañeros mercenarios, pero supongo que no se podría evitar.



[Conversación Sharon-Billford]
- Sharon: ¡Bill! El enemigo es una alianza que lucha contra el Imperio. ¡Nos uniremos a ellos!
- Billford: ¿¿Espere, es Raffin!? Sí, mi lady...



[Casas]
- Casa 1 (este):
*Visitar con un personaje masculino*
- Cantinera: Hmph... Un hombre, eh... ¡Hola! Gracias por venir, pero estamos cerrados por hoy. Lo siento.

*Visitar con un personaje femenino que no sea Plum*
- Cantinera: Hmm... Parece que esta podría defenderse... ¡Hola! Gracias por venir, pero estamos cerrados por hoy. Lo siento.

*Visitar con Plum*
- Cantinera: Hola, pasa. Oh, hola, pequqña dama. ¿Estás sola?
- Plum: Sí... Me separé del resto de mis amigos, y ahora estoy completamente sola. Podría por favor enseñarme el camino de regreso al pueblo?
- Cantinera : Seguro, no hay problema. Pero pareces exhausta. ¿Por qué no te tomas algo primero? Aquí hay algo de leche para ti. La casa invita.
- Plum: ¿¡En serio!? ¡Gracias! ..... ¡Es muy buena! Muchas gracias.
- Hombre: Señorita, eres una clériga, ¿verdad? ¿Cuántos años tienes? ¿Tu madre está por aquí?
- Plum: ¡¿Huh?! U-um... ¿Quién eres tú...?
- Cantinera: OH, no debes temerle. Él es uno de nuestros clientes regulares. Tiene una cara atemorizante, pero en verdad es un buen hombre.
- Plum: Oh, lo lamento... Tengo quince años. Mi madre murió hace tiempo.
- Hombre:
Ya veo... Ella debió ser muy hermosa.
- Plum: Sí, lo era... Mi madre era una bailarina que cuando era joven, era muy hermosa. Me gustaría ser tan bella como ella cuando crezca...
- Hombre: Una bailarina, ¿eh? ¿Qué tal tú? ¿Puedes bailar?
- Plum: Sí, un poco. Mi madre solía enseñarme. Todavía algunas veces me gusta danzar sola. Pero nunca se lo he mostrado a alguien más que mi madre por que me da vergüenza...
- Hombre: Oh, que pena. Necesitas mostrar tu talento si puedes bailar, señorita... ¿Qué tal, quieres venir conmigo? Puedo enseñarte a bailar incluso mejor de lo que puedes.
- Plum: ¿¡Huh!? ¡No! ¡Nunca podría bailar enfrente de otras personas! Te-tengo que irme... ...¿? ...Qu-... ¿Qué es... esto...? No puedo... mantenerme... en pie...
- Hombre: Je je... Las drogas finalmente están haciendo efecto. Esta será una ganadora. Buen trabajo, mujer. Aquí está, es tu parte.
- Cantinera: Je je je, cuando quieras...


- Casa 2 (oeste):
- Hombre: ¡Bienvenido! Aquí vendemos objetos robados... Ahem, quiero decir, ¡objetos raros de todo el mundo! ¡Ven a checar la gran mercancía que tenemos en venta!
- Hombre: ...¿Hm? Oh, eso es una Flauta Wyvern que trajimos de la tierra de Sophia, hogar de los wyverns. ¡Si la persona correcta la tiene en sus manos, puede convertirse en un Caballero Dragón! Si la compras ahora, te la daré a ti por el precio de ganga de sólo 10,000G. ¿Qué dices?
- Elegir: De ninguna manera.
        ¡Perfecto! ¡La compro!

*Si se contesta negativamente*
- Hombre: Bueno, mala suerte. Espero que no te arrepientas después.
*Si se contesta afirmativamente*
- Hombre: ¡Genial! Sabía que tienes ojo para las cosas. Aquí está, es tuya.
*Si no se tienen 10,000G*
- Hombre: Oh, no tienes suficiente dinero. Muy mal.



[Batalla contra Sharon]
- Sharon: Tal vez no son simplemente bandidos después de todo... ¡Pero todavía son basura malvada que atacan a una ciudad neutral!

[Sharon Derrotada]
- Sharon: ¡Ah...! Supongo que la suerte no estaba conmigo... para caer en un lugar como este... Guh...
*Si Billford está vivo*
- Billford: ¡La-lady Sharon! ¡No! ...Aaarrrggghhh! ¡Nunca te perdonaré! ¡Te mataré con mis propias manos desnudas!



[Batalla contra Billford]
- Billford: ¡Soy Billford, el Toro Salvaje de Barge! ¡Recuerda mi nombre, por que será el último que escuches!

[Billford Derrotado]
- Billford: ¡Gah...! Ellos son muy... fuertes... Lady Sharon... Perdóneme...
*Si Sharon está viva*
- Sharon: ¿¡Billford!? ¡No...!



[Batalla contra Mintz]
- Mintz: Lo siento, no es personal. Sólo hago mi trabajo...

[Mintz Derrotado]
- Mintz: Ja, di mi vida hace tiempo... No voy a... aferrarme a ella... ahora...



[Batalla contra Pavlov]
- Pavlov: ¡Sabía que era el Ejército de la Alianza! ¿¡Dónde está Ernst!? ¿¡Qué hace ese tonto de cara a la batalla!?

[Pavlov Derrotado]
- Pavlov: ¡No...! ¡Cómo pudo este poderoso fuerte... caer ante los infieles!



= Después de acabar el mapa =
*Si no se entró al rango de ataque de la 15va Legión*
- Ernst: El Fuerte Senay ha caído... ¡Todas las fuerzas de la 15va Legión, retírense a la Fortaleza Balt! ¡No teman! ¡Yo tomaré toda la responsabilidad!



(Se concentra en Runan)
*Si Rennie no ha sido ejecutada ni rescatada por Mintz*
- Runan: Eugen, algo pasa en la plaza. ¿Qué hacen ahí?
- Eugen: ...Hm... Parece que ejecutan a un cautivo... quemándolo vivo. Puedo ver a una joven atada en la hoguera. Parecen listos para encender el fuego en cualquier momento.
- Runan: ¡Eugen! ¡No te sientes y mires! ¡Detenlos inmediatamente! ¡Necesitamos salvar a esa chica!
*Rennie rescatada*
- Runan: Uf, lo hicimos a tiempo. No puedo creer que pudieran cometer algo tan horrible a una chica tan joven... ¿Estás bien?
- Rennie: Sí... gracias...
- Runan: Debes estar exhausta, así que puedes decirnos qué pasó después de descansar algo. Enviaré a nuestras hermanas para que traten tus heridas.
- Rennie: Sí...



*Si Rennie fue ejecutada*
- Runan: Eugen, algo pasa en la plaza. ¿Qué hacen ahí?
- Eugen: ...Hm... Parece que han ejecutado a un prisionero... quemándolo vivo. Parece ser que una joven muchacha tomada cautiva de un grupo rebelde fue quemada en la hoguera. Esto es algo horrible que ver...
- Runan: ¿¡Qué!? Maldición... Pudimos haberla salvado si sólo hubiéramos llegado más rápido... Todo es mi culpa Eugen...



*Si Mintz alcanzó el fuerte*
- Eugen: Lord Runan, el Caballero Imperial que capturamos el otro día está gritando que quiere hablar con usted. ¿Lo dejo pasar?
- Runan: Sí, hablaré con él. Tráiganlo.
- Eugen: Sí, mi lord.
- Mintz: ¿Eres el Príncipe Runan?
- Runan: Ése soy. ¿Y tú eres?
- Mintz: Soy Mintz de los Caballeros Oscuros de Arless.
- Runan: ¿Caballeros Oscuros de Arless...?
- Eugen: Mi lord, los Caballeros Oscuros son un grupo de soldados de elite que operan directamente bajo el comando del Príncipe Arless. Ellos una vez fueron renombrados como los invencibles Caballeros Oscuros de Arless, pero después de la muerte del príncipe, los miembros se han dispersado por los cuatro vientos. Los rumores abundan estos días, ninguno de ellos bueno.
- Mintz: Hmph... Los pequeños y cobardes monjes de Garzel no nos gustan mucho después de todo.
- Runan: Ya veo. Entonces Mintz, ¿de qué quieres hablar conmigo?
- Mintz: Sabes, solía tener mi orgullo como caballero de Canan, pero todo se derrumbó ayer. Así que me preguntaba si deseabas contratarme como mercenario.
- Eugen: Lord Runan, no debemos confiar en un hombre que traicionó a su nación tan fácilmente. ¡Nosotros podríamos ser los siguientes en recibir la puñalada por la espalda!
- Mintz: Ahora, eso no es más que un montón de mierda, viejo. ¿Cuándo dije que traicioné a mi nación?
- Eugen: Nuestro ejército pelea contra el Imperio. Tú también dirigirás tu espada contra el Imperio si te nos unes. Si eso no es traición, ¿entonces qué es?
- Mintz: ¡El Imperio no es mi casa! ¡M nación es Canan, y sólo Canan!
- Eugen: Echando más necedades, ¿verdad?
- Runan: Espera Eugen. Creo que entiendo lo que quiere decir. Mintz... Quieres reclamar Canan al Imperio. ¿Estoy en lo correcto?
- Mintz: Sí, eso podría resumirlo. Además, tengo otras razones...
- Runan: Muy bien, te contrataremos como mercenario. Te pido que luches con nosotros.
- Mintz: Lo tienes. Puedes confiar conmigo, príncipe.



- Eugen: Lord Runan, el alcalde de Senay esta aquí para verle.
- Runan: Oh... él. No puedo decir exactamente que estoy ansioso por hablar con él, pero supongo que debo pagarle mis respetos...
- Alcalde: ¡Ah, Príncipe Runan! Felicidades por su victoria.
- Runan: ¿Puedo ayudarle, Sir Alcalde?
- Alcalde: Yo represento al consejo de la ciudad de Senay. He venido a informarle de una decisión muy importante que hemos tomado.
- Runan: Bien señor, estoy exhausto por pelear sin parar todo el día. Perdone mi rudeza, ¿pero por favor podría ir al punto?
- Alcalde: Ah, perdóneme. Hemos decidido que Sanay también se unirá a la Alianza de Utona.
- Runan: ¿La Alianza de Utona? Me temo que no comprendo.
- Alcalde: Ja ja ja, venga ahora, príncipe. La Princesa Tieh y el Príncipe Richard de la Alianza de Ledah se han unido a su ejército de la Alianza de Wellt-Lazaria para formar un ejército que se enfrente al Imperio de Zoa. Es el nacimiento de una nueva unión bajo la protección de Utona, la Diosa de la Luz. La Alianza de Utona reunirá fuerzas de todo el continente para luchar contra los guerreros de Zoa quienes adoran a Garzel, el Dios de la Oscuridad. Por que el anuncio acaba de ser hecho esta mañana.
- Runan: No he oído tal reporte...
- Alcalde: ¿Oh? El Príncipe Richard dio un discurso magnífico en el Castillo Marl el día de hoy temprano. “¡Todos los buenos hombres y mujeres quienes creen en la justa diosa Utona! ¡Únanse a nuestra causa para traer el fin a la tiranía del Imperio de una vez por todas!
- Eugen: Ya veo... Y Senay ciertamente no pierde la oportunidad de ganarse el favor de un nuevo y ascendente poder.
- Alcalde: Ja ja ja... Es como dices.



*Si no se eliminó a Sharon ni Billford*
- Alcalde: Sin embargo, Senay no tiene ejército. Enviamos voluntarios a buscar mercenarios, y estos dos respondieron al llamado. Por favor acéptenlos entre sus filas.
- Sharon: Soy Sharon, anteriormente caballero de Barge. Estoy encantada por la creación de la Alianza de Utona, y estoy preparada para pelear hasta la muerte por reclamar mi país. ¡Por favor déjenos unirnos a la alianza!
- Billford: Soy Billford, un caballero bajo las órdenes de Lady Sharon. Estoy más que listo por ir contra el Imperio y reclamar lo que es nuestro. Cuéntenos entre sus filas, Príncipe.
- Alcalde: Ahora Príncipe Runan, nosotros los de Senay hemos preparado un banquete para celebrar a los valientes guerreros de la Alianza de Utona. Por favor tome este tiempo para descansar y relajarse.



*Si se eliminó a Sharon y Billford*
- Alcalde: Sin embargo, Senay no tiene ejército, y me temo que no podemos ofrecerles hombres que se unan a la Alianza de Utona. Para compensarlo, nosotros hemos preparado un banquete para celebrar a los valientes guerreros de la Alianza de Utona. Por favor tome este tiempo para descansar y relajarse.



(En la fiesta)
*Si Arkiss y Kreiss están en el equipo de Runan*
- Arkiss: Ahhh, el buen vino en verdad pega en el blanco, ¿eh Kreiss? Estoy sorprendido que esta ciudad fue capaz de reunir tanto buen vino en tiempos como este.
- Kreiss: Senay es significativamente mejor que las demás ciudades autónomas. He escuchado terribles historias de lo que pasa en la ciudad de Oaks al norte... Escuché que fue tomada por desertores y vagabundos.
- Arkiss: Bueno, no podemos salvar a todos, sabes. Ni siquiera sabemos cómo está Lazeria...



*Si Arkiss y Estelle están en el equipo de Runan*
- Estelle: Arkiss, ¿has visto a mi hermano? Lo he estado buscando por todo el lugar...
- Arkiss: *Suspiro*... Necesitas crecer, chica. No serás capaz de atrapar a Raffin de esa manera.
- Estelle: ¿¡Y eso qué se supone que significa!?
- Arkiss: Verás, ¡tú azotas a la gente por cosas sin importancia! Realmente fuiste mimada de niña, ¿no? Probablemente estás acostumbrada a que la gente te espere de pie, pero así no es como el mundo real funciona.
- Estelle: ¿¡E-eso qué significa!? ¡Tú, entre toda la gente, tratas de reprenderme!? ¡Qué sabes tú, de todas formas!
- Arkiss: Bueno, si las palabras no dejan claro el punto...
- Estelle: Qu-qué... ¿¡Qué crees que haces!? ¡Déjame ir! No puedo creer... ¡Déjame en paz, borracho!
- Arkiss: Whoa.... Hic... Tal vez he bebido demasiado...



*Si Narron está en el equipo de Runan*
- Runan: Eres alguien calaldo, ¿verdad Narron?
- Narron: Lord Runan... No me siento cómodo en fiestas como esta. Y aún no me he acostumbrado a ustedes tampoco...
- Runan: Pero Eugen dice que tienes potencial, y ciertamente no dice eso sobre la gente muy frecuentemente. No hay necesidad de sentirse presionado. Sólo sigue fortaleciéndote, al paso en el que te sientas bien.
- Narron: ¡Sí, haré lo mejor! ¡Gracias, Lord Runan!



*Si Kate, Zeek, y Norton están en el equipo de Runan*
- Norton: Kate, ¿dónde está Zeek? Usualmente estás con él.
- Kate: Probablemente esta en su habitación... No se siente cómodo en fiestas.
- Norton: Tienes sentimientos por él, ¿verdad?
- Kate: ¿Qué? Ciertamente esa es una pregunta que no esperaba de ti. ¿Por qué preguntas?
- Norton: Estas cometiendo una gran equivocación Kate. Zeek no es confiable. Estoy muy seguro que Lord Runan se siente de la misma forma. Puedes decirlo por la forma que usa a Zeek.
- Kate: ¡No hables de Zeek de esa forma! ¡Podemos confiar en él! Sólo es que no lo conocen lo suficientemente bien.
- Norton: Huh, ¿y tú sí? ¿Crees que de verdad lo conoces como es realmente?
- Kate: ...Definitivamente lo conozco mejor que tú y que Lord Runan.
- Norton: Ja... Supongo que eres una mujer, ¿huh? Has sido engañada sólo por la apariencia del tipo.
- Kate: ¡Y tú qué! ¡Sospechan de él sólo por que solía ser caballero de Garzel! ¿Han pensado alguna vez que él pudo ser forzado a volverse un caballero oscuro en contra de su voluntad? Algunas cosas no pueden ser evitadas... ¡Cosas que no podemos entender la gente afortunada como nosotros!
- Norton: Whoa, no hay necesidad de enojarse. Me disculpo si toqué un nervio. Lo siento Kate.
- Kate: ...No, está bien. Sólo déjame sola...



*Si Sasha y Kate están en el equipo de Runan*
- Sasha: Dime, Kate...
- Kate: ¿Sí, Lady Sasha?
- Sasha: ¿Podría también tomar algo de vino? Deseo conocer cómo sabe.
- Kate: ¡Absolutamente no! No debe beber hasta que sea lo suficientemente adulta, Lady Sasha.
- Sasha: ...¿Por favor?
- Kate: No. Yo seré a quien regañe la Reina Liza si permito tal cosa. Estoy bajo órdenes estrictas de cuidarle.
- Sasha: Aw, no eres divertida Kate. Esto no es diferente a cuando estábamos en el castillo.



*Si Roger y Mel están en el equipo de Runan*
- Mel: Ahí estás, Roger. Estaba buscándote.
- Roger: Las fiestas no son para mi, Mel. Y además, parece que tienes un buen tiempo rodeada por hombres...
- Mel: Bueno, no puedo negarme sin razón cuando me piden bailar, ¿verdad? Oh... ¿Es por eso que estás de mal humor?
- Roger: Tal vez. ME siento intranquilo sin ti...
- Mel: Yo también... Sólo he sido capaz de llegar tan lejos por que te he tenido a mi lado. No te vayas sin mi nunca mas, Roger...



*Si Raquel y Ruka están ene el equipo de Runan*
- Ruka: ¿Qué estas mirando fijamente Raquel?
- Raquel: ¿Huh? Oh ho... nada.
- Ruka: Oh... Lo estás viendo otra vez, ¿huh?
- Raquel: ...¿Por qué me estás viendo de esa forma? Vamos, come. Utona te castigará si no acabas tus comidas.
- Ruka: Sí, sí, estoy comiendo. Pero lo que tu preparas es mucho mejor Raquel
- Raquel: No digas cosas como esa. Estás siendo duro con la persona que preparó todo esto para nosotros.
- Ruka: Sí, madame...



*Si Raffin y Sharon están en el equipo de Runan*
- Raffin: ¿Qué ocurre, Sharon? ¿Quieres hablar conmigo?
- Sharon: Bueno, quiero darte esta flauta. Garuda no puede aterrizar dentro da la mansión, después de todo.
- Raffin: ¿Qué? Mi wyvern... ¿Garuda está aquí?
- Sharon: Sí, él está volando justo encima de nosotros mientras hablamos. Está ansioso de verte.
- Raffin: Garuda...
- Elegir: Tomaré esta flauta.
            No, no puedo aceptar esto.



*Si se contesta afirmativamente*
- Sharon: Siempre lucías mejor en ese atuendo Raffin. Ciertamente lo suficiente como para enamorarme de ti en ese tiempo...
- Raffin: Sharon, ha hecho mucho por mi, y estoy muy agradecido. Pero... He elegido deshacerme de mi verdadero yo hasta que reclamemos nuestra nación. Entonces... si puedes esperar un poco más...
- Sharon: Lo sé... Tomé la misma decisión. Pero aún así... Estar solo en una noche como esta es demasiado que soportar.
- Raffin: Sharon, traeré algo de vino, así que espera aquí. Pasemos esta noche celebrando nuestra reunión, sólo nosotros dos.
- Sharon: Sí... Juntos, sólo nosotros dos... Justo como en los días pasados...
*Si se contesta negativamente*
- Raffin: Sharon, no tengo intención de volver a ser un Caballero Dragón de nuevo. Lo siento, pero espero que puedas dejarme solo un tiempo...
- Sharon: Ya veo... Muy bien... Entonces regresaré adentro...
- Raffin: ......



(Se concentra en el Puerto Mars)
- Merhen: ¿¡Qué!? ¿¡No pudieron recobrar Isla de esos canallas!? ¿¡Y tienen el descaro de regresar con su cola entre las patas!?
- Pirata: Uh... Lo sentimos, jefe...
- Merhen: ¡Todos váyanse al infierno! ¡Sólo son una pandilla de idiotas inútiles, ¿sabían eso!?
- Pirata: ¡Pero jefe, nos enfrentamos contra el Ejército de Wellt! Eran demasiada pelea para piratas como nosotros.
- Merhen: ¿El Ejército de Wellt? ¿Estas seguro?
- Pirata: Afirmativo jefe. Aunque parece que ya se fueron al continente.
- Merhen: Huh... Entonces eso significa que no queda nada más que unos pocos solados profesionales en Wellt justo ahora. ¡Oye, esto podría ser una gran oportunidad! ¡Muy bien muchachos, dejen que Yazam en Taurus sepa de esto! ¡Podríamos tomar el país entero si tenemos suerte!



(Se concentra en Isla)
- Shigen: Holmes, encontramos dónde está el escondite de Merhen. ¿Por qué no vamos?
- Holmes: ¿Merhen? ...¿Quién es ése?
- Shigen: Por Utona... ¡Él es el capitán de los piratas de Isla! ¿Cuántas veces vas a olvidar su nombre?
- Holmes: Oh, bien. ¿Y qué decías de él?
- Shigen: Encontramos su base. Se esconde en un viejo puerto al oeste de la costa de Wellt. Entonces, ¿por qué no vamos hasta allá y le pateamos el trasero?
- Holmes: ¡Genial! Muy bien, ha pasado tiempo desde que izamos nuestra bandera del poderoso león. ¡Dejemos que el León Marino navegue!



(Se concentra en Taurus)
- Yazam: ¿¡En serio!? Muy bien, no hay nada que nos detenga sin ese príncipe canalla merodeando. ¡Bajemos a Saura y saqueemos el botín!

 

Encuentro: Puerto Saura, Vierge, Taurus



== MOVIMIENTO: PUERTO SAURA ==
*Si Xeno está en el equipo de Holmes*
(Se concentra en el Puerto Saura)
- Katri: Que brisa de mar tan agradable... ¿Por qué no vienes y te sientas Xeno?
- Xeno: Seguro.
- Katri: Incluso en un día tan claro como hoy, no podemos ver tan lejos como Isla.
- Xeno: Katri...
- Katri: ¿Qué pasa Xeno?
- Xeno: Katri, ¿quieres ver a tus padres? ¿No estás resentida con ellos por abandonarte?
- Katri: Nunca sentí rencor por mis padres. Si están vivos, entonces daría lo que fuera para encontrarlos, aunque sea una vez. Quiero abrazarlos a ambos... Quiero sentir la tibieza de mis padres...
- Xeno: ...Viviste una vida sin dificultades, Katri. No sabes que afortunada eres de ser capaz de pensar así.
- Katri: ¿Qué hay sobre ti, Xeno? ¿Odias a tus padres?
- Xeno: Hasta que el Almirante Valce me rescató, fui el esclavo de una familia rica de la nobleza. Ellos me forzaron a trabajar día y noche, sin siquiera darme lo suficiente para comer. Los hijos de la familia me molestaban y se burlaban de mi sin fin, hasta que un día, perdí el control y le pegué a uno en su cara. El dueño de la casa presionó un hierro ardiente contra mi espalda como castigo, gritándome que yo no era humano, que era sólo un animal que sólo merecía trabajar para él hasta morir. Me sentí tan furioso, y a la vez tan impotente... Esa fue la primera vez que realmente odié a mis padres. Los maldecía cada día por traerme a este mundo sólo para arrojarme al sufrimiento.
- Katri: Xeno... Lo lamento... No sé como decirte esto, pero... No dudo que tus padres te amaron. Tienes unos ojos hermosos, y un corazón amable... Deben ser heredados de tu padre y madre. No puedo creer que padres así pudieran abandonar a su hijo. Algo terrible debió pasar para forzarles a dejarte. Entonces Xeno, ¡Vamos a encontrarlos! Ambos encontremos a nuestros padres. Y una vez que lo hagamos, podremos ayudarles... Podremos salvarles de la dura vida que los obligó a abandonar a sus hijos.
- Xeno: ...En verdad eres una chica extraña Katri. Las palabras que salen de tu boca... Son como una suave melodía que limpia los corazones de quienes la escuchan. Katri... ¿Crees que podremos ser amigos?
- Katri: ¡Por supuesto! Me gustas Xeno. Nunca te dejaría incluso aunque me lo dijeras. Quiero siempre permanezcas a mi lado...
- Xeno: ...Si fuéramos todavía niños... Pero... No es posible, no importa cuánto lo queramos...



== MOVIMIENTO: VIERGE ==
*Si Arkiss y Kreiss están en el equipo de Holmes*
(Se concentra en Vierge)
- Arkiss: ¡Rápido Kreiss! Llegaremos tarde a la reunión.
- Kreiss: Es por que pasaste tanto tiempo en el bar tratando de pedirles a las meseras que salieran contigo, Arkiss. Espero que te des cuenta cómo es para mi el tenerte que seguir todo el tiempo.
- Arkiss: ¡Pero estuve tan cerca! Si sólo hubiera tenido más tiempo...
- Kreiss: ¡Suficientes necedades, sólo corre! No quiero ser un retraso para el resto del grupo.
- Arkiss: Sí, sí... ¡Whoa! ¡Oye, ten cuidado! ¡Mira por donde vas!
- Leteena: Oh... Lo-lo siento...
- Kreiss: ¡Arkiss! ¡Tú fuiste el primero que chocaste con ella! ¿Está bien, señorita?
- Leteena: S-sí...
- Kreiss: ¿Tú...?
- Arkiss: Oye Kreiss, ¿¡qué haces!? ¡Te voy a dejar atrás!
- Kreiss: Ve sin mi. Te alcanzaré después.
- Arkiss: ¡Bien, tú lo dijiste!
- Kreiss: ...¿Es todo lo que llevabas cargando? ¿Te gustaría que te escoltara a casa...?
- Leteena: No, estoy bien. Muchas gracias...
- Kreiss: Soy Kreiss, caballero de Lazeria.
- Leteena: Gracias, Sir Kreiss. Bueno entonces, debo irme...
- Kreiss: Oh...



(La escena cambia)
- Leteena: Estoy en casa...
- Elette: Bienvenida, Leteena. ¿Esta bien si vas de compras sola?
- Leteena: Sí Elette...
- Elette: No dudes en pedirme ir si me necesitas. Estaré feliz de acompañarte.



(La escena cambia)
- Kreiss: Con su permiso.
- Elette: ¿Sí? ...Hola, ¿puedo ayudarle?
- Kreiss: Encontré este broche hoy temprano... Creo que le pertenece a la dama que vive aquí.
- Elette: Oh... Sí, es de Leteena. Por favor espere un momento, llamaré a mi hermana...



(La escena cambia)
- Leteena: ...Gracias.
- Kreiss: No... Debí darme cuanta ayer, pero lo encontré después que te habías ido. La gente del pueblo me dijo en dónde vives...
- Leteena: Sí, sólo tuviste que preguntar dónde vive la chica ciega. No es un secreto, después de todo...
- Kreiss: ..... Tu hermana mencionó tu nombre, Leteena. Mi nombre es...
- Leteena: Sir Kreiss... Me lo dijiste ayer.
- Kreiss: Oh, cierto... Lo siento...
- Leteena: ¿Por qué te disculpas? No apreció la simpatía.
- Kreiss: Oh... No, eso no es lo que yo...
- Leteena: Lo lamento, pero es tiempo de ir a la iglesia. ¡Buen día, Sir Kreiss!



== MOVIMIENTO: VIERGE ==
*Si Ezekiel está en el equipo de Holmes*
(Se concentra en Vierge)
- Ezekiel: ¡Ellete! Soy yo, Ezekiel.
- Elette: ¿¡Ezekiel?! ¿Has regresado a casa?
- Ezekiel: No, sólo estamos de paso. Todavía pasará un tiempo antes que la guerra termine.
- Elette: Ya veo... Pero estoy feliz de verte bien, querido. Oh, llamaré a Leteena.
- Leteena: ¿Hermano?
- Ezekiel: Leteena, ¿has estado bien?
- Leteena: Sí... Elette ha sido muy amable conmigo.
- Ezekiel: Ya veo... Elette, lo lamento, pero espero que puedas cuidar de Leteena mientras estoy afuera.
- Elette: Por supuesto, Leteena es familia para mi, justo como tú lo eres. Es un placer cuidar de ella.
- Ezekiel: Gracias... Bueno, tengo que irme. No puedo tener al resto del ejército esperando.
- Elette: Ten cuidado, querido. Oraré por tu bienestar...
- Leteena: Ezekiel...

Anterior - Siguiente

Ir a la sección de TearRing Saga